elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

MEMORIA DE MIS PUTAS TRISTES


Ir a página Anterior  1, 2, 3 ... 31, 32, 33, 34  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> La Gaveta
Autor Mensaje
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Dom Feb 01, 2009 13:17    Asunto: Responder citando

El autor de Diario de un náufrago, Gabriel García Márquez, es el escritor más conocido por los españoles, según el último Publiscopio sobre los novelistas vivos en castellano. La encuesta, para la que se hicieron 6.800 entrevistas entre la población lectora (que son el 45% de los españoles), también señala que el Nobel colombiano es el que más lectores posee (el 81,2% dice haber leído algún libro suyo).
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Dom Feb 08, 2009 01:38    Asunto: Responder citando

Hace dos años, cuando en el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada, de manera apoteósica, las academias de la lengua, los Reyes de España y el mundo de las letras rindieron homenaje a Gabriel García Márquez por sus 80 años de vida, Gerald Martin entendió que había llegado el punto final del trabajo que había iniciado 16 años atrás.

Tenía, entonces, la misma edad de García Márquez cuando empezó toda esta historia y pensaba que sería cuestión de poco tiempo para salir de esa tarea que lo había convertido en “el perseguidor de Gabo”. Finalmente, la publicación de Gabriel García Márquez, a life ha tenido un éxito rotundo en el mundo anglosajón. Su publicación en español se espera para la segunda mitad del año, pero ya la temperatura en torno a este personaje de ancestros irlandeses empieza a subir por las expectativas que genera su obra.

Corría 1991 cuando Gerald Martin recibió la solicitud de sus editores de hacer una biografía de García Márquez; su vida había estado dedicada a la academia, era un conocedor de la literatura latinoamericana, experto en Miguel Ángel Asturias y una pluma capaz de acercarse con rigor a un premio Nobel en un lenguaje asequible para el gran público.

Se comprometió a terminar su trabajo en cuatro años, pero al cabo de ese tiempo comprendió que pasarían muchos más antes de llegar al punto final. Y aún hoy con un primer texto publicado, reconoce que existe una versión extendida.

Martin habló con El Espectador en medio del Carnaval de las Artes que se realiza por estos días en Barranquilla. Mañana será su presentación en el Teatro Amira de la Rosa.

¿Cómo escogió ese momento para darle punto final a la biografía de García Márquez?

Era perfecto como final feliz de una biografía. Además en algún momento tenía que terminar este trabajo inicial, porque en realidad hay una versión extendida que no termina aún y tiene 2.500 páginas con 6.000 notas al pie. Pero la versión para el gran público tenía que terminar ahí y tener alrededor de 500 páginas.

¿Cómo fue soltar ese trabajo en el que duró metido tanto tiempo?

Yo pensé que lo soltaría, pero lo más grave es que no fue así, porque sigo con la versión larga. Aunque no ha sido de tiempo completo, pero son 18 años en un libro que se convirtió en un monstruo. Creo que la última versión saldrá el día antes de mi muerte.

¿Hay tanto para decir sobre una sola persona?

Claro, no sólo estoy escribiendo esta versión extendida sino dos libros más sobre García Márquez. Uno es el libro académico sobre su obra. Y el otro es la historia detrás de mi libro, tantos años conociendo un país como Colombia, relativamente nuevo para mí. La aventura de conocer a uno de los grandes escritores de toda la historia, ¡que privilegio!, y todos los personajes desde los hombres de la calle hasta los poderosos con quienes me entrevisté. Es un libro de viajes, entrevistas, sufrimientos.

¿Qué fue lo más sufrido?

Escribir. La investigación ha sido ardua pero también maravillosa. Ir a Cuba, hablar con Castro, en España con Felipe González. Ha sido largo y mi esposa, hijas, amigos están hartos de mí… hasta yo estoy harto de mí.

¿La cantidad de tiempo que tomó de su vida ?

