elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

TIZONA



 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> La Gaveta
Autor Mensaje
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Jue May 24, 2007 06:48    Asunto: TIZONA Responder citando

Castilla y León compra la espada del Cid
La Junta adquiere 'La Tizona', que expondrá en la catedral de Burgos, por 1,6 millones de euros



La Junta de Castilla y León ha adquirido por 1,6 millones de euros La Tizona, la archifamosa espada del Cid con la que, según el cantar, el héroe de la Reconquista rebanaba cabezas y cortaba a sus enemigos por la mitad. De forma provisional, el arma ha sido depositada en el Museo de Burgos, aunque su destino final será previsiblemente la catedral, donde se encuentran los restos mortales del Campeador. La espada, a la altura de la Excalibur del rey Arturo o de la Joyeuse de Carlomagno, se encuentra en la actualidad en el Museo del Ejército en Madrid

Así lo ha indicado la consejera de Cultura y Turismo de Castilla y León, Silvia Clemente, quien ha explicado que la espada, propiedad de José Ramón Suárez de Otero, marqués de Falces, fue ofrecida en primera instancia al Ministerio de Cultura.

Su propietario, tras la decisión del Ministerio de Cultura de rechazar su adquisición, se la ofreció a la Junta. Clemente ha destacado que La Tizona será la pieza protagonista de la exposición que inaugurará la Junta en septiembre próximo en la catedral de Burgos sobre Rodrigo Díaz de Vivar 1043-1099), con motivo de la conmemoración del octavo centenario del Poema de Mío Cid. En el mismo templo está enterrada su mujer, Jimena, y también guarda recuerdos cidianos como su carta de arras y el llamado cofre del Cid con el que, según el Cantar, engañó a Raquel y Vidas.

Con dos inscripciones

Silvia Clemente ha indicado que ahora abrirán una negociación con el Cabildo Metropolitano para dejar la espada en la seo burgalesa. La consejera ha precisado que, en la adquisión, la Junta aporta 600.000 euros, mientras que el millón de euros restante lo pone un grupo de empresarios de Burgos que han colaborado en la adquisición de la espada cidiana.

Según cuenta la Wikipedia, La Tizona no era la única espada que empuñó el Cid en sus años de gloria -la otra era Colada -, pero sí la más célebre. Se la robó al rey Búcar de Marruecos en Valencia y más tarde regaló a su sobrino, Pedro Bermúdez.

Su hoja mide 0.785 m. de largo por 0.045 m. de ancho. Según estudios de la Universidad Complutense, la hoja es contemporánea del Cid y de gran calidad, aunque la empuñadura, renacentista, se sustituyó por otra de la época de los Reyes Católicos. La hoja lleva inscritas las siguientes leyendas en 'IO SOI TISONA FUE FECHA EN LA ERA DE MILE QUARENTA' (en castellano antiguo, que sería 'Yo soy Tizona. Fue hecha en la era de 1040'. Sin embargo, debe ser traducido como 1002, pues 'era de mile quarenta' se refiere a 'era hispánica', que comienza en el 38 a.C.). En la otra cara, dice en latín 'AVE MARIA GRATIA PLENA DOMINUS TECUM'. Son los tres primeros versos del Ave María: "Ave María. Llena eres de gracia. El señor es contigo".


http://www.elpais.com/static/viajero/castillaleon/miocid/el_cantar.html

aUDIO

http://www.elpais.com/audios/cadena/ser/Cantar/Cid/Capitulo/destierro/elpaud/20070517csrcsr_11/Aes/
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Dom May 27, 2007 01:07    Asunto: Responder citando

MADRID.- A la espada que blandió el Cid Campeador le falta aún una última batalla que librar: la de demostrar su autenticidad. Después de 600 años mimada por las aristocráticas manos de los marqueses de Falces y los últimos 60 expuesta con orgullo en el Museo del Ejército, al arma "del que en buena hora nació" le toca lidiar con la duda.

