elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edición en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

Annus Mirabilis (Einstein)



 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Ciencias
Autor Mensaje
Xárlot
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 13 Sep 2003
Mensajes: 451

MensajePublicado: Mar Jun 14, 2005 18:37    Asunto: Annus Mirabilis (Einstein) Responder citando

"Annus Mirabilis" de Einstein. (artículo resumido)

En 2005 se cumple el centenario de la publicación de una serie de artículos de Albert Einstein que representaron importantes avances científicos y que sentaron las bases de la física contemporánea. Por ese motivo el año 1905 fue considerado el “Annus Mirabilis” (del latín: Año extraordinario).

Para celebrar dicho acontecimiento la Sociedad Europea de Física sugirió la declaración durante el 2005 del Año Mundial de la Física. Dicha propuesta fue apoyada por la UNESCO.

Lo que más me sorprendió de Einstein fue su capacidad de crear hipótesis nuevas y formular teorías a partir de trabajos y experimentos de otros científicos. De explicar fenómenos que sólo se pudieron demostrar con posterioridad.

Las teorías de Einstein han propiciado algunas de las tecnologías que usamos actualmente: el GPS, el láser, los satélites, las placas solares, los televisores, las pantallas TFT o los microondas. También otras no tan afortunadas como la bomba atómica.


Breve biografía de Albert Einstein

Nació en 1879 en el seno de una familia judía en Alemania. Se crió en Munich hasta 1894 cuando su familia se traslado a Italia por cuestiones laborales.

Se sabe de Einstein que fue un niño tímido, retraído y con problemas con el lenguaje. Desde siempre Einstein demostró una inclinación especial hacia la matemática y la física, dejando de lado el resto de asignaturas.

Cursó estudios superiores en el Politécnico de Zurich donde conoció a la que sería esposa, Mileva Maric. Tras graduarse en 1900 no pudo encontrar trabajo en la Universidad así que, tras pasar por varios trabajos, en 1902 y gracias a la mediación del padre un compañero de estudios, entró a trabajar como funcionario en la Oficina de Patentes de Zurich.

En 1903 se casó Mileva con la que tuvo dos hijos.

Se doctoró en la Universidad de Zurich en 1905 el mismo año en que adquirió gran fama mundial por la publicación de una serie de artículos sobre física que cambiaron la concepción del tiempo, la energía y el universo y sentaron dos de las bases de la física moderna: la era atómica y la mecánica cuántica.:

La explicación del movimiento Browniano, que demostraba la existencia de átomos.

El efecto fotoeléctrico, en el que demostraba que la luz se comportaba como onda y que, a su vez, estaba formada por partículas.

La teoría de la relatividad especial, que postulaba que es imposible determinar el movimiento absoluto y uniforme y que la velocidad de la luz en el vacío, c=300000 km/s, es independiente del movimiento del observador y que por lo tanto el tiempo era relativo.

Equivalencia masa-energía. Mostraba una deducción de la ecuación de la relatividad que relaciona masa y energía. La famosa fórmula: E = mc2. Fórmula que constituye la base de la energía nuclear.
Trabajó de profesor en la Universidad de Berna y como catedrático en la Universidad Alemana de Praga. Hasta que en 1914 se estableció en Berlín donde llegó a ser el director del Instituto de Física Kaiser Wilhelm y miembro de la Academia Prusiana de Ciencias.

Su pacifismo y sus actividades políticas, pero sobre todo su origen judío irritaba a los nacionalistas alemanes, que organizaban campañas para desacreditar sus teorías. Se negó a ayudar a Alemania en la Primera Guerra Mundial: "Esta guerra es una depravación y un crimen salvaje. Preferiría que me descuartizaran antes que participar en cosa tan abominable". Durante la guerra, se interesó profundamente en el por los problemas del pueblo judío y apoyó el movimiento para darle una patria en Palestina.

En 1915 publicó su teoría general de la relatividad, en la que añadía otro factor a su teoría de la relatividad especial: la gravedad. Dicha teoría fue confirmada durante el eclipse solar de 1919 con las observaciones de la desviación de la luz al pasar cerca del sol.Ese mismo año se divorció de su esposa y se casó con Elsa Loewenthal, con la que no tuvo descendencia.

Recibió el Premio Nóbel en 1921 por sus trabajos sobre el efecto fotoeléctrico y sus grandes aportaciones en el terreno de la física teórica. Sus trabajos sobre la relatividad todavía eran controvertidos.

Sus teorías de la relatividad y la gravedad representaron un profundo avances sobre los físicos newtonianos y revolucionaron el mundo de la investigación científica y filosófica.

Su principal motivación, y a lo que dedicó todo su esfuerzo, fue encontrar las leyes universales que gobernaban el cosmos. Unas leyes que se expresarían en un conjunto de ecuaciones simples. No lo consiguió.

