elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

SMASHING PUMPKINS - Siamese Dream



 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Música
Autor Mensaje
adzero
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 18 May 2004
Mensajes: 26

MensajePublicado: Mar May 18, 2004 17:27    Asunto: SMASHING PUMPKINS - Siamese Dream Responder citando

SMASHING PUMPKINS - SIAMESE DREAM
Año de producción: 1993

Valoración: 10/10


Ante todo, y antes de empezar, una ligera puntualización: éste, a pesar de encontrarse en el número uno de mi ranking personal, no lo considero el mejor álbum de la Historia, ni siquiera pretendo hacer tamaña afirmación. Éste es, simplemente, y en mi modesta opinión, el álbum que más aprecio, el que más ha significado en mi vida, el que más sentimientos me ha transmitido. ¿Que a qué viene esta puntualización? Pues más que nada por si a alguien, tras mi análisis, se le ocurre comentar cosas al estilo de “pues a mi no me gusta” o “será exagerado... que no es para tanto”. La música es algo que dificilmente se podría calificar de manera objetiva, es decir, a cualquiera le podrías poner el mejor álbum de la Historia, objetivamente hablando, y tras escucharlo estaría en su derecho de afirmar que le parece una defecación de caballo (siendo finos) pinchada en un palo. Y eso precisamente es lo hermoso de la música, que transmite distintos sentimientos a cada uno de nosotros de manera individual. Y que los gustos, queramos o no, influyen de manera aplastante en la opinión personal de cada uno y en la música que escucha. Los gustos son el camino a seguir, y a partir de ahí, si quieres, puedes ir ampliando horizontes, pero que no te saquen de aquello que más aprecias diciendo que tal otro tipo de música es mejor, porque dificilmente conseguirán modificar tus preferencias.

Por ejemplo, a una persona que le guste el Metal sobre todas las cosas, la mejor canción del mundo jamás podrá ser un Rap, y viceversa, por lo tanto resulta completamente inapropiado hablar de “la mejor música del mundo” cuando con total seguridad habrá alguien que no compartirá tus gustos. Está claro que siempre habrán trabajos que no gusten a la mayoría de la gente, ¿pero deberíamos considerarlos como “malos” de forma generalizada? Estoy seguro de que hay al menos una persona en el mundo que sentirá con esa música, y que la considerará un producto de calidad. Tampoco se trata de que deban cumplirse una serie de normas establecidas, o de que si predomina el virtuosismo la obra poseerá, en consecuencia, más calidad. Podría citar trabajos que sin poseer ninguna de esas cualidades están consideradas por la mayoría de críticos como obras maestras de la música, y, del mismo modo, siempre habrá gente que no opine igual. Resumiendo: este análisis (y realmente todos los análisis y todas las críticas del mundo) está basado en una opinión completamente subjetiva, quizás haya gente que comparta mi opinión y quizás no, pero está claro que cualquiera de estas críticas serán tan válidas como la mía. Y ahora que ya he especificado el motivo por el que este álbum se encuentra en el número uno de mi ránking y posee una puntuación máxima comencemos con el análisis:

No voy a hablar del periodo de crisis que sufría la banda durante la grabación de este trabajo, ni de la influencia que tuvo Nevermind (del que, por cierto, comparten productor) para que esta clase de música tuviese repercusión en las listas de ventas de la época. No voy a hablar de las consecuencias que provocaron el éxito de la banda, ni del posterior ataque megalómano que sufrió Billy Corgan. Simplemente hablaré del álbum en cuestión, de sus excelencias, de lo que lo convierte en la mayor obra que jamás hayan disfrutado mis oídos. Y todo ello de la manera más clara que pueda ser capaz (eso espero)

