elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

William Gibson



 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Autores
Autor Mensaje
elmoteroloco_007
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 30 Ene 2006
Mensajes: 3803

MensajePublicado: Mar Ago 10, 2010 03:52    Asunto: William Gibson Responder citando

dias pasados enconte este video y, siendo Gibson un autor al que aprecio, quise traerlo a cuento



el "Nuevo romancero" (creo que el titulo en ingles es un juego de palabras entre neural, romantico, romance -como cantar de gesta- y alguna otra cosa, ya que el autor era dado a la especulacion lingûistica al punto de forjar el termino ciberespacio) paga su espacio en la mochila de las vacaciones


de su "romancero" Agrippa, un libro de los muertos


II

El mecanismo: latón negro estampado
Cuerina sobre cartón, pedazos de madera de boj
Una lente
El obturador se cierra
Para siempre
Dividiendo aquello de esto.

Ahora en cuartos de techos altos,
desocupados, no visitados,
en los cajones del fondo de escritorios venerables
en fría oscuridad química se arquean montajes
conmemorativos de los muertos del país en la Guerra Mundial,

como yo mismo descubrí
algún verano en un baúl de un ático,
y debajo de eso, el tesoro de todo chico,
opacas municiones de verdad,
pequeños trocitos reales de la guerra
pero también
el mecanismo
mismo.

El acabado azul de las armas de fuego
es un proceso, controlado, derivado del óxido
común pero allí una patina tan rara y extraña
tantos años no tocada
hasta que yo la tomé
y bajé, en trance, por la escalera
sin pintar, al hall donde juro
que jamás oí el primer disparo.

La esquirla enfundada en cobre recuperada
en el cilindro de cartón de sales de Morton
del baño no estaba deformada
excepto por las marcas ligeramente brillantes de aplanamientos
y muescas tan calientes, energía estacionaria,
me ampolló la mano.

La pistola tirada en la polvorienta alfombra.
En extremo pavor regreso y la levanto tan cuidadosamente
que el segundo disparo, también no intencional,
hizo mella en la baranda de madera dura
y revivió un extraño y brillante aroma a savia antigua
en un rayo de polvorienta luz solar.
Absolutamente solo
en plena conciencia del mecanismo.

Como la primera vez que posás tu boca
sobre una mujer.





mas? por aca

Rolling Eyes


tl
Volver arriba
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Autores Todas las horas son GMT - 3 Horas
Página 1 de 1