elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edición en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

Tan sólo palabras


Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> La Academia
Autor Mensaje
Clio
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 15 Jul 2006
Mensajes: 5735
Ubicación: Ciudad Aut. de Bs. As., Argentina

MensajePublicado: Dom Jul 30, 2006 16:37    Asunto: Responder citando

Quería poner el significado y la etimología de postear, pero sólo hallé esto:

postear.

1. tr. El Salv. y Méx. Meter los postes de un cercado.
2. intr. desus. correr la posta.



Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Corominas no lo tiene registrado.
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Dom Jul 30, 2006 17:44    Asunto: Responder citando

Es una palabra nueva.

Hay muchas palabras de este tipo que se han generado por necesidad ante el desarrollo tecnológico, y que, por tanto, no existían ni tienen una etimología concreta. Lo que sí tienen es un proceso de elaboración que se basa en la propiedad creativa del lenguaje. Podemos ser capaces de elaborar palabras nuevas a través de patrones morfológicos determinados.

A ver si cuando tenga un rato busco y traigo algo más sobre este interesante tema.


Ultima edición por DIANNA el Dom Jul 30, 2006 22:27, editado 1 vez
Volver arriba
Clio
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 15 Jul 2006
Mensajes: 5735
Ubicación: Ciudad Aut. de Bs. As., Argentina

MensajePublicado: Dom Jul 30, 2006 20:41    Asunto: Responder citando

Comprendo lo de la palabra "postear", y puedo traer también información sobre el tema, no fue hecho con ánimo de crítica destructiva, sino que como correspondía al tema, pero en verddad no la hallé.
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Dom Jul 30, 2006 22:41    Asunto: Responder citando

Por supuesto, querida, nadie duda de cuales son tus intenciones.

De todas formas esa palabra no me parece demasiado interesante, y tampoco me refería a ella cuando hice mi comentario, ya que esa precisamente sí podría tener un origen y una lógica etimologicamente hablando; pero hay otras que no tanto.
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Lun Jul 31, 2006 18:16    Asunto: Responder citando

DIANNA escribió:
Es una palabra nueva.

Hay muchas palabras de este tipo que se han generado por necesidad ante el desarrollo tecnológico, y que, por tanto, no existían ni tienen una etimología concreta. Lo que sí tienen es un proceso de elaboración que se basa en la propiedad creativa del lenguaje. Podemos ser capaces de elaborar palabras nuevas a través de patrones morfológicos determinados.

A ver si cuando tenga un rato busco y traigo algo más sobre este interesante tema.


En cuanto a la formación de palabras nuevas que comentaba, os dejo algo más.

La Neología es el conjunto de procesos de creación de nuevas unidades léxicas, o palabras, y el producto sería el neologismo.

Puede ser de forma, de significado o de préstamo.

Dentro de la Neología de forma podemos encontrar varios procedimientos que han ido variando con el tiempo y que se basan en dos modalidades, o bien vocablos construidos ex nihilo, o bien con formantes ya existentes en la lengua, y con los que se obtienen por procedimientos de derivación, composición, y los más modernos, como siglas, acronimia y el truncamiento o acortamiento de palabras...; en cuanto a la de significado, se trataría de asignar nuevas acepciones a palabras existentes; y por último la de préstamo, que consiste en tomar palabras de otras lenguas para adaptarlas a la nuestra.

Lo que también hay que tener en cuenta es que no siempre un neologismo acaba siendo aceptado, muchos son producto de modas pasajeras y desaparecen en el acontecer del hecho lingüístico. La institucionalización de una palabra nueva sigue un determinado proceso. Según las teorías de Wagner se podría resumir así:

    *Conciencia de una situación nueva y la necesidad de significarla.
    *Elección del o de los signos apropiados
    *Acuerdo tácito de los miembros de un grupo
    *Sanción de la comunidad
    *Lexicalización


A partir de ahí el vocablo asumido por la comunidad se integra al léxico, y por tanto a la lengua. En el momento en que se adapta al sistema lingüístico, funcionando como base para formación de derivados, o cuando desarrolla nuevos sentidos, según algunos autores podemos considerar que ya ha perdido la condición de neologismo.

Continuará...
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Mar Ago 08, 2006 11:29    Asunto: Responder citando

Exilio

Se trata de una palabra antigua en nuestra lengua, que los corpus del español reseñan en todas las épocas a partir del siglo XIII, cuando aparece en textos de Berceo y de Alfonso el Sabio, o en este trecho de la traducción de la Eneida, de Enrique de Villena, algo posterior (1427):


(…) aprovechándose d'ellas cuanto la nesçesidat requiere, aviéndolas en medianos entre nós e la patria çelestial, donde somos naturales, reputándose bevir en exilio mientra cursa en la presente vida.