¿Y por dónde podría empezar? Pues facilmente, por el comienzo (cof cof). Lo primero que se escucha tras apretar el play en el reproductor es una pequeña introducción de los instrumentos que nos acompañarán durante prácticamente toda esta travesía de poco más de una hora de duración. Estos son, por orden: una batería proveniente del jazz, es decir, con un virtuosismo como pocas veces se podrá disfrutar en el mundo del rock; seguidamente la guitarra eléctrica, con el preludio de lo que se convertirá en uno de esos riffs típicos de la banda, pegadizo y de gran calidad; a continuación el bajo, denso y paquidérmico, que prepara al oyente para lo que se avecina; y como invitado estelar aparece ante nosotros toda una muralla de guitarras distorsionadas sonando al unísono con una intensidad impactante. Y es aquí donde Siamese Dream sobresale por encima de todo lo que se podría haber escuchado en su momento en cuanto a música. La primera duda que te asalta tras el impacto sonoro inicial es ¿cuántas guitarras estarán sonando a la vez?, la siguiente es ¿cómo puede tanta distorsión y tanto ruido sonar tan bien?, y finalmente te dejas llevar por la evidencia, es posiblemente el mejor sonido de guitarras que se haya hecho en años. Sonido, dicho sea de paso, que no ha envejecido muy bien con el transcurso del tiempo. Hoy en día el ruido de guitarras y la distorsión controlada es el pan nuestro de cada día, hasta tal punto que esta obra se ha empequeñecido bastante al compararla con trabajos más modestos, e incluso comerciales, que se editan hoy en día. Una verdadera lástima. Tal y como ratificó Corgan en su momento: “Las imitaciones sin sentido pueden hacer que acabes perdiendo en tu propio juego”

Y ya que hablamos de Corgan, él es el último invitado en esta pequeña introducción inicial. Su voz tiene una de esas cualidades que dividen al mundo: o se le adora o se le odia. Seamos sinceros, esa vocecilla nasal e irritante dista de ser de las mejores del panorama musical, pero su cualidad no es el virtuosismo, sino la facultad de expresar sentimientos. Cualquiera podría decir que la voz de Björk no es buena, pero expresa sentimientos, al igual que la de Kurt Cobain, al igual que la de Tom Yorke, al igual que la de muchos otros artistas consagrados. Y sinceramente, prefiero una voz que sienta lo que está cantando y que me ponga los pelos de punta por su intesidad, que a un Bisbal o una Aguilera con la voz bonita, limpia y aterciopelada, pero que no resulta ni de lejos tan visceral ni sincera

Y esto nos lleva a lo dicho inicialmente: la música atrae según los gustos de la gente, y nadie puede convencerme de que la voz de Billy Corgan en Siamese Dream cumple de sobras su cometido. Sí, vale, aceptamos barco pero ¿qué dicen sus letras? Pues esta primera canción, Cherub Rock, es una protesta al camino que lleva la música comercial de hoy en día, más dispuesta a ganar duros que a aportar calidad y vanguardismo (“¿Quién quiere miel mientras puedas obtener un poco de dinero?”, pregona el estribillo), y posiblemente sea ésta una de las letras más claras del álbum, ya que durante el resto del CD se juega con expresiones dificiles de asimilar, pensamientos abstractos, y bueno, una lírica que invita a la propia reflexión y a conclusiones personales. Este tipo de letras tiene el mismo don que la propia música: a cada uno le aporta algo distinto y único. Claro, como inconveniente podemos decir que el hecho de que tengas que buscar un significado tú mismo puede irritar a gente que prefiere que se lo den todo masticado; siempre habrá individuos que digan que si el cantante se refiere a esto o a lo otro mejor que lo deje claro de forma clara y concisa. Cuestión de gustos, como digo.

Y así van transcuyendo, una tras otra, las canciones del álbum. Con un sonido constante, uniforme, único, marca de la casa. Quiet, la siguiente pista, es algo más dura, más agresiva, pero sin llegar a la violencia incontrolada de otras bandas. Como he citado antes, el sonido del álbum está completamente estudiado, su filosofía natural consiste en sonar enormes sin resultar violentos. Quizás también esta segunda pista sea la que más se acerque a su primer trabajo, Gish, en especial a su parte más guitarrera.

