elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edición en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

EL CLAN HOOK



 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Antología Alepha
Autor Mensaje
sercas812
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 22 May 2010
Mensajes: 12
Ubicación: montevideo-uruguay

MensajePublicado: Sab May 29, 2010 23:26    Asunto: EL CLAN HOOK Responder citando

Sergio Cassarino Montevideo 1957, publica su primer libro en esta misma colección en 1991 con el título SOLEDAD BLANCA. Desde aquel primer libro sus poemas han sido publicados en diferentes medios de Estados Unidos, Cuba, Argentina y España. Obtuvo reconocimientos en diferentes concursos en el exterior y en nuestro país. Vaya a título de ejemplo el concurso poético de la Fundación Banco de Boston con el primer premio, 1995.Su segundo libro, ABREME LA PUERTA (1996), fue publicado también en esta misma colección por Vintén Editor y posteriormente premiado con Mención de Honor por el Ministerio de Educación y Cultura en 1997.Si en esta segunda obra el poeta había ya consolidado una línea poética definida por el deliberado esfuerzo en circunscribir su creación a las circunstancias cotidianas y sus agobiantes servidumbres e incertidumbres, en EL CLAN HOOK Cassarino ensaya el derrotero del poema apócrifo como forma de cuestionar la estética vigente, ceñida como nunca a modas y caprichos. Podría entenderse que el creador literario y en particular la labor poética –visto desde el ángulo de esta poesía de Sergio Cassarino- ha sucumbido a los asuntos y temas textuales sin llegar a afincarse en la nomenclatura del desconcierto post-dictatorial (democracia sin recursos económicos o democracia de la pobreza, el exilio, verdades injustas que van camino de ser derogadas o por lo menos reinterpretadas, exclusión, marginalidad social), donde la creación por algunos momentos parece signada por la dispersión, la imitación y el dandismo en ciertos casos.
VINTEN EDITOR
ISBN 9974-570-99-9




EL CLAN HOOK
«...LOS AUGURIOS SIEMPRE MANCHADOS
POR LA ESPÁTULA DEL TIEMPO»

Los poetas nos cuentan poco de sí mismos cuando hablan en primera persona, pero cuan-do lo hacen en la tercera persona del singular, lo autobiográfico en este caso, llega a lindar con lo inverosímil, tal el caso de Sergio Cassarino, cuando con absoluta liberalidad nos prodiga sus vivencias en variados lugares de Asia, o sus propios padecimientos y de-cepciones. Y a pesar de estas notas extremas de un estilo intrincado, - tajante y por mo-mentos tierno, condescendiente con el prójimo destartalado que habita sus versos – hacen instantáneo efecto en el lector, y al placer de leer a un poeta maduro, se añade la satisfac-ción de asistir al progreso en la construcción de su obra que tendrá reservado un lugar destacado en la poesía uruguaya de fines de siglo veinte y comienzos del veintiuno.
El soldado y poeta místico que es Frederick Hook se convierte en cronista de la hora cuando sus personajes son descritos en críptico lenguaje cinematográfico, plagado de modismos centroamericanos, neologismos, y con una sintaxis proveniente del clip televi-sivo.
Este breve pero intenso poemario puede entenderse como una iracunda crítica del lengua-je corriente de nuestra época, plagado de imposiciones fetichistas, donde el discurrir de las personas –y la poesía consiguiente-, pierde espontaneidad cuando cristaliza en moldes efectistas, al modo de la estética y lenguajes hollywoodenses.
No obstante la apropiación momentánea de un gesto declamatorio inauténtico, Cassarino logra crear ambientes y situaciones del alma con verdadero acierto, donde inesperada-mente aquel lenguaje machacón, cotidiano y a la vez extraño, se eleva hacia metáforas certeras y acabadas.
Con un empuje proveniente más de la visión que de la razón, más visceral que epidérmica, Sergio Cassarino alcanza con este tercer libro una posición aventajada, dentro de la promoción de poetas que publican sus primeras obras finalizada la reciente dictadura.
Como hice constar al principio y con palabras del poeta, confío que mis buenos augurios no terminen «...manchados por la espátula del tiempo».
Daymán Cabrera
Montevideo 13 de diciembre de 2005.

