Sin embargo, exilio nunca se usó tanto en castellano como a partir de 1939, cuando miles de españoles se vieron forzados a buscar refugio en otras tierras tras la victoria del fascismo en España y cobró nuevo auge en la década de 1970, durante las dictaduras militares sudamericanas.

La palabra ya era usada por los latinos bajo la formas exsilum, derivada del verbo exsilire, que significaba ‘exiliarse’ o, como transitivo, ‘exiliar’ (a alguien). Sin embargo, el significado original, etimológico era ‘saltar afuera’.

En efecto, exsilire se formó con el verbo salire (saltar) precedido por el prefijo ex- (fuera).

R. Soca.
Volver arriba
Caesitar
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 20 Feb 2006
Mensajes: 930

MensajePublicado: Dom Ago 13, 2006 18:56    Asunto: Responder citando

Cita:
En cuanto a la formación de palabras nuevas que comentaba, os dejo algo más.

La Neología es el conjunto de procesos de creación de nuevas unidades léxicas, o palabras, y el producto sería el neologismo.

Puede ser de forma, de significado o de préstamo.

Dentro de la Neología de forma podemos encontrar varios procedimientos que han ido variando con el tiempo y que se basan en dos modalidades, o bien vocablos construidos ex nihilo, o bien con formantes ya existentes en la lengua, y con los que se obtienen por procedimientos de derivación, composición, y los más modernos, como siglas, acronimia y el truncamiento o acortamiento de palabras...; en cuanto a la de significado, se trataría de asignar nuevas acepciones a palabras existentes; y por último la de préstamo, que consiste en tomar palabras de otras lenguas para adaptarlas a la nuestra.

Lo que también hay que tener en cuenta es que no siempre un neologismo acaba siendo aceptado, muchos son producto de modas pasajeras y desaparecen en el acontecer del hecho lingüístico. La institucionalización de una palabra nueva sigue un determinado proceso. Según las teorías de Wagner se podría resumir así:


*Conciencia de una situación nueva y la necesidad de significarla.
*Elección del o de los signos apropiados
*Acuerdo tácito de los miembros de un grupo
*Sanción de la comunidad
*Lexicalización


A partir de ahí el vocablo asumido por la comunidad se integra al léxico, y por tanto a la lengua. En el momento en que se adapta al sistema lingüístico, funcionando como base para formación de derivados, o cuando desarrolla nuevos sentidos, según algunos autores podemos considerar que ya ha perdido la condición de neologismo.

Continuará...



Me estoy acordando de Borges. Recuerdo que él criticaba sus propias obras de la juventud por haber creado "neologismos inútiles". El creía que sus neologismos sólo habían tenido afán de originalidad, pero no eran palabras que realmente pudieran ser nuevas aportaciones serias a la lengua. Recuerdo que uno de ellos era despuesismo, que no parece gran cosa.

Hay muchos escritores a los que se ha valorado mucho por crear nuevas palabras. No se debería valorar que esas palabras fueran buenas y no simplemente crearlas? Si esto se hiciera creo que la reputación de César Vallejo o James Joyce descendería mucho. En el caso de Vallejo creó por ejemplo:

* Tesórea( tesoro+corpórea): No hay necesidad de esta palabra.
* Oxidente( óxido+occidente): Tampoco parece gran cosa.

Recuerdo que sí me gustó una de las creaciones neológicas de borges

* Energuménico( energúmeno+ecuménico): Un energúmenos universal, sobre todas las cosas.

Bueno, quería dejar este apunte.
Un saludo
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Lun Ago 14, 2006 08:50    Asunto: Responder citando

Muy buen apunte, Caesitar.

Algo así pasó con algunas palabras, pero solo suelen sobrevivir las que realmente son necesarias para nombrar cosas que no tienen un vocablo. Las demás son pura diversión creativa.

Por ahí puse el caso de la palabra Quiz, también inventada y difundida en una noche, y que luego logró sobrevivir.

Energuménico

Esta palabra me parece genial.
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Mie Ago 23, 2006 14:41    Asunto: Responder citando

Gángster

Esta palabra de origen inglés no está incluida en el Diccionario de la Academia pero sí, sin tilde, en el Diccionario de uso del español, de María Moliner, que lo define como ‘bandido; malhechor que constituye con otros una banda’.

El término fue acogido por la prensa en lengua española como reflejo de las malas traducciones de las películas de Hollywood, pero la etimología debemos buscarla en el inglés, lengua en la cual se refiere al ‘que forma parte de una gang’ o banda de delincuentes.

