elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

Ucronías. Qué son y para qué sirven.



 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> El templo de Clío
Autor Mensaje
thehealer
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 03 Abr 2004
Mensajes: 498
Ubicación: The Road Not Taken

MensajePublicado: Lun Dic 13, 2004 21:35    Asunto: Ucronías. Qué son y para qué sirven. Responder citando

La Historia, como otras disciplinas, es tanto una ciencia como una técnica de control social, una herramienta política. Y una fuente de inspiración literaria, claro que sí.
"Ucronía" es el término que usan los historiadores - palabreja creada por Charles Renouvier (1815-1903) en su obra "La filosofía analítica de la Historia" - para designar a lo que no se ha dado en ningún tiempo y, sin embargo, podría perfectamente haberse dado en las mismas circunstancias. Algo así como una "utopía", pero referida al tiempo ("cronos") en vez de al lugar ("topos"), que fue lo que hicieron autores como More, Campanella y otros.
Esta noción de 'ucronía' apunta a un empleo ilustrativo y práctico de la ciencia histórica, llegado el caso de presentarse una situación análoga a la que se ha estudiado con cierto rigor; en su intención original, era como un medio de aleccionar a los conocedores de la historia para que, puestos ante la necesidad de tomar decisiones, evitasen que por su propia negligencia se produjeran "ciclos" políticos. Y también para que comprendieran, 'reproduciéndolos' intelectual y emotivamente, los conflictos que tuvieron que afrontar los protagonistas de los reales hechos históricos.
Creo que es de este Renouvier aquella idea de que "los pueblos que no recuerdan los detalles de su Historia, están condenados a repetirla". Él opinaba que era mucho más eficaz plantar cara a las consecuencias de la Historia analizando los caminos alternativos que se habían tenido -y no se habían aprovechado en la realidad histórica- en el tiempo irremediablemente ido, a fin de componer una hipótesis de trabajo aplicable a sus consecuencias, o sea al entorno del operador político, jurídico, económico o de cualquier técnica o ciencia o disciplina cuya historia se hubiese estudiado y que de cara al futuro planteara un interrogante susceptible de responderse a partir de alguna analogía con el pasado.
En algunas obras sobre Historia científica puede encontrarse justamente eso. Primero el autor expone a partir de sus fuentes la explicación rigurosamente histórica de lo que efectivamente parece haber ocurrido. Y luego aventura (nunca mejor usada la palabra Wink) un análisis acerca de si habría podido sacarse un mejor provecho de las circunstancias, para obtener una enseñanza y una probable solución más apropiada para situaciones análogas. Esto último no es en rigor ya Historia, sino mera especulación por cuenta y riesgo de quien la hace, pero tiene su valor a los fines ya expuestos: lo que interesa al historiador que eventualmente se interna en estos caminos de fantasía ucrónica es no caer en la ingenuidad histórica, ni en la injusticia al evaluar las conductas de quienes obraron en determinadas circunstancias pasadas.

Charles Renouvier escribió en 1875 "Ucronía: la utopía en la historia. Bosquejo histórico apócrifo del desenvolvimiento de la civilización europea". En él se trata de lo que sucedería si el emperador Constantino no hubiera admitido la Iglesia Católica. Además de haber quienes efectúan ejercicios intelectuales de política sobre esta base para imaginar qué pudo haberse hecho o qué pudo haber pasado de tomarse otras decisiones, qué escenarios hubieran quedado como marco de nuestra vida o la de nuestros antepasados, la ucronía ha atraído a escritores de ficción. Por eso hay que insistir en que NO es Historia, por más que se sirva de la Historia como punto de partida.
Han sido principalmente novelas de política-ficción los intentos más representativos escritos a partir del género ucrónico: por ejemplo, "El Sueño de Hierro", de Norman Spinrad, que nos presenta un Hitler emigrante tras perder la guerra del 14, que consigue laburo en los Estados Unidos como ilustrador de libros de ciencia ficción, por otro ejemplo "El desfile de la Victoria" de Díaz-Plaja, que se imagina un Franco derrotado por los republicanos, y sin embargo a los españoles de todos modos no les acaba yendo demasiado bien, y acaso la más famosa sea "El Hombre en el Castillo" de Philip K. Dick, que imagina unos Estados Unidos derrotados y divididos entre nazis y japoneses. El centro del análisis de Dick no son las consecuencias históricas de un mundo dominado por los nazis, sino la vida diaria de unos yanquis minimizados psicológicamente ante una clase dominante de origen japonés que se va devorando, sin comprenderla, toda la cultura norteamericana que se ha vuelto mero folklore.