Nadie que tenga el privilegio de conocer a García Márquez va a escribir un libro en cuatro años como yo prometí, es absurdo. Además una biografía exige el tiempo que necesita. No puedes ponerle punto final. Más aún con el material que yo tengo: medio millón de documentos, 400 entrevistas, todas transcritas. Por ejemplo, vi que ha salido un libro sobre García Márquez y Vargas Llosa, ese tema en mi libro es una página. En mi libro cada página son tres, cuatro o cinco libros. Yo como biógrafo tengo que destilar la información y decidir cuál es importante. Aunque suene pretencioso, soy consciente de mi responsabilidad. He tenido el privilegio de hablar con Gabo durante 10 años, de hablar con Alfonso Fuenmayor antes de su muerte; de hablar con Germán Vargas tres semanas antes de su muerte, de hablar con su madre; Eligio García Márquez era uno de mis mejores amigos, nadie va a hablar con esas personas y yo tengo una documentación que nadie más va a tener.

¿Qué se hace con el corazón cuando se escribe una biografía de alguien de quien se ha estado cerca?

Es muy difícil, porque sabes que de cualquier manera habrá cosas que no le van a gustar al biografiado. A nadie le gusta su biografía, porque nadie ve a otro como uno a sí mismo.

¿Esta es la primera biografía escrita por un anglosajón?

En realidad esta es la única completa, pues la de Dasso Saldívar llega sólo a Cien años de soledad. Está, por ejemplo, el libro de Óscar Collazos, que es excelente, pero no es una biografía. La mía es la primera biografía completa pero seguramente vendrán otras.

¿Cuáles fueron esos intereses que lo acercaron a García Márquez y a su obra?

Lo que me interesa es la literatura, la historia y la política. Lo fascinante es que él hizo con éxito una incursión en ambas cosas y el Premio Nobel, claro, ayudó en este proceso. Pero a mí lo que me interesó, en un principio, fue Cien años de soledad por una parte y la figura de García Márquez por otra parte. Es decir, cómo un libro podría llegar a tener esa importancia en todo un continente y en el mundo, porque es un libro mito además de ser una gran novela.

Y García Márquez no es solamente un escritor, es un ícono, un oráculo, es un mito viviente, es el campeo mundial de la literatura y lo tiene Colombia para toda la vida.

¿Cómo cree usted que marcó esto a nuestro país?

Aunque los colombianos no lo reconocen, yo considero que él participó en un cambio en la identidad de Colombia. A partir de la publicación de Cien años de soledad creó un debate interno en el país, en el que las regiones empezaron, finalmente, a discutir.

También tiene sus detractores.

García Márquez convirtió a Colombia, un país de poetas, en un país de narradores. Aunque lo que digo no guste, éste era un país de poetas para no pensar en todo lo que estaba pasando socialmente, salvo contadas excepciones como La vorágine. García Márquez dice que este país tiene que ser narrado para decir qué pasa, en lugar de hacer poemas para proteger la literatura de la realidad del país. La influencia de Gabo se nota y, sin embargo, se habla de las reacciones en su contra. Al final todos lo están imitando. Esto es muy importante y no lo debaten en el país, no se mide de una manera justa el impacto de Gabo.

¿Hemos sido injustos con el?

Yo pienso que a pesar de toda la idolatría, creo que la gente es injusta. Él es sólo un hombre. Es imposible cargar con toda esa presión, cariño, admiración, deseo de estar con él y seguir la vida como si nada. La gente dice que él está obsesionado por el poder, y de cierta manera lo está, pero no como lo perciben sino por todo lo que el poder suscita en las personas que lo detentan. Una de las cosas que Gabo sabe y comprende es que las experiencias de una persona con poder es que están en otro mundo, y sin hablar de una persona como Castro. He visto cómo una persona como García Márquez, mágicamente ha logrado, en cierto sentido, seguir siendo lo que era. Admiro mucho un hombre que ha podido concentrarse y escribir cuando sabe que en la tarde viene el rey de España. Tiene la concentración para seguir con su proyecto de vida a pesar del poder, los premios y las expectativas. En la historia de la literatura no conozco a nadie que haya aguantado ese grado de presión. A Hemingway lo mató. Incluso después del Premio Nobel, cuando la mayoría no pueden escribir nada mejor de lo que han hecho, ¿qué hace García Márquez? Escribe El amor en los tiempos del cólera, la gran novela de amor del siglo XX. Nadie con la popularidad de Julio Iglesias o Los Beatles se levantaría a escribir todas las mañanas. Gabo sí. Eso es admirable.
Volver arriba
Clio
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 15 Jul 2006
Mensajes: 5735
Ubicación: Ciudad Aut. de Bs. As., Argentina

