elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edición en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

Leyendas del mundo


Ir a página 1, 2  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> La Cuentoteca de Alephville
Autor Mensaje
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Mie Mar 10, 2004 18:20    Asunto: Leyendas del mundo Responder citando

Leyenda Argentina

Los Changalitos

Cuentan que una vez vivió allá por la Argentina, una familia de troperos gauchos cuya valiente vocación se había ido trasmitiendo de padres a hijos durante muchos siglos. En aquel entonces sólo quedaban de esta familia un padre ya mayor y su único hijo, que iba a ser el honroso heredero de su estirpe.

El padre trabajaba sin descanso arreando tropas de ganado por ríos y llanuras, pero su hijo no había conseguido interesarse por el oficio, pese a que eso es lo que había mamado desde pequeño, y no quería aceptar que ese fuera a ser su destino, por lo que su padre se lo llevaba siempre de muy mala gana y él no se fijaba en las maniobras necesarias para conducir el ganado de un lado a otro.

Un día tuvieron que vadear un río por un paso hondo y peligroso. Los novillos se desbandaban y era necesario impedirlo. El tropero ordenó a su hijo que lo ayudara, pero éste, por no saber ni haber tenido interés en aprender, lo hizo tan mal que el viejo no tuvo más remedio que hacerlo solo. Se metió en el río montado en su caballo en medio de una fuerte corriente muy peligrosa, pero no consiguió superar la fuerza del remolino que le arrebató del caballo y se lo tragó sin que su hijo pudiera hacer nada.

Su hijo, arrepentido por lo sucedido y lleno de un dolor que no le dejaba vivir, decidió ser tropero como su padre, convirtiéndose en un exdcelente tropero y encontrándole gusto al oficio. Pero su alma todavía seguía atormentada por la desgracia de su padre haciendo de su vida un infierno. Así pasaron los años y cuando vio cercana su muerte decidió confesar su culpa a un amigo y le pidió que cuando la carne de su cuerpo hubiera desaparecido, echase los huesos por todos aquellos pasos de arroyos y ríos por los que su padre atravesara tantas veces con riesgo de su vida a fin de bendecir desde el más allá los lugares donde su padre se había dejado la piel.

El amigo cumplió la voluntad expresada y regó sus huesos por los lugares indicados. Aquellos huesos depositados en el fondo de las aguas fueron reduciéndose y puliéndose por las corrientes durante muchos años y tomaron forma redondeada, como de huevecillos, de donde nacieron unos pajarillos, los chingalitos, que representaban los anhelos del joven tropero: cantan con un silbido que parece el silbido de los troperos a sus novillos y andan dando unos saltos por los caminos y pasos de ganado, como queriendo guiar a las tropillas cuando cruzan los ríos y los arroyos.
Volver arriba
skinner
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 17 May 2001
Mensajes: 4950
Ubicación: Avda Pastelito 1874, Ankh Morpork.

MensajePublicado: Mie May 05, 2004 12:54    Asunto: Responder citando

Chiloé es una tierra pródiga en mitos y leyendas, es una tierra mágica por la cual parece que el tiempo discurriera de otra forma, les dejo algo sobre El Caleuche, quizá el mito más popular de la zona.

El caleuche.

Es un buque que navega y vaga por los mares de Chiloé y los canales del sur. Está tripulado por brujos poderosos, y en las noches oscuras va profusamente iluminado. Tiene alumbrado y velamen color rojo, por andar tripulado por brujos. Por lo general, en sus navegaciones no cesa a bordo la música. Se oculta en medio de una densa neblina que él mismo produce. Jamás navega a la luz del día.
Si casualmente alguna persona que no sea bruja se acerca, éste se transforma en un simple madero flotante; y si el individuo intenta apoderarse del madero, éste retrocede. Otras veces se convierte en una roca o en otro objeto cualquiera y se hace invisible. Sus tripulantes se convierten en lobos marinos o en aves acuáticas. Se asegura que los tripulantes tienen una sola pierna para andar y que la otra está doblada por la espalda, por lo tanto andan a saltos y a brincos. Todos son idiotas y desmemoriados para asegurar el secreto de lo que ocurre a bordo.
Al Caleuche no hay que mirarlo, porque los tripulantes castigan al que lo mira volviéndoles la boca torcida, la cabeza hacia la espalda o matándoles de repente, por arte de brujería. El que quiera mirar al buque y no sufrir el castigo de la torcedura, debe procurar que los tripulantes no se den cuenta de su audacia.
Este buque navega cerca de la costa y cuando se apodera de una persona, la lleva a visitar ciudades del fondo del mar y le descubre inmensos tesoros, invitándola a participar en ellos con la sola condición de no divulgar lo que ha visto. Si no lo hiciera así, los tripulantes del Caleuche lo matarían en la primera ocasión que volvieran a encontrarse con él.
Todos los que mueren ahogados son recogidos por el Caleuche, que tiene la facultad de hacer la navegación submarina y aparecer en el momento preciso donde se le necesita para recoger a los náufragos y guardarlos en su seno, que les sirve de eterna mansión. Cuando el Caleuche necesita reparar su casco o sus máquinas, escoge de preferencia los barrancos y acantilados, y allí, en las altas horas de la noche, procede al trabajo.


