elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edición en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

El Proceso, de Kafka


Ir a página Anterior  1, 2, 3 ... 9, 10, 11
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Club de Lectura
Autor Mensaje
roberto86
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 29 Jul 2008
Mensajes: 1
Ubicación: Argentina

MensajePublicado: Mar Jul 29, 2008 19:21    Asunto: Responder citando

Hola gente, soy un completo ignorante en materia de literatura. Pero me interesé en averiguar y me recomendaron a Kafka como un gran autor.
El proceso es el primer libro que leo de él y la verdad que me pareció bastante pesado, siempre se repite en describir el lugar, al leer los comentarios del foro (solo lei las primeras paginas) noto que coincido en el concepto del libro y en el mensaje que da, aunque seguro no haya descubierto muchas cosas todavia. El comentario que realmente me sorprendio y felicito es el de Alcmas, pag.2 casi al final, me permito transcribirlo porque fue un gran hallazgo para mi:
"¿Notan la Omnipresencia y, a la vez, la Invisibilidad del Tribunal que juzga a Joseph K?
Alguien, un “Big Brother” todopoderoso realiza una parodia de juicio, pues de antemano se sabe cual es el veredicto.
¿Qué significa esta metáfora?
Creo que significa el fracaso del Hombre de ser Hombre, al haberse disminuido a máquina industrial. Y esa es la culpa y la angustia que experimenta. "
Un saludo.
Volver arriba
eljuanma23
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 31 Jul 2008
Mensajes: 9

MensajePublicado: Jue Jul 31, 2008 20:22    Asunto: Responder citando

soy nuevo en este foro y no soy un erudito en esto de la literatura pero quiero comentar algunas cosas que me llamaron la atencion de este libro

1- me da la sensacion que a lo largo de la novela se van sucediendo hechos los cuales algunos son parte de la realidad mientras que otros son suenios del protagonista... en realidad no termino de entender si el proceso es en realidad un suenio mas aunque me inclinaria por pensar que no... por otro lado los constantes abusrdos son sin dudas suenios como por ejemplo cuando encuentra en el banco (algo totalmente abusrdo) a un verdugo pegandole a quienes lo habian detenido al principio... este suenio para mi da a entender primero la culpa de el mismo por haber denunciado los robos de ellos (cuando no deberia sentir ninguna culpa ya que era justamente el la victima) y por otro lado se ve las ganas de ver castigado a estos dos hombres... todo eso se representa para mi en lo que es un suenio un absurdo que solo siendolo podria explicar el por que de tomarlo como algo normal
2- termino por considerar que el comerciante con el que K habla en la casa del abogado es quien ha seguido el procedimiento del que habla el sacerdote... este ultimo le dice a K que el hombre pasa toda su vida en la puerta de la ley lo que a la vez podria ser tambien las dos soluciones que se la da pero no la absolucion real que solo se conseguiria cruzando todas las puertas y todos los guradias... block por esto es quien decide esperar en la puerta el resto de su vida... alargar su proceso lo maximo posible sin arriesgar... por el contrario K opta por ir a fondo con el proceso y por eso en vez de contratar abogados decide deshacerse de el... termina siendo ejecutado posiblemente por el primer guardian
3- me llamo mucho la atencion el hecho de que al principio K no le da ninguna importancia al proceso pero a medida que va pasando el tiempo se va obsesionando cada vez mas con el tema hasta que llega a dedicarle su vida pura y exclusivamente al sunto... aca es cuando refleja la rutina del hombre... como se va alienando a lo que el mundo le presenta sin mayor resistencia
4- otro punto interesante es la relacion que se puede dar entre la justicia y dios... por un lado quien lo juzga no son los tribunales ordinarios... se trata de una justicia que el no conoce pero que a la vez en ningun momento objeta su legitimidad (esto puede tratarse tanto de un suenio aunque mas creo que se trata de que dicha ley no es mas que dios) a esto se le suma que todos saben sobre su proceso... todas las personas con las que se encuentra saben sobre el tema dando la muestra de la omnipresencia de dios... y como ante dios no se puede rebelar no le queda mas que aceptar sus designios...

