elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

El Culo en la Literatura


Ir a página Anterior  1, 2, 3
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Temas Varios
Autor Mensaje
Solveig
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 10 Feb 2003
Mensajes: 7090
Ubicación: Oscura Ciudad de Cacodelphia

MensajePublicado: Sab Feb 19, 2005 16:36    Asunto: Responder citando

No tiene exactamente que ver con el culo, pero recuerda un poco el estilo de Márquez con respecto a... ciertas partes...

En una pausa de las caricias, José Arcadio se estiró desnudo en la cama, sin saber qué hacer, mientras la muchacha trataba de alentarlo. Una gitana de carnes espléndidas entró poco después acompañada de un hombre que no hacía parte de la farándula, pero que tampoco era de la aldea, y ambos empezaron a desvertirse frente a la cama. Sin proponérselo, la mujer miró a José Arcadio y examinó con una especie de fervor patético su magnífico animal en reposo.

-Muchacho -exclamó-, que Dios te la conserve.


Cien años de soledad, GGM.
Volver arriba
Eloisa
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 01 Feb 2005
Mensajes: 1677
Ubicación: SEVILLA

MensajePublicado: Sab Feb 19, 2005 17:50    Asunto: Responder citando

Solveig escribió:


-Muchacho -exclamó-, que Dios te la conserve.

Cien años de soledad, GGM.


Jajajajajaja... Cien Años de Soledad...una obra maestra...
Volver arriba
Zelda
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 02 Dic 2002
Mensajes: 3049
Ubicación: Cualquier lugar bonito que imagines me va bien

MensajePublicado: Vie Mar 11, 2005 15:50    Asunto: Responder citando

Conocen este?

SONETO AL AGUJERO DEL CULO

Oscuro y fruncido como un clavel violeta
respira, tímidamente oculto bajo el musgo;
el licor del amor todavía lo humedece
y fluye por el leve declive de las nalgas.

Filamentos parecidos a lágrimas de leche
lloran ante el aciago soplo que los arrastra
a través de guijarros de abonos arcillosos
hacia el declive que los reclamaba.

A menudo mi boca se acopla a su ventosa
y allí mi alma, del coito material envidiosa,
cavó su lágrima feroz, su nido de sollozos.

Es la argolla extasiada y la flauta mimosa,
tubo por donde baja el celestial confite,
Canaan femenino de humedades nacientes


Cuartetos (Facit) de Verlaine y tercetos (Invenit) de Rimbaud.
Volver arriba
Exidor
Miembro Decano
Miembro Decano


Registrado: 26 Nov 1999
Mensajes: 14772

MensajePublicado: Vie Mar 11, 2005 18:57    Asunto: Responder citando

Laughing Buenísimo Zelda, no lo había leído.
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Vie Mar 11, 2005 19:36    Asunto: Responder citando

Los Stupra, atribuídos a Rimbaud y publicados por primera vez en 1923, son una parodia de un libro de Albert Merat, EL IDOLO, en donde son detalladas todas las bellezas de una dama, la frente, los ojos, las cejas, etc...
Paul Verlaine fecit y ante los dos tercertos : Arthur Rimbaud invenit.




PRIMERO






Las bestias primitivas cubrían a galopa,
con glandes albardados en sangre y excremento.
Nuestros padres mostraban con orgullo su miembro,
el pliegue de la vaina y las bolsas rugosas.

En la edad media, a la hembra, ya fuera ángel o gocha,
le era preciso un mozo de sólido ornamento;
hasta el mismo Kleber, si el culote es sincero,
no han debido faltarle los recursos que te honran

El humano al mamífero más altivo es igual;
el grandor de su miembro sin razón nos extraña;
pues sonó la hora estéril: el caballo fugaz

y el buey han embridado sus ardores; ya nada
ni nadie osa arbolar su orgullo genital
por boscajes que puebla una grotesca infancia.

SEGUNDO

Nuestros glúteos no son iguales a sus glúteos,
He visto a gente en cueros, detrás de los vallados,
y a niños, cuando juegan libremente en el baño,
los planos y las huellas que ofrecen nuestros culos.

Más firmes, aunque a veces, con un dolor blancuzco,
y distintos niveles que entolda el emparrado
de los pelos. En ellas, sólo florece el raso
por su raja embrujada, raso largo y profuso.