EL CLAN HOOK




LO QUE SE SABE ACERCA DE FREDERICK HOOK


Frederick Hook es un poeta salido de algún lugar de Wyoming; probablemente parte de sus estudios los realizó en Cheyenne, en el preciso momento en que es alistado para servir en Viet Nam en una fecha tam-bién imprecisa.
Ya en plena guerra y con veintidós años de edad -pues había nacido según fuentes fidedignas en noviem-bre de 1947- realizó varias incursiones siendo testigo de experimentos sucesivos con armas químicas. Se da por desaparecido en 1972, sin embargo, soldados combatientes interrogados tiempo después del regreso, cuentan de un individuo que revistaba en filas vietnamitas (o al menos eso parecía), que con fiera mirada, barba extremadamente larga y el pelo enmarañado, corría sosteniendocon una mano su arma de guerra y con la otra unos ruinosos papeles .Todos los interrogados concuerdan que en medio de la balacera era posible oir a aquél hombre. No obstante los relatos difieren: algunos dicen que recitaba pasajes de la Biblia, otros que simplemente gritaba o imploraba, otros que invocaba quién sabe a qué dioses y sólo unos pocos sostienen que recitaba poemas. Un soldado ha contado haberlo visto parado sobre un montículo, recitando, en medio de un fuerte ataque de obuses, ensimismado, como si fuera un Moisés acabado de bajar con sus tablas de la ley.
Finalizada ya la guerra, se vuelve a saber de él cuando ocurre la invasión a Panamá. Viejos compañeros de armas sostienen haberlo reconocido durante una caravana organizada por ex-combatientes en pro de ayuda humanitaria. Nuevamente aparece a fines de 1995 en la India, a las afueras de Kampur, cerca de la ribera del Ganges. Fue señalado por un grupo de turistas donde su teniente dice haberlo reconocido, justamente porque con este militar Frederick había trabado amistad y hasta se supo que estuvieron a punto de desertar juntos. Precisamente como su desaparición es engorrosa de determinar y las distintas circunstancias que acabaron con ese hecho, sumado al testimonio de compañeros relatando lo que ya sabemos, se concluye con su definitiva deserción del ejército norteamericano y por tanto todo derecho como ciudadano de ese país, dándolo de baja de todos los registros civiles. Por tal motivo el presente cúmulo de imprecisiones acerca de Frederick Hook.
No obstante, algunos testimonios off de record aseguran que regresó a su país en mas de una ocasión bajo diferentes identidades. Absolutamente todos concuerdan en que su mirada podía ser reconocida entre un millón. Probablemente por eso y por sus regresos esporádicos de que se tienen noticia es que se puede dar fe de este poeta. Se especula que ha visitar al "clan Hook", extraños seres marginales con que entabló amistad al parecer y que testifican sus vidas en viejos papeles desordenados dentro de una valija encontrada en un hotelucho de Kampur. Es lo único que nos viene a dar su voz. Algunos intelectuales dijeron de sus textos que eran cacata carta (papel cagado). A pesar de las distintas opiniones que pueda tenerse es lo único que queda de Frederick Hook, poeta muerto en 1996 en algún lugar de la India, ese inmenso país.


Vincent G. Bulsara - enero 1997.













ITINERARIO DEL CLAN HOOK


1 - EL REGRESO DE ELTON FORREST.

2 - el sueño del gato de Stanford O'hara.

3 - LOS PIES DE MORGAN WILLIAMS.

4 - único discurso del poeta borracho Simon Jansen a orillas del Ganges.

5 - CONCLUSIONES DEL VIEJO DEREK MC.DOWELL DE REGRESO DE NEW YORK.

6 - reflexiones del pastor Harry Scott a orillas del Mekon a medianoche.

7 - LAMENTO DE MI HERMANO NICHOLAS HORNSBY DE REGRESO DE WASHINGTON.

8 - invocaciones de Bo Mathews una noche de brujas a orillas del río Lagarto Grande, Panamá.

9 - EL INSILIO DE MAKO VAN HORN DESDE HACE VARIAS LUNAS EN SAN FRANCISCO.

10- llanto por un poema muerto de Alice Kirkwood.

11- EL KARMA DE MAKO VAN HORN.

12- acto antirrevolucionario en Haifong, Viet Nam.

13- ACERCA DE UN DISCURSO DEL PROFETA RICHARD NIXON ESCUCHADO POR LOS
ALTAVOCES JUSTO ANTES DE UN ATAQUE Y A MILES DE KILOMETROS.