Y aquí está una descripción documentada del mito:

La leyenda del Caleuche o Buque Fantasma es una de las más difundidas en esta provincia y aun fuera de ella. Todavía queda mucha gente que sigue creyendo en la existencia del misterioso Buque de Arte.

Se trata de un barco lindísimo en sentido superlativo, iluminado con profusión. En él tienen lugar fiestas y bailes fantásticos, al son de la música más maravillosa del mundo. Puede navegar indistintamente sobre la superficie como bajo el agua. Se provee de tripulación, para lo cual recoge a los incautos navegantes de las lanchas veleras, a quienes atrae con la poderosa sugestión melódica de su orquesta. También recoge a los náufragos.

Es el barco de los brujos. Surte de mercaderías a los comerciantes, con quienes ha celebrado contratos o "pautos". Desaparece de la vista en forma inesperada e instantánea. Deja tras de sí un vago y extraño ruido de cadenas y los ecos difusos de una melodía cautivante y enervadora. Puede convertirse en un rústico tronco de árbol y varar en cualquier playa. Igualmente sus tripulantes tienen la facultad de autotransformación corporal a su antojo. Eligen de preferencia la forma de focas. De esta manera, pasan inadvertidos a los ojos de los profanos, sobre los arrecifes, en donde suelen tomar el sol plácidamente arrullados por la cadencia de las olas.
Según el doctor Lenz, la palabra "caleuche" se deriva del mapuche. De "caleutun": mudarse de condición, y de "che", gente. Sería entonces gente mudada de condición, transformada. Pero según Román vendría del araucano, "calül", cuerpo humano, y "che", gente.
Es la creación chilota más típicamente representativa de la vida isleña. Se ajusta muy bien a los hábitos marineros de los habitantes del archipiélago, y obedece a una realidad concreta, robustecida en la imaginación popular, a través de muchos años, con la presencia inesperada de las primeras expediciones marítimas, en los albores mismos de la conquista, llevadas a cabo por Francisco de Ulloa, Cortés Ojeda, Ladrilleros; con las incursiones de los corsarios holandeses a comienzos del siglo XVII; con las expediciones libertadoras de Freire en 1826; con las misiones científicas de Fitz-Roy y Darwin, en 1834; con la presencia de la escuadra chileno-peruana, en 1865; con las sangrientas correrías del pirata insular Juan Nancupel Norambuena, en este mismo siglo; y en nuestros días, con todos los barcos que aparecen en una punta y desaparecen al poco rato tras otra, dejando en las mentes una visión fugaz preñada de sugerencias fantásticas, como debieron dejarlas en épocas pretéritas las visitas esporádicas de los primitivos navegantes transoceánicos, venidos a estas costas en sus típicas y originales embarcaciones veleras con balancines a sus costados.
Hay quienes atribuyen la invención del Caleuche a espejismos; otros a las incursiones de piratas y corsarios. Tal vez lo más probable sea lo afirmado por el capitán de alta mar señor Carlos de Caso, quien dice textualmente al respecto:
"Para nosotros fue siempre motivo de interés conocer el origen de la versión chilena, que tiene alguna semejanza con la de aquel capitán maldito del Holandés Volador, buque fantasma que ronda eternamente el Cabo de Buena Esperanza, sin poder doblarlo jamás porque no puede virar en redondo pues, según el decir, pierde tanto camino que lo que gana por un borde lo pierde por el otro. La carabela San Lemes -agrega el señor De Caso-, en enero de 1526, arrastrada por una furiosa tempestad, llegó a los confines de América del Sur, y descubrió el "acabamiento de la tierra", mérito que corresponde por entero a su capitán Rodrigo de Hoces. La última noticia que tenemos del bajel es la que nos proporciona Areyzaga, clérigo del patache Santiago, que perdió el contacto con ella a la altura del Golfo de Penas, en medio de una gran tempestad, el 10 de junio de 1526. Igual cosa nos relatan los otros cronistas de esa flota, que se desgaritó en esa latitud. Pero han quedado mudos testigos que revelan que esa nave se perdió en la parte occidental de la isla Byron, en el archipiélago de Guayeneco, donde años después se encontró la artillería de esta carabela, como único vestigio, restos que indudablemente corresponden a una nave metropolitana, por cuanto en ese tiempo las de la Mar del Sur no la portaban. Para los indios comarcanos, ese siniestro ha debido ser impresionante e inolvidable. Atacaron a los náufragos y éstos perecieron en sus manos.