bueno estas son algunas observaciones de un novato y espero que disculpen si he dicho unas cuantas incoherncias
Volver arriba
croklin_
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 08 May 2009
Mensajes: 3

MensajePublicado: Vie May 08, 2009 23:14    Asunto: Responder citando

Llegue, como debía ser. solamente 8 años tarde a la discusión. Cómicamente no pude leer todas las respuestas. Parte ansiedad, parte culpabilidad de llegar aquellos años tarde. Mirando ell reloj, como dijo aguien en la primera página en el 2001.
Con mi humilde opinión, de individuo con pretensiones de genio, fracasando a cada día, leo a Kafka, y lo primero que me produce, es envidia. Creo que el principal motivo de Kafka en su obra. El leimotiv presente en "El Proceso", es la maquinización de la sociedad y del individuo. La aparición de la burocracia.
Kafka era el abogado en una importante firma de seguros, por lo cual, era parte de la máquina burócrata encargada de "lavarse las manos" frente a los accidentes laborales producidos por máquinas novedosas. En otras palabras, es un principal observador de la máquina productiva. Contemplador de como a los hombres frente a una desgracia, son reemplazados por las empresas que los contratan como engranajes. Puesto que, en esta época posterior a la revolución industrual, eso ES el hombre. (y todabía lo somos, aunque ahora domesticados, tema que retomaré mas tarde, imploro no olvidarme).

Esta disposición de engranajes, creo que Kafka ha tomado que es propia del capitalismo (visión que no comparto del todo, aunque creo que importa más lo que opina Kafka), por ello, el protagonista de esta impresionante historia (Josef K.) trabaja en una institución emblemática de este, un banco. No es menor el detalle, (aunque ningún detalle es menor. Dios vive en los detalles).

Otro punto trascendente en la novelade Kfka, es la domesticación del hombre. El sometimiento del individuo frente a la sociedad. hay que fijarse que esto, Kafka lo presenta con una sutiliza admirable. Así como Josef se tira sobe la señorita Burstein (perdonenme si no se escrive así, pero no tengo el libro a mano, y cuando redacto estas palabras no tengo el privilegio de tener internet, sepan disculparme), la membrana presente en la mano de Leni, la amante-enfermera-confidente del abogado.

Frente a Dios, todos somos culpables, frente a la justicia, también. En el primer párrafo de la obra, se enuncia la situación de Josef, No hizo nada malo, sin embargo, es culpable. Aquí se evidencia el pensamiento de un siglo, no se pena el Acto, sino, el Pensar en el cristianismo, y en esta justicia, no es exepción. Con esto, Josef K, hace crítica a un siglo, y lamentablemente, esta crítica sigue vigente.

Bueno, me quedan varios puntos por ver, otro dia seguiré, hoy no tengo más tiempo, como dijo alguien por el 2001.
Volver arriba
paco
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 29 May 2009
Mensajes: 1

MensajePublicado: Vie May 29, 2009 13:54    Asunto: Responder citando

es posible que el proceso se refiera precisamente a un proceso interior, los miedos las culpas y los juicios a nosotros mismos que termina en según que personas y circunstancias en el tormento que los arrastra a la perdida. "la condena esta en el propio proceso" para mi el simil con un proceso judicial solo la influencia de la moral social en nosotros mismos
Volver arriba
Josè Eliseo
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 04 Abr 2001
Mensajes: 20
Ubicación: Ciudad de Mèxico

MensajePublicado: Dom Dic 13, 2009 20:36    Asunto: Inicio la lectura del libro Responder citando

Les parecerá curioso, pero hoy voy a iniciar la lectura de este libro del autor Franz Kafka. Embarassed
Volver arriba
Lilinquen
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 20 Dic 2009
Mensajes: 1

MensajePublicado: Dom Dic 20, 2009 11:49    Asunto: Kafka Responder citando

Cornelius escribió:
¿Qué es el Proceso? Yo creo que El Proceso, al igual que el resto de la obra de Franz Kafka, no es ni más ni menos que el EVANGELIO de nuestro siglo.

