elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

MEMORIAS DE ADRIANO


Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Obras Literarias
Autor Mensaje
jebconnors
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 06 May 2005
Mensajes: 2

MensajePublicado: Vie May 06, 2005 11:28    Asunto: Responder citando

Yo lo leí con 16 años. No sé si eso será mucho más o menos que tú pero sí recuerdo que me causó una gran impresión.
No me parece un libro difícil de leer, además no es nada largo.

Es interesante porque refleja muy bien el estado moral de la clase patricia en el imperio romano, donde se admitían el hedonismo y la bisexualidad de una forma bastante más abierta que en la actualidad. Trata con gran profundidad el amor entre Adriano y su efebo Antinoo. En realidad Adriano tiene un poco de trasunto de la autora que era lesbiana.

Si no te incomodan esos temas léetelo.
Volver arriba
Sebastian Santisi
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 15 Ene 2005
Mensajes: 634
Ubicación: Buenos Aires

MensajePublicado: Sab May 07, 2005 01:30    Asunto: Responder citando

Yo lo empecé a leer con mi consabida vasta paciencia de siempre... y sin embargo no llegué a engancharme y lo abandoné.
Uno de los pocos libros que he abandonado.
Sin embargo puedo hacer una salvedad; de esos pocos abandonados es el único que en algún momento me dignaré a leer...
Cuando concluya lo postergado les cuento.

(Debería leerlo al menos por mi viejo que me lo regaló para no sé qué fecha y encima por una edición en tapas duras le habían cobrado no me acuerdo qué fortuna, pero era en el 1 a 1 y había sido algo así como $60 o alguna bestialidad afín.)

__________________
Fernando Pessoa
Volver arriba
nazgul
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Abr 2001
Mensajes: 13826
Ubicación: Cartagena, España

MensajePublicado: Sab Jun 11, 2005 08:54    Asunto: Responder citando

Los dioses ardientes y tristes
Volver arriba
Mael
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 05 Ago 2003
Mensajes: 6015

MensajePublicado: Dom Jun 12, 2005 04:53    Asunto: Responder citando

Memorias de Adriano es una representación espectácular de una eficiente cosmovisión de un mundo pasado donde el órden de las cosas era radicalmente diferente al nuestro; la ficción llega a tal punto que la voz de Yourcenar se hace una con la de Adriano, y sólo escuchamos los verdaderos rumores de una vida de emperador de la Paz. No sólo el argumento en sí y el modo minucioso con que la historia arranca y finaliza ennoblece los fines de la obra, sino también, y cómo no decirlo, el delicado, fino y eficaz estilo literario que abunda en términos amplios pero de significados consisos; descripciones que con pocas palabras nos arman la gloria y la celebración de una batalla; páginas que nos cuentan la historia de un hombre hasta en los detalles que nosotros mismos olvidaríamos en nuestras jornadas diarias. De más está decir que leer este libro con traducción de Julio Cortázar es un aditamento que tácitamente nos ofrece la posibilidad de gozar de una simbiosis entre estilo literario y eficacia de traducción: dos maestros en un libro ya es mucho pedir, y cuando no lo pedimos y lo tenemos, es el real cielo. Por ahí anduve leyendo, en otros debates y temas, que un buen modo de aconsejar sintéticamente un libro es con un puntaje de 1 a 5 "señaladores": en este caso, creo que se merece cinco, y me quedo corto. Es un libro que te deja mucho: cultura, historia y la vida de un hombre que fue un héroe y un ejemplo.
Volver arriba
Lysippa
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 05 Nov 2004
Mensajes: 41
Ubicación: Barcelona - España

MensajePublicado: Mar Jun 14, 2005 09:07    Asunto: Responder citando

Suscribo todas las opiniones de quienes han leído las Memoria de Adriano.

Yo las leí hace algunos años, y la he releído en dos o tres ocasiones desde entonces. Es más, hubo una época de mi vida en la que cada dos o tres años tocaba una relectura de la obra.

Durante años, debido a mis estudios, tuve que consultar diferentes libros de la Historia de Roma, y, especialmente en aquellos de tipo divulgativo (como es el caso de la Historia de Roma de Indro Montanelli), el autor o autores siempre tenían la tentación de decir cuál era el mejor emperador de Roma. (Lo cual no deja de parecerme una simplicación arriesgada). Para algunos lo era Augusto, para otros, los menos, Trajano.

Pero después de leer la obra de Yourcenar, yo, al menos, tengo claro que si hay que destacar a algún emperador, ese es Adriano. Para mí encarna muy bien la esencia de la antigua Roma, con su antropocentrismo feroz y sus contradicciones, las mismas que aparecen en el personaje trazado por la Yourcenar.