José Ramón Suárez del Otero, marqués de Falces y actual dueño de la pieza, confiesa que ha presumido desde niño de poseer la espada del Cid y que este episodio le ofusca y le cabrea: "Desde mil cuatrocientos y pico la Tizona ha estado en manos de mi familia y me duele que por intereses políticos se esté desprestigiando esa espada que es todo un símbolo de nuestra historia".

La compra de la supuesta espada de Rodrigo Díaz de Vivar por parte de la Junta de Castilla y León ha desatado un fuego cruzado entre la Administración autonómica y el Ministerio de Cultura. La primera no duda que la pieza es la que acompañó al Cid en mil y una contiendas. El Ministerio, sin embargo, rechazó pagar el millón y medio de euros que pedía el dueño de la espada porque considera que son varios los estudios que han demostrado que no es la verdadera Tizona.

"Esa afirmación de la ministra de Cultura supone una deslealtad hacia mí, hacia la espada y hacia el Ejército español, que la ha custodiado durante más de 60 años y la ha expuesto al público durante todo este tiempo como la espada Tizona”, espeta el marqués de Falces.

"¿Que no es la espada Tizona? Desde luego no tenemos ningún código de barras, ningún ticket de compra ni ninguna foto de los Reyes Católicos entregándosela a mi antepasado. Pero ésta es la espada del Cid. Claro que, si yo hubiera sido la señora Carmen Calvo, quizá hubiera dicho lo mismo, para intentar justificar el error de no haberla comprado’.
Ocho años de negociaciones para la venta

Las conversaciones para la venta de la espada se iniciaron en 1999 cuando el dueño de la misma comunicó su intención de venderla. A partir de ese momento comenzaron las negociaciones con el Ministerio de Cultura para establecer el precio. En octubre de 2003 los abogados de Suárez del Otero recibieron una carta de Ministerio en la que se ofrecía un millón y medio de euros [Ver carta en pdf]. El marqués aceptó la cifra.

Cuando todo había quedado a punto para que la compra se hiciera efectiva, apareció un nuevo informe sobre la espada que rebajaba su valor hasta los 200.000 o 300.000 euros y el dueño de la supuesta Tizona recibe una carta en la que se le informa de que el Ministerio ya no está interesado en adquirirla.
José Ramón Suárez del Otero y Velluti, dueño de la espada Tizona del Cid. (Foto: Diego Sinova)
Ampliar foto

José Ramón Suárez del Otero y Velluti, dueño de la espada Tizona del Cid. (Foto: Diego Sinova)

El Gobierno se basa en informes elaborados por el Patrimonio Nacional, el Museo Arqueológico, la Real Academia de la Historia y el experto historiador medievalista José Godoy, de quien Suárez del Otero afirma: "Me atrevería a decir que ese señor no ha visto la espada en su vida".

A la venta de la espada le queda un último paso para hacerse efectiva. "Sólo falta la última firma, que esperamos que tenga lugar en Valladolid en pocos días", apunta Suárez del Otero, quien asegura que ha recibido "otras muchas ofertas más suculentas que ese millón y medio de euros" y las ha rechazado porque no quiere "que la espada acabe en el escaparate de un banco o un centro comercial". También reconoce que podría haberla donado, "pero así es el ser humano. Si puedo disfrutar de ese dinero ¿por qué no voy a hacerlo?", dice.

El marqués se confiesa "muy contento" con la venta porque dice que con ella cumple un deseo que he tenido desde que la heredó: "Que la espada Tizona esté en Burgos, junto a los restos del Cid".
De cómo la Tizona llegó a los marqueses de Falces

"Mi antepasado llevó la cuestión política del matrimonio de los Reyes Católicos. Incluso, el rey Fernando y él se vistieron de arrieros para ir a ver a Isabel de Castilla. Después del casamiento, los Reyes, en agradecimiento, le trasladaron su interés por agasajarle con lo que más le placiera: tierras, palacios… Mi antepasado dijo que quería la espada del Cid Campeador", así resume José Ramón Suárez del Otero cómo llegó la Tizona a manos de su familia.

