elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edición en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

El Extranjero, de Albert Camús


Ir a página Anterior  1, 2, 3 ... 15, 16, 17, 18  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Club de Lectura
Autor Mensaje
IRENEO
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 03 May 2006
Mensajes: 7
Ubicación: ARGENTINA

MensajePublicado: Sab May 06, 2006 20:45    Asunto: Responder citando

Meursault tiene una forma de pensar particular? Es diferente y por eso lo condenan?

Es particular sentir que (cito a Meursalult) "...Todos los seres normales habían deseado más o menos la muerte d eaquellos a quienes amaban..."?

Me da la impresíón que en algún punto la sociedad hipócrita no reconoce que las miserias de Meursault son comunes a todos y lo condenan alegando una anarmalidad y carencia de sentimientos que la sociedad no está dispuesta a reconocer.

Muchas vecesa nos aburrimos como este personaje ante situaciones que tienen el rotulo de importantes o trascendentes o serias y no nos atrevemos a decir qeu nos aburren o qeu no nos interesan.
Volver arriba
azulete
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 30 Abr 2006
Mensajes: 735
Ubicación: Barcelona

MensajePublicado: Lun May 08, 2006 07:53    Asunto: Responder citando

Estoy de acuerdo.
Los dos comentarios van parejos de alguna manera.
Volver arriba
Cultor
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 Mar 2006
Mensajes: 2041

MensajePublicado: Dom Jul 02, 2006 00:33    Asunto: Responder citando

apatía. (Del lat. apathīa, y este del gr. ἀπάθεια). f. Impasibilidad del ánimo. || 2. Dejadez, indolencia, falta de vigor o energía.