Un ejemplo de un trabajo de imaginación de este tipo, aunque ideológicamente no me agrade demasiado la página de Internet en que está el enlace, es esta original fantasía ucrónica sobre la guerra de la Independencia sudamericana: www.rebelion.org/noticia.php?id=6451 .-
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Mar Dic 14, 2004 13:41    Asunto: Responder citando

Interesante tema, Thehealer

Pienso que quizás haya mucho más de ucronía de lo que parece en la propia reconstrucción de la historia real y en su interpretación por parte de historiadores, y si nos vamos a la literatura histórica vemos que su sustento depende de ella en gran medida. Lo malo es cuando se confunde la verdad con la ficción de una novela, que también suele suceder, creando polémicas sin sentido (como el caso del Código Da Vinci, por ejemplo) habría que preguntarse si eso es moralmente aceptable, aunque yo personalmente lo tengo muy claro: lo es.
Volver arriba
nazgul
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Abr 2001
Mensajes: 13831
Ubicación: Cartagena, España

MensajePublicado: Mie Dic 15, 2004 02:53    Asunto: Responder citando

De esto -que yo llamo "Historia-ficción"- ya hablé yo en alguna parte, creo. La novela histórica normal, digamos, transcurre en tiempos pasados, en escenarios existentes. La "historia-ficción", en cambio, inventa nuevos escenarios cambiando la Historia, inventando mundos a partir de cambiar hechos históricos del nuestro. Ejemplo: unos Estados Unidos en que los confederados ganasen la Guerra Civil. En el sentido de que habla de cosas que nunca existieron no puede decirse que sea novela histórica, pero plantea algo interesante para el historiador: hasta qué punto los hechos históricos conforman el mundo, cómo cambiando un solo hecho creamos un mundo totalmente diferente.
Volver arriba
thehealer
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 03 Abr 2004
Mensajes: 498
Ubicación: The Road Not Taken

MensajePublicado: Mie Dic 15, 2004 14:21    Asunto: El ruido de un trueno Responder citando

En ese exacto sentido, un cuento que sin ser en sí una ucronía plantea sin embargo exactamente el problema que estás diciendo es "El ruido de un trueno", de Ray Bradbury, de su libro "Las doradas manzanas del Sol". El detalle que varía la historia de unos viajeros en el tiempo resulta ser algo insignificante.
Volver arriba
nazgul
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Abr 2001
Mensajes: 13831
Ubicación: Cartagena, España

MensajePublicado: Mie Dic 15, 2004 16:35    Asunto: Responder citando

Ese suceso que cambia lo futuro, cuando es insignificante, puede decirse que es como introducir el Butterfly Effect -Efecto Mariposa- en la Historia...
Volver arriba
thehealer
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 03 Abr 2004
Mensajes: 498
Ubicación: The Road Not Taken

MensajePublicado: Lun Ene 17, 2005 00:46    Asunto: Adónde quería ir a parar con este foro Responder citando

Ahora que por distintas circunstancias propias del foro es oportuno tener en cuenta qué es el genuino 'revisionismo' histórico, aprovecho para seguir desarrollando este asunto, así se entiende de una vez adónde quería uno ir a parar hablando de la 'ucronía'. Es que hay quienes han comenzado a confundir a la Historia y aún al revisionismo histórico con la literatura de ficción (en general la literatura de ficción política ucrónica suele ser de calidad espantosa: en ciertos casos, como el de P.K. Dick, la trama de la narración está bien urdida pero uno lamenta la falta de artesanía en ella... eso lo dejamos para los foros apropiados Wink ; calculen si además 'historiadores' se ponen a 'revisar' el pasado con 'métodos' impropios).

Historia es, conforme la añeja y famosa definición de Cassani y Pérez Amuchástegui que uno no puede evitar saberse casi de memoria, "la re-creación intelectual del pasado humano mediante la búsqueda de hechos realizada sobre la base de testimonios y seguida de la exposición congruente de sus resultados". Puede sobrar o faltar alguna palabra, ya aparecerá un buey corneta que me enmiende (espero), pero algo así era el concepto.
Todo acaba, pues, efectivamente reducido a una re-creación intelectual, muy distinta del hecho real. Pero cuidado: para que sea posible recrear intelectualmente estos hechos con un mínimo de seriedad, de rigor científico, el investigador tiene que haber advertido la presencia de tales hechos bajo la forma de testimonios, y sometido a crítica exhaustiva a esas fuentes en su obra, de modo tal que la versión que nos dé de los posibles hechos sea lo más veraz que le resulte posible.