"La espada permaneció durante años en el palacio de Marcilla de la familia. Luego, en casa de mis abuelos, donde mi abuela construyó una cámara secreta en la que, cuando estalló la Guerra Civil, quedó guardada la espada junto con cuadros y joyas. Pero los ‘rojos’ dieron con ella y se lo llevaron todos", explica.

Finalmente, la espada apareció en Figueras. “Estaba a punto de salir rumbo a Rusia cuando fue localizada por los ‘nacionales’. Estaba bien embalada en una caja oscura con un cristalito que dejaba ver el interior. Llevaba un mensaje que decía: ‘Camarada, respeta esta espada, es la espada del Cid’".

La espada volvió a Madrid, y los abuelos de Suárez del Otero decidieron darla en depósito. Por eso, desde 1944 la espada ha permanecido en el museo del Ejército. "Si no es la espada Tizona, ¿por qué ha permanecido 60 años en un lugar preferente del Museo donde siempre se la ha presentado como la espada del Cid? ¿Nos han estado engañando?".
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Lun May 28, 2007 07:17    Asunto: Responder citando

La supuesta espada Tizona que recientemente ha adquirido la Junta de Castilla y Léon por 1,6 millones de euros enfrenta estos días al Ejecutivo regional y a Cultura, ya que mientras la Junta insiste en su autenticidad, el Ministerio argumenta que no es la que blandió el Cid Campeador. De hecho, fuentes del Ministerio de Cultura señalaron anoche que desde 1.999 se sabía que la espada expuesta en el Museo del Ejército no era la auténtica Tizona, si bien se confirmaba que era una espada representativa de la época, de alto valor histórico, y de cuyo tipo sólo existen cuatro en el territorio nacional, una en Granada, que perteneció a Fernando El Católico, y tres en Madrid.

La espada estaba expuesta en depósito en el Museo del Ejército desde 1.944 y su propietario, José Ramón Suárez de Otero, marqués de Falces, la ofreció recientemente al Estado coincidiendo con el final del contrato de depósito tasando su valor en 6 millones de euros, aunque posteriormente rebajaría esta cifra a 1,5 millones.

El Ministerio de Cultura, a instancias del de Defensa propietario del museo, hizo uso de cuatro informes técnicos de los que dispone para no formalizar la compra por considerar su precio elevado, aunque reconoció su valor histórico como representativa de la época. Los informes han sido elaborados por el Patrimonio Nacional, el Museo Arqueológico, la Real Academia de la Historia y el experto historiador medievalista José Godoy. Patrimonio Nacional considera en su informe que "no existen datos fiables para identificar esta espada como la auténtica del Cid", el Museo Arqueológico la califica de "falsa reliquia" y José Godoy considera que la espada es del siglo XV - XVI, y con añadiduras del XIX que no coinciden con la primera inscripción de la auténtica Tizona.

Por todo ello la Junta de Calificación del Ministerio de Cultura calificó la espada como "falso histórico" y consideró su precio real en atención a los informes técnicos de entre 200.000 y 300.000 euros. Las fuentes del Ministerio de Cultura señalaron que la Junta de Castilla y León conocía todos los informes técnicos que acreditan que la espada no es la auténtica si bien "respetamos el precio que hayan querido pagar por ella", aunque destacaron su sorpresa al haberse anunciado que será expuesta en la catedral de Burgos como la auténtica espada del Cid Campeador.

Sin embargo, la consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, ha insistido hoy en la autenticidad de la espada y ha esgrimido el Real Decreto 1414/2002 por el que se declara a esta espada como Bien de Interés Cultural, reconociendo su autenticidad, basándose en que "existe una tradición historiográfica muy amplia que identifica la misma como la famosa espada de don Rodrigo Díaz de Vivar".