MensajePublicado: Mar Abr 07, 2009 19:47    Asunto: García Márquez no volverá a escribir Responder citando

Santiago de Chile. (EFE).- La agente literaria Carmen Balcells, la 'Mamá Grande' de los escritores latinoamericanos de las últimas décadas, auguró el silencio definitivo del Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, considerado uno de los más grandes en la lengua española.

PALABRAS CLAVE

García Márquez, Carmen Balcells, Nobel, Martin, Macondo, Balcells, Martínez, Guadalajara, Carlos Fuentes, Feria, Chile, Márquez
"Creo que García Márquez no volverá a escribir nunca más", dijo Balcells en una entrevista al diario chileno La Tercera, en el que aseguró que 'Gabo' representaba el 36,2 por ciento de la facturación de su agencia literaria.

A la representante del autor de Cien años de Soledad, se sumó el británico Gerald Martin, responsable de la única biografía autorizada de García Márquez. "Yo también creo que Gabo no escribirá más libros, aunque no me parece muy lamentable, porque como escritor fue su destino tener la inmensa satisfacción de llevar a cabo una trayectoria literaria totalmente coherente muchos años antes de completar su existencia biológica", señaló Martin.

Tras participar en un homenaje a Carlos Fuentes en la Feria del Libro de Guadalajara el pasado mes de diciembre, el creador de Macondo ya se mostró cansado de sus tareas literarias. "Me cuesta trabajo escribir libros", dijo entonces García Márquez.

Según aseguró el biógrafo del escritor colombiano, el padre del realismo mágico guarda un par de libros completos, pero sigue en pie la decisión de publicarlos o no. En tanto, el escritor argentino Tomás Eloy Martínez, amigo de García Márquez a través de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, manifestó sus dudas al respecto, y afirmó que "solo él conoce sus ganas y sus límites para seguir escribiendo". "Todo lo demás son adivinanzas", concluyó Martínez.

Besos.
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Mie Abr 08, 2009 12:15    Asunto: Responder citando

García Márquez: "No hago otra cosa que escribir"
El Premio Nobel colombiano descarta tajantemente informaciones que aseguraban su alejamiento de la literatura


Gabriel García Márquez ha asegurado que no ha dejado ni dejará de escribir, acallando las informaciones que en los últimos días daban a entender que el Nobel colombiano no volvería a publicar. "No sólo no es cierto, sino que lo único cierto es que no hago otra cosa que escribir", ha contestado un tajante García Márquez, de 82 años, al diario El Tiempo

El periódico colombiano publicó el domingo las respuestas a las únicas dos preguntas que aceptó contestar el escritor. Y es que la versión de que el creador del realismo mágico no volvería a escribir había surgido a raíz de una declaración de su conocida agente literaria, Carmen Balcells, al diario chileno La Tercera.

"Creo que García Márquez no volverá a escribir nunca más, y es un cliente que representa el 36,2% de la facturación", declaró Balcells a finales de la semana pasada durante una visita a Chile. A ella se sumó el británico Gerald Martin, biógrafo del autor de Cien años de Soledad, al asegurar: "Yo también creo que Gabo no escribirá más libros".

Sin embargo, el escritor colombiano ni siquiera ha descartado la publicación de nuevas obras literarias. "Mi oficio no es publicar, sino escribir. Yo sabré cuándo estén a punto de boca los pasteles que estoy horneando", ha dicho.