14- niños de Manhattan o donde quieran que estén.

15- CONFESIONES DE MC. PERSONS ANTE LA TUMBA DE SU MADRE AL REGRESO DE
VIET NAM UN DIA DE SETIEMBRE.

16- el infierno de Bertha Jones.

17- EL CANTO DE TOMMY LOGAN.

18- noche de Nueva Delhi.

19- BLUES DE PANAMA.

20- reflexiones del genio de la botella del poeta borracho Casey Horse.

21- MIRANDO DENTRO DE UN POZO.

22- suite del extranjero Freddie.






EL REGRESO DE ELTON FORREST


"Súbete a mi hombro búho"
decía Elton Forrest camino de Jamestown,
"súbete a mi hombro y observa
cómo la sombra de un árbol cae negra sobre nuestro camino,
el calor corrompe la garganta,
el paisaje traza puñales en los pies".
"Observa -le decía Elton Forrest al búho
que ya era una estaca sobre su hombro-,
aquí a comenzado todo, en Jamestown,
de los que soñaban con trenes y escopetas
piras de Salem
el grito eléctrico de los negros
las camisas de batista bordadas.
Menuda descendencia búho
-se lamentaba Elton Forrest-,
menudas mutaciones de mariposas y orugas.
Aquí comenzó todo,
nuestras barcas para naufragar
las maderas llenas de parásitos y corazones incrustados,
los ojos que se extienden en un horizonte sin piedad,
la fiebre de piedras que brillan en los ríos,
los mártires en las noches circulares de donde procedo"
-decía Elton Forrest a su compañero.
"Los años no son mas que mandrágoras.
Aquí comenzó todo,
volvamos a la casa a rescatar la vida de sus ruinas,
la verdadera vida".
le dijo Elton Forrest a su búho,
pero éste parpadeó cuando el sol acribilló sus ojos
volando sin ver atrás cuando se perdió en las montañas
del fantasma de Elton Forrest
y de Jamestown.

***********************



















EL SUEÑO DEL GATO DE STANFORD O'HARA



El gato dormía a los pies de Stanford O'hara
que no dormía, acariciando en el aire
un seno de doncella.
El gato dormía todo entero
cuando la selva penetraba en el pecho
de Stanford O'hara
y hacía sombras y limo en su corazón,
mientras seguía ya con sus dos manos
acariciando los senos de la doncella
con ojos llenos de lágrimas,
de sexo, de rabia, de bosque
eternamente atestado de hachas.
Acariciaba los senos de la doncella,
los aplastaba en el aire
con los ojos definitivamente abiertos a la noche misma
en que el gato de Stanford O'hara
metrallaba suaves ronquidos de gusto,
de sueño profundo y tranquilo.


ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº
































LOS PIES DE MORGAN WILLIAMS




Morgan Williams creaba sus mundos y los caminaba
como un lápiz entre renglones
hasta dejarse caer en medio de una trompeta
en que Miles Davies procedía a calmarlo
bajo una neblina cerrada de jazz.
Entonces los pies de Morgan Williams
se estiraban por los continentes
de la exuberante nostalgia,
la máquina de escribir bailando
entre los pinos del parque,
los pies maravillosos y enormes
con sus dedos de enamorar brujas,
con sus dedos como hombres que abrazan
que bautizan en nombre del desorden y la alegría
con la mirada a lo Theo Angelopoulos
navegando su Lenin hecho pedazos
a través del Danubio.
Los pies de Morgan Williams aplastan las malas lunas
y sangran pegando en el suelo
el sonido de los pasos, la sombra de las huellas,
la trompeta de Miles Davies
subiendo por los renglones de Morgan Williams
bailando los pies infinitos
los dedos de lápiz creando mundos
en la cabeza de Morgan Williams
sobre nosotros.





ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº



















UNICO DISCURSO DEL POETA BORRACHO SIMON JANSEN A ORILLAS DEL GANGES



Como las mujeres de Carchemish corriendo por su vida
fuera de los muros de la ciudad cuando Necho II se moría,
y entre ellas una tan hermosa
¿dónde está tu cabellera princesa de Cirenaica, en qué cielo?.
Muchas, muchas he visto
con la lujuria de La Cava, la del "Tajo en ribera sin testigo"
que corren y corren a bañarse lentamente
en la lagunilla de la cueva de Montesinos,
reluciendo como las mas bellas muestras policromadas
que yacen en Altamira,
bellas carnes como columnas de la Reina Mora en Artá.
Besos de lengua húmeda como bóvedas de Fingal
sus brillantes colores y formas fantásticas del amor
clavando en los corazones desprevenidos
estalactitas besando Antíparos.
Ellas son -o a mí me lo parecen-, regresando.
Las he visto corriendo desde todos los tiempos,
fósiles con las almas muertas,
bellas mujeres aguardando en la laguna Estigia
la barca sin pausa y sin prisa de Caronte.
Bellas mujeres que pasan a mi lado sonriendo
con el Aqueronte en olas mansas
lamiendo sin ellas saberlo
el leve paso de sus pies.






ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº
























CONCLUSIONES DEL VIEJO DEREK MC. DOWELL DE REGRESO DE NEW YORK





Mañana agitarán sus brazos
como si extraños moscardones
hincaran la frágil tela del cerebro,
braceando densamente,
deshaciendo invisibles medusas;
maldiciendo rezarán a sus dioses
escupiendo chillidos acres
que apenas traspasan la soledad de la boca,
la cuerda tajeada de sus voces
como las aspas de los pulmones
cortando el vaho a ráfagas.
Estarán con los ojos detenidos y abiertos
cuando caiga la lluvia mansa
en el poder de sus metáforas.
Entonces y sólo entonces,
clavaré mis ojos en sus lujosos cajones
y abriré mi paraguas,
porque todo hombre debe tener un paraguas
para un día de lluvia.





ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº























REFLEXIONES DEL PASTOR HARRY SCOTT A ORILLAS DEL MEKON A MEDIANOCHE




Palabras que no entran
calientan calcinan
no paren violan navegan
adolescen, si no conmueven
saquean enfurecen abofetean
afiebran corporan transgreden
amoran,
si no respetan los silencios
los graves grávidos
desafíos,
cuanto acontece
pega a los huesos,
fueserían pan duro?
honestarían fieles?
desalmanecerían?
Ninguna poesía suficientaría la víscera,
los ojos de ver el futuro
no solarían la cálida esperanza
al misterio mismo
de uno,
esa fe?







ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº





















LAMENTO DE MI HERMANO NICHOLAS HORNSBY DE REGRESO DE WASHINGTON




Siempre parece que vuelvo de un viaje
pegoteado de gentes que vomitan
el ollín que cuelga de mi solapa.
Voy persiguiendo gatos entre las casas
tambaleando en las ancas de la noche
cuando circunvalo los espejos y las luces de neón.
Cruzo las escaleras que miran indecisas antes de tragarme,
las amantes perjuran de sus amados
al verme atravesar desnudo las azoteas,
los objetos me propinan bofetadas,
los hombres tiran sus sonrisas al mar
para hacerse musgo,
las mujeres sus cinturas a los ríos
para organizar camalotes.
Son como aguasvivas flotando en las ciudades
esperando a quien rozar
con sus miedos pestilentes a la vida
como un racimo de clavos sin maderos.
Pero yo sigo con mi poema sin capucha
penetrando el mundo que me rodea.
Doy lo que puedo al amor
donde mi patria gesta sus pecados
y los envía al exilio
sin bandera, sin escudo y sin himno.







ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº


















INVOCACIONES DE BO MATHEWS UNA NOCHE DE BRUJAS A ORILLAS DEL RIO LAGARTO GRANDE-PANAMA

Apocalipsis
espacio de tiempo
cuchillo que corta el cielo,
qué haremos con este mundo roto que dispersa los infiernos,
siempre sale el sol por la misma vida:
bajamos a la belleza y volvemos torturados,
asesinados, de tanto andar no teniendo;
bajamos a la esperanza por los pañales del alma
´ y nos penan los adioses brillando,
estrellamente atardeciendo;
bajamos por la carne que la vida embravece
derrama y unge sangre de nosotros
desatados perros los besos de la boca
para encontrarte como luz
como piedras que caen hirviendo,
y aquí estamos,
apocalipsis paciente y esquivo
como un navío de baldosas,
se hace necesario un gesto para no morir de pequeñas muertes,
danos el camino de regreso a Delfos
por los oráculos del silencio,
no nos dejes ensayar ese fuego que enciende la incertidumbre
parda y oscura como un requiem desnudando la vida de tiempo,
no nos dejes en manos de lo inefable
con ese regusto a metáforas y misterios
a veces tan sombra de la lengua que atraviesa sin nombrarnos
como estampido de su paso vertical
de estatura sobre los cuerpos.
Apocalipsis,
aquí estamos,
mas acá de Wall Street muriéndonos de circunstancias
como cadáver barco entre sus velas que se suben a la punta de los árboles
con su aroma de comarcas y de hombres.
Apocalipsis, final de los enigmas,
con la altura derramada de los huesos
te invocamos venidos de tan lejos,
qué caminos de herrumbrosos girasoles vamos cayendo,
qué gruñido como el puerco nuestra fecha
entre otras fechas estamos muriendo,
apocalipsis,
mutila esta tragedia urgente de la víscera,
danos el báculo que nos ampare en la alta noche
de estrellas jurásicas, espejismos televisivos y hoteles en el desierto.
Apocalipsis, protégenos.
Aquí traemos estas consignas de sueños colectivos
confluentes desdse el pecho,
hasta el suelo en que se caen con amor de estrellas alocadas
muy cosa de ternura con sabor a víscera, a tuétano,
apocalipsis, el estómago sufriente y vacío,
las voces que gritan ciertamente
con un dolor de luz entre las nubes
los golpes de la vida que van cayendo como espadas
los niños alzados por el aire y un rojo de sangre repetida
de un dolor que los ojos quieren saber,
porque el dolor define la tierra y los sueños.
Apocalipsis,
aquí estamos
como sentados al filo de los vientos.
Trayéndote esta palabra como un balazo en la frente,
perdido en su hondura,
aquí estamos:
en la aurora por exceso de esperanza
en la carne por exceso de piedra
en la vida por exceso de alma.
Apocalipsis,
aquí estamos,
pudriéndonos.





ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº




































EL INSILIO DE MAKO VAN HORN DESDE HACE VARIAS LUNAS EN SAN FRANCISCO


Borrachos y prostitutas de este cielo
aullen las estopas de sus gargantas,
paridos de locos, procesados y convictos
implacables conductores de la noria,
rompan la sinfonía en una nota de piedra y viento;
desheredados,
gelatinas sangrientas
tragadas cualquier noche por las bocas de tormenta,
hijos de la noche,
soy un sonámbulo y me reitero por los caminos de oración o de blasfemia,
hermanos,
cabezas destroncadas de cada revolución
mordidos como nomedas de falso oro,
aquí estoy en mi eterno estribillo
no tan lejos de vosotros escupido, el microbio royéndome el ojo.
Aúyen el hacha sobre el salmo,
explíquenme el nombre de mis venas cansadas de los días,
centuriones y barqueros de la sombra,
no tengo otra nave que el silencio,
me llamo y no me escucho
me toco y no me siento
agua de borraja
ojiva y víscera en la basura de los tiempos;
amados míos,
cuál es el nombre de este éxodo
que ando en cuatro patas sonando rocinante al final de cierto sueño,
que ando de lanza rota y yelmo de papel al viento,
que andan queriéndome comprar la hoz y el alma
y no me vendo.




ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº





















LLANTO POR UN POEMA MUERTO DE ALICE KIRKWOOD






Qué bárbara tristeza
sufrir lo sufrido
todo entero,
encerrona cerradura
la poesía en estos tiempos
en medio la pobrecita,
a la intemperie
pajarita mojada
un balazo que le entra
por la hierba húmeda del abrazo
a nacer la muy raída
en los soberbios, ignorantes, arrepentidos
tristes amantes
la muy porfiada,
la poesía de que hablo
un poco así como vos.
Qué bárbara tristeza.






ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº























EL KARMA DE MAKO VAN HORN




Mako van Horn calcula la cifra de los ángeles,
la versión mas estricta de la luz
de las visiones
que dejan sus sombras.
Pero nunca el sueño es suficiente
en su manicomio de San Francisco,
donde dormido o despierto eternamente sonríe.




ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº








































ACTO ANTIRREVOLUCIONARIO EN HAIFONG-VIETNAM





Llegó con la rapacidad de las aves,
como una advertencia del primero de los jinetes.
En la alta escuela militar
sonó un rock 'n' roll.




ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº








































ACERCA DE UN DISCURSO DEL PROFETA RICHARD NIXON ESCUCHADO POR LOS ALTAVOCES JUSTO ANTES DE UN ATAQUE Y A MILES DE KILOMETROS



Dijo soy dios y llovió mariposas sobre las vulvas,
dijo soy dios y nos orinó los árboles
y su saliva colgó de los bigotes de los gatos.
Se sentó sobre los muros sin mirar,
nos fotografió el camino como un oráculo
y luego se fue,
riendo para siempre
dejándonos sangrientos
orinándonos y diciendo:
somos dioses, somos dioses.
Los gatos en cambio olvidaron,
se limpiaron la saliva
y ya hacen el amor sobre los mismos muros
mirando el cielo a la luz clara de los vientos
que llevan las gotas de lluvia
que golpean desde entonces en nuestras ventanas
donde las muchachas siguen esperando
y nosotros así, rebotando entre tantos objetos
como hilos estúpidos que cuelgan de la puta vida.





ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº



























NIÑOS DE MANHATTAN O DONDE QUIERAN QUE ESTEN



Los caminos son de cemento
pero los niños son tan tiernos,
con el smog colgando de sus ojos
caminando el plagio de las calles
que se abren y los tragan.
Las gentes vomitan sus chimeneas con grandes bocanadas de hollín
y entre el tufo crecen y crecen
empollando objetos
inflándosen con la arrogancia de las naves arrojando peces.
Crecen y crecen
sus axilas ebrias oliendo a fibras ópticas
como caídos de una nueva bastilla,
esos niños de melenas terribles en sus máquinas potenciadas
corren, corren y atropellan
seguidos de muy cerca por los cuervos
que olfatean sus cadáveres a la vera del camino.
Están subidos a la veeda de todas las cosas
con sus chips guadañando la historia
que inevitablemente los espera
sin importar sus gritos desacordes,
sus enfermizos cánticos agónicos,
gozando cuando los deglute un riff de tantos megavatios
que esparce sus cerebros por todo el universo.
Ellos, los niños
se hacen hombres.
Y entonces todo volverá a comenzar por los caminos de cemento;
las calles viboreando los destinos
y como siempre los niños,
porque los niños son tan tiernos.






ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº
















CONFESIONES DE MC. PERSONS ANTE LA TUMBA DE SU MADRE AL REGRESO DE
VIET NAM UN DIA DE SETIEMBRE




Vivo en una tierra preñada de cadáveres cual si fueran hombres
hirviendo de sus últimos suspiros impávidos.
Mi vuelo de abejorro es tan simple
que el estrépito de tanta espina me asalta,
amasa el cerebro pesadamente hasta desverbarme
y dejarme así, como abortado
con el aire dolido de novio puntual y desairado.
He caminado demasiado y me he mojado mucho,
aunque ya no lluevan lluvias parecidas a las que yo amaba
y donde pudiese descansar
como un jarro de leche tibia por las noches.
Sólo tengo una escalera para subir a los imposibles
o bajar a los mismísimos infiernos
y un paso mas allá
amanecer con las sábanas sudadas
de respirar libremente la noche y las tormentas
donde los odres crecen y multiplican
un largo camino sin hosterías
para el hambre de amar.





ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº
























EL INFIERNO DE BERTHA JONES





Al infierno de Bertha Jones entramos los hombres
anaranjando las palabras y los abrazos,
pero ella decía estoy tan sola
estoy tan sola
que me podría morir y aún muriendo
seguiría sola.
Nos espera vestida de negro como un conserje del Leteo
y juntos buscamos el borde de las almas
porque la noche conoce el olor de nuestras morgues
y su fuego anuncia los gusanos subiendo por los tobillos.
Sin embargo reímos el vino,
y las cosas que duelen como una bofetada tiene el color de las ciénagas.
En el infierno de Bertha Jones no se necesitan manos,
y a nuestra manera nos amamos como ángeles que no distinguen sus pecados,
pero ella seguía diciendo estoy tan sola,
estoy tan sola
que me podría morir y aún muriendo
seguiría así de sola.
Y nosotros dijimos que estábamos tan solos,
estábamos tan solos
que nos podríamos morir y aún muriendo
seguiríamos así de solos.
En el infierno de Bertha Jones hubo un silencio
que se deslizó por el filo de los párpados
y entró a los ojos
entonces alguien dijo:
madre, el agua está helada,
la vida está helada
y Bertha Jones entonces lloró.





ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº



















EL CANTO DE TOMMY HOGAN





Tommy Hogan ancla el mar y canta
respirando lunas llenas como un barco que crece en la noche.
Navega sobre la guitarra mojándose por dentro,
lloviendo en la calle sus océanos de tristeza
que galopa los amores,
ahogando mujeres y perfumes
desde las islas de sus manos para volver al mar,
bebiéndose la música
como una sirena que canta desde su muerte.



ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº




































NOCHE DE NUEVA DELHI






La noche se encabrita y le danzan las luces,
se encabrita entre muchos dioses que le salen,
no saluda,
a bastonazos profana las casas
el hambre
la miseria
el corazón de los que sueñan,
el alma
los cuerpos
y anda como mi mojado deseo de amor
bajo el ala de la ventana
cuando me penetra,
me toca
y sonríe sobre mis ojos
con sus dos sílabas.






ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº
























BLUES DE PANAMA




La música de los saxos derretidos
los viejos blues de la miseria
notas de sales sedientas
se desbandan como guirnaldas mojadas
por los callejones del alma.

Jinetes de fusas negras
agitan los túneles del tiempo
con rapidez de pestañas
con suavidad de hierba húmeda
con gravidez de ríos de sangre
como un lamento de huellas salvajes
de dedos gastados,
desolados,
casi un grito interminable de espadas amarillas
que apaga el abecedario de la tristeza
por las calles de la ciudad.




ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº





























REFLEXIONES DEL GENIO DE LA BOTELLA DEL POETA BORRACHO CASEY HORSE





Huelo el aire criminal de las bodegas.
Los asesinos del moho metrallan las paredes
con el color blando de los monstruos muertos.
Qué presagio puro de tiempos e infinito
arrincona las sombras ,
el sumo de las uvas
azufres caídos.
Qué clamores irremediablemente muertos
yacen en el espíritu del vino
en no se qué pliegue de la sangre
calafateando su aullido de taberna..
Un humo violento se tiende en las bodegas,
naves de sombras sus rosales que la vida embriaga
las noches de vino,
sus caricias mas blandas que el agua.
El cielo de la garganta suelta campanas y lejanías
navegando sobre pilares de vientos,
dejando por la mañana
la resaca acorralada en el espejo,
las huellas
los augurios siempre manchados
por la espátula del tiempo.



ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº


























MIRANDO DENTRO DE UN POZO




Volveré a Itaca con los pies del mundo y el cuerpo solo
a reencontrarme con la voz de mis cóleras
resucitando crucifijos que no acaban de doler,
que se apropian de la tierra hasta el horizonte
porque la vida es larga y viene con sus músicas,
sus destinos deshechables decapitando infancias
e Itaca está allá, sola.
Lo cierto es que sólo se tiene una vida y es la hora
en que volveré a Itaca,
miraré de frente a todos y sudaré mi camisa
para engancharme el sol a las espaldas
porque se han cebado en mí ya demasiado
como para llevarme a la noche de los tiempos.
Vuelvo tropezando entre los borrachos de las comilonas
a preguntar porqué los caballos de esta tos que acalambra.
Vuelvo sins dudas a Itaca a apartar de mí este cáliz,
a apartar de mí este cáliz,
allá Itaca
en el fondo de mi pecho.







































SUITE DEL EXTRANJERO FREDDIE



Ya no estoy.
Me fuí de vacaciones
pero dejé una fotografía por las dudas
donde estoy sentado en una mesa escuchándote,
así,
en blanco y negro,
penetrando por el roce de la lámina
al alambre sin rumbo de tus voces.



ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº



FIN DE LOS TEXTOS DE FREDERICK HOOK ENCONTRADOS EN KAMPUR EN UN HOTE-LUCHO DE MALA MUERTE Y POR CASUALIDAD.

Vincent G. Bulsara

























[url=]imagen externa[/url]. [Para que las imágenes que usted publica se vean en los foros, solicite permiso.][url=]imagen externa[/url]. [Para que las imágenes que usted publica se vean en los foros, solicite permiso.][libro][/libro][libro][/libro]
Volver arriba
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Antología Alepha Todas las horas son GMT - 3 Horas
Página 1 de 1