Meursault es un apático más que un depresivo. Las cosas le son “indiferentes”. Le es indiferente todo, menos las molestias de la luz y los encantos de María. Pero Camus hace que este indiferente mate y allí está la genial inmoralidad del autor porque pone al lector en una situación irresoluble: no queremos condenar a Meursault sólo por ser apático (¿no somos todos apáticos de vez en cuando?) pero Meursault además es un homicida. ¿Qué hacer con este tipo? Camus manipula hábilmente los sentimientos del lector; de allí la miseria moral que me produce el texto cada vez que lo leo. Quiere hacernos creer que la sociedad (es decir, nosotros) lo condenamos por su apatía y por un par de indicios de indiferencia vital, pero Meursault, además, mata a sangre fría.
Me gustaría desarrollar la cadena de decisiones, aparentemente apáticas pero plenamente responsables, que Meursault toma para buscar y encontrar su desgracia. No voy a hablar de la madre ni del café con leche, eso es circunstancial. Hay agravantes.
1. Se relaciona con un malviviente, Raimundo Sintès, proxeneta, ex boxeador, pegador de mujeres “hasta hacerlas sangrar” y que en su casa lo primero que le dice es que había golpeado a un tipo con alevosía.
2. Este delincuente le dice si quiere ser su camarada. Meursault dice que le es indiferente –una palabra repetida hasta la extenuación durante toda la novela.
3. Raimundo le cuenta la historia de su amante, de la traición supuesta y de su deseo de venganza. Mientras escucha esta historia siniestra, Meursault se despacha una botella de vino hasta que “me ardían las sienes”. Todas las respuestas de Meursault y sus actitudes son de indolencia y apatía. Sin embargo allí está, sentado a la mesa de un miserable, compartiendo morcillas y vinos, escuchando como si nada.
4. Raimundo le propone que le escriba una carta a su amante para que después: “...cuando regresara, se acostaría con ella y ‘justo en el momento de acabar’ le escupiría en la cara y la echaría a la calle”. ¿Qué opina Meursault de un plan tan aleccionador: “Me pareció que, en efecto, de ese modo quedaría castigada.” Meursault escribe la carta, lo que sin dudas es un acto positivo de su voluntad que lo involucra cada vez más.
5. En seguida la historia de la relación con Raimundo continúa. Meursault y María comparten la noche del sábado, María se queda a dormir y a la mañana del domingo se produce la batahola en el cuarto de Raimundo, que por supuesto le está pegando a la mujer tal como lo había planeado. Llega la policía, etcétera. Una situación espantosa que Meursault mira con... indiferencia. De hecho, cuando vuelven a su departamento: “María y yo concluimos de preparar el almuerzo. Pero ella no tenía hambre; yo comí casi todo. A la una se fue y dormí un poco.” Obsérvese cómo, permanentemente, Camus nos presenta un ser casi vegetal, pero que toma decisiones relevantes.
6. Ese mismo domingo, a las tres de la tarde, Raimundo va a la casa de Meursault. Salen. Raimundo le pregunta si puede salir de testigo. ¿Qué responde Meursault? Por supuesto: “A mi me era indiferente, pero no sabía qué decir.” Sin embargo acepta y la trama de las decisiones se estrecha cada vez más.
7. Al día siguiente, Raimundo lo telefonea a la oficina para invitarlo a salir. Al paso le dice que los árabes lo están siguiendo (recordar que toda la novela sucede en Argelia, no en un barrio de París, y que Meursault termina asesinando un árabe.) En la oficina, el patrón le ofrece un puesto en París. Cito: “Ello me permitiría vivir en París y también viajar una parte del año. ‘Usted es joven y me parece que es una vida que debe gustarle’. Dije que sí, pero que en el fondo me era indiferente.”
8. Cito: “María vino a buscarme por la tarde y me preguntó si quería casarme con ella. Dije que me era indiferente y que podríamos hacerlo si lo quería.” Ya empieza a cansar la estupidez de tanta indiferencia ficticia, inverosímil, planteada sólo con el propósito de crear un malestar moral en el lector.
9. Con Raimundo y María, bajan a los arrabales de Argelia, a la playa, donde se encuentran con los amigos de Raimundo. Disfrutan de la mañana y almuerzan con mucho vino.
10. Cuando Raimundo, Masson y Meursault salen a caminar por la playa, se encuentran con los árabes que los estaban siguiendo. Raimundo organiza la defensa: “Si hay gresca, tú, Masson, tomas al segundo. Yo me encargo de mi individuo. Tú, Meursault, si llega otro, es para ti. Dije: ‘Sí’, y Masson metió las manos en los bolsillos.” Raimundo es herido, se cura y vuelve a la escena con Meursault. Raimundo lleva un revólver y cuando encuentran a los árabes casi mata al que lo hirió. Es el único momento de racionalidad activa de Meursault. Vale le pena citarlo: “Raimundo me preguntó: ‘¿Lo tumbo?’ Pensé que si le decía que no, se excitaría y seguramente tiraría. Me limité a decirle: ‘Todavía no te ha hablado. ‘Sería feo tirar así’. En medio del silencio y del calor se oyó aún el leve ruido del agua y de la flauta. Luego Raimundo dijo: ‘Entonces voy a insultarlo, y cuando conteste, lo tumbaré’ Le respondí: ‘Así es. Pero si no saca el cuchillo no puedes tirar.’ Raimundo comenzó a excitarse un poco. El otro tocaba siempre y los dos observaban cada movimiento de Raimundo. ‘No’, dije a Raimundo. ‘Tómalo de hombre a hombre y dame el revólver. Si el otro interviene o saca el cuchillo, yo lo tumbo’.”
11. Finalmente los árabes retroceden y ellos vuelven a la casa. Meursault no quiere subir y hablar con las mujeres. Dice: “Quedar ahí o partir, lo mismo me daba” Pero parte, es decir: decide.
12. Meursault vuelve a la playa y se encamina a su destino. Encuentra al árabe bajo un sol que describe así: “Era el mismo sol del día en que había enterrado a mamá y, como entonces, sobre todo me dolían la frente y todas las venas juntas bajo la piel.”
13. Vale la pena citar el final de la primera parte: “Entonces todo vaciló. El mar cargó un soplo espeso y ardiente. Me pareció que el cielo se abría en toda su extensión para dejar que lloviera fuego. Todo mi ser se distendió y crispé la mano sobre el revólver. El gatillo cedió, toqué el vientre pulido de la culata y allí, con el ruido seco y ensordecedor, todo comenzó. Sacudí el sudor y el sol. Comprendí que había destruido el equilibrio del día, el silencio excepcional de una playa en la que había sido feliz. Entonces, tiré aún cuatro veces sobre un cuerpo inerte en el que las balas se hundían sin que se notara. Y eran como cuatro breves golpes que daba en la puerta de la desgracia.” Meursault, el apático, se sacude el sol de su apatía y mata.