Como tercer plato, la explosión comercial: Today. Un tema potente y dulce al mismo tiempo; una canción alegre y jovial que trata de confundir al oyente con una lírica sarcástica que trata realmente sobre el suicidio (“hoy es el día más maravilloso que jamás haya conocido, no puedo pensar en mañana, mañana queda demasiado lejos, quemaré mis ojos antes de que termine”). Un tema sencillo de tres minutos que alcanza la nota más comercial, asequible y directa del álbum. Un tema que aprovecha al máximo las posibilidades del sonido de la banda, con arranques y paradas, contrastes entre fuerza y delicadeza, bondad y mala leche. Una canción, compuesta y dispuesta para vender, que llegó a ser bastante conocida y que se convirtió en todo un himno de la banda

Y el paseo continúa a través de Hummer. Primera muestra de que esto no va a ser tan típico como aparenta. Inicialmente suena igual que Today, con los mismos arranques y paradas, con el mismo sonido, con el mismo ritmo, ¿una copia?, ¿una continuación? No señores, un engaño. Y si no que me comparen el estribillo de Today con el de Hummer (¿cómo?, ¿que Hummer no tiene estribillo? Uiss, me habéis pillado). Más de siete minutos que empiezan de una forma ortodoxa y terminan como a ellos les da la gana, sorprendiendo como pocas canciones podrán sorprender. ¿Pensabas que iba a ser todo el rato igual? Pues prepárate

Y llega Rocket. Junta todo ese sonido de casi una decena de guitarras distorsionadas del que ya nos estamos acostumbrando, y haz la canción más dulce que te puedas imaginar. Eso es Rocket, simplemente sublime, un estallido de color, de luz, de alegría incontenida. La fuerza inicial del álbum va trasladándose a un aroma exquisito de optimismo, de promesas, de ilusión. “Enciendo mi alma para mostrar al mundo que soy puro en el fondo de mi corazón”, “seré libre, libre de esas voces de mi interior”, “la luna ha salido, las estrellas me invitan, creo que esta noche partiré”. Letras que elevan al alma, que te llevan a un mundo de arcoiris, que te clavan una sonrisa en la cara y que terminan con un apoteósico final, una avalancha incontenida que va ascendiendo hasta estallar en un climax indescriptible. A partir de aquí ya nada volverá a ser igual… empieza Disarm

Disarm puede que sea la canción más triste del mundo, más aún cuando aparece tras un tema como Rocket. Adios a las guitarras distorsionadas, adiós al optimismo incontrolado, a la ilusión, a la risa, a lo ya establecido como ‘por defecto’. Demos ahora la bienvenida a la más dura de las depresiones. Disarm es un puñetazo donde más duele, un mazazo que te dan cuando estás en lo más alto, una mala noticia que hace que despiertes de ese mundo de fantasía en el que te hayabas inmerso. La canción por sí sola es para dejarte sin aliento, pero al escucharla tras los cinco temas anteriores te hunde aún más. La compuso Corgan para demostrar a sus padres la clase de monstruo que, según ellos, era (“Te desarmo con una sonrisa, y te corto como quieres que corte al niño pequeño que hay en mi interior y en una parte de ti”) ¿Qué monstruo podría componer una canción como ésta para quejarse de sus progenitores? Un monstruoso genio, sin duda. El acompañamiento, a base de instrumentos de cuerda y campanas, no hace más que provocar que esa lágrima que apenas se sostenía en el parpádo termine cayendo sobre la mejilla. Nadie podría sospechar que, tras una primera parte de un álbum tan aparentemente “de buen rollo” (por decirlo de alguna manera) y con un sonido tan uniforme, saliera algo como esto. Pero es que, como ya se ha comentado, ya nada volverá a ser lo mismo.

Y tras la caída llega el momento de la tensa calma, de la reflexión, de contemplar lo que ha ocurrido y de acusar al culpable todavía con el dolor en el corazón. Pero necesitas seguir amando, porque el amor al fin y al cabo es una droga que no puedes dejar atrás. Soma conecta a la perfección con Disarm, comienza de manera narcótica, lenta y pesada; consecuencia, podría parecer, del dolor acusado en Disarm, aunque Soma trate de un tema distinto e independiente a éste. Quieres que ella contemple el daño que has obtenido por ella, que vea cómo has terminado por su culpa (“Envolví mi herida en ti y me cobijé en ese dolor, el opio de la culpa es tu corazón destrozado”). La autoestima y el engaño de nuestros sentimientos nos ayudará a soportar la carga (“Ahora sólo cuento conmigo mismo… traicionaré a mis lagrimas con cualquiera, con cualquiera menos contigo”). La ira estalla de pronto, volviendo a encontrarnos con esa marabunta de guitarras a las que, pensábamos, ya nos habíamos acostumbrado. Pero esta vez hay algo distinto, una gota de inestabilidad, que lo hace todo mucho más intenso. Soma puede que sea la canción más completa del álbum, el pico más alto dentro de continuos picos de calidad, el punto de inflexión dentro de la montaña rusa de sentimientos que resulta ser Siamese Dream. Y ojito a ese onírico final plagado de susurros, simplemente impagable.

