elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

El Supremo, Suramérica del siglo XIX y el fotógrafo García.



 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> El templo de Clío
Autor Mensaje
thehealer
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 03 Abr 2004
Mensajes: 498
Ubicación: The Road Not Taken

MensajePublicado: Mar Nov 16, 2004 17:22    Asunto: El Supremo, Suramérica del siglo XIX y el fotógrafo García. Responder citando

El Doctor José Gaspar Rodríguez de Francia, Supremo Dictador del Paraguay de los primeros tiempos de la Independencia, es el protagonista de una novela famosa de don Augusto Roa Bastos (que vivió muchos años "por precaución" Wink en la Argentina): "Yo el Supremo".

Cuando en 1810 depusieron en Buenos Aires al Virrey del Río de la Plata, el marino Hidalgo de Cisneros (al que la Junta Central o el Consejo de Regencia, nunca recuerdo con exactitud qué organismo le confirió su autoridad, había enviado para tratar de componer el fermento separatista en plena invasión napoleónica de la Península, por ser un liberal como los autonomistas e independentistas que pululaban en América, creo que era el abuelo o bisabuelo del famoso aviador republicano), las tropas de Buenos Aires incursionaron en Paraguay, donde tras unas escaramuzas bélicas la Junta Provisional y Gubernativa de Asunción, victoriosa, había propuesto algo razonable: confederarse en pie de igualdad con Buenos Aires (1811).
Como les contestaron que no, entonces los de Asunción proclamaron que "Paraguay no es patrimonio de España, ni provincia de la provincia de Buenos Aires" y a partir de entonces se inició una etapa contradictoria y aislacionista, encabezada hasta 1840 por este 'hombre fuerte' que entre otras 'rarezas' mantuvo virtualmente prisionero hasta su fallecimiento al prestigioso fundador del federalismo argentino, el oriental José Gervasio Artigas, que se había retirado a Asunción en 1820.
Tipo raro Francia: por un lado, tenía actitudes de misántropo y reaccionario; por otra, tomaba medidas que permitían un pequeño desarrollo económico y político autónomo. Un pequeño error suyo, el mismo de sus sucesores, los López, Carlos Antonio y Francisco Solano, fue no registrar debidamente que, siendo el Imperio Británico el nuevo dueño de Iberoamérica, su poderío y políticas de Estado de entonces no admitirían veleidades de independencia ni a liberales ni a dictadores.

Carlos Antonio López sucedió a Francia en 1840, y más tarde a cargo del Paraguay quedó su hijo, Francisco Solano López, que es el que protagonizó la famosa e infausta guerra de la Triple Alianza.

Todos estos gobernantes desarrollaron la agricultura intensiva y cierta industria ligada al armamento, fomentaron la instrucción pública y hasta construyeron el primer ferrocarril de América del Sur, en medio de gobiernos de corte represivo y antiliberal en el plano interno pero a la vez poco afectos a los pactos indecorosos con Gran Bretaña.

Un buen libro para aproximarse a esta interesante figura de la historia americana es por ejemplo "El Doctor Francia visto y oído por sus contemporáneos", Editorial Universitaria de Buenos Aires, colección Iberoamérica en la Historia, 1975.

Links (elijo al azar):
Sobre Francia http://www.siicsalud.com/dato/dat023/01420015.htm

Sobre Carlos Antonio López:
http://www.famousamericans.net/carlosantoniolopez/

Sobre su hijo Francisco Solano López (muy ligado a la historia argentina: él interpuso muchas veces sus buenos oficios, igual que su padre, para mediar en luchas políticas rioplatenses):
http://www.patriagrande.net/paraguay/francisco.solano.lopez/

Sobre la Guerra de la Triple Alianza, van dos.

Una monografía sobre la guerra en sí, hecha por investigadores paraguayos. Un punto de vista que pocas veces suele tenerse en cuenta al tratar estos temas.
http://www.monografias.com/trabajos/triplealianza/triplealianza.shtml

Y el que más me interesa dejar aquí, el verdadero motivo por el que me metí a relatar, como pretexto y como introducción, algo de la historia paraguaya a partir de un personaje devenido literario: un interesante libro sobre los primeros corresponsales sudamericanos de guerra, de Miguel Ángel Cuarterolo: "Soldados de la memoria", Buenos Aires, Ed. Planeta, 2000, 168 páginas, 150 imágenes. Que trata principalmente del hábil fotógrafo uruguayo Esteban García: http://www.fotomundo.com/historia/autores/garcia.shtml .

