elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edición en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

Fausto, de Goethe


Ir a página Anterior  1, 2, 3 ... 14, 15, 16, 17  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Club de Lectura
Autor Mensaje
Nerea
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 08 Sep 2002
Mensajes: 11
Ubicación: Guatemala

MensajePublicado: Vie Ago 20, 2004 19:47    Asunto: Responder citando

Hola, cómo están, me integro al foro, y por lo mismo me gustaría compartir con ustedes mis opiniones al respecto, soy nueva en esto, asi que veremos como logro plantear mis ideas.....considero que Fausto no es más que una explicación de cómo es el hombre, bien sea entonces, el debate ante la necesidad de escoger entre dos caminos o quizá una dualidad... lo que imagino que intentó corroborar es que Fausto es feliz porque ha conocido esos instantes de amor y felicidad pero sin renunciar a sus conocimientos científicos o racionales. la personalidad de Fausto es contínuamente oscilante entre el Bien y el Mal........ En la segunda parte de Fausto creo que el punto es que El propósito de Mefistófeles se ve impedido por un grupo de ángeles, que rescatan el alma de Fausto y la transportan al cielo, donde se reúne con el alma de Margarita, que continúa amándoloLos monólogos son los elementos que de manera más completa y estructurada describen los elementos sustanciales de la tragedia de Fausto. En ellos, a través de lo que en definitiva son sus íntimas reflexiones, se plantean claramente sus conflictos y sus motivaciones, y se presentan los componentes de su estado espiritual, las grandes inquietudes que conforman su personalidad intrínseca su yo, los estados de ánimo depresivos que atraviesa, alternados con momentos de euforia, las más profundas preocupaciones por las que navega su intelecto su mente y alma.......

Saludos a todos
Volver arriba
pluma-y-espada
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 06 Ago 2004
Mensajes: 1233

MensajePublicado: Sab Ago 21, 2004 05:37    Asunto: Responder citando

pluma-y-espada escribió:
PRIMERAMENTE QUE HAY UN ERROR EL QUE EVITA EL SUICIDO DE FAUSTO ES MEFISTÓFELES, ES ÉL QUIEN APARECE Y NO ÁNGELES.


Me explico porque he cometido un error, el Webmaster tiene la razón al decir que como hecho narrado los ángeles le quitan el veneno a Fausto cuando éste deprimido intenta suicidarse, pero aunque Fausto no muere y se calma un poco, sus tristezas se mantienen, no a cambiado el hecho principal que le acongoja; y es Mefistófeles quien le hace desistir realmente despertando en él sentimientos nuevos y esperanzas.

Aunque también se puede profundizar más aún y pensar que es por eso que Dios permite a Mefistófeles corromper a Fausto para que así vuelva al cauce, en la obra es como una unión entre el bien y el mal de donde existe una lucha que ha de superar finalmente el hombre.
saludos.
Volver arriba
Nerea
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 08 Sep 2002
Mensajes: 11
Ubicación: Guatemala

MensajePublicado: Dom Ago 22, 2004 16:11    Asunto: Responder citando

Aunque también se puede profundizar más aún y pensar que es por eso que Dios permite a Mefistófeles corromper a Fausto para que así vuelva al cauce, en la obra es como una unión entre el bien y el mal de donde existe una lucha que ha de superar finalmente el hombre

..........quizá si, pero visto como el relato de la amargura comprimida; la percepción del saber en mayor escala que el común denominador y genio como estorbo, ya que se ve una vida llena de conocimiento pero completamente carente de afectos; es entonces cuando el genio de Fausto busca un acuerdo para poseerlo todo....
Volver arriba
guillermo garcía
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 18 Ene 2004
Mensajes: 2014
Ubicación: Tepic Nayarit

MensajePublicado: Mie Sep 29, 2004 22:51    Asunto: Responder citando

No he leido a Goethe, sin embargo he visto todos los post y me atrevo a decir que sus puntos de vista son sorprendentes y atinados. (Porque he leído referencias de Fausto y su aporte a la historia).
No es mi afan venir a decir mi punto de vista, simplemente que al leer a Marshall Berman hace años, recuerdo que varios puntos de vista expuestos aquí están contenidos en un libro muy recomendable. Desgraciadamente, leí en la biblioteca de la universidad y no lo tengo a la mano, pero me cautivó su escritura y la forma de explicar temas de modernidad y posmodernidad apoyado a relatos literarios (incluido Fausto)

Practicamente vengo a venderles el libro. He aquí una semblanza de Marshall Berman:

Francisco Carballo

Marshall Berman, una pequeña semblanza

Marshall Berman nació en el Bronx, uno de los cinco condados de la ciudad de Nueva York. Sus estudios profesionales tuvieron tres escenarios: la Universidad de Columbia, la de Oxford, en Inglaterra, y la Universidad de Harvard. Ha sido profesor en diversas instituciones. Por citar algunas: Stanford, Nuevo México, Harvard y la New School. Como conferencista ha recorrido buena parte de su país y del mundo.