García Márquez, ganador del Nobel de Literatura en 1982 y que reside actualmente en México, publicó su última novela Memorias de mis putas tristes en 2004. Y, en mayo del año pasado, varios cercanos al escritor aseguraron que preparaba la publicación de una novela de amor.

...................................
ejem!
Volver arriba
Clio
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 15 Jul 2006
Mensajes: 5735
Ubicación: Ciudad Aut. de Bs. As., Argentina

MensajePublicado: Sab Abr 11, 2009 22:16    Asunto: Responder citando

Hola.

¡Ojalá! Wink

Besos,
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Dom Ago 30, 2009 11:37    Asunto: Responder citando

Macondo o el vallenato más largo del mundo. Muchos años después, con los ojos cerrados, ante el caserón a punto de aplastarle con su sombra, el viajero recuerda el momento en que el abuelo de García Márquez llevó a su nieto a conocer la fábrica de hielo. El mismo edificio de madera de época republicana al otro lado del río donde las mariposas no son amarillas, sino negras, y las piedras son redondas, de antes del diluvio, de antes incluso de que el coronel Nicolás Márquez llegara a Aracataca. Entonces nadie llamaba aún Macondo a este pueblo, ni siquiera Gabito, que aún no había nacido ni aprendido a contar mentiras mejor que nadie. El pueblo vivía la belle époque de la compañía bananera estadounidense y todos los prodigios parecían posibles: incluso el frío. Al niño García Márquez le sorprendió más la dureza de aquella blancura tan fría que quemaba que la ausencia de su padre que quemaba también.

Frente a la Casa del Telegrafista, donde se guardaron todos los enseres de los Iguarán aguardando el museo que acaba de abrirse, una anciana de dientes arrancados al hielo y a los cien años de soledad que vive el departamento de Magdalena -al norte de Colombia, al que pertenece Aracataca y de donde hace mucho que se fueron los americanos, sus grandes coches, sus muertos y su prosperidad, y se quedaron sólo las palabras del gran palabrero- recuerda cómo tuvo al niño Gabriel José en sus rodillas y que, al contrario de todos los niños del mundo, no quería oír siempre la misma historia, sino una diferente cada vez.

Aracataca es una palabra indígena que significa río de piedras; los de aquí llaman al pueblo Cataca y rechazaron en 2006 en un referéndum llamarlo Macondo a pesar de que por todas partes la palabra se levante en cercas, en casas sociales, en escuelas. El hospital lleva el nombre de la madre del premio Nobel: Hospital Luisa Santiaga Márquez Iguarán. El recién inaugurado museo (Casa Natal de Gabriel García Márquez), en el mismo lugar donde estaba la residencia de los abuelos maternos del escritor, es un edificio de nueva planta que imita los zaguanes antiguos donde las tías se mecían sin descanso en el corredor de las begonias. Sólo quedan los espíritus, un árbol milenario y el chiscón donde vivían los indios esclavos que contaban a los niños las historias de la Sierra Nevada. Aquí nacieron, en un rincón de una alcoba sin ventanas, Gabriel García Márquez (el 6 de marzo de 1927) y el realismo mágico. Aunque Alejo Carpentier fuera el partero, el predecesor, los muertos que comen con los vivos, los aparecidos de la abuela Tranquilina Iguarán y los relatos de las guerras del coronel Nicolás Márquez -que sí tuvo quien le escribiera- darían lugar al mayor mito literario en castellano del siglo XX. Era un niño en un caserón de mujeres cercado por los fantasmas de la abuela y los cuentos de guerra del abuelo.

Ryszard Kapuscinski creía que Cien años de soledad (publicada en 1967) era el mejor reportaje de la historia y los colombianos dicen que es el vallenato más largo del mundo. Lo cierto es, sin embargo, que casi toda la obra de García Márquez es fruto de sus ocho primeros años, cuando vivía con sus abuelos maternos en la gran casa poblada de espíritus y de consejas de Aracataca. Las palabras son conjuros para librarse de los demonios que llevaban acechando a la cándida Eréndira durante más de quinientos años de soledad (La increíble y triste historia de Cándida Eréndira y de su abuela desalmada, 1972). Por eso, muchas páginas después, ante el caserón insolente que se sostiene a duras penas al otro lado del monumento a Remedios la Bella (de la cuarta generación de Cien años de soledad), el lector convertido en viajero siente el calor agobiante de la fábrica de hielo abandonada y recuerda a Melquíades y a su hielo mágico.

