elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

Presencias poéticas


Ir a página 1, 2, 3 ... 71, 72, 73  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> El Ágora de Alephville
Autor Mensaje
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Mie Nov 12, 2003 16:14    Asunto: Presencias poéticas Responder citando

Para los amantes de la poesía comparto en este foro poemas de nuestros poetas favoritos.

Comienzo con una gran poetisa

Emily Dickinson


Ningún potro puede torturarme
Ningún potro puede torturarme,
mi alma en libertad está;
tras éste mi esqueleto mortal
uno más firme articula,
al que no traspasarás con sierra
ni amputarás con espada.
Dos cuerpos, así, comparecen:
amarra el uno y el otro vuela.
El halcón no más fácil del nido
asciende y gana el cielo
de lo que seas capaz tú mismo,
si tu enemigo no eres.
La esclavitud es de la conciencia,
como lo es la libertad.

La hierba tiene tan poco quehacer...

La hierba tiene tan poco quehacer...
una órbita de sencillo verdor dispuesta
sólo para incubar mariposas
y entretener a las abejas.

Y todo el día meciéndose
a las bellos sones susurrados por las brisas,
y llevando al sol en su regazo
e inclinándose ante todo;

y toda la noche enhebrando
gotas de rocío cual perlas, hermoseándose...
una duquesa vulgar parece
ante semejante ostentación.

Y aún cuando muere, marcharse
impregnando el aire con fragancias tan divinas
como las especias al diluirse,
o los gladiolos al marchitarse.

Y luego en soberanos graneros

Aún no se lo he dicho a mi jardín

Aún no se lo he dicho a mi jardín,
temo que fuera a subyugarme;
ni tengo ahora fuerza bastante
para contárselo a la abeja.

En la calle no lo mencionaré:
las tiendas se pasmarían viendo
que una tan tímida, tan paleta,
tuviera el descaro de morirse.

No han de saberlo las laderas
por donde tanto he trajinado,
ni diré a los amorosos bosques
el día en que he de marcharme.

Ni lo balbucearé en la mesa,
ni por descuido o de pasada
insinuaré que por el enigma
alguien andará el día de hoy.



morar e ir pasando los días ensoñadora...
La hierba tiene tan poco quehacer,
¡ójala fuese brizna de hierba!
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Mie Nov 12, 2003 16:16    Asunto: Responder citando

Creo tener sólo modestas necesidades


Creo tener sólo modestas necesidades,
tales como estar contenta y en el paraíso;
bien podría ser ingresado eso en mi haber,
así la vida y yo quedaríamos a la par.

Mas al incluir lo segundo mis dos demandas,
supuse que bastaría con especificar
solamente una de ellas en mi plegaria,
y la gracia divina me otorgaría ambas.

Así instruida me puse a rezar de este modo:
Grandísimo Espíritu, ten a bien concederme
un paraíso no tan enorme como el tuyo,
pero que sea lo bastante grande para mí.

Una sonrisa se expandió por el rostro de Dios;
el querubín que le escoltaba hacia atrás se echó;
santos serios a hurtadillas salían por verme,
y no pudieron evitar sonreírse también.

Dejé el lugar con regio aplomo...
mi plegaria a un lado arrojé;
recogiéronla los calmos siglos,
y el Destino parpadeó también,

al topar con una tan cándida
que tuviera por cierto el cuento:
“Cualesquiera cosa que pidierais,
os será otorgada, criaturas.”

Mas yo, vuelta más astuta, escudriño los cielos
con semblante sospechoso...
como los niños que al ser timados una vez
concluyen que todo tima.

Morí por la belleza

Morí por la belleza, mas en la tumba
apenas me hube instalado,
cuando uno muerto por la verdad fue puesto
en una estancia contigua.

Me preguntó en voz baja por qué fallecí,
”Por la belleza”, contesté.
”Y yo por la verdad, las dos son lo mismo;
hermanos somos”, declaró.