Gang proviene del noruego antiguo gangr, que lo tomó del verbo germánico ganggan (ir), que llegó al escocés gang con el mismo significado. En escocés adquirió el sentido de ‘trayecto recorrido en una jornada’ y también el ‘conjunto de cosas cargado en una jornada’. Hacia fines del siglo XVII, gang era en escocés un grupo de trabajadores y, unos años más tarde, un grupo de personas que actúan en conjunto para un propósito dado, generalmente indeseado o incluso delictivo.
proviene del noruego antiguoque lo tomó del verbo germánico (ir), que llegó al escocés con el mismo significado. En escocés adquirió el sentido de ‘trayecto recorrido en una jornada’ y también el ‘conjunto de cosas cargado en una jornada’. Hacia fines del siglo XVII, era en escocés un grupo de trabajadores y, unos años más tarde, un grupo de personas que actúan en conjunto para un propósito dado, generalmente indeseado o incluso delictivo.

R. Soca.
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Jue Ago 31, 2006 09:59    Asunto: Responder citando

FALACIA

Fallo, fállere, fefelli, falsum es el verbo latino del que obtenemos los verbos fallar, fallecer y desfallecer; falsear y falsificar; los adjetivos falso, falsario, falaz y falsificador; los sustantivos falacia, fallecimiento, desfallecimiento, falsedad, falsificación y falsía. En fin, una parentela muy distinguida. No está nada claro el árbol genealógico, pero dicen los entendidos que el abuelo de todos ellos es el verbo griego sjallw (sfál.lo), que goza de un extenso historial, y que en todos sus usos mantiene los significados básicos de hacer resbalar, hacer caer, empujar a alguien para que caiga, para abatirlo, para darle la vuelta, hacerle cambiar de rumbo (tratándose de naves), poner algo patas arriba… en fin un digno antepasado de todos los engaños, falsificaciones y falacias. Al tropiezo, revés o paso en falso lo llaman sjalma (sfálma).

Viniendo al latín, hay que atender en primer lugar a la propia falacia, cuya forma original es fallacia, ae; y sus significados, engaño, superchería, ardid, artimaña, trapacería. Fallaciam in áliquem inténdere es prepararle a uno una frampa; falláciis áliquem elúdere, burlar a alguien con engaños; Fallacia vestis, vestido engañoso, disfraz. Esta palabra, como cultismo que es, se mantiene igual en nuestra lengua, y por los sinónimos que nos dan los diccionarios, sabemos el uso que de ella se ha hecho. Falacia es, según éstos, fraudulencia o fraude, falsía, dolo, mentira, engaño con que se intenta hacer mal a otro, perfidia, alevosía, capciosidad, doblez, etc. El María Moliner especifica que el adjetivo se aplica a personas y a sus palabras, promesas, etc. Es evidente que se trata de llamarle a uno a la cara embustero y tramposo, pero sin perder la compostura y las buenas maneras, sin elevar el tono de la voz ni el de las palabras, que tras las formas cultas se ocultan mejor las intenciones. En fin, que se admiten los insultos y las más acres descalificaciones, siempre que se pronuncien con las palabras adecuadas y en tono reposado.

Viniendo al adjetivo fallax, fallacis, su traducción es falaz. La terminación es indicio evidente de su carácter de cultismo, como eficaz, pertinaz, procaz, locuaz, capaz, etc. En latín lo usaban con los valores de falaz, engañoso, impostor, insidioso. “Fallaces et copiósae interrogationes” llama Cicerón a las preguntas capciosas y continuas para enredar al interrogado. Pero donde con más claridad resplandece el valor de este lexema es en el supino falsum. De ahí obtiene el latín el adjetivo falsus, a, um, que no significa exactamente falso, sino más bien falsificado, es decir manipulado para que induzca a engaño: falsi rumores, falsum testimonium, falsae lítterae son rumores, testimonios y cartas amañados para inducir a error. También el falsario (falsarius), la falsificación (falsificatio) y la falsedad (fálsitas) fueron invento de los romanos.

Igual que fallax tenían méndax (mendaz en traducción culta, y mentiroso en versión vulgar). Pero el méndax era más primario: mentía, y como dice el refrán, le pillaban antes que al cojo. El fallax era mucho más astuto, tenía la coartada de que no había mentido, de que el otro se había engañado por interpretarle de acuerdo con sus deseos, y no conforme a sus palabras. En fin, es el gran arte de la falacia, en la que tan a gusto colabora el engañado.

Mariano Arnal

http://www.elalmanaque.com/lexico/
Volver arriba
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> La Academia Todas las horas son GMT - 3 Horas
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente
Página 6 de 8