Barranquilla

El viajero también recuerda el cajón de hielo del bar La Cueva, en Barranquilla, donde se reunían sus amigos escritores ricos en torno a la historia de un náufrago sin sospechar que el joven muchacho que escribía en El Heraldo, al que las putas de la pensión El Rascacielos lavaban la ropa, convertiría a aquel hombre en el náufrago más famoso del mundo (Relato de un náufrago se publicó por entregas en 1955).

En Barranquilla, unos niños felices se asoman a las verjas de hierro de la casa donde el niño García Márquez vivió con sus padres tras la muerte de su abuelo en 1936. Al abandono del padre, que acabó trayendo a casa varios medio hermanos, siguió una epopeya que la madre y Gabito, convertido en prematuro padre de familia, trataron de sortear con talento. Hoy, en el mercadillo vecino al Rascacielos, vendedores ambulantes pregonan ediciones pirata de Cien años de soledad. Por la escalera más desigual del mundo se atraviesa el infierno de los cuartos misérrimos donde mujeres de ojos oscuros intentan vencer a la soledad y a la pobreza malvendiendo su piel. Desde su terraza, García Márquez hacía señas a sus amigos de El Heraldo, que todavía no eran el grupo de Barranquilla; desde aquí el infierno se convierte en un cielo por el que se divisa la iglesia en la que García Márquez se casó con Mercedes Barcha, una de las dos mujeres de su vida. La otra es Carmen Ballcells, su agente literaria. La herrumbre de un espejo refleja a los desgraciados cubiertos de polvo que arrastran una bicicleta en llamas por las calles. El sol es de fuego, y el hielo, un sueño lejano, tan sólo una palabra como las de los libros.

El viajero abandona Barranquilla no antes de visitar el recién inaugurado Parque Cultural del Caribe, un museo sorprendente que próximamente tendrá una sala dedicada a García Márquez (cuya apertura está prevista para finales de este año).

Tren Amarillo

"Yo nací y crecí en el Caribe. Lo conozco país por país, isla por isla, y tal vez de allí provenga mi frustración de que nunca se me ha ocurrido nada ni he podido hacer nada que sea más asombroso que la realidad". Las palabras de García Márquez se me aparecen cuando la guagua se para en los billares de Sevilla en la zona bananera que recorrió García Márquez en el Tren Amarillo. Niños pelirrojos venden tucanes, monos, serpientes y camaleones a los transeúntes, y el olor de la guayaba se mezcla en el aire con el tabaco rancio y la pestilencia agria de los orines de tanto animal muerto de miedo. García Márquez siempre ha afirmado que el realismo mágico era simplemente realismo, contar cómo es la costa caribeña de Colombia donde todos los milagros dejan de serlo ante el milagro único de que todo siga venciendo a la violencia y al olvido, venciendo incluso a los muchos más de cien años de soledad del departamento de Magdalena.

Tayrona

En el parque Tayrona, en la sierra nevada de Santa Marta, los indios kogi cuidan de la armonía universal. De aquí baja un arroyo que se llama Macondo y aquí consigo ver por primera vez el árbol con ese nombre, que ignora su fama y se agarra a las rocas blancas y prehistóricas como las túnicas impolutas de los indios. Macondo es también el nombre de una finca de Aracataca y el de un mundo que nació mientras García Márquez viajaba en tren con su madre para vender la casa del abuelo y leía a Faulkner. A través de los platanales, "cada río tenía su pueblo y su puente de hierro por donde el tren pasaba dando alaridos, y las muchachas que se bañaban en las aguas heladas saltaban como sábalos a su paso para turbar a los viajeros con sus tetas fugaces". Hoy no pasará el tren (existe un proyecto para volver a ponerlo en marcha para el turismo). Es la guagua la que sigue entre plantaciones y niños desnudos hacia el horizonte blanco.