Sacar la cabecita de una trinchera en medio de una balacera real, tomarle unas fotos a la muerte, es dejar un testimonio histórico que no necesita palabras para ser comprendido.
La primera vez que eso sucedió, hasta donde yo sé, fue en la contienda entre México y Estados Unidos de 1846 a 1848 o en la Guerra de Crimea (1854-56). La Guerra de Secesión de los Estados Unidos y asimismo la librada entre las tropas de don Benito Juárez, presidente constitucional de México lindo y querido, y las francesas de ocupación que sostenían al "emperador" Maximiliano, también fueron plasmadas en numerosas fotografías. Recuerdo por ejemplo la del cadáver del austríaco Maximiliano, al que el pelotón que lo ejecutó en Querétaro le destrozó la cara, pese a que había pagado -se afirma- en oro para que su cadáver 'hiciera buena figura' tras el fusilamiento. Preocupaciones de aristócrata europeo, que le dicen.

América del Sur pasó luego por la experiencia. Y el libro de Cuarterolo se refiere principalmente al trabajo realizado por los fotógrafos de la Casa Bate & Cía, empresa fundada en 1859 en Buenos Aires por George Bate, pero radicada en 1861 en Montevideo. Este tiempo se inscribió en el marco de una serie de inacabables y sanguinarias trifulcas entre la gloriosa Provincia de Buenos Aires y el resto de la República meramente Argentina, por lo que la resolución de Mr. Bate fue optar por Montevideo, sitio un poquito más apacible que Buenos Aires (la capital argentina fue en ese período, hasta 1860, Paraná, y regresó a Buenos Aires a título precario). No mucho, porque los dos partidos clásicos orientales a su vez se encontraban siempre en guerra civil, abierta o larvada, pero sí lo suficiente como para administrar con tranquilidad sus sucursales allí, en La Habana y en Londres. Otros fotógrafos que trabajaron en el frente fueron los norteamericanos Chutte y Brooks, John Fitzpatrick (inglés) y los franceses Emilio Lahore y Desiderio Jouant.

"El sangriento conflicto, que duró cinco años, dejó un saldo trágico para los países beligerantes. El Brasil tuvo 168.000 bajas y gastó 56 millones de libras. La Argentina perdió 25.000 hombres y tuvo un déficit de 9 millones de libras y el Uruguay tuvo 3.000 muertos y quedó con una deuda de 248.000 libras" [...] La población del Paraguay, que antes de la conflagración era de 1.300.000 habitantes quedó reducida a 200.000 personas, de las cuales apenas 28.000 eran hombres, en su mayoría niños, ancianos y extranjeros."

Cuando se inició la guerra, numerosos fotógrafos marcharon con las tropas. En los campamentos aliados se hallaban concentrados hasta cincuenta mil hombres de las tres naciones aliadas (muchísimos de ellos reclutados por la fuerza) y toda clase de negocios, limpios y sucios, como siempre sucede en tales ocasiones: almacenes, casas de juego, cafés, consultorios médicos, embalsamadores, prostíbulos... y fotógrafos.
Bate envió al Paraguay un grupo de profesionales encabezado por García con un equipo portátil que permitía revelar rápidamente en un cuarto oscuro -improvisado en una carpa- las placas de vidrio según el sistema del "colodión húmedo".
La fotografía permitió así que el público sudamericano de las zonas urbanas tomara conciencia, como ya había sucedido con el de Estados Unidos, Francia, Inglaterra y México, de lo que verdaderamente era una guerra, y de que la enorme capacidad de dañar bienes y seres humanos alcanzada por los obuses, cohetes, fusiles de repetición y otras lindezas llegaba a una dimensión desconocida hasta entonces.
La adhesión de gran parte de la población argentina a la causa de López, tenida por panamericanista, y la crítica al alineamiento probrasileño de su propio gobierno, acompañada de la oposición de prestigiosos intelectuales (Alberdi, Guido y Spano, y otros) otorgó, además, dramático carácter de guerra civil a la vez que internacional al conflicto bélico.
Volver arriba
nazgul
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Abr 2001
Mensajes: 13831
Ubicación: Cartagena, España

MensajePublicado: Mar Nov 16, 2004 17:53    Asunto: Responder citando

muy interesante, thehealer... bienvenido! Wink
Volver arriba
thehealer
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 03 Abr 2004
Mensajes: 498
Ubicación: The Road Not Taken

MensajePublicado: Mar Nov 16, 2004 20:39    Asunto: Gracias Responder citando

Gracias, nazgul.
Es verdaderamente interesante esto de las fotografías de época, tomadas por corresponsales de guerra. Otra colección famosa es la de Matthew Brady, http://www.spartacus.schoolnet.co.uk/USAPbrady.htm, fotógrafo retratista que recorrió los campos de batalla de la Guerra de Secesión norteamericana, tantas de cuyas imágenes inspiraron a escritores como Stephen Crane, sin ir más lejos. Seguro que también el trabajo de Brady se encuentra en la red. Si uno prueba con San Google, Fray Altavista o el Hermano Yahoo, por ejemplo Wink , se topa con cosas como esta: Arrow http://memory.loc.gov/ammem/cwphtml/cwphome.html.
O esta otra: Arrow http://www.multimedialibrary.com/FramesML/IM11/IM11.html
Volver arriba
nazgul
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Abr 2001
Mensajes: 13831
Ubicación: Cartagena, España