Maga, en el mensaje inicial del foro haces una buena presentación del autor checo, pero dices una cosa que me ha llamado la atención. Que Kafka vivía una verdadera pesadilla de horarios e imposiciones. En el 2002, el 90 % de la población del absurdamente llamado mundo desarrollado, vive en mayor o menor grado esa misma pesadilla de horarios e imposiciones. La nuestra es la civilización del trabajo, la vida consiste en producir (también en consumir, claro), en dedicar el ochenta o el noventa por ciento de la existencia a la actividad laboral, cinco dias (o seis) de cada siete, once meses de cada doce. Nuestro mundo, nuestra sociedad occidental, ha ido poco a poco derivando hacia un aterrador absurdo. La civilización tecnológica e industrial (o post-industrial, tanto da) se ha ido transformando a lo largo del siglo XX en un monstruo devorador e irracional. El mundo moderno ha convertido al hombre en carne de cañón, en leña, en una especie de combustible para el funcionamiento de sus muchos motores de explosión. En nombre del Progreso, el gran mito de nuestro siglo, se cometen todo tipo de excesos. El hombre actual vive en la alucinante situación de que para ganarse la vida, tiene que entregarla casi en su totalidad a una sociedad de trabajo sistematizado, jerarquizado hasta la nausea, deshumanizado, discriminatorio, manipulador, sometido a las leyes de unos valores culturales caprichosos y cambiantes.

¿Qué espacio puede quedar en un mundo como éste, para la creatividad, para el ocio, para la cultura, para el desarrollo y la libertad personal? Poco y en ocasiones, ninguno.

Kafka escribió en las primeras décadas del siglo. El Proceso fue escrito, sino voy errado, algo después de la primera guerra mundial, que es en cierto modo, la primera o una de las primeras grandes guerras industriales: había que fabricar aviones, tanques, carros de combate (bueno, esto más bien en la segunda guerra, pero es igual) y armamento de todo tipo, apoyar a los distantes ejércitos, etc y todo ello exigía un tremendo esfuerzo a la población civil: es ahí cuando nace la cafre (y kafkiana) sistematización del trabajo que rige nuestra cultura actual. El mundo occidental actua como si no se hubiera enterado de que ya no estamos en guerra con nadie, y ya no es necesario malograr la vida de los ciudadanos de este modo. Pero todo se sacrifica en aras de la excelencia empresarial, de la magnificencia de unos productos y servicios de los que no sabemos quien habrá de beneficiarse ¿el extenuado ciudadano que los produce, acaso? Poco a poco, el hombre occidental ha ido deslizándose hacía el interior de una oscura parábola kafkiana.

Ya a principios del XX, y como gran visionario que era, Kafka vislumbró este tenebroso proceso que habría de conducirnos al mundo carcelario de nuestro tiempo, y lo transmutó en las inolvidables imágenes oníricas que constituyen su literatura. Kafka sentía el horror de la sociedad del trabajo sistematizado e hiperexigente que aniquila la libertad y el desarrollo personal (a menos que tengas la suerte de que tu modo de vida coincida con tus intereses personales, claro) y eso le llevó a regalarnos esa fantástica, en el doble sentido de la palabra, literatura-testimonio.

Lo curioso del caso es que en el fondo, poco o nada de lo que he dicho en este mensaje es original y ha sido expresado hasta la extenuacion a lo largo del XX por todo tipo de intelectuales, como Camus o Sartre por ejemplo (que fueron justamente los que “decretaron” en la segunda posguerra, el alto valor literario de Kafka), pero aún asi, hemos permitido estúpidamente que el mundo se convierta en la sombría realidad orwelliana que es hoy dia.

Borges (¿Quién si no?) dejó el dictamen definitivo sobre el torturado autor checho: “Kafka es el gran escritor clásico de nuestro atormentado y extraño siglo”


Cornelius. Yo leí hace añares el Proceso y también Metamorfosis. Esta última la volví a leer hace pocos años, y ciertamente es la que más me impactó por su creatividad y porque a través de la fantasía puede representar un estado de ánimo. También leí El Castillo, aunque me resultó en aquellos tiempos algo pesado. Con todo, Kafka es uno de mis autores favoritos junto con Dostoievski.
Volver arriba
Antonio Cardoso Conceicao
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 06 Dic 2010
Mensajes: 1
Ubicación: Portugal