"Posteriormente, en 1555, otra nave, esta vez el galeón de Juan Alvarado, que había salido de Valparaíso con destino a Valdivia, sorprendido por una gran tormenta, fue a parar al sur de las provincias de los coronados a "tierra nunca vista, y por no saberla, se perdió el dicho galeón". Sus tripulantes tuvieron encuentros con los naturales y con los restos del galeón hicieron un bergantín y se dirigieron a Valdivia.
"Tres años después, pasaban por la isla Byron el San Luis y el San Sebastián, de Ladrilleros y Cortés Ojeda. Fondearon en la bahía Nuestra Señora del Valle, hoy conocida con el nombre de Good Harbour, y tomaron ahí por fuerza dos indios para "lenguas" e intérpretes. Comunicándose por señas, uno de ellos delineó con carbón un fuerte, dando a entender que lo habían fabricado los españoles, pero Ladrilleros, que ignoraba estos siniestros, creyó que se referían a los náufragos de la capitana, del obispo Plasencia.
"Pasaron los años y vinieron a esta desolada región del Golfo de Penas, atravesando el istmo de Ofqui, los frailes misioneros que residían en la isla Caylín, que está en las inmediaciones de Quellón, y que, en la época a que nos referimos, era el último rincón de la Cristiandad.
"Estos misioneros, que venían a convertir a los gentiles, trajeron a Chiloé algunos calenches o caleuches, como les llamaban los demás, para referirse a ellos cuya etimología corresponde a "otra gente". Estos calenches o caleuches, que habitaban la comarca del Golfo de Penas, referían la llegada de esos buques misteriosos, y después de 1741 estuvieron de gran actualidad por haberse perdido allí otro navío, el Wager, de Anson, que los españoles llamaban Guelguel.
"Así comenzó a hablarse en Chiloé del buque misterioso de los calenches o caleuches. Al andar del tiempo, vino aparar simplemente en Caleuche. Nació esta leyenda importada desde el famoso Golfo de Penas y ha tenido por origen esa serie de desgraciados naufragios que comienza con el de la carabela San Lesmes"...

Hasta aquí la interesante y bien fundamentada interpretación del señor Carlos de Caso, que vendría a descifrar la incógnita acerca del origen de esta leyenda tan bien adornada por la tradición del archipiélago de Chiloé.
La transformación del Caleuche en un tronco cualquiera se explica por el hecho muy frecuente de la presencia de troncos varados en las playas de la noche a la mañana; y que desaparecen en igual forma repentina, arrastrados por las corrientes. A veces se les ve flotar entre dos aguas; llevando sobre sí algunos cuervos remolones. La fantasía recoge la curiosa visión y con ésos elementos simples el elabora mil conjeturas inverosímiles, reafirmando la vieja leyenda del Buque Fantasma. La aparición y desaparición de los mencionados troncos en las playas es simplemente consecuencia de las corrientes y mareas.
Se dice, además, que el Buque de Arte surte de mercaderías a ciertos comerciantes con los cuales mantiene "pautos". También esta imputación es un aditamento en cierto sentido atinado, pues en las islas muchos comerciantes se inician con unos cuantos paquetes de velas, unas pocas botellas de alcohol y uno que otro artículo más, y al cabo de poco tiempo se les ve ricos, dueños de establecimientos comerciales muy bien surtidos y transformados en personajes importantes. El hombre, según dicen, "arregentó" como por arte de magia con la protección del Caleuche, que le entregaba mercaderías en las afueras durante sus recaladas nocturnas.
Estas leyendas explica, por lo demás, la visión efímera y siempre renovada y fugaz de los barcos, a través de las angosturas de los canales interiores. Al mismo tiempo, sirve para justificar el desaparecimiento de navegantes isleños, perdidos durantes sus arriesgados viajes, o la huida de los mocetones de la casa paterna, a quienes se les supone incluidos entre la exótica marinería del imponderable Buque de Arte: el misterioso Caleuche. (*)
(*) Fuente: Narciso García Barría, "El caleuche", en Tesoro mitológico del archipiélago de Chiloé, Santiago, Editorial Andrés Bello, 1989, pp.120-125.
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Mie May 05, 2004 13:27    Asunto: Responder citando