Tarde o temprano, toda esa fustración acumulada en nuestro interior sale a la luz y se deja mostrar con toda su furia, y Geek USA se encarga de canalizarla perfectamente. Con un ritmo mucho más trepidante (atención a la batería de Chamberlin, según dicen las malas lenguas sólo él puede tocar a la perfección este tema); con una mala uva mucho mayor, aunque siempre manteniendo las formas; y con unas letras de protesta que, aunque la mayoría de la gente opina que habla en esencia de Norteamerica, yo personalmente creo que se trata de algo más personal y menos generalizado: es la reacción natural al desengaño, un pataleo al descubrir que las cosas no son como tú creías, el asimilar la realidad que se muestra ante tus ojos (“Y entonces supe que habíamos sido abandonados, expulsados del paraíso, no puedo creerles cuando dicen que todo sigue yendo bien”); y la autocomprensión, el quedarte inmerso en tu propio mundo, que ya sólo se encuentra en el interior de ti mismo; el no poder, ni querer, encontrar la manera de explicar lo que te pasa (“Las palabras no pueden definir cómo me siento por dentro ¿Quién las necesita? Contagiado con este virus de mi mente me rendiré a la enfermedad de mis necesidades”)

Pero despues de la tormenta siempre llega la calma, como decía aquel artista, y Mayonaise se encarga de intentar que todo vuelva a la normalidad. Regresan las murallas de guitarras suavemente distorsionadas, vuelve la tranquilidad, el control del sonido… pero hay ahora algo distinto. Esta canción es como un intento de retorno a los orígenes, a la parte optimista y feliz que encontrábamos al comienzo del álbum, pero no alcanza su cometido en ningún momento. ¿Cuántas veces hemos querido volver a tiempos pasados y mejores sabiendo que ahora ya es imposible? Y así, en un intento de revivir tu pasado, es como se forma la canción más melancólica del álbum. Ahora has madurado y ya no volverás a cometer los mismos errores, pero es tan difícil volver a la inocencia de antaño, es tan dificil volver a ser como antes… (“No más promesas, no más tristeza, no seguiré por más tiempo, ¿Puede alguien escucharme? Sólo quiero ser yo mismo”) Como siempre, la intensidad de esta pista aumenta si se ha seguido el álbum canción a canción

Y llegamos a Spaceboy, quizás la parte que menos pegue en el álbum, pero le da un toque aún más mágico, triste y personal al tratar un tema bastante espinoso sobre una de las personas más queridas de Billy Corgan: su hermano. Éste tiene un problema en los cromosomas que le ha hecho ser diferente al resto de la gente, Billy dice haberse sentido infinidad de veces identificado con él (”y de cualquier forma que nos elijan no encajaremos”). Posee los mismos arreglos orquestales de Disarm, aunque la canción se mueve por otros derroteros. Resulta curioso el hecho de que sustituye los arranques y paradas de murallas de guitarras por arranques y paradas de violines y violonchelos, pero el efecto sigue siendo igual de intenso.