Extraordinario sin dudas. Queda claro que Meursault toma decisiones responsables y consecuentes. Incluso se da cuenta que se ha condenado. Pero no quiero perderme en mi admiración por la novela y sí en la crítica a la inmoralidad de Camus como escritor al confrontarnos a un dilema irresoluble: hacernos creer que Meursault es un tipo común, injustamente condenado por una sociedad intolerante, dándonos permanentes puntos de vínculación entre él y nosotros para después hacerlo matar y ponernos a nosotros, como lectores, en una posición miserable e injusta.
Volver arriba
holandes
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 14 Ago 2006
Mensajes: 129
Ubicación: venado tuerto

MensajePublicado: Sab Ago 19, 2006 00:58    Asunto: Responder citando

permiiiiiso. Creo que Camus deberia haber escuchado los temas de luca prodan. Meursault es el estereotipo de oficinista apatico, que vive la vida que nosotros no queremos vivir y muchas veces terminamos haciéndolo.
Volver arriba
AndresM
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 30 Ago 2006
Mensajes: 5
Ubicación: Colombia

MensajePublicado: Mie Ago 30, 2006 12:44    Asunto: Responder citando

se puede ubicar en una epoca en que argel estaba bien tanto economicamente como politicamente. se puede presumir una epoca posguerra, pero despues de la primera guerra mundial y antes de la segunda. es decir hay un espacio desde 1919 y 1939 si se dice que camus escribió la obra en 1937. pero tambien se dice que la escribió en 1942, lo que hace suponer que era una vison posguerra de la seunda guerra mundial, pero no se ve un argel acabado por la reciente guerra, si tenemos en cuenta que francia fue fuertemente atacada durante los conflictos de la guerra. asi que me inclino mas por la epoca comprendida entre 1919 y 1939 epoca de juventud de camus
Volver arriba
pamela_martienz
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 04 Ago 2006
Mensajes: 6

MensajePublicado: Mar Sep 26, 2006 14:41    Asunto: El extrangero... Responder citando

Después de leer muchos de los post anteriores creo me parece, se ha llegado básicamente a la conclusión que el personaje principal es apático
pero tampoco indiferente, se lo ha juzgado en base a su diferencia respecto del resto de las personas o que los sucesos acontecidos fueron producto del azar.

Por ahí se habló de un "yunque del sol" como analogía de la ocupación nazi no lo sé, no lo veo a Camus en ese tipo de propuestas, o es solo que
yo no advertí, será porque para mi no es valedero sopesar una obra "mirando" el contexto social y político de la época.

Alguien dijo: "Hay un punto que queria compartir. Recuerdo que al leer a camus en su obra ; observe que M entraba al tribunal y de todas las personas que estaban en la sala, le llamaron la atencion dos personas. El periodista que no apuntaba nada y la chica apurada que vio en el Restaurante de Celeste; ellos dos lo miraban fijamente a los ojos. Lo miraban a M, y eso M lo sintio como que deseaban conocerlo, escucharlo, ver lo que habia dentro de El. Me parecio que M se sentia solo, y estos dos personajes podian ver su interno, a El. La unica persona que le hablo e insistio en conocerlo fue el cura; y al final se fue llorando
al ver lo que habia dentro de M. Una Soledad inconmensurable." Me parece muy cabal esa afirmación.

Ahora bien, desde mi punto de vista cuando lo terminé de leer yo me sentí molesta, sí, molesta porque no me entraba en la cabeza como se puede juzgar y condenar las acciones de una persona así, tan arbitrariamente.

Retomando las primeras preguntas: ¿Qué elementos pueden haber dado lugar a la completa apatía de Mersault? ¿Puede ser tan absoluta la falta de empatía de un hombre? ¿Mersault no reconoce lo que siente o no siente en absoluto?

Yo creo que sí reconoce que algo le falta sin embargo no lo busca. No se me ocurre que elementos pudieron dar lugar a su estado de ánimos, pero deben de ser más de los que el autor sugiere creería que son un conjunto de elementos que vemos todos los días a lo largo de los años y no necesitan ser explicados es por ello que estarían implícitos.