Cerca de Santa Marta, el calor es agudo como el hielo. Escolares con corbata recitan los últimos días de Simón Bolívar en la Quinta de San Pedro Alejandrino. García Márquez los recreó en El general en su laberinto (1989), alejándose de Macondo para caer en un laberinto literario del que le salvarían los vericuetos reales de Cartagena de Indias y sus mansiones coloniales. Aquí nacieron obras como El amor en los tiempos del cólera (1985), inspirada en los amores de sus padres, y Del amor y otros demonios (1994), donde narra la historia de la novicia adolescente Sierva María, que transcurre en el convento de Santa Clara. Amores prohibidos, contrariados, fértiles en hijos y en páginas.

Cartagena de Indias

Por la Ciénaga de la Virgen, de aguas dulces y saladas, entramos en Cartagena de Indias: sueño de piratas y de escritores. El calor se convierte en delirio y todos los demonios tienen nombre de mujer en el Portal de los Dulces: ajonjolí, cabellitos de ángel, maná de leche que curaron el amor de las doncellas, pero no la cólera de los esclavos. La ciudad es un párpado de piedra que se cierra en torno a la nostalgia de tiempos mejores. La casa de García Márquez se arrima a la muralla frente a un malecón por el que pasan coches que nunca se detienen. Una casa que Gabo casi no visita, quizá porque ya no le hace falta pisar el Caribe para recordarlo. García Márquez es el Caribe para millones de lectores de todo el mundo que padecieron el idilio de Sierva María y enloquecieron con el olor de las madreselvas.

"Para mí, el rincón más nostálgico de Cartagena de Indias es el Muelle de la Bahía de las Ánimas, donde estuvo hasta hace poco el fragoroso mercado central. Durante el día, aquélla era una fiesta de gritos y colores, una parranda multitudinaria como recuerdo pocas en el ámbito del Caribe. De noche era el mejor comedero de borrachos y periodistas. Allí estaban, frente a las mesas de comida al aire libre, las goletas que zarpaban al amanecer cargadas de marimondas y guineo verde, cargadas de remesas de putas biches para los hoteles de vidrio de Curaçao, para Guantánamo, para Santiago de los Caballeros, que ni siquiera tenía mar para llegar, para las islas más bellas y más tristes del mundo. Uno se sentaba a conversar bajo las estrellas de la madrugada, mientras los cocineros maricas, que eran deslenguados y simpáticos y tenían siempre un clavel en la oreja, preparaban con una mano maestra el plato de resistencia de la cocina local: filete de carne con grandes anillos de cebolla y tajadas fritas de plátano verde. Con lo que allí escuchábamos mientras comíamos, hacíamos el periódico del día siguiente". La voz de García Márquez resuena a lo largo del viaje, cuya mejor guía es Vivir para contarla (2002), sus memorias.

Muchas palabras después, el viajero metido a escribidor recordará los callejones de Cartagena donde un premio Nobel le enseñó que ser escritor no es otra cosa que estar loco y volvería a recorrer la ruta de García Márquez. Esta vez, con los ojos cerrados.
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Jue Sep 24, 2009 08:36    Asunto: Responder citando