MensajePublicado: Lun Dic 06, 2010 13:06    Asunto: Responder citando

É discutível se Jorge Luis Borges foi ou não o melhor esccritor do século XX. É indiscutível que foi o melhor leitor. Foi Borges leitor quem me chamou a atenção para a natureza de pesadelo infinitesimal da obra de Kafka.
Em todas as obras do autor checo (em «O Processo», «O Castelo», «América»...) há sempre um indíviduo perdido na sua infinita solidão, a tentar alcançar uma meta de que se aproxima cada vez mais, sem nunca a alcançar. Como Aquiles, na corrida contra a tartaruga de Zenão.
A essa natureza onírica de pesadelo eleático, O Processo associa uma outra ideia central que há-de ditar a fortuna da obra: o sentimento do pecado original.
Na verdade, O processo não narra a história da condenação injusta e absurda de um inocente, numa acção judicial manipulada e destinada apenas a criar uma ilusão de Justiça. Fosse isso e O processo era uma obra banal. De histórias de condenações injustas está a literatura cheia e Os miseráveis, de Hugo, cumprem melhor esse destino.
Não, a genialidade e a felicidade literária de «O Processo» decorrem da circunstância de o seu herói, Joseph K, não ser inocente.
Infelizmente, uma demonstração séria desta evidência não cabe nos limites apertados de um comentário como este e exigia uma releitura quase profissional da obra, para a qual me escasseia o tempo. Limito-me, por isso, a alguns exemplos retirados de passagens iniciais da obra:
"Alguém deve ter denunciado Joseph K, porque foi preso uma manhã, sem que tivesse feito nada de mal."
É assim que abre o pesadelo.
Note-se bem, logo a começar o jogo é limpo: não se diz que Joseph K estava inocente; diz-se que não tinha feito nada de mal. Não é a mesma coisa. E que o não é vê-se logo a seguir, quando ele atribui a sua detenção a um erro e os funcionários incumbidos da missão de o prender lhe recordam que estão a actuar de acordo com a "Lei":
"– Ignoro tal lei – disse K.
– Tanto pior para si – disse o guarda (...). Há-de sentir-lhe os efeitos.
Franz interveio então:
– Estás a ver, Willem, que ele reconhece que ignora a lei, e afirma ao mesmo tempo estar inocente.
"
Do meu ponto de vista, está aqui, neste diálogo, toda a chave de leitura do romance. A culpa prescinde dos actos culposos e da consciência da culpa. Joseph K nunca o compreenderá. O leitor também não. Mas é essa culpa difusa, pré-existente, esse pecado original, que ditará a inevitabilidade e a inquestionável Justiça da condenação final.
Joseph K não é capaz de explicar a sua culpa, não é capaz de a aceitar. Mas, no fundo, não a ignora e não a justifica.
"– No entanto ainda não estamos na audiência plenária – protesta K.", quando Franz e Willem, os guardas que o detiveram, querem obrigá-lo a vestir um casaco preto, para se apresentar ao inspector (pág. 14, da edição da edição do jornal "Público" - Colecção Mil Folhas).
Há neste protesto, uma implícita confissão de culpa. K. pretende-se inocente e injustiçado, mas já estudou todos trâmites processuais até ao ponto de saber como se deve apresentar vestido em cada uma das suas fases e junto de cada um dos seus agentes. Apesar da aparência de surpresa e de, consabidamente, não ter feito nada de mal, esperava já a acusação.
Antes de encerrar o primeiro capítulo, o essencial está dito.
-
É comum associar e explicar a obra de Kafka à luz sua condição de judeu. Não é uma associação que me agrade muito. Kafka é um génio. Pode prescindir da raça.
A verdade, em todo o caso, é que, tal como a tentei captar acima, há na obra de Kakfa uma notável premonição do holocausto que viria a seguir. Não na injustiça do holocausto, que, como disse, O processo não trata da injustiça. Mas na sua essencial Justiça.
O que há de perturbador, o que há de horror, o que há de original no holocausto nazi não é o seu carácter injusto. A injustiça é vulgar no mundo dos homens.
É a sua antecipada e prévia justiça.
Os nazis eram maus. E, dos maus, espera-se que façam maldades. Fizeram-nas. Cumpriram o seu destino.
Quem não o cumpriu foram os judeus sobreviventes.
Remetidos para os campos da morte de Auschwitz ou Birkenau, não assumiram o seu papel. Não morreram. Como qualquer um de nós, esqueceram-se que eram judeus e lutaram pela sua sobrevivência individual e egoísta. A qualquer preço, à custa, quando necessário, da traição e da entrega dos seus irmãos de sangue.
São culpados de terem sobrevivido.
O que fizeram de mal?
Nada, tal como Joseph K. Mas são culpados, tal como Joseph K.
Originariamente culpados, com uma culpa difusa que prescinde dos factos culposos. Sobreviveram, é tudo. E, se sobreviveram, é porque não são inocentes, é porque recusaram partilhar o destino dos seus irmãos justos e, possivelmente, para sobreviver, até os entregaram. Recusando entregar-se com eles.
Sobreviveram e não podem agora viver sem esse remorso. Receiam que a sua culpa os condene eternamente. De algum modo, preferiam agora estar mortos. De algum modo, ao reconhecer a injustiça de terem sobrevido, são os primeiros a reconhecer a essencial justiça do holocausto nazi.Uma justiça que se exerceu antes e independentmente do crime.
Kafka captou tudo isto antes de acontecer. Mas não é isto que faz a grandeza do seu génio.
-
Adenda: com culpável ignorância, não domino o idioma original de «O Processo». Só conheço a obra de traduções. Espero que a minha leitura não tenha ficado irremediavelmente prejudicada por esse facto.
Volver arriba
pobremen
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 04 May 2007
Mensajes: 242