En opinión de Silvia Clemente, lo que ha pasado es que, cuando el Ministerio de Cultura se entera de que la espada ha salido del Museo del Ejército, el pasado martes, "le entra un importante ataque de cuernos y se pone muy nervioso, porque están muy preocupados por las elecciones". Además, para la consejera, el Ministerio "ha levantado una falsa polémica" sobre la autenticidad de la pieza, movido por "su ánimo destructivo hacia Castilla y León y un importante ataque de cuernos".

Por último, Clemente se ha preguntado que "si se sabía que no era la auténtica 'Tizona' en 1999 por qué lleva hasta 2002 la declaración de la espada como Bien de Interés Cultural". Según la consejera, su departamento conocía los informes contradictorios de 1999, pero sobre ellos "tiene una primacía la amplia historia de esta espada como la 'Tizona', desde que Fernando el Católico se la entrega al marqués de Falces".
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Mar Sep 25, 2007 19:25    Asunto: Responder citando

En conmemoración del VIII centenario del Cantar del Mio Cid ,27 y 28 de octubre de 2007-

Organiza: Vicerrectorado de Coordinación y Extensión Universitaria.

Lugares: Vivar del Cid, Burgos, San Pedro de Cardeña, S. Esteban de Gormaz, Robledo de Corpes, Atienza, Medinaceli, Sigüenza.
El trayecto quedará completado con visitas guiadas, lecturas poéticas del 'Cantar', una Mesa Redonda y dos vinos españoles ofrecidos por la Diputación de Burgos.

Precio: 130 €

Incluye: transporte, cena sábado, comida domingo, alojamiento en BURGOS en habitación doble.

Información:
Tel. 91 398 75 55 – 91 398 60 50 // e-mail: a-culturales@adm.uned.es

Inscripciones: hasta el 15 de octubre en el 91 398 84 88

malburquerque@pas.uned.es

Nº Cuenta: 0049 – 0001 – 54 – 2211438387

"Plazas limitadas; rogamos que se inscriban lo antes posible"
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Mar Sep 25, 2007 19:50    Asunto: Responder citando

Valencia no pertenece a la ruta cidiana.

Cosas de la vida.
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Vie Nov 09, 2007 04:15    Asunto: Responder citando

La última edición del "Cantar de Mío Cid", realizada por el poeta y profesor Alberto Montaner Frutos, ha permitido descifrar pasajes de este clásico de la Edad Media hasta ahora ilegibles, gracias a una eficaz combinación de vídeo y microscopio.

Esta edición (Galaxia Gutemberg/Círculo de Lectores) parte de un nuevo y riguroso estudio del único manuscrito conocido, realizado por Per Abbat y del que este año se celebra el VIII centenario, y en la misma se hace un exhaustivo repaso de todos y cada uno de los problemas de la obra, así como de las soluciones propuestas por la crítica.

Por este motivo, Francisco Rico, catedrático de Literaturas Hispánicas Medievales, miembro de la Real Academia Española y encargado del estudio preliminar de la obra, calificó de "disparatado" el trabajo realizado, al considerar que "nunca se había hecho una edición de un clásico de la literatura tan exhaustiva".

Montaner, que no pudo asistir a la presentación por encontrarse en la Universidad de California, aseguró -en un vídeo grabado- que El Cantar de Mío Cid "tiende un puente entre la literatura de la Edad Media y nuestros días", y destacó las diferencias de su protagonista con los héroes épicos de la época, como su afán por evitar entrar en batalla siempre que podía.

Por su parte, Francisco Rico vio "difícil" que se pueda volver a editar un clásico de la literatura "tan minucioso y exhaustivo" como éste, y ensalzó su resultado y el "texto desnudo y limpio al que se subordina todo lo demás".