Y así, vamos aproximándonos a la parte final del álbum, empezando por el surrealismo enrevesado en nueve largos minutos que es Silverfuck. Éste, sin duda, es la antítesis de Today, ya que mientras Today era una vía para acercarse al gran público, el nuevo tema que ahora nos ocupa es todo lo contrario. Realmente hacen falta muchas escuchas para llegar a acostumbrarse a Silverfuck (nótese que el único taco que aparece en el álbum se encuentra en el título de esta canción, titulo intraducible, por cierto), más aún cuando su parte final es una descarga de toda la tensión acumulada durante todo el álbum, un desahogo lleno de ruido y distorsión, ahora ya descontrolado, que pocas personas serán capaces de soportar en su primera escucha. El fin de la continua presión que golpea sin cesar en tu corazón. El fin de las guitarras electricas y de la inestabilidad. El fin del dolor en nuestro interior. El fin de un sonido que marcó toda una época de mi vida. Una despedida a lo grande que sin duda no dejará indiferente a nadie. ¿Quizás un llamamiento al suicidio? Yo diría más bien un llamamiento al cambio

Y tras la vorágine de descontrol de Silverfuck, llegan las dos últimas pistas del álbum. Piezas completamente acústicas y hermosas, que nos trasladarán suavemente hacia la salida del CD. Primero con una cortita y dulce Sweet, sweet, un tema folcklórico que contrasta a la perfección con la ruidosa Silverfuck. Y le sigue la maravillosa balada de amor que es Luna; una especie de nana humilde, llena de gracia, que despide al oyente con un incesante “Estoy enamorado de ti”, lo cual demuestra que todos los pesares de esta vida se superan gracias a ese sentimiento, capaz de mover el mundo, que es el amor. Una despedida, ahora de verdad, que no hace más que invitarte a volver a escuchar el álbum por enésima vez, y a volver a disfrutar de nuevo de toda su magia y energía.

Como se puede observar, y a pesar de los típicos silencios entre pista y pista, todas las canciones están conectadas entre sí. Podría incluso considerarse el trabajo como una obra conceptual, aunque yo no llegaría a tanto. Digamos que en ese aspecto se queda a medio camino entre dos extremos, y eso puede provocar contradicciones a la hora de ser calificado. Y es que, si nos ponemos a extender la mano, también podemos encontrar diversas contradicciones a la hora de valorar otros aspectos del álbum: ¿es conceptual o cada canción se sostiene independientemente del resto?, ¿es comercial o alternativo?, ¿es duro o dulce?, ¿es onírico o realista?, ¿es optimista o deprimente?, ¿es épico o íntimo?, ¿es único o mil veces imitado?, ¿es eterno o de una hora de duración? Todo depende del oído y el corazón de cada uno de nosotros. Lo que sí tengo claro es que me compadeceré de quien no llegue a encontrar en ninguna parte lo que yo he encontrado en este CD. No haber vivido la adolescencia sin haber sentido así la música jamás será vivirla plenamente… hablando de manera subjetiva, por supuesto


Lo Mejor:
- La cantidad de sentimientos que es capaz de transmitir
- La batería de Chamberlin, por encima de cualquier otro instrumento por separado
- Gana a cada escucha, se hace querer con el tiempo

Lo Peor:
- Que haya envejecido tan mal, ya no resulta tan impactante como lo fue en su momento
- La portada del álbum, quizás demasiado ‘indie’ para la música que contiene
Volver arriba
kilpatrick
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 21 Dic 2001
Mensajes: 2226
Ubicación: España

MensajePublicado: Mar May 18, 2004 18:20    Asunto: Responder citando

Applause Applause Applause Applause

Estupenda crítica, sí señor. También fue (es) uno de los grandes discos de mi vida. Me ha sorprendido encontrar una valoración tan positiva sobre Soma. A mí también me parece una de las cumbres del disco (quizá la más alta), pero no es una opinión muy frecuente. Un detalle sin importancia sobre esta canción: ¿envolveré mi herida en ti? Siempre había pensado que era mi corazón (my heart).

Otro de los momentos cumbres del album, para mí, es un poco anterior, en Rocket:

Consume my love, devour my hate
Only powers my escape
The moon is out the, stars invite
I think i'll leave tonight

Y totalmente de acuerdo con el comentaria sobre el final. Siempre he pensado que es una manera muy valiente de cerrar un disco. I'm in love with you... y también pensaba, fuera quien fuera, que me gustaría ser ella para que alguien me hubiera dedicado algo tan hermoso.