La Historia es, entonces, una disciplina de carácter netamente retrospectivo, que requiere de cierta ecuanimidad para poder apreciar los hechos: nunca debemos mezclar nuestros sentimientos e ideología propios del protagonista de hechos presentes o espectador de los mismos con el equilibrio analítico necesario para intentar establecer cómo y por qué habría ocurrido lo que los testimonios permiten suponer que razonablemente pasó. Inclusive cuando existen fotos, relatos y otros testimonios en cantidad abrumadora por lo reciente de los hechos y aparece algún sofista entusiasta a poner en duda nuestras más firmes convicciones. Nada mejor con una convicción que ponerla a prueba. Claro que en el ámbito y con la metodología adecuados.

Cuando hablamos de investigación histórica estamos hablando de pasado, conocido a través de testimonios, que permanentemente se someten a crítica, que a su vez cada tanto sufre revisiones, pues la exposición de un autor pasa a ser a su vez fuente, testimonio, para los ulteriores.

En rigor el trabajo del historiador consiste en la búsqueda y/o hallazgo de noticias en las fuentes de información ("heurística"), seguido del análisis cualitativo de las mismas ("crítica"), de autenticidad y de veracidad; la recreación de los hechos ("síntesis"), seguida de un nuevo examen de las mismas ("crítica", por supuesto, de veracidad de los testimonios y por qué no también de autenticidad) y presentación de los resultados obtenidos ("exposición")... que será seguido de una nueva crítica, sea del propio expositor o de sus lectores Twisted Evil .

Detengámonos, antes de ir a dormir, en la "heurística", del griego 'heuriskei' (lo quería poner en letras griegas pero lo siento: en este maravilloso teclado no aparecen o no las sé encontrar). En Inteligencia Artificial indica otra cosa, pero en terminología de método historiográfico significa tener noticias de las fuentes de información, que son los testimonios del pasado: libros, manuscritos, monedas, inscripciones, sellos, monumentos, recuerdos, restos biológicos, y todo otro tipo de huellas o vestigios dejados por hechos humanos susceptibles de interpretarse conjuntamente, y no sólo escritos, como algunos personajes extrañamente poco informados de la evolución de las técnicas históricas (y que deberían instruirse leyendo, por ejemplo, a Ernst Cassirer, que habló muy apropiadamente de los 'testimonios', aunque ya sea autor de otros tiempos) se obstinan en seguir creyendo, para así negar valor a otras pruebas del pasado humano.

En la "heurística" se distinguen tres (hay quienes dicen cuatro) 'momentos':
1."Bibliográfico": búsqueda de referencias a testimonios contenidas en investigaciones precedentes, si las hubiera; en tal caso, se las clasifica y registra para facilitar la tarea y para no descubrir lo que ya se sabe (situación ridícula donde las haya).
2."Temático": se eligen asuntos a investigar, y ya en ese momento se establece una crítica de autenticidad y de valor de los posibles testimonios a usar como fuentes.
3.a) "Erudito": consulta de trabajos de quienes nos han precedido en el camino de la sabiduría Rolling Eyes ; así podemos revisar desde los libros de eminentes autores (o de ignotos autores) que nos hayan ganado de mano en tratar el tema elegido, hasta -por ejemplo, y en broma... o no- los posts de los alephos que nos caigan desagradables Twisted Evil , para criticar -sí, nuevamente Mr. Green - sus trabajos y sus fuentes, haciendo una lectura propia, hasta los mismos testimonios por ellos referidos, a ver si los han interpretado correctamente, y/o b) "Diagnóstico": crítica de autenticidad y veracidad de los testimonios nuevos hallados por el historiador y sus colaboradores en la compulsa de fuentes para trabajar el asunto de que se trate.
Vale destacar, ya que estamos, que -como puede deducirse- la heurística propiamente dicha, la búsqueda y selección de fuentes, de testimonios, para ser medianamente seria ha de darse necesariamente en combinación con lo que algunos dan en denominar la hermenéutica, la interpretación crítica de, por ejemplo, los documentos.

Y aquí me detengo, que me voy a dormir. Esto puede seguirse desarrollando, claro que sí, y ojalá alguien me acompañe a hacerlo, pero hay que empezar por tener presentes estas nociones a la hora de "revisar" lo que ya se sabe. Porque una cosa es "revisar" las fuentes, los testimonios, y otra muy diferente es suprimirlos o tergiversarlos para deformar el pasado y así propinarnos una ucronía con fines ideológicos y políticos del presente. Y recordar en todo momento estas y otras nociones básicas del método historiográfico es la única manera de saber qué clase de 'manipulación' se está haciendo con los testimonios, si distorsiva de los hechos reales o meramente crítica de la validez de lo expuesto antes por otros sobre honestas bases intelectuales que permitan poner en duda la autenticidad y veracidad de la fuente y su interpretación.
Volver arriba
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> El templo de Clío Todas las horas son GMT - 3 Horas
Página 1 de 1