Desde 1967 es profesor de tiempo completo en la división de ciencia política de la Universidad de la Ciudad de Nueva York. En el City College y el Centro de Estudios para Graduados de dicha institución se ha convertido en maestro. Como ensayista cree que los libros nacen de un impulso vital. Sus publicaciones son pocas y sin embargo, su influencia alcanza a estudiosos de diversas disciplinas. Sus lectores van de la arquitectura a la filosofía, de la música a la sociología. En orden de aparición se deben citar sus libros: Politics of authenticity (1970), All that is solid melts into air (1982) (la traducción al castellano Todo lo sólido se desvanece en el aire circula desde 1988 bajo el sello de Siglo XXI) y Adventures in Marxism (1999).

Sus lectores esperan con cierta ansia el que debe ser su próximo libro, One hundred years of spectacle: a cultural history of Times Square. El título habla por sí mismo, el homenaje a García Márquez: Los cien años de espectáculo, delata la preocupación literaria, artística del autor. El complemento: una historia cultural de Times Square, invita a una cierta solemnidad académica. Deja ver su preocupación por un sustancial andamiaje teórico. Sin quererlo, Marshall Berman se metió en los laberintos en que se encerró Walter Benjamin al tratar de escribir un ensayo definitivo sobre la cultura moderna usando los primeros centros comerciales de París como pretexto. Berman, a diferencia de Benjamin, no tiene lugar para el Apocalipsis, no cree gran cosa en la desesperación. Quizá su confianza en el trabajo de los hombres le ayude a no dejar inconclusa, como Benjamin, su obra.

Berman nunca ha renegado de sus maestros. Su formación es liberal. Sus argumentos van armados con la claridad de Isaiah Berlin. A veces sus escritos responden a las preocupaciones de otro de sus mentores, Daniel Bell. Le demuestra cómo, por ejemplo, para hablar sobre cultura no es necesario refugiarse en una defensa simplona y represiva de los valores de la tradición. Más aún, cómo para defender las conquistas de una sociedad abierta no es necesario recular hacia un liberalismo descafeinado en política y tremendamente agresivo en las cuestiones de la economía. Así, es posible leer Todo lo sólido se desvanece en el aire como una contestación cariñosa al libro de Bell Las contradicciones culturales del capitalismo. Berman le recordó, también, que entre liberales se vale disentir. Su ojo certero para la buena literatura le viene de Iris Murdoch e Irving Howe. En los últimos años ha crecido su ya de por sí marcada predilección por las artes visuales.

Marshall Berman presenta un caso anómalo en el mundo de la academia. Supo romper con pleno desenfado la rígida división que separa las aulas y pasillos universitarios de las avenidas y las aglomeraciones de la ciudad. Lo mismo toma el pulso de la ciudad en las discusiones, en las charlas universitarias, que completa el conocimiento erudito escuchando con atención los murmullos que animan las calles, los parques, el Metro de Nueva York. Las preferencias intelectuales de Marshall se reducen tan sólo a unos cuantos nombres: Platón, Aristóteles, San Agustín, Maquiavelo, Rousseau, Goethe, Dostoievski y muy pocos más. Weber y Freud son los últimos clásicos que acepta en su Panteón Personal. Carlos Marx es un caso aparte. Descubrió por casualidad Los manuscritos económico filosóficos de 1844 del joven Marx en una edición barata que la Editorial Progreso de Moscú vendía en el mero corazón del imperio. Marshall leyó el libro de pie, en la librería. Gastó sus ahorros al comprar todos los ejemplares que quedaban. Pensó que el amor recién adquirido valía la pena compartirlo con sus seres queridos y repartió ejemplares por el Bronx. Desde entonces se dedica a que los clásicos lleguen a las calles.

Todo lo sólido se desvanece en el aire vio luz en distintas lenguas: español, portugués, sueco, francés y turco. Durante años, gusta recordar Marshall, una edición clandestina circuló tanto en China como en Hong Kong. Los censores de izquierda y derecha unieron esfuerzos para evitar a toda costa que el virus de la disidencia entrara en sus jóvenes gracias a las páginas del profesor Berman. Fue en el año 2000 que se publicó la primera edición "legal" de Todo lo sólido en Pekín.

Berman pertenece al consejo de redacción de la revista Dissent, donde colabora con cierta regularidad. Es columnista frecuente de los prestigiosos semanarios The Nation y The Village Voice. Sus trabajos académicos han aparecido en un sinnúmero de revistas especializadas como The New Left Review, Art in America, Harvard Design Review y Lingua Franca. Entre sus trabajos en los medios audiovisuales destaca su participación como guionista y entrevistado en la maratónica producción dirigida por Ric Burns y que lleva como titulo History of New York. Sus palabras se transmitieron, también, en la historia de Times Square que preparó Henry Shipper para el History Channel.

http://www.jornada.unam.mx/2002/jul02/020728/021a1pol.php?origen=opinion.html

Saludos y no me tomen por impertiente ni por querer lucirme, lo hago de buena fe. Saludos.
Guillermo.
Volver arriba
guillermo garcía
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 18 Ene 2004
Mensajes: 2014
Ubicación: Tepic Nayarit

MensajePublicado: Jue Sep 30, 2004 02:24    Asunto: Responder citando

Otra cosa que encontré en internet:

El capitalismo ha ejercido una fascinación irrefrenada en los últimos 500 años. En uno de sus momentos más álgidos, el de la Revolución Industrial, Goethe reescribe el mito de Fausto en clave capitalista. Según Marshall Berman[2], puede decirse que lo que escribe es la primera tragedia del desarrollo. En ella el Diablo le transmite a Fausto un deseo de desarrollo, que incluye la autodestrucción. Debe coadyuvar a que la humanidad libere sus enormes cantidades de energía reprimidas, las que liberadas permitirán el desarrollo. En este devenir ocurrirán catástrofes, pero éstas quedarán incorporadas como consecuencias inevitables. Un desarrollo ilimitado, en un movimiento mediante el cual lo "viejo" deberá ser constantemente superado por lo "nuevo". Marx, a su vez, crítico de la burguesía, nunca dejó de admirarla en términos del desarrollo propugnado por ésta. Un mundo de hombres que habrían conseguido liberar el desarrollo de toda atadura - ya que la burguesía en realidad es un obstáculo para éste - es lo que advendría en una sociedad comunista. "Una revolución contínua en la producción, una incesante conmoción de todas las condiciones sociales, una inquietud y un movimiento constantes distinguen la época burguesa de todas las anteriores. Todas las relaciones estancadas y enmohecidas, con su cortejo de creencias y de ideas veneradas durante siglos, quedan rotas; las nuevas se hacen añejas antes de haber podido osificarse. Todo lo sólido se desvanece en el aire, todo lo sagrado es profanado, y los hombres al fin se ven forzados a considerar serenamente sus condiciones de existencia y sus relaciones recíprocas " [3].

[2][2] Berman, Marshall: Todo lo sólido se desvanece en el aire. La experiencia de la modernidad. Ed. Siglo XXI. Buenos Aires, 1997. El título de este trabajo está inspirado en el de este autor, quien a su vez lo toma de una frase - citada más adelante - del Manifiesto Comunista.

http://www.topia.com.ar/articulos/404-yfranco.htm

Espero les aporte algo a la discusión. Saludos.
Volver arriba
guillermo garcía
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 18 Ene 2004
Mensajes: 2014
Ubicación: Tepic Nayarit

MensajePublicado: Jue Sep 30, 2004 02:34    Asunto: Responder citando

La imaginación moderna
Para leer: El recomendado de Eduardo Sguiglia
Sociología. "Todo lo sólido se desvanece en el aire", de Marshall Berman. Siglo XXI Editores, México, 1995

Eduardo Sguiglia

En las últimas décadas se ha derrochado una enorme cantidad de energía en explorar los significados y los límites de la modernidad. Cuanto más críticos somos con la vida moderna más necesitamos el modernismo para que nos muestre dónde estamos y dónde podemos comenzar a cambiar nuestras circunstancias. Pero la gran ola de escritores y pensadores sobre la modernidad -Goethe y Marx, Stendhal y Baudelaire, Dickens y Dostoievski- tenía una riqueza y una profundidad que, lamentablemente, está ausente en la mayoría de los autores contemporáneos. Marshall Berman, en este ensayo, se remonta a los primeros y más grandes modernistas. Comienza por Goethe que, con su Fausto, nos proporciona nuestra primera tragedia del desarrollo. Luego refiere a Marx, no tanto en busca de sus respuestas, como de sus preguntas. La perspectiva cósmica y la grandeza visionaria de esta imagen, su fuerza dramática, su tono vagamente apocalíptico, la ambigüedad de su punto de vista, todas cualidades que son el sello distintivo de la imaginación modernista, también están presentes, de alguna manera, en la inteligente prosa de Berman.



Eduardo Sguiglia es escritor y economista. Su último libro es "Un puñado de gloria".

http://www.lacapital.com.ar/2004/07/04/seniales/noticia_112730.shtml

Bueno, me dio mucho gusto haber dejado este libro en consideración de los alephos. Hasta pronto y que sigan bonito en su lectura. De mi parte, cuando tenga plata lo compraré.
Guillermo.
Volver arriba
janeko
Miembro Junior
Miembro Junior


Registrado: 20 Dic 2004
Mensajes: 56
Ubicación: Quito-Ecuador

MensajePublicado: Mar Dic 28, 2004 11:47    Asunto: ... Responder citando

Uds. me van a perdonar, pero a pesar de que he tratado de encontrarle gusto a ese libro, no he podido. Se me antoja demasiado barroco y en muchas ocasiones lleno de personajes y situaciones innecesarias, y muy, pero muy pretencioso. ¿Me podrían recomendar ustedes alguna otra obra de este autor para poder leerla y así tener una visión más amplia de su trabajo?
Volver arriba
leptin_lep
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 11 Nov 2001
Mensajes: 20
Ubicación: Guayaquil-Guayas-Ecuador

MensajePublicado: Sab Ene 08, 2005 14:30    Asunto: Re: ... Responder citando

janeko escribió:
Uds. me van a perdonar, pero a pesar de que he tratado de encontrarle gusto a ese libro, no he podido. Se me antoja demasiado barroco y en muchas ocasiones