Y así, cual parientes reunidos de noche,
hablamos entre los nichos,
hasta que el musgo a nuestros labios llegó
y nuestros nombres ocultó.




¿Tienes un arroyo en tu pequeño corazón

¿Tienes un arroyo en tu pequeño corazón,
donde tímidas flores brotan
y ruborizadas aves descienden a beber
y la penumbra centellea?

Y nadie sabe, tan quedo fluye,
que un arroyo discurre por allí;
aunque el airecillo de tu vida
allí se emborrache cada día.

Entonces cuida en Marzo tu pequeño arroyo,
cuando los ríos se desbordan
y las nieves se precipitan desde las cumbres
y los puentes suelen hundirse.

Y más adelante, puede que en el mes de Agosto,
cuando los prados se resecan,
¡guárdate, no sea que ese arroyito de vida
lo sorba algún mediodía!
Volver arriba
Raiuni
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 14 Jul 2003
Mensajes: 597
Ubicación: Uruguay

MensajePublicado: Mie Nov 12, 2003 20:48    Asunto: Responder citando

No solo es mi favorito por la fuerza de sus palabras, sino que hoy necesito hacerlas mías.

ALMAFUERTE

MI ALMA (Paralela)

Bajo la curva de la noche, fúnebre,
sobre la arena del desierto, cálida,
se conturba la mente del proscripto,
su pie desnudo, vacilante, marcha;
y allá en la curva fúnebre del cielo
la estrella solitaria;
y allá, sobre las cálidas arenas,
¡el oasis y el agua!
Bajo la curva del dolor, fatídica,
sobre el desierto de mi vida, trágica,
mi acongojada mente se conturba,
mi vacilante pie se despedaza;
y allá, en la curva del dolor, siniestra,
la luz de la esperanza;
y allá sobre el desierto de mi vida,
¡la resonante multitud de mi alma!.
Volver arriba
Raiuni
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 14 Jul 2003
Mensajes: 597
Ubicación: Uruguay

MensajePublicado: Mie Nov 12, 2003 20:50    Asunto: Responder citando

Necesito más y acepto donaciones...

AVANTI!

Si te postran diez veces, te levantas
otras diez, otras cien, otras quinientas:
no han de ser tus caídas tan violentas
ni tampoco, por ley, han de ser tantas.
Con el hambre genial con que las plantas
asimilan el humus avarientas,
deglutiendo el rencor de las afrentas
se formaron los santos y las santas.
Obsesión casi asnal, para ser fuerte,
nada más necesita la criatura,
y en cualquier infeliz se me figura
que se mellan los garfios de la suerte...
¡Todos los incurables tienen cura
cinco segundos antes de su muerte!
Volver arriba
Ubermensch
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 May 2001
Mensajes: 2624
Ubicación: Walhalla

MensajePublicado: Jue Nov 13, 2003 03:43    Asunto: Responder citando

Aqui los dejo con algo de Charles Baudelaire.

AL LECTOR

Afanan nuestras almas, nuestros cuerpos socavan La mezquindad, la culpa, la estulticia, el error, Y, como mendigos alimentan sus piojos,
Nuestros remordimientos, complacientes nutrimos.
Tercos en los pecados, laxos en los propósitos,
Con creces nos hacemos pagar lo confesado
Y tornamos alegres al lodoso camino
Creyendo, en viles lágrimas, enjugar nuestras faltas.
En la almohada del mal, es Satán Trimegisto

Quien con paciencia acuna nuestro arrobado espíritu

y el precioso metal de nuestra voluntad,

Íntegro se evapora por obra de ese alquímico.



¡El diablo es quien maneja los hilos que nos mueven !

A los objetos sórdidos les llamamos encanto

E, impávidos, rodeados de tinieblas hediondas,

Bajamos hacia el Orco un diario escalón.