MensajePublicado: Jue Mar 10, 2011 03:05    Asunto: Responder citando

Bueno... yo soy de leer más que de postear... pero en esta ocasión tenía que decir algo: Me parece que la "nueva" generación de Alephos no tiene nada que envidiar a la vieja... son todos buenos críticos.
Volver arriba
jezasenj
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 06 Mar 2011
Mensajes: 5

MensajePublicado: Dom Nov 27, 2011 13:37    Asunto: Responder citando

Hasta hoy no había descubierto esta discusión. Pero Cornellius y Tantris, gracias por vuestras aportaciones que enriquecen a uno por el solo hecho de leeros.

Kafka me encanta. Creo que en la mayor parte de sus obras a sus protagonistas les sucede lo que él mismo pide a gritos para salir de su rutina y su insoportable monotonía. En especial en la Metamorfosis, pero en
El Proceso también.


Lo último que leí, que por cierto fué en Praga donde lo compré, fué la carta a su padre. Y ahí descubrí otro Kafka más herido y menos sarcástivo. Me encanta, como ya dije al principio
Volver arriba
mireugen
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 01 Ene 2012
Mensajes: 4
Ubicación: Argentina

MensajePublicado: Dom Ene 01, 2012 20:10    Asunto: Responder citando

Hola, hoy me uno a El Aleph y me encuentro con uno de mis autores preferidos. Si bien lo leí hace unos cuantos años tengo aún en mi memoria la impresión que me causaron tanto El proceso como El castillo, esa mezcla de confusión, extrañeza y desesperación porque no pasaba nada. Sí, no me malinterpreten, pasaban cosas pero nada se resolvía o todo estaba bajo un manto de impotencia que hacía que sus personajes K fueran lo más frágil, lo más carentes de control sobre el mundo que los rodeaba. Eso me impactó, la ausencia de posibilidades de transformar ese mundo opresivo que los rodeaba, esa especie de grito desde la pequeñez, desde la insignificancia ante una ola gigantesca que avanza sin piedad. Si Kafka buscaba que el lector sintiera el peso de luchar contra la gran bestia burocrática, si buscaba que uno se revelara contra esa impotencia, o sólo quería transmitirnos su sentir respecto de una forma de vida que no eligió y no soportaba, no me cabe a mi decirlo, pero que lo plasmó no me cabe duda.
Volver arriba
Foros
Publicidad


¿Planeando un viaje de vacaciones?
Consulte las tarifas más económicas en nuestra sección de Viajes.
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Club de Lectura Todas las horas son GMT - 3 Horas
Ir a página Anterior  1, 2, 3 ... 9, 10, 11
Página 11 de 11