Con una maestría que embriaga y maravilla
que sólo vi en los ángeles de las pinturas sacras
simulan un carrillo donde anida una risa.

¿Estar, así, desnudos, encontrar gozo y calma,
con la frente inclinada hacia su oronda dicha
y libres, los dos juntos, susurran una lágrima?

ץץץץץץץץץץץץ

El tercero es el que posteó Zelda.
Volver arriba
miguelin
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 03 Dic 2004
Mensajes: 2172

MensajePublicado: Sab Mar 12, 2005 15:16    Asunto: . Responder citando

a literatura no solo habla de culos, tambien de otras cosas, en este poema el genio de vallejo hablade algo tal vez tan esquivado en literatura como el culo


I


Quién hace tánta bulla, y ni deja
testar las islas que van quedando.


Un poco más de consideración
en cuanto será tarde, temprano
y se aquilatará mejor
el guano, la simple calabrina tesórea
que brinda sin querer,
en el insular corazón,
salobre alcatraz, a cada hialóidea


grupada.


Un poco más de consideración,
y el mantillo líquido, seís de la tarde
DE LOS MAS SOBERBIOS BEMOLES


Y la península párase
por la espalda, abozaleada, impertérrita
en la línea mortal del equilibrio.





Shocked Wink
Volver arriba
BetoDuran
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 29 Dic 2004
Mensajes: 33

MensajePublicado: Lun Mar 14, 2005 20:07    Asunto: Responder citando

Venus Calipigia: Sobrenombre que se da a algunas estatuas de Venus o Afrodita desnuda y vista por detrás y que significa, literalmente, «la de hermosas nalgas».

Almendron.com Glosario de Escultura y Arquitectura
Volver arriba
Sebastian Santisi
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 15 Ene 2005
Mensajes: 634
Ubicación: Buenos Aires

MensajePublicado: Mar Jun 14, 2005 10:10    Asunto: Responder citando

Oh, demonios... me había topado con el fragmento sobre culos de Megafón o la Guerra y venía a postearlo porque recordaba el topic y ahora veo (o recuerdo) que era el que utilizó Exidor para abrir el topic...
De todos modos no viene mal rescatarlo, a ver si alguno tiene algo nuevo.
Volver arriba
Shevek
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 01 Jun 2005
Mensajes: 172
Ubicación: Capital Federal (Argentina)

MensajePublicado: Vie Jun 17, 2005 05:43    Asunto: Responder citando

En "La lentitud" Kundera dedica varias páginas a reflexionar acerca del culo y de su lugar en la literatura:

"Luego se levantan y prosiguen su paseo. La luna llena aparece por detrás de la hojarasca. Vincent mira a Julie y, de pronto, queda embrujado: La luz blanca le ha otorgado a la joven la belleza de un hada, una belleza que le sorprende, belleza reciente que él no ha visto antes en ella, belleza fina, frágil, casta, inaccesible. Y, de repente, sin saber siquiera cómo se le ha ocurrido, imagina su ojo del culo. Brusca, inesperadamente, esa imagen está allí y ya no podrá deshacerse de ella.
¡Ah, el ojo del culo liberador! Gracias a él el elegante con traje y chaleco (por fin, por fin!) ha desaparecido del todo. Lo que no han podido varios vasos de whisky, ¡un ojo de culo ha sabido hacerlo en un segundo! Abraza a Julie, la besa, le toquetea los pechos, contempla su delicada belleza de hada y, mientras tanto, constantemente, imagina su ojo del culo. Tiene unas inmensas ganas de decírselo: “Te toco las tetas, pero no pienso en otra cosa que en tu ojo del culo”. Pero no puede hacerlo, las palabras no le salen de la boca. Cuanto más piensa en el ojo del culo, más blanca, transparente y angelical es Julie, tanto que le resulta imposible pronunciar esas palabras en voz alta."