Para mí la clave del libro está en una frase que la autora recogió de Flaubert, en ella ya no recuerdo si el novelista francés habla de Adriano o de la época de Adriano, pero sus palabras parecen haber alentado e inspirado la novela, y son, en cualquier caso, una magnífica síntesis de esa época, de esa cosmovisión. La frase en cuestión suele aparecer en las solapas del libro.

"Los dioses no estaban ya y Cristo no estaba todavía, y entre Cicerón y Marco Aurelio hubo un momento único en que el hombre estuvo solo." (Flaubert)
Volver arriba
federoco
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 20 Oct 2004
Mensajes: 7784
Ubicación: Galicia

MensajePublicado: Mar Jun 14, 2005 20:36    Asunto: Responder citando

Para mí es una joya. Lo he devorado decenas de veces. Se me saltan las lágrimas al leer, de puro placer (en eso soy un poco como una modistilla, vaya). Cada vez que conozco a alguien que afirma que no le gustó, me sorprendo muchísimo... Yo veo en él un compedio del ideario humanista de Occidente, contado con un estilo firme, pulido, hermoso como una música. Lo veo como una de las obras maestras de la novela de todos los tiempos. Aún espero encotrar libros que me digan tanto, y que me gusten tanto..

Y para muestra, un botón. El emperador de la paz, en guerra contra una sublevación judía en Palestina, reflexiona...

Cita:
Desde hace algunos años se supone que gozo de una extraña clarividencia, que conozco sublimes secretos. Es un error, pues nada sé. Pero no es menos cierto que en aquella noche en Bethar vi pasar ante mis ojos inquietantes fantasmas. Las perspectivas que se abrían al espíritu desde lo alto de las colinas desnudas eran menos majestuosas que las de Janículo, menos doradas que las de Sunión. Eran su reverso, su nadir. Me repetía que era vano esperar para Atenas y para Roma esa eternidad que no ha sido concordada a los hombres ni a las cosas, y que los más sabios de entre nosotros niegan incluso a los dioses. Esas formas sapientes y complicadas de la vida, esas civilizaciones satisfechas de sus refinamientos del arte y la felicidad, esa libertad espiritual que se informa y que juzga, dependen de probabilidades tan innumerables como raras, de condiciones casi imposibles de reunir y cuya duración no cabe esperar. Destruiríamos a Simeón; Arriano sabría proteger a Armenia de las invasiones alanas. Pero otras hordas vendrían después, y otros falsos profetas. Nuestros débiles esfuerzos por mejorar la condición humana serían proseguidos sin mayor entusiasmo por nuestros sucesores; la semilla del error y la ruina, contenida hasta en el bien, crecería en cambio monstruosamente a lo largo de los siglos. Cansado de nosotros, el mundo buscaría otros amos; lo que nos había parecido sensato resultaría insípido, y abominable lo que considerábamos hermoso. Como el iniciado en el culto de Mitra, la raza humana quizá un baño de sangre y el paraje periódico por la fosa fúnebre. Veía volver los códigos salvajes, los dioses implacables, el despotismo incontestado de los príncipes bárbaros, el mundo fragmentado en naciones enemigas, eternamente inseguras. Otros centinelas amenazados por flechas irían y vendrían por los caminos de ronda de las ciudades futuras; continuaría el juego estúpido, obsceno y cruel, y la especie, envejecida, le incorporaría sin duda nuevos refinamientos de horror. Nuestra época, cuyas insuficiencias y taras conocía mejor que nadie, llegaría a ser considerada, por contraste como una de las edades de oro de la humanidad.

Natura deficit. Fortuna mutatur, deus omnia cernit. La naturaleza nos traiciona. La fortuna cambia, un dios mira las cosas desde lo alto. Atormentaba con los dedos el engarce de un anillo en el cual, cierto día de amargura, había hecho grabar aquellas tristes palabras. Iba aún más allá en el desencanto y quizás en la blasfemia, y terminaba por encontrar natural , sino justo que tuviéramos que perecer. Nuestra literatura se agota, nuestras artes se adormecen; Pancratés no es Homero, Arriano no es Jenofonte; Cuando quise inmortalizar en la piedra la figura de Antínoo, no pude encontrar un Praxíteles. Nuestras ciencias están detenidas en los días de Aristóteles y Arquimedes; Los progresos técnicos no resistirían los desgastes de una guerra prolongada.; Hasta el más voluptuoso de entre nosotros siente el hartazgo de la felicidad. Las costumbres menos rudas, el adelanto de las ideas durante el último siglo, son obra de una íntima minoría de gentes sensatas; La masa sigue siendo ignara, feroz cada vez que puede, en todo caso egoísta y limitada; Bien se puede apostar a que lo seguirá siendo siempre. Demasiados procuradores y publicados ávidos senadores desconfiados y centuriones brutales han comprometido por adelantado nuestra obra; los imperios no tienen más tiempo que los hombres para instruirse a la luz de sus faltas. Allí donde un sastre remendaría su tela, donde un calculista hábil corregiría sus errores, donde el artista retocaría su obra maestra todavía imperfecta, la naturaleza prefiere volver a empezar desde la arcilla, desde el caos, y ese derroche es lo que llamamos el orden de las cosas.