Siamese Dream fue un punto de inflexión en mi vida. Después de Nirvana, Pearl Jam etc., éste fue mi último gran disco distorsionado. En aquel momento ya estaba empezando a prestar mucha atención a Radiohead y mis gustos musicales se alejaron poco a poco de las guitarras distorsionadas, pero todavía pincho de vez en cuando el Siamese Dream.

Supongo que conoces el documental Vieuphora. Escalofriantes interpretaciones en directo.

Saludos
Volver arriba
skinner
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 17 May 2001
Mensajes: 4958
Ubicación: Avda Pastelito 1874, Ankh Morpork.

MensajePublicado: Mar May 18, 2004 18:44    Asunto: Responder citando

Applause Applause Applause Applause

Notable!, Adzero dejaste poco para agregar, creo que con Kilpatrick debemos compartir edad, ya que para mí también Disarm representó el último hito de una época que se fué.

No se si sería correcto decir que el disco envejeció mal, quizá lo hicimos nosotros.
Volver arriba
kilpatrick
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 21 Dic 2001
Mensajes: 2226
Ubicación: España

MensajePublicado: Mar May 18, 2004 19:51    Asunto: Responder citando

skinner escribió:
Applause Applause Applause Applause

Notable!, Adzero dejaste poco para agregar, creo que con Kilpatrick debemos compartir edad, ya que para mí también Disarm representó el último hito de una época que se fué.

No se si sería correcto decir que el disco envejeció mal, quizá lo hicimos nosotros.


Laughing Laughing Laughing

25 años hace que empecé a morir, que diría Quevedo, y me encamino a los 26 en pocos meses. Pero no envejecí mal yo ni el Siamese Dream tampoco, creo, porque sigo disfrutando cada acorde, nota y feedback de ese disco... solo que ya no lo disfruto a diario... es solo que se publicó el Ok Computer y tuve que redefinir mis parámetros musicales... y luego llegó el Kid A y aunque ese disco empieza diciendo que todo está en el lugar correcto, después de escucharlo todos mis discos viejos parecían un poco más viejos... pero este era un foro dedicado a los Pumpkins.
Volver arriba
guillermo garcía
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 18 Ene 2004
Mensajes: 2014
Ubicación: Tepic Nayarit

MensajePublicado: Dom May 23, 2004 11:46    Asunto: Odio la nostalgia. Responder citando

Por lo tanto arriba Swan...
Volver arriba
guillermo garcía
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 18 Ene 2004
Mensajes: 2014
Ubicación: Tepic Nayarit

MensajePublicado: Dom May 23, 2004 11:50    Asunto: Sobre Mayonaise. Responder citando

Tengo dos versiones acústicas de Mayonaise. En las dos Billy sufre cierto desperfecto al gritar I just want to beeeeeeeeeeeeee (se le va el gallo, <<desentona>> como decimos en México) y se carcajéa como dicendo "Billy sos un pendejo". En la otra versión casi al final solloza, ¡eso es sentimiento!
Mayonaise me encanta.
Volver arriba
adzero
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 18 May 2004
Mensajes: 26

MensajePublicado: Lun May 24, 2004 06:31    Asunto: Responder citando

[a kilpatrick]

Es herida (hurt), no corazón (heart); aunque reconozco que he tenido que buscar las letras para corroborarlo Wink . De todas formas, es posible que algunas de las traducciones que he puesto no sean literales al 100%

Radiohead también es una de mis bandas preferidas. "Hail to the Thief" me lo compré el mismo dia de su salida y sin haber escuchado ninguna de sus canciónes, lo cual dice mucho sobre la confianza que le tengo al grupo

[a skinner]
En mi opinión sí ha envejecido mal, no compositivamente hablando sino sonoramente. El impacto de su sonido pierde intensidad al compararlo con bandas de ahora, especialmente si nos referimos al Nu-Metal en particular. Pero bueno, es como los efectos especiales de las películas de hace 10 años: en su momento podrían haber sido lo más, pero se trata de algo que va avanzando día a día y que evoluciona sin parar. Afortunadamente no todo son efectos especiales en las películas, ¿no? Wink

Y digo también que ha envejecido mal al compararlo con otros CDs de la época, que perfectamente podrían salir mañana y no notar el paso del tiempo

Por cierto, buena deducción. Tengo 24 años Very Happy

[a guillermo garcía]
Escuché hace algún tiempo esa versión que dices de "Mayonaise con gallos". Lo dicho, eso es sentimiento! Very Happy
Volver arriba
skinner
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 17 May 2001
Mensajes: 4958
Ubicación: Avda Pastelito 1874, Ankh Morpork.