Hola Skinner, me alegra verte por aquí, tu presencia honra este foro.

Imprimo y leo tu leyenda.

Un abrazo
Volver arriba
skinner
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 17 May 2001
Mensajes: 4950
Ubicación: Avda Pastelito 1874, Ankh Morpork.

MensajePublicado: Mie May 05, 2004 13:58    Asunto: Responder citando

Gracias Dianna, me halagas. Embarassed

la verdad, hace un tiempo pensaba abrir un foro sobre leyendas, la zona donde vivo tiene muchas y muy variadas, así que creo que haré varios aportes a este foro.

Precisamente la semana pasada anduve por Chiloé, reencantandome con la magia de la isla. agrego un texto de un escritor Chilote, para que veas la curiosa relación que mantiene la isla con España.


CHILOE: HISTORIA DE UN REAL DESAIRE

Renato Alvarado V.

Cuando a principios del siglo XIX, la invasión napoleónica provocó un vacío de poder en el Imperio Español, algunas colonias, tales como Argentina y Chile, optaron por la emancipación, otras, como Chiloé, vieron su mejor interés en permanecer dentro del sistema imperial. Chiloé era una Gobernación fundada en el siglo XVI que, paralelamente a Chile, dependía del Virreinato del Perú. Esta comarca no producía rico excedente económico, que hiciese deseable ganar la libre concurrencia a los mercados mundiales, en cambio, estaba ubicada en un punto estratégico del Imperio: Desde aquí se podía cortar el paso a los piratas procedentes de Europa. Así pues, ya en el siglo XVIII se había fundado nuevos poblados fortificados y ubicados junto al Pacífico, a diferencia de las ciudades mas antiguas, todas ellas establecidas en las riberas del mar interior y la población se encontraba organizada en milicias permanentes, motivo por el cual recibían una paga, que si bien no era muy abundante, resultaba significativa en una economía tan modesta como la isleña de aquel entonces.

Así las cosas, cuando el Virrey Abascal decidió pacificar Chile y liberar a los súbditos de su prisionera Majestad, del ilegítimo dominio de los insurgentes, en Chiloé encontró no solo gente dispuesta, sino también tropa entrenada, con ya algunas generaciones de tradición militar , motivo por el cual el ejército chilote, habitualmente inferior en número, fue siempre mas eficiente que sus contrincantes, con el resultado de que fue empleado por el Virrey para enfrentar las sucesivas amenazas que se fueron presentando en sus extensos dominios, hasta llegar a su derrota final en Chacabuco y Ayacucho. Como un postrer y estremecedor tributo a la eficacia de las tropas chilotas, tanto Sucre como San Martín incluyeron entre las condiciones de rendición, que no se permitiría jamás a ninguno regresar al Archipiélago.

Privado de lo mejor de sus hombres y aislado en los extramuros del Imperio, el Archipiélago sin embargo permaneció fiel a su Rey, y siguió resistiendo aún por seis largos años, contra cuatro intentos de invasión, dedicando a la guerra una proporción tan desmesurada de su población, como solo Vietnam volvió a hacer, un siglo y medio después.

Finalmente Chiloé fue derrotado y anexado por Chile. El Archipiélago fue sometido y destinado a ser el patio trasero de Chile, el lugar de castigo para los malos funcionarios y de relegación de los opositores políticos demasiado molestos. La nueva historia que comenzó a enseñarse en las escuelas isleñas, negaba hasta la misma existencia de Chiloé. Sin embargo los chilotes se negaron a transformarse en fantasmas y se aferraron a lo único que no podían quitarles, el recuerdo de su fidelidad llevada al sacrificio, prenda de honor transmitida de padres a hijos y que permitía sobrevivir y reconocerse como pueblo.