MensajePublicado: Mie Nov 17, 2004 02:38    Asunto: Responder citando

¿y Robert Capa?
Arrow http://usuarios.lycos.es/luniorni/newpage10.html
Arrow http://www.xtec.es/~aguiu1/calaix/036capa.htm
Arrow http://meltingpot.fortunecity.com/dunsmuir/831/acra24.html
Arrow http://www.fotoperiodismo.org/source/html/galeria/robertcapa/foto1.html
Arrow http://www.abelmartin.com/LG/capa.html
Arrow http://www.zetainterviu.com/rp10.asp?i_c=20426
Volver arriba
thehealer
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 03 Abr 2004
Mensajes: 498
Ubicación: The Road Not Taken

MensajePublicado: Mie Nov 17, 2004 13:45    Asunto: Hay muchísimos trabajos análogos Responder citando

Sí, nazgul, "Robert Capa" (Andrei Friedmann) y su esposa, "Gerda Taró" (Gerda Pohorylle), que murió en un accidente bastante feo durante la guerra civil española.
Arrow http://www.elangelcaido.org/comunicacion/028/028gerdataro.html
Arrow http://www.photographers.it/articoli/taro.htm
Arrow http://www.caiman.de/spanien/taro/taroes.shtml

Hubo muchos otros. Recuerdo haber visto alguna vez fotos, por ejemplo, de la Guerra del Pacífico, y una asombrosa colección de un excelente fotógrafo español cuyo nombre ahora se me escapa y que fotografió los primeros instantes de la guerra de 1936-1939 por las calles de Barcelona.

Como alguien hizo notar en un foro sobre fotografías de nuestros escritores favoritos, suele suceder (a mí, al menos, me ocurre) que la vista de esos rostros atormentados o personalísimos de personas de otro siglo, o -en el caso que nos ocupa- esas montañas de cadáveres y demás miserias bélicas sobre campos yermos, o hasta el testimonio de la indiferencia de los sobrevivientes por los despojos de las batallas, nos queden grabadas en la memoria y valgan como el más profundo conocimiento de esos otros seres humanos.

No pocas de estas fotos de época están "preparadas", en cuanto a la escena. Durante el siglo XIX existió la macabra costumbre de retratar cadáveres y guardar las fotos como recuerdo de los fallecidos. A veces, tales composiciones resultaban tan artísticas como una pintura alegórica renacentista o prerafaelista, aunque no parezca posible. Algunas fotos de oficiales muertos de la serie de García o de la de Brady parecen responder a esa práctica.
Volver arriba
nazgul
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Abr 2001
Mensajes: 13831
Ubicación: Cartagena, España

MensajePublicado: Mie Nov 17, 2004 16:27    Asunto: Responder citando

¡Gracias por los datos sobre Gerda Taró!murió con 27 años, Capa con 40... da pena pensar en todas las obras que no pudieron crear por morir antes de tiempo... Confused
Volver arriba
thehealer
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 03 Abr 2004
Mensajes: 498
Ubicación: The Road Not Taken

MensajePublicado: Mie Nov 17, 2004 17:45    Asunto: Centelles Responder citando

Me acordé, nazgul: el fotógrafo español que te decía más arriba es Agustí Centelles. Resulta llamativa cierta similitud de su evolución profesional con la de García y Brady. A veces, reportero gráfico; otras, retratista, fotógrafo social e inclusive industrial.
Arrow http://www.barceloca.com/Artistas/Agust%C3%AD-Centelles-Barcelona.aspx?RP=Data&ID=2361
Arrow http://www.barranque.com/guerracivil/centelles.htm .
Entre otras páginas, claro está.
También son muy buenas muchas fotos obtenidas "del otro lado" por los reporteros de la entonces incipiente agencia EFE.

A todo esto, nos entusiasmamos tanto con los reporteros de guerra que el Supremo y sus sucesores quedaron olvidados Wink .
Volver arriba
thehealer
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 03 Abr 2004
Mensajes: 498
Ubicación: The Road Not Taken

MensajePublicado: Mie Dic 01, 2004 17:18    Asunto: Fenton, el colodión húmedo y los fotógrafos de Crimea Responder citando

Ya dejamos al Supremo muy lejos, allá al principio de este hilo, para irnos detrás de los primeros fotógrafos "corresponsales de guerra". No es ocioso detenernos un ratito en el trabajo del más importante de los pioneros: el abogado inglés Roger Fenton (1819-1869) que, convertido en fotógrafo profesional, llegó a Sebastopol, en Crimea, en la primavera boreal de 1855.