Igual al disoluto que besa y mordisquea

El lacerado seno de una vieja ramera,

Si una ocasión se ofrece de placer clandestino

La exprimimos a fondo como seca naranja.



Denso y hormigueante, como un millón de helmintos,

un pueblo de demonios danza en nuestras cabezas

Y, cuando respiramos, la Muerte, en los pulmones

Desciende, río invisible, con apagado llanto.



Si el veneno, el puñal, el incendio, el estupro,

No adornaron aún con sus raros dibujos

El banal cañamazo de nuestra pobre suerte,

Es porque nuestro espíritu no fue bastante osado.



Mas, entre los chacales, las panteras, los linces,

Los simios, las serpientes, escorpiones y buitres,

Los aulladores monstruos, silbantes y rampantes,

En la, de nuestros vicios, infernal mezcolanza



¡Hay uno más malvado, más lóbrego e inmundo !

Sin que haga feas muecas ni lance toscos grotos

Convertiría, con gusto, a la tierra en escombro

Y, en medio de un bostezo, devoraría el Orbe ;



¡Es el Tedio !- Anegado de un llanto involuntario,

Imagina cadalsos, mientras fuma su yerba.

Lector, tú bien conoces al delicado monstruo,

-¡Hipócrita lector -mi prójimo-, mi hermano !

CH.B
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Jue Nov 13, 2003 15:46    Asunto: Responder citando

No solo es mi favorito por la fuerza de sus palabras, sino que hoy necesito hacerlas mías.


Gracias por compartir tu alma fuerte, Raiuni Smile
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Jue Nov 13, 2003 15:59    Asunto: Responder citando

Ay Uber, Baudelaire y sus flores del mal...

Les dejo algo sobre su vida "maldita"

Charles Baudelaire
(1821-1867)


Poeta y crítico francés, principal representante de la escuela simbolista. Nació en París el 9 de abril de 1821 y estudió en el Collège Louis-le-Grand. Su infancia y su adolescencia fueron infelices, pues su padre murió cuando tenía sólo seis años. Su madre volvió a casarse y Charles, que odiaba a su padrastro, nunca se lo perdonó. Decididos a poner freno a su carrera literaria, y con la intención de que abandonara sus propósitos, sus padres lo enviaron a la India en 1841. Pero abandonó el barco y regresó a París en 1842, más dispuesto que nunca a dedicarse a la literatura. Con la intención de solucionar sus problemas económicos, empezó a escribir críticas en la prensa nacional. Sus primeras publicaciones importantes fueron dos cuadernillos de crítica de arte, Los salones (1845-1846), en los que analizaba con agudeza las pinturas y los dibujos de artistas contemporáneos franceses como Honoré Daumier, Edouard Manet y Eugène Delacroix.

Su primer éxito literario llegó en 1848, cuando aparecieron sus traducciones del escritor estadounidense Edgar Allan Poe. Animado por los resultados, e inspirado por el entusiasmo que en él suscitó la obra de Poe, a quien le unía una fuerte afinidad, Baudelaire continuó traduciendo los relatos de Poe hasta 1857. En 1842 alcanzó la mayoría de edad y heredó la fortuna de su padre, lo que le permitió irse de casa y disfrutar de una vida de lujo. Las grandes sumas de dinero que gastó en su apartamento del Hôtel Lauzun y su estilo de vida decadente le dieron fama de excéntrico, e inmoral y le hicieron endeudarse para el resto de su vida. Durante este periodo de libertad y ocio, Baudelaire fue, sin embargo, enormemente creativo y escribió muchos de sus mejores poemas. La principal obra de Baudeleaire, una recopilación de poemas que lleva por título Las flores del mal, vio la luz en 1857.