Además, explicó que, gracias a las modernas técnicas de visionado utilizadas por Montaner, que permiten ampliar y tratar la imagen de un deteriorado manuscrito a consecuencia del paso del tiempo y de su uso, se descubren nuevas palabras, frases y fechas en distintos versos, ocultas con borrones.

La obra se apoya en la revisión sistemática de toda la bibliografía sobre el texto, mientras que las notas a pie de página aclaran los detalles que pudieran dificultar su lectura.

La presidenta del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, ha afirmado que este texto "vigoriza un texto clásico y lo aproxima al presente de nuestra cultura", y se ha mostrado convencida de que esta "exhaustiva" edición "nos ayudará a encontrar alguna clave más para entender esta obra" de la literatura medieval.

Francisco Rico invitó a leer la obra para conocer pasajes sobre la espada Tizona del Cid, y se mostró convencido de que la espada que supuestamente perteneció a Rodrigo Díaz de Vivar, más conocido como el Cid Campeador, y que fue adquirida por la Junta de Castilla y León, no es la auténtica.

El poeta Luis García Mateo se mostró impresionado tras una lectura de esta edición, que, confesó, "me cortó la respiración", y que supone, dijo, un compendio de toda la historia de la filología entorno al Cid.

Le atribuyó el "doble mérito" de servir de primera línea de investigación para profesores de literatura y al mismo tiempo de llegar a un amplio número de lectores, y aseguró que tendría que estar en todas las bibliotecas.

Por su parte, el también poeta Luis Alberto de Cuenca calificó esta edición como un "monumento de la tecnología", y elogió el trabajo realizado por Alberto Montaner, "un poeta sin tiempo que bien podría pertenecer al Siglo de Oro".
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Sab Nov 21, 2009 05:32    Asunto: Responder citando

El 20 de diciembre de 1960 (...) la Fundación Juan March donaba a la Biblioteca Nacional el códice de Per Abat del Poema del Cid, comprado por ella a la familia Pidal en diez millones de pesetas.

La biblioteca nacional / por Manuel Carrión Gútiez. - Madrid : Biblioteca Nacional , 1999 (pág 112)

¿Y cómo hizo llegar la Fundación Juan March ese manuscrito a la Biblioteca Nacional de España? Guardado en el peculiar recipiente que podéis ver en las siguientes imágenes: un pequeño castillo de madera hecho expresamente para contenerlo, como se puede ver por la inscripción en el umbral (“El Myo Cid”). El manuscrito venía guardado bajo llave al otro lado de la reja del castillo.

El manuscrito del Cantar de Mío Cid que custodia la BNE es un tomo de 74 hojas de pergamino, encuadernado en tabla forrada de badana y con orlas estampadas; está dividido en 11 cuadernillos y le faltan tres hojas, una al inicio y dos en en el interior. En algunas de sus hojas hay manchas de color oscuro, debidas a los reactivos utilizados ya desde el siglo XVI para leer lo que había empalidecido. Los investigadores aplicaban sustancias químicas para recuperar pasajes ilegibles, pero los productos que empleaban iban dejando manchas oscuras en el pergamino, empeorando su situación cada vez más.

Se trata de una copia realizada por Per Abbat en 1207, adaptando la fecha del éxplicit (la parte final del documento) «MCC XLV» a la era hispánica, es decir, restándole 38 años. Esto es así porque durante siglos, en España se tomaba como año de comienzo de nuestra era la ocupación romana de la península, en el año 38 a.C. Por ello hay que restar 38 años para obtener el año correcto.

Para leer, si eres capaz de ello, aqui

http://bibliotecadigitalhispanica.bne.es/view/action/nmets.do?DOCCHOICE=191152.xml&dvs=1258791408449~895&locale=es_ES&search_terms=&adjacency=&DELIVERY_RULE_ID=4&usePid1=true&usePid2=true
Volver arriba
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> La Gaveta Todas las horas son GMT - 3 Horas
Página 1 de 1