Memoria de mis putas tristes, la última novela del premio Nobel Gabriel García Márquez, dará el salto a la gran pantalla. La cinta, que se rodará en México, estará dirigida por el danés Henning Carlsen (Lobo salvaje), que trabajará en estrecha colaboración con el autor.
La adaptación de la última obra de 'Gabo' contará con guión del francés Jean Claude Carrière, un hombre con probada experiencia en estas lides nominado tres veces al Oscar por La insoportable levedad del ser, Ese oscuro objeto del deseo y El discreto encanto de la burguesía, y ganador de una estatuilla gracias al libreto de Feliz Aniversario.
Memoria de mis putas tristes se filmará en la ciudad de Puebla con un presupuesto de ocho millones de dólares. El secretario de Finanzas y Administración Estatal, Gerardo Pérez Salazar, ha dicho que en cuatro semanas comenzarán las labores de preproducción de la cinta, una coproducción entre México, España y Dinamarca. "Todos entraríamos como socios de esta operación y el dinero no sería a fondo perdido, sino que la participación como socios nos permitiría recuperar el dinero", ha afirmado Pérez Salazar en declaraciones al diario mexicano Crónica.
Memoria de mis putas tristes relata las peripecias sexuales de un periodista y escritor de noventa años que nunca se acostó con una mujer sin pagarla. La obra sigue así el camino de otras novelas de García Márquez que también saltaron a la gran pantalla como El Coronel no tiene quien le escriba, Eréndira, la indomable o El amor en los tiempos del cólera, que protagonizó Javier Bardem.
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Mar Oct 06, 2009 20:32    Asunto: Responder citando

EFE. 07.10.2009 - 00.37 h

AGATHA CHRISTIE CENSURADA POR HACER APOLOGÍA DEL ASESINATO

El gobierno del estado mexicano de Puebla ha retirado su apoyo a la versión cinematográfica de la novela Memorias de mis putas tristes (editada en 2004), del Premio Nobel colombiano Gabriel García Márquez, tras la denuncia presentada por la ONG Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe, contra esa iniciativa por "apología de la prostitución infantil".



El Ejecutivo de ese estado del centro de México dijo en un escueto comunicado en su página web "que no apoyará el proyecto o filmación de la película". "Como se informó en su momento, la producción solicitó a las autoridades de Puebla respaldar financieramente el largometraje, lo que fue sometido a consideración y descartado totalmente", indica el boletín.

El filme fue anunciado el pasado 18 de septiembre por Gerardo Pérez, secretario de Finanzas de Puebla, donde estaba previsto que se rodará la cinta. El plan contaba con ocho millones de dólares de presupuesto, que iban a ser financiados por las firmas mexicanas Televisa y Femsa, y por México, España y Dinamarca, según sus responsables.

Sin embargo, ha estado rodeado de polémica desde antes incluso de ponerse en marcha por las críticas de la Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe, con sede en México y conformada por una red de 300 ONGs de 25 países.

La coalición ha anunciado en un comunicado que ha presentado una denuncia "contra quien o quienes resulten responsables, por hechos que pueden ser constitutivos del delito de apología de la prostitución infantil y la corrupción de menores de edad".

"Llevada a la pantalla grande la historia de un anciano que decide darse una 'noche de amor loco' con una adolescente drogada de 14 años glorifica la pedofilia y la pederastia y al masificar el mensaje las naturaliza o normaliza, y pone en grave riesgo a las mujeres y niñas de nuestros pueblos", argumenta. "Nos gustaría que el arte literario de Gabriel García Márquez sirviera para la prevención de este delito y no para su glorificación y naturalización", agrega.

Según el director, la actriz elegida para la película, Ana de Armas, tiene 21 años y en la cinta no se iba a manejar una edad para su personaje. "Así que simplemente han asesinado nuestra adaptación, nos han dado un golpe mortal porque no podemos aventurarnos a filmar sin todos los recursos. Será difícil que esto salga adelante, porque ya se politizó", aseguró el director.
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Sab Oct 10, 2009 04:23    Asunto: Responder citando

México descubre al 'Gabo' más íntimo

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/10/09/cultura/1255044906.html
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Mie Oct 14, 2009 03:51    Asunto: Responder citando