MensajePublicado: Mar May 25, 2004 22:31    Asunto: Responder citando

Shocked

Pues debo tener serios problemas con mi edad mental, yo tengo 34. para sacarme el pillo de forma elegante, diré que lo escuché cuando tenía 24 y con la frialdad que da el tiempo transcurrido, siento igual esa sensación de cambio de etapa, de algo definitivo.

A Guillermo García, la verdad, es que Swan no me gustó para nada, no es lo mismo. Solo escuché un par de temas y quizá estoy prejuzgando, pero a mí me pareció notablemente inferior.

Para Adzero, y bueno, sin ser malo el Nu-metal privilegia la potencia por sobre la melodía, la mayoría de los guitarristas de ese estilo podrían tocar sin las tres primeras cuerdas, y nadie lo notaría. (Eso es una muy personal impresión).

¿Cuales discos encuentras que han envejecido mejor?. Me atrevo a adelantar Dirt de Alice in Chains, Ten de Pearl Jam (En realidad cualquiera de Pearl Jam, los encuentro totalmente atemporales) y el Weight de Rollins Band.

A todo esto, si les gusta el estilo de Smashing Pumpkins, pueden ir un poco más atrás y escuchar a Boston, no pocas veces leí comparaciones entre ambos grupos, sobretodo en lo referente a los arreglos de cuerdas.
Volver arriba
adzero
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 18 May 2004
Mensajes: 26

MensajePublicado: Jue May 27, 2004 05:45    Asunto: Responder citando

¿34 años? Vaya, eso demuestra que la música que escuchaba a los 15 no era la típica para adolescentes descerebrados Very Happy

Por supuesto que el Nu-Metal es mucho ruido y pocas nueces, por eso he hecho la comparación del cine. ¿Acaso hay algo más que efectos especiales en películas como xXx, Matrix:Reloaded/Revolution, y demás? Pero mira, aunque les queden años luz para superar otras películas del mismo estilo, sí son más espectaculares que las de hace 10 años, eso no lo vamos a negar. Terminator 2, por ejemplo, ha perdido muchísimo en cuanto a efectos especiales, y mira que fueron revolucionarios en su momento

En cuanto a discos que han envejecido mejor, pues aparte de los nombrados por ti, como los de Pearl Jam y Alice in Chains, yo incluiría a "Automatic for the people" de REM, "Achtung Baby" de U2 (que no sólo no ha envejecido, sino que incluso se ha convertido en la columna vertebral sonora de casi una decada y media), "Ride the Lighting" de Metallica (no sé si es que el CD que tengo yo es remasterizado o qué, pero cuando lo escuché por primera vez me pareció impensable que esa música fuera del 84), "Dookie" de Green Day (sigue tan fresco como el primer dia), y "Aenima" de Tool, por decir algunos

En cuanto al que peor ha envejecido, aparte de la inmensa mayoría de música ochentera, yo me quedo con el "Antichrist Superstar" de Marilyn Manson. Si hace mucho tiempo que no lo has escuchado no lo hagas, quédate con el recuerdo...

Yo tenía puestas muchas esperanzas en Zwan, y de hecho tenían canciones fabulosas que solían tocar en sus conciertos. Lástima que eligieran tan mal los temas para su primer álbum. Aunque bueno, Billy Corgan ya está en el estudio grabando el que será su primer trabajo en solitario, saldrá a finales de año. Ya veremos si resurge de las tinieblas o no... y por cierto, menudo final de año nos espera: Billy Corgan, Tool, NIN... ufff, ¿quién dijo que la música estaba en crisis?

No conozco a Boston, voy a buscar información sobre ellos. Gracias por la recomendación Wink
Volver arriba
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Música Todas las horas son GMT - 3 Horas
Página 1 de 1