Marguerite Yourcenar - Memorias de Adriano. Trad. Julio Cortázar.
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Sab Sep 09, 2006 20:32    Asunto: Responder citando

¿Y yo qué puedo decir?
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Lun Sep 11, 2006 02:54    Asunto: Responder citando

Yo llegué a M. Y., y en concreto a Memoirs D´Hadrien, cuando la adolescencia me permitía identificarme más con Antinoo que con Adriano. Ni que decir tiene que fue un libro decisivo, porque hasta entonces yo no había leído la historia de dos hombres que se aman y con él tuve la suerte de recibir unas buenas pautas de comportamiento que el Ministerio de Educación, hasta entonces, me había negado.

Muchos años más tarde, muchas pàginas después, Adriano volvería a mí. Fue el primer libro que me regalaron en Aelia Capitolina. Pero yo estaba demasiado ocupado con la Filología Semítica en lo alto del Monte Scopus como para dedicarme a descender de aquella nube al nada fácil francés de la Yourcenar. De todos modos, me encontré una tarde en la Plaza de la Puerta de Damasco, frente al Arco de Adriano, con la versión original francesa en mis manos. Y me di cuenta de que ya no era Antinoo. De que ya era más Adriano. Algunas tardes de oro me aficioné a una costumbre: me sentaba a leerlo en un cafetín recoleto que miraba a aquel punto de la inigualable Jerusalén que él destruyó hasta el nombre. Lo leía con mucha sed. Todas las mañanas de los sábados, mi amigo y yo íbamos al Arco, o mejor dicho, al café de detrás, para desayunar traduciendo poco a poco a Lorca.



Otras veces iba al Israel Museum a contemplar su bronce, enocntrado en 1975 en el valle del Jordán. Una imagen de la que un día compré su poster en la librerái del Museo, y hoy decora cierta pared de mi estudio.

Volver arriba
Cultor
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 Mar 2006
Mensajes: 2103

MensajePublicado: Lun Sep 11, 2006 13:09    Asunto: Responder citando

Dellwood: creo que cuando la trama espiritual de un libro se une de ese modo a la urdimbre de la propia vida, se transforma en algo más que un libro. Se incorpora definitivamente a nuestro ser y a nuestra memoria (que quizás son sinónimos).
Yo sólo pude leer las Memorias de Adriano como espectador interesado, como lector ávido pero siempre, de algún modo, ajeno a la historia. Claro que me gustó mucho pero es otra cosa. Nunca se hizo carne en mí de esa manera. Y lo lamento.
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Mar Sep 12, 2006 04:58    Asunto: Responder citando

Adriano es un nombre que viene de un mar, el Adriático, que a su vez toma nombre de una ciudad, Atria, que viene de Atra, neutro de atrum, que significa negro. Ahora ya sabemos qué significan palabras como atroz

De Atria, La Ciudad Negra, a Hispania, La Isla de los Conejos, concretamente a Itálica, cerca de Sevilla. Allí habían emigrado los antepasados de Adriano cuatrocientos años antes del nacimiento del emperador. Ahora ya sabemos por qué lo llamaron como lo llamaron.

No negro, pero sí oscuro, bastante oscuro, es el sentimiento que me inspira Hadrianus IMperator, más allá de la semblanza novelada de la Yourcenar, que no puede evadir el relato, eso sí, suavizado, de las atrocidades cometidas por este hombre de su tiempo a quien debemos el que nosotros conozcamos aquella Grecia.

¿Cómo es que un hombre tan cercano a la sabiduría hizo lo que hizo en Jerusalén?


Ultima edición por DELLWOOD el Mar Sep 12, 2006 17:52, editado 1 vez
Volver arriba
Foros
Publicidad


La más amplia variedad de vídeos y DVDs se encuentra en nuestra tienda.
Ingrese a la sección de Vídeo y DVD.
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Obras Literarias Todas las horas son GMT - 3 Horas
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
Página 2 de 6