Y sí puede llegarse en un determinado punto de la existencia a una total apatía, tal vez por dejadez o tal vez por acostumbramiento.

No sé el asesinato... Me parece es un ingrediente solo para afianzar la historia... Muy interesante el foro!


Saludos.
Volver arriba
drcerdeyro
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 16 Feb 2007
Mensajes: 1

MensajePublicado: Vie Feb 16, 2007 17:28    Asunto: El extranjero- A. Camus Responder citando

[li
bro][/libro]El protagonista es "El extranjero" por que es un extraño en la sociedad. Es alguien que no se siente adaptado a ella y la razón es que no "siente". Carece de propositividad vital y esa es la causa de su indiferencia ante el acontecer. Se trata en realidad de una personalidad esquizoide, volcada sobre sí mismo, sin capacidad de empatía, de sentir con el otro. Se siente presionado por los acontecimientos y reacciona matando al arabe cuando las luces lo enceguecen. Este es mi análisis psicopatológico del personaje de ésta obra que he leído hace mas de veinte años y me propongo volver a leer a labrevedad.
Volver arriba
kike4
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 27 Mar 2007
Mensajes: 4
Ubicación: El Salvador.

MensajePublicado: Mar Mar 27, 2007 22:36    Asunto: Re: El Extranjero, de Albert Camús Responder citando

Hola:

Con relación a la obra "El Extranjero". Yo leí que el hombre (y la mujer también) estamos inmersos en una sociedad en la cual aprendemos a desprendernos de la responsabilidad de nuestros actos ante situaciones que se encuentran fuera de control. Yo añadiría, situaciones límites, como se puede apreciar en varios pasajes de la obra. Al final, la tesis existencialista es clara, es lo que más me apasiona de la obra, ya que es de corte filosófico, el principio de que el ser humano es un sujeto pasivo frente a lo inexorable del destino.

En mi opinión, una obra trágica cuyo principio no comparto, obviamente, pero que constituye una crítica literaria interesante al sistema capitalista del periodo de entreguerras. Una respuesta a la crisis de la literatura que califico de ingeniosa tal como deberían serlo la de los actuales escritores y escritoras, aunque los últimos premios nobel han dejado mucho que desear en algunas de sus obras en ese sentido recurriendo a aspectos religiosos muy matizados para una clientela ávida de escándalos.

En conclusión, la obra cuyo principios filosóficos defiende, es un bello ejemplo de cómo hacer literatura en tiempos difíciles.
Volver arriba
esperanzaesperanza
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 10 May 2007
Mensajes: 5

MensajePublicado: Jue May 10, 2007 19:44    Asunto: Sobre el título del libro Responder citando

Veo que incluso en el enunciado del foro, el nombre que se utiliza para referirse a esta novela es el de "el extranjero" , el nombre original de este libro es L'etranger, cuya traducción al castellano puede ser tanto "el extranjero" como "el extraño" En mi opinión, el personaje no puede considerarse extranjero, sino extraño, es un personaje raro, sin sentimientos, con un comportamiento asocial...
Volver arriba
Jhon Hucks
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 14 Jun 2007
Mensajes: 7
Ubicación: Buenos Aires

MensajePublicado: Jue Jun 14, 2007 15:41    Asunto: Responder citando

Yo considero que la indiferencia demostrada por el personaje lo desata la muerte de su madre. Nada sabemos de la historia anterior, Camus no revela como era Meursault antes de eso. Pero en el momento del asesinato del árabe, algo sucede que lo evidencia. Antes de matar, el sol lo sofoca, al igual que el día en que murió su madre. Tanto es así que lo recuerda. La muerte de ese sujeto es, considero, una explicación de lo reprimido. También, al momento de insultar al Padre, en la celda cuando este lo incomoda. Lo incómodo, para Meursault, desata su personalidad. Llamese día sofocante o Cura sofocante.

Saludos

El nuevito
Volver arriba
Foros
Publicidad


Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Club de Lectura Todas las horas son GMT - 3 Horas
Ir a página Anterior  1, 2, 3 ... 15, 16, 17, 18  Siguiente
Página 16 de 18