Fenton inicia lo que puede llamarse el "primer estilo" de los fotógrafos de guerra: existiendo cierta intención de usar sus placas como propaganda - vale decir, estando sometido a una forma hipócrita de censura muy común en los Estados en tiempos de guerra- emplea su cámara en verdaderos retratos sociales de campaña y sugerentes paisajes después de la batalla en los que, a diferencia de los de García o el norteamericano Brady, no se ve un cadáver, pero sí balas de cañón y otros desechos bélicos esparcidos por ahí. Ya volveremos sobre esto.

No lo ayudaban el tamaño de la cámara ni el tiempo de exposición necesario para realizar cada fotografía: entre diez y treinta segundos, por entonces. En estos años hubo, sin embargo, un progreso tecnológico al que ya nos hemos referido al hablar de García, y que fue lo que permitió a Fenton efectuar su tarea: en 1851 Frederick Scott Archer introdujo el uso fotográfico de planchas de cristal húmedas cubiertas con colodión en lugar de albúmina como aglutinante de compuestos sensibles a la luz. Estos negativos debían ser expuestos y revelados mientras estaban húmedos, de modo que los fotógrafos (y de ahí la famosa carpa de Esteban García, Fenton y Brady usaban carromatos) necesitaban un cuarto oscuro cercano para preparar las planchas antes de la exposición y revelarlas inmediatamente después de ella.

Así fue, gracias al "colodión húmedo", como fotógrafos del calibre de Fenton, Brady y García, entre otros pioneros, realizaron casi heroicamente sus fotos de guerra. El procedimiento recién mejoraría ente 1875 y 1880, cuando se perfeccionó un tipo de negativo que pudiera exponerse seco y no necesitara revelado inmediatamente después de su exposición. Fueron el químico Joseph Swan y el fotógrafo Charles Bennett quienes, partiendo de la observación de que el calor incrementaba la sensibilidad de la emulsión de bromuro de plata, crearon respectivamente el papel seco de bromuro y la plancha seca recubierta con emulsión de gelatina y bromuro.

Pero volvamos a Fenton: acabó dejando la fotografía con el pretexto de que estaba preocupado por la falta de razonable durabilidad de las precarias placas y copias de ese entonces. Pero otras versiones dicen que fue la visión en vivo y en directo de lo que era realmente una guerra lo que lo movió a buscar un pretexto para alejarse de la corte británica, y para eso debía dejar la fotografía profesional.

En 1855, comentábamos, fue enviado a retratar la guerra como fotógrafo oficial del Gobierno británico, y se apareció por Crimea con sus cámaras de placas, su ayudante y su material de revelado, que montará en el carromato de un vendedor de vinos. Volverá a Londres sin una sola imagen de la batalla propiamente dicha, pero con un testimonio novedoso para la historia: una artística foto del campo de batalla una vez la lucha hubo terminado: "El valle de la sombra de la muerte". Así se la conoce a esa fotografía. La imagen muestra con total precisión la huella de la batalla sin la acción bélica propiamente dicha y sin los cadáveres. La tensión entre lo que se enseña y lo que se nos esconde es la metáfora de la sutil censura político-militar a que estuvo sometido Fenton.
Aquí está: Arrow http://memory.loc.gov/service/pnp/cph/3g00000/3g09000/3g09200/3g09217r.jpg

Fenton obtuvo en total una serie de trescientas sesenta placas: el puerto de Balaklava, retratos de soldados, escenas militares diversas, oficiales, campos por donde pasó la guerra, heridos, y muchos otros motivos.

Al retirarse Fenton, tras aproximadamente un año de trabajo, lo sustituyeron James Robertson, grabador principal de la Casa de la Moneda en Constantinopla, y el coronel francés Langlois.

Robertson y sus auxiliares consiguieron zafar mucho mejor de las censuras, y fotografiar las trincheras inglesas y francesas y las ruinas de Sebastopol. Durante la rebelión de los cipayos en la India y el sitio de Lucknow, Robertson fue el audaz fotógrafo que hizo las primeras tomas del teatro de la guerra lleno de cadáveres, como luego harían Brady y los suyos en Estados Unidos.

En la guerra de Crimea actuaron también otros fotógrafos, de quienes -como temía Fenton- no se ha podido conservar su material, caso de Carol Popp de Szathmari que se sabe retrató a soldados rusos y turcos.

Algunos enlaces que he podido encontrar sobre este asunto. Espero se vean las viejas fotografias. Vale la pena.

Arrow http://www.rleggat.com/photohistory/history/war.htm
Arrow http://www.geh.org/fm/fenton/htmlsrc/fenton_idx00001.html
Arrow http://www.loc.gov/rr/print/coll/251_fen.html
Volver arriba
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> El templo de Clío Todas las horas son GMT - 3 Horas
Página 1 de 1