Casi dos siglos después de la derrota, mucho había cambiado en las relaciones entre la vieja metrópoli y sus ex colonias; un buen día unanoticia estremece al Archipiélago: El Rey de España visitará Chile. ¡ Viene el Rey ! ¡ El Rey nos visitará ! ¡ Podremos verlo y decirle: Aquí estamos los mas fieles entre los fieles, puede seguir contando con nosotros, en nuestros corazones nunca se ha arriado vuestra bandera !

Las islas se engalanaron, la gente andaba con un brillo especial en los ojos y al respirar hinchaban mas el pecho.

El Rey no vino.

Llegó a doscientos kilómetros y no vino.

El último chilote que volvió la espalda al vacío embarcadero masculló:¡Que se espera de un Borbón ! ¡ Esto no habría ocurrido si hubiese sido de la Casa de Austria !


Primavera del 2000
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Mie May 05, 2004 16:55    Asunto: Responder citando

Nunca había oído hablar de Chiloé.

Esas leyendas populares forman parte del acervo cultural de un pueblo y pueden tener significados más complejos de lo que parece a simple vista.

Por eso se me ocurrió abrir este foro, porque conocer las leyendas del mundo es conocer un poco más ese mundo ¿no crees?

Gracias por compartir las tuyas.
Volver arriba
skinner
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 17 May 2001
Mensajes: 4950
Ubicación: Avda Pastelito 1874, Ankh Morpork.

MensajePublicado: Sab May 08, 2004 13:46    Asunto: Responder citando

El cuero

También llamado Cuero de agua, Manta o Manta del Diablo es una creencia extendida no solo en la zona de Chiloé, sino que es conocida a través de todo el país.

Habita en ríos, lagos y lagunas, se dice que también se le puede encontrar en el mar, pero de preferencia se encuentra en pequeñas y oscuras lagunas. Tiene la forma de un cuero de vacuno extendido de gran tamaño, por eso su nombre indígena es Threquelhuecuvu (Thrulque=cuero y Huecuvu=Genio maléfico). En el borde de su cuerpo tiene filudas garras. Son pocos los que han logrado ver su cabeza, pero se dice que tiene tentáculos terminados en forma de tenazas, terminados en un par de ojos rojizos y saltones. Otros dicen haber visto su rostro, que es indescriptiblemente horrendo. De lo que se está seguro, es que por debajo de su cuerpo, en el centro tiene una boca, que se asemeja a una gran ventosa, con la cual succiona completamente los fluios a sus víctimas, hasta matarlas.

Suavemente se desplaza por sobre las aguas buscando de que alimentarse, su presa puede ser tanto un animal como un ser humano que estén bebiendo o bañándose, con sus poderes provoca la subida del agua e hipnotiza a su víctima, luego la envuelve rápidamente, sujetándola con sus garras y la mata por sofocamiento, al tiempo que la arrastra al fondo del agua, donde la devora.

Para combatir al cuero, se debe contar con un Machi experto, este curandero atrae a este engendro con su magia hacia la orilla, cuando lo tiene próximo, lo engaña arrojándole ramas de Calafate, un arbusto que tiene espinas muy duras, el Cuero aturdido por la magia del Machi, se enrosca sobre estas ramas, sin embargo, cuando aprieta con fuerza el arbusto, las espinas se entierran en su cuerpo, desgarrándose y sangrando hasta morir.


A pesar de ser citadino, en mi niñez aprovechábamos el verano en casa de unos parientes en el campo (unos 300 km más al norte de donde estoy ahora). Por mito que sea, recuerdo con risa (ahora), el pavor que sentíamos a veces cuando al bañarnos en alguna laguna o río sentíamos pasar por nuestros pies algo viscoso, ahora es fácil explicárselo como algas y pequeños peces, pero siendo niños, no era extraño acordarse del cuero, sobretodo si se había escuchado esas historias en la noche frente a una fogata.

Saludos, y hasta la próxima historia del abuelito skinner.
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Sab May 08, 2004 17:52    Asunto: Responder citando

Quiero también preguntarte si sabes algo de una leyenda Chilena, concretamente de Concepción, me parece, que tiene que ver con una laguna que se llama Las Tres Pascualas.

Espero sus batallitas, abuelito Skinner Very Happy


Ultima edición por DIANNA el Mie Oct 27, 2004 12:56, editado 1 vez
Volver arriba
skinner
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 17 May 2001
Mensajes: 4950
Ubicación: Avda Pastelito 1874, Ankh Morpork.