Inmediatamente después de su publicación, el gobierno francés acusó a Baudelaire de atentar contra la moral pública. A pesar de que la élite literaria francesa salió en defensa del poeta, Baudelaire fue multado y seis de los poemas contenidos en este libro desaparecieron en las ediciones posteriores. La censura no se levantó hasta 1949. Su siguiente obra, Los paraísos artificiales (1860), es un estudio autoanalítico basado en sus propias experiencias e inspirado en las Confesiones de un comedor de opio inglés, del escritor británico Thomas De Quincey. A partir de 1864 y hasta 1866, Baudelaire vivió en Bélgica. En 1867, aquejado de parálisis, regresó a París, donde tras una larga agonía murió el 31 de agosto.

Considerado hoy como uno de los mayores poetas de la literatura francesa, Baudelaire poseía un sentido clásico de la forma, una extraordinaria habilidad para encontrar la palabra perfecta y un gran talento musical; escribió algunos de los poemas más bellos e incisivos de la literatura francesa. Su originalidad, que causaba tanto asombro como malestar, le hace merecedor de un lugar al margen de las escuelas literarias dominantes en su época. Su poesía es para algunos la síntesis definitiva del romanticismo, para otros la precursora del simbolismo y para otros, finalmente, la primera expresión de las técnicas modernas. Baudelaire fue un hombre dividido, atraído con idéntica fuerza por lo divino y lo diabólico. Sus poemas hablan del eterno conflicto entre lo ideal y lo sensual, entre el spleen y el ideal. En ellos se describen todas las experiencias humanas, desde las más sublimes hasta las más sórdidas. Entre sus obras destacan, además de las ya citadas Pequeños poemas en prosa, sus diarios íntimos Cohetes, y Mi corazón al desnudo. Todas ellas se publicaron tras la muerte del autor, en 1869
Volver arriba
Exidor
Miembro Decano
Miembro Decano


Registrado: 26 Nov 1999
Mensajes: 14765

MensajePublicado: Jue Nov 13, 2003 19:08    Asunto: Responder citando

EL AMOR DIFÍCIL

Quizá tú no me viste,
quizá nadie me viese tan perdido,
tan frío en esta esquina. Pero el viento
pensó que yo era piedra
y quiso con mi cuerpo deshacerse.
Si pudiera encontrarte,
quizá, si te encontrase, yo sabría
explicarme contigo.
Pero bares abiertos y cerrados,
calles de noche y día,
estaciones sin público,
barrios enteros con su gente, luces,
teléfonos, pasillos y esta esquina,
nada saben de ti.
Y cuando el viento quiere destruirse
me busca por la puerta de tu casa.
Yo le repito al viento
que si al fin te encontrase,
que si tú aparecieses, yo sabría
explicarme contigo.


Luis García Montero
Volver arriba
Brunilda
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 22 Sep 2002
Mensajes: 6098
Ubicación: Alephandria, la Torre derruida y el mundo flotante...que se hundió

MensajePublicado: Vie Nov 14, 2003 02:37    Asunto: Responder citando

Bueno, parece que hoy ando con insomnio, y con Prevert y sus Palabras:

El Mensaje

La puerta que alguien abrió
La puerta que alguien cerró
La silla en la que alguien se sentó
El gato que alguien acarició
La fruta que alguien mordió
La carta que alguien leyó
La silla que alguien derribó
La puerta que alguien abrió
El camino por el que alguien corre todavía
El bosque que atraviesa
El río al que alguien se arroja
El hospital donde alguien ha muerto.

Jacques Prevert
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Vie Nov 14, 2003 12:14    Asunto: Responder citando

Bruni al leer tu poema y con los acontecimientos de estos días se me ocurrió añadirle un verso:

el foro que alguien desenterró Wink
Volver arriba
Foros
Publicidad


Descubra cuántos productos surgieron alrededor del fenómeno de ventas de El Código Da Vinci.
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> El Ágora de Alephville Todas las horas son GMT - 3 Horas
Ir a página 1, 2, 3 ... 71, 72, 73  Siguiente
Página 1 de 73