En 1933, con la llegada de Adolf Hitler al poder Einstein renunció a su posición en la Academia Prusiana y se exilió a los Estados Unidos, donde trabajó en el Instituto de Estudios Avanzados.

En 1939, Albert Einstein, en nombre de varios científicos, le escribió una carta al Presidente Roosevelt instándolo a apoyar al grupo de científicos que investigaban la utilización de la energía atómica en el Proyecto Manhattan para la creación de una bomba atómica antes de que lo hiciera Alemanía. Proyecto en el que no participó.

Tras la guerra Einstein participó activamente en la causa a favor del desarme mundial. Debido a su actividad pacifista recibió la invitación para ser el presidente del estado de Israel. Invitación que declinó.

La creación de la bomba atómica, basada en sus teorías, y la magnitud de sus efectos devastadores le hizo decir: “Si hubiera previsto las consecuencias me hubiera hecho relojero”.

Einstein también se relacionó con personajes importantes de su época como Sigmund Freud, Charles Chaplin, Frank Kafka, Madame Curie o Rabindranath Tagore.

Murió en 1955 en Princeton, Estados Unidos.


Einstein y Chaplin

La siguiente anécdota la he extraído del [i]"Antología del Ingenio"
de Luis T. Melgar. Editorial Libsa:

Es curioso que dos genios tan distintos entre sí como Albert Einstein y Charles Chaplin pudieran llevarse tan bien e incluso sentir mutua admiración, pero así era.

Ambos se conocieron en una fiesta a la que habían sido invitados.

Después de las presentaciones de rigor, el autor de la teoría de la relatividad comentó:

-¡Qué envidiable popularidad la suya, señor Chaplin!¡La gente lo elogia y admira a pesar de entenderle!

-Más admirable es su caso, profesor -repuso el actor-, pues la gente le admira a pesar de que no le entienden.

En el transcurso de esa misma fiesta, una dama se acercó a ellos y le preguntó a Einstein:

-Profesor, ¿existe la eternidad?

-Efectivamente, señora mía.

-¿Y en qué consiste?

Einstein le hizo un guiño a Chaplin y contestó:

-Mire usted, señora, la eternidad es algo así como el tiempo que usted necesitaría para entender la teoría de la relatividad.

Ante lo cual todos estallaron en carcajadas, incluida la dama en cuestión, que en vez de sentirse ofendida comprendió perfectamente el concepto.[/i]
Volver arriba
Alan Breck
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 10 May 2003
Mensajes: 3838
Ubicación: Madrid, España

MensajePublicado: Jue Jun 16, 2005 08:53    Asunto: Responder citando

Preguntas

"No le he escrito antes porque no sabía que usted vivía todavía."

Así se dirige un niño por carta a Albert Einstein. Muchos de sus corresponsales infantiles le tenían por algún sabio antiguo, como Newton, y pensaban que estaba muerto. Preguntas como éstas se encontraba en su buzón:

"Querido señor: le agradecería que me dijera qué es el Tiempo, qué es el alma y qué es el firmamento."

"¿Se considera usted un genio? Mis hermanos y yo hemos tenido una discusión sobre ello."

"Tengo un amigo que dice que todos los genios se vuelven locos y que usted se volverá loco antes de un año. Por favor, deme su opinión sobre este asunto (tanto si pierde su valiosa cabeza como si no)."

Muchas de las respuestas se han conservado y ahora unas y otras están reunidas en el libro Querido profesor Einstein. Correspondencia entre Albert Einstein y los niños, Gedisa, 2003.

En el prólogo escribe su nieta Evelyn: "nunca me hacía callar ni me intimidaba, ni siquiera cuando tenía cinco años."

Einstein se disculpa ante una niña surafricana "por estar todavía entre los vivos. Aunque, bueno, esto se remediará tarde o temprano." Y la anima a seguir escapándose del dormitorio para investigar el firmamento, sin que llegue a "ojos y oídos de la dirección del colegio. Ésta es la actitud que adopta la mayoría de los ciudadanos hacia su Gobierno, y creo que está bien así."


Idea Idea

En una conferencia en París, Paul Valéry le preguntó a Albert Einstein: "Cuando tiene una buena idea, ¿dónde la apunta, en una libreta, en una hoja suelta?" El científico respondió: "Cuando tengo una buena idea, no se me olvida."
Volver arriba
achaahaa
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 26 Mar 2015
Mensajes: 1

MensajePublicado: Jue Mar 26, 2015 08:40    Asunto: Responder citando

Lo que más me sorprendió de Einstein fue su capacidad de crear hipótesis nuevas y formular teorías a partir de trabajos y experimentos de otros científicos. De explicar fenómenos que sólo se pudieron demostrar con posterioridad.
Volver arriba
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Ciencias Todas las horas son GMT - 3 Horas
Página 1 de 1