MensajePublicado: Sab May 08, 2004 19:01    Asunto: Responder citando

Pues ubico la leyenda, creo que tiene que ver con amores no correspodidos o algo así. (San Google me ayudará con eso), ya apareceré con la historia.

Ja, sobre el apellido, no deja de ser divertido, el Machi de los Araucanos va sin tilde y es una palabra aguda. (Recuerda que es Mapudungún y no español).
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Dom May 09, 2004 06:18    Asunto: Responder citando

¿Mapudungún? ¿Es esa una lengua indígena? ¿De Chiloé? ¿Araucanos es alguna tribu indígena? ¿cuales son sus aportaciones al castellano chileno?

Perdona Skinner que te haga tantas preguntas, pero me interesa mucho el tema de las lenguas sudamericanas y me gustaría que al margen de las leyendas me comentases algo de esas lenguas. Te lo agradecería mucho y me ayudaría en mis estudios.
Volver arriba
skinner
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 17 May 2001
Mensajes: 4950
Ubicación: Avda Pastelito 1874, Ankh Morpork.

MensajePublicado: Dom May 09, 2004 14:33    Asunto: Responder citando

Pues vaya si que me la pusiste difícil. Trataré de contestarte lo mejor posible.

Mapudungun ( o mapudungo o mazudungun) es el idioma de los Mapuches. (Mapu=tierra, che=gente), como se autodenominaban los posteriormente llamados Araucanos, término usado por Alonso de Ercilla en su obra épica "La Araucana" (Se que tengo la Araucana en formato PDF por ahí, si quieres te la envío por correo).

Los araucanos en realidad se dividían en cuatro grupos: Moluches, picunches, huilliches y pehuenches, según su ubicación geográfica, en terminos generales, se tiende a agrupar a Moluches, Picunches y Pehuenches como mapuches, ya que tienen pocas diferencias, el grupo divergente corresponde a los Huilliches (Que son los que ocupan la zona donde yo vivo actualmente, los Mapuches se concentran un poco más al norte). A todo esto, también hay Mapuches en Argentina, pero no se bien que tan distintos sean de los Mapuches Chilenos, por lo menos los de acá le dieron guerra los españoles, que no pudieron conquistar el sur de Chile, y posteriomente le siguieron dando guerra al gobierno Chileno hasta el año 1883 (casi 80 años después de la declaración de independencia!) cuando fué pacificada la zona con el ejercito que volvía de la guerra del Pacífico.

El aporte a la lengua actual es bastante grande, pero no te podría dar muchos ejemplos, ya que son aportes que uno en el uso diario desconoce. El que recuerdo es de cahuin (No se si es con h o g, pero se pronuncia caguín), que en mapudungun significa reunión de loncos (Lonco=jefe), actualmente se usa para definir corrillos o pelambres, p.ej: Andar cahuineando es andar con comentarios (Como algunos foristas cahuineros de por acá).

Te dejo algunos línks sobre el tema:

Portal Mapuche

Portal de literatura Mapuche

Mapudungun Aquí también aparecen explicaciones de otros lenguajes indígenas chilenos, como la Aymará, Yagán (desaparecidos), Alacalufes (Desaparecidos) y pascuense.

Actualmente, en la zona de Chiloé se está trabajando fuertemente sobre el concepto "transcultural" de la educación, por lo que los planes de estudio deben contener aportaciones en términos de la cultura Huilliche de la Zona. (Si te interesa saber más sobre este tema puedo conseguirme información, mis padres trabajan en ello)

Como dato curioso, Bill Gates vino a Chile y durante su estadía se firmó un acuerdo entre Microsoft, la Universidad de la Frontera y el Gobierno de Chile para desarrollar y lanzar el próximo año la versión en Mapudungún de Windows XP y Office.

Espero esto te sirva, está un poco confuso pero en verdad es demasiado lo que debería escribir sobre el tema. Por circunstancias de la vida me ha tocado compartir mucho con distintas etnias de mi país, y sobre sus reivindicaciones cualquier aporte que pueda realizar, por pequeño que sea lo hago con gusto.

Saludos.
Volver arriba
Foros
Publicidad


Si tiene teléfono móvil, le recomiendo que visite la sección móviles. Encontrará tonos, fondos de pantalla, juegos y aplicaciones java para su equipo.
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> La Cuentoteca de Alephville Todas las horas son GMT - 3 Horas
Ir a página 1, 2  Siguiente
Página 1 de 2