Y más adelante, hablando de Apollinaire:
"Su poema sobre las nueve puertas del cuerpo femenino existe en dos versiones: envió la primera a su amante Lou en una carta escrita desde las trincheras el 11 de Mayo de 1915, y la otra, desde el mismo lugar, a otra amante, Madeleine, el 21 de Septiembre del mismo año. Los poemas, bellos los dos, difieren por su imaginación, pero están compuestos de la misma manera: cada estrofa está dedicada a una de las puertas del cuerpo de la bien amada: un ojo, otro ojo, una oreja, la otra oreja, la fosa nasal derecha, la fosa nasal izquierda, la boca, luego, en el poema a Lou, "la puerta de tu grupa" y, por fin, la novena puerta, la vulva. En el segundo poema, por el contrario, el destinado a Madeleine, al final se produce un curioso cambio de puertas. La vulva retrocede al octavo lugar y es el ojo del culo abriéndose "entre dos montañas de nácar" el que ocupara la novena puerta: "aún más misteriosa que las otras", la puerta "de los sortilegios de los que nadie se atreve a hablar", la "puerta suprema".
Pienso en esos cuatro meses y diez días que separan los dos poemas, cuatro meses que Apollinaire paso en las trincheras, sumergido en intensas ensoñaciones eróticas que le llevaron a este cambio de perspectiva, a esta revelación: el ojo del culo es el punto milagroso en el que se concentra toda la energía nuclear de la desnudez. La puerta de la vulva es importante, claro (por supuesto, ¿quién se atrevería a negarlo?), pero es demasiado oficialmente importante, es un lugar registrado, clasificado, controlado, comentado, experimentado, vigilado, alabado, celebrado. La vulva: ruidosa encrucijada donde se da cita la cotorra humanidad, túnel por el que pasan las generaciones. Sólo los necios se dejan convencer de la intimidad de este lugar, el más publico de todos. El único lugar realmente íntimo, ante cuyo tabú se inclinan incluso las películas pornográficas, es el ojo del culo, la puerta suprema; es suprema porque es la más misteriosa, la más secreta.
Vincent alcanzó semejante sabiduría, que le costo a Apollinaire cuatro meses bajo un firmamento de obuses, durante un único paseo con Julie, quien se volvió diáfana bajo la luz de la luna."
Milan Kundera, "La lentitud"

Y transcribo también un fragmento del poema de Apollinaire que habla de la puerta que viene al caso (no es la mejor traducción, creo, pero no encontré otra en internet).

Octava puerta de la gran belleza de mi amor
... pero mi amor encontrará allí un templo
y tras haber ensangrentado el atrio donde vela el encantador
monstruo de la inocencia
descubriré y haré brotar el más ardiente géyser del mundo
oh mi amor Madeleine mía
soy ya el dueño de tu octava puerta
Y tu novena puerta aún más misteriosa
que te abres entre dos montañas de perlas
tu más misteriosa todavía que las otras
Puertas de los sortilegios de los cuales no nos atrevemos a hablar...
Volver arriba
soy yo monica
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 28 Dic 2004
Mensajes: 566
Ubicación: CORDOBA,ARGENTINA

MensajePublicado: Sab Jun 18, 2005 22:10    Asunto: Responder citando

Ya Ricardo Güiraldes,en el primer capítulo de "Don Segundo Sombra",hablaba del culo:


"...Visto que me daban fama de vivaracho, hice oficio de ello, satisfaciendo con cruel inconsciencia de chico la maldad de los fuertes contra los débiles.
-Andá decíle algo a Juan Sosa -proponíame alguno-, que está mamao, allí, en el boliche.
Cuatro o cinco curiosos que sabían la broma, se acercaban a la puerta o se sentaban en las mesas cercanas para oír.
Con la audacia que me daba el amor propio, acercábame a Sosa y dábale la mano:
-¿Cómo te va, Juan?
-...
-'ta que tranca tenés, si ya no sabés quién soy.
El borracho me miraba como a través de un siglo. Reconocíame perfectamente, pero callaba maliciando una broma.
Hinchando la voz y el cuerpo como un escuerzo, poníamele bien cerca, diciéndole:
-No ves que soy Filumena tu mujer y que si seguís chupando, esta noche, cuantito dentrés a casa bien mamao, te vi'a zampar de culo en el bañadero'e los patos pa que se te pase el pedo."
Volver arriba
Foros
Publicidad


Si tiene teléfono móvil, le recomiendo que visite la sección móviles. Encontrará tonos, fondos de pantalla, juegos y aplicaciones java para su equipo.
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Temas Varios Todas las horas son GMT - 3 Horas
Ir a página Anterior  1, 2, 3
Página 3 de 3