A Gerald Martin (Londres, 1944) lo llaman el Tío Yeral en la familia de Gabriel García Márquez. El hispanista británico ha pasado 19 años trabajando en la biografía del Nobel colombiano. "Gabo me dio su visto bueno con una sola condición: que no le hiciera trabajar", cuenta el biógrafo, de paso por Madrid. El resultado son más de 700 páginas sacadas de una primera versión cuatro veces mayor que Martin espera publicar algún día. Por lo pronto, Gabriel García Márquez. Una vida (Debate), que acaba de aparecer en España en traducción de Eugenia Vázquez, es un apasionante repaso a la vida de uno de los escritores más populares del planeta. Y eso, pese a la cercanía y la admiración inquebrantable del tío Yeral, sin renunciar al claroscuro de los mejores retratos: desde una infancia que vivió de la mano de su abuelo hasta la consagración de un Nobel, el de 1982, cuya candidatura se había estado "trabajando" años antes en Estocolmo; desde su iniciación sexual en un prostíbulo hasta su amistad con los poderosos de la tierra pasando por el intento de su padre de trepanarle el cerebro tras un ataque de esquizofrenia; desde los años de periodismo y miseria a los 50.000 dólares que, según Martin, ha llegado a pedir por una entrevista de media hora; desde la casa familiar de Aracataca a las "siete residencias en lugares elegantes de cinco países distintos" que posee hoy.

Gerald Martin, que en la actualidad prepara el "así se hizo" de su propio libro, dice que la suya no es una biografía autorizada sino tolerada: "Con el tiempo empezó a ayudarme o por lo menos dio luz verde a que viera a sus familiares, amigos, a Fidel Castro. Aun así, no me dio acceso a todos sus documentos ni a toda su correspondencia". ¿Él la ha leído? "Sí", responde Martin sonriendo. "Y no le disgusta del todo, aunque hay interpretaciones que no le gustan".

Cuando se le pregunta si después de 19 años siendo su sombra todavía lo admira, es rotundo: "Ahora lo admiro más. Antes lo admiraba como escritor, pero no lo conocía. Y creía mucho de lo que se decía de él: que era fascinante y a la vez arrogante, vanidoso, oportunista... Antes de la versión definitiva hice una versión digamos negra, es decir, una biografía con todo lo que podrían decir los detractores de García Márquez sobre él. Lo leí y no me convenció. Hice todo el esfuerzo posible por dar una visión distanciada y objetiva".

Martin dice que uno de los grandes enigmas a los que se enfrentó fue el noviazgo entre el escritor y su mujer, Mercedes. Pero reconoce que hay muchos otros. Por ejemplo, la atracción del novelista por los poderosos. Y viceversa: "El presidente colombiano López Michelsen me dijo: 'No te equivoques. No es García Márquez el que nos busca a nosotros. Es cierto que buscó a Castro, pero los demás hemos sido nosotros los que lo buscamos a él'. Y sí, está obsesionado con el poder, pero no hay que caer en la superficialidad. El poder ha fascinado a muchos grandes autores, a Shakespeare, por ejemplo. Quieren entender los resortes que mueven el mundo". ¿Es cierto, como dicen sus partidarios, que en privado es crítico con su amigo Fidel Castro? "Sin duda. Si lo hace realmente o para apaciguar su conciencia quién sabe. Esto nunca lo he contado, pero yo he estado en casa de García Márquez con personas muy importantes de la nomenclatura cubana y son muy deferentes hacia Gabo. La idea de que es un bufón que hace chistes y de cuando en cuando le dice cosas un poco atrevidas a Fidel Castro es un absurdo. Es cierto que se empeñó en ser amigo de Castro, pero no es ni su bufón ni su correveidile".

La biografía está llena de claves que iluminan la trastienda de la obra de García Márquez, algo que algunos le han afeado en Colombia: "Alguien escribió que yo había asesinado la magia de la literatura de Gabo, pero yo creo que la magia de la literatura reside precisamente en la relación entre la vida y lo que uno hace transformándola en otra cosa". Para el biógrafo británico, el autor de Cien años de soledad es "un fenómeno irrepetible", que se da "una vez cada siglo": "Su vida es un cuento de hadas: un niño pobre que termina siendo amigo de quien él quiera por poderoso que sea. Casi nadie le dice que no a García Márquez".
Volver arriba
Foros
Publicidad


¿Planeando un viaje de vacaciones?
Consulte las tarifas más económicas en nuestra sección de Viajes.
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> La Gaveta Todas las horas son GMT - 3 Horas
Ir a página Anterior  1, 2, 3 ... 31, 32, 33, 34  Siguiente
Página 32 de 34