elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edición en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

Érase una vez 1


Ir a página Anterior  1, 2
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> La Cuentoteca de Alephville
Autor Mensaje
Ubermensch
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 May 2001
Mensajes: 2624
Ubicación: Walhalla

MensajePublicado: Vie Nov 21, 2003 04:10    Asunto: Responder citando

- Bienvenido seas a la aldea de las Hermanas del Bosque -dijo la mujer de los ojos esmeralda- Yo soy Vivianne, guía y druida maestra de nuestra hermandad.
- Buenos dias, bella dama -respondió Mordred- mi nombre es...
- ¡Mordred! -interrumpió la mujer del cabello negro.

Un escalofrío recorrió la piel del joven, aquella mujer sabía su nombre y tal vez conocía más acerca de su destino que él mismo, la sola idea le provocó miedo y al mismo tiempo curiosidad.

- ¡Morgana, por favor! No incomodes a nuestro visitante -mumuro Vivianne al notar la expresión de Mordred.
- ¡No me incomoda! - dijo Mordred, algo entusiasmado-, por el contrario me es grato saber que alguien más conoce mi nombre. He venido hasta aquí buscando el camino que me lleve a descifrar mi destino y ahora veo que tal vez este sea el lugar en donde mis dudas serán resueltas.

Morgana sonrió, haciendo una mueca seductora y al mismo tiempo misteriosa, iba a mencionar algo cuando Vivianne se apresuró a robarle la palabra:

- Debes saber que las hermanas del bosque tenemos la facultad de conocer los nombres de las personas, incluso antes de que nos sean revelados por ellos mismos, por tal motivo no debes de poner tus esperanzas de búsqueda en lo que nosotras sepamos. Tal vez podamos ayudarte a conocerte a ti mismo, pero jamas descubriremos por ti el destino que tú mismo debes encontrar. Por favor, entra con nosotros al templo, después de la ceremonia podremos hablar sobre tus asuntos.

Vivianne se dió la media vuelta y sus hermanas la imitaron entrando a la Choza, solo Morgana tardo un poco mas en volver dentro y dirigió una mirada penetrante a los ojos de Mordred.

Era evidente que Morgana ejercía cierto poder sobre la hermandad de la Luna Negra, como se hacían llamar tambien las hermanas del bosque, pero las leyendas de adoración hacia su persona se veían negadas, pues al parecer Morgana solo era un elemento más en aquel grupo de mujeres amantes de las artes mágicas de la naturaleza.

Mordred sentía que había visto a Morgana antes, sin embargo no lograba recordarlo. Ya habría tiempo de averiguarlo en la aldea más tarde, sabía que las hermanas tenían respuestas que el necesitaba y lo primero que quería saber era acerca de las hadas y el rito que presenció horas antes en lo profundo del bosque.
Volver arriba
Ubermensch
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 May 2001
Mensajes: 2624
Ubicación: Walhalla

MensajePublicado: Sab Ene 03, 2004 05:16    Asunto: Responder citando

Ahora Mordred parecía prisionero de su mente, desde aquel ritual una voz lo acompañaba constantemente. Era la voz de Morgana que junto con su imagen sensual y mística lograban aturdir gravemente las emociones y decisiones de Mordred.

Es verdad que muchas de sus preguntas habían obtenido respuesta, pero a cambio otras tantas comenzaron a surgirle: ¿Quién era el anciano de los días? ¿Por que Morgana estaba dentro de él? ¿Por que no Vivianne, que al parecer era la líder?

Una atracción invisible obligaba a Mordred a pasar mas tiempo en los dominios de las hermanas, siendo el único hombre tenía toda la atención de estas, especialmente de Morgana quien no solo lo acompañaba fisicamente sino espiritualmente.

En alguna ocasión mientras Mordred paseaba por los campos de la hermandad de la Luna negra escucho un extraño dialogo entre Vivianne y alguien mas, a quien no alcanzo a distinguir. Al parecer era un hombre de edad avanzada, voz firme y segura.

- Debes de tener cuidado Vivianne -dijo el hombre
- ¿Cuidado con que?
- Con tus ideas, con tu confianza. Tus hermanas no estan libres de sucumbir ante sus impulsos y emociones. No permitas que sus errores ensucien la escencia de vuestros ideales.
- ¿A quien te refieres? -respondió Vivianne con tono ansioso y confundido.
- A nadie, a nadie en especial. Solo ten Cuidado.

La charla terminó, y los ojos de Mordred alcanzaron a distinguir una barba blanca y larga.
Volver arriba
Sir Galahad
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 08 Abr 2002
Mensajes: 223
Ubicación: Buenos Aires, Argentina

MensajePublicado: Mar Ene 13, 2004 15:08    Asunto: Responder citando

Mientras tanto y no muy lejos de alli, en lo profundo del bosque...
...Una pequeña niña, se hallaba sentada en un mullido colchon de pequeñas ramas haciendo gestos con sus manos y murmurando en un extraño lenguaje desconocido...

Terminadas sus oraciones se quedo por unos instantes contemplando la enorme mata pastos que tenia delante suyo con mirada inquisitiva, luego murmuro algo mas en el mismo lenguaje y al pasar su mano por alli, de repente un enorme jardin de violetas y lirios empezo a florecer de alli.

La niñita sonrio contenta al sentir el perfume de las flores entre sus manos y luego se recosto sobre ellas para estar algo mas comoda.

Sin embargo, al cabo de unos instantes, su placido descanso de lirios y violetas se vio interrumpido por el sonido de pisadas, que al parecer intentaban abrirse paso entre los inmensos circulos de abetos y abedules que formaban el bosque y rodeaban a la niña.

Inmediatamente la niña volvio a incorporarse cuando escucho una voz por ella tan bien conocida...como desde dentro de los arboles
- Todavia despierta Evelynn?
- Si, pero mira lo que he hecho - volvio a sonreir la niña en direccion a al voz, mientras señalaba hacia las flores
-Ahh!!! tu sola has logrado eso?, veo que vamos progresando
-Si, gracias tia!!! - volvio a responder ella sin perder la sonrisa
-De nada preciosa - replico la voz una vez mas mientras abandonaba la penumbra del bosque, para corporizarse ante la luz del claro...en la figura de Vivianne la hechicera.

La pequeña enseguida corrio hacia la joven druida, que al estrechar a la niña entre sus brazos sintio una enorme sensacion de alivio y su rostro al fin pudo relajarse un poco.

Por unos instantes ambas se quedaron abrazadas, hasta que finalmente Evelynn interrumio la calma...

-Por que hay hombres en el bosque tia? - pregunto en tono inquisitivo y mirada fuerte.
-Ellos...ellos estan aqui por Morgana pequeña - dijo la sabia hechicera, luego de hacer una pausa y lanzar un suspiro.
-Uno de ellos esta participando del rito de iniciacion y por eso fue necesario traerlo hasta aqui...tan lejos del sitio de reunion con los hombres.

La niña se quedo callada mientras veia como los rayos de sol se diluian entre los abetos y robles por los que caminaban y otra vez volvio a la carga...
-Dime tia, donde esta el?, a done esta mi hermano?
-Ahh, si...el...me temo que otra vez se haya ido de aventuras... - replico la hechicera con tono sereno
- Otra vez???? - volvio a decir la niña con cierta indignacion - Es que ni siquiera piensa festejar el equinoccio con nosotras????
No lo creo pequeña... -respondio Vivianne nuevamente - El mundo esta cambiando...ya nada volvera a ser como antes, y tu hermano quiere ver cuales son esos cambios.
Cada uno sigue su camino mi niña, pero mucho me temo que esos cambios, a los cuales tu hermano intenta anticiparse, tarde o temprano cruzaran caminos con nosotras...y espero estar preparada para ellos...
Volver arriba
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> La Cuentoteca de Alephville Todas las horas son GMT - 3 Horas
Ir a página Anterior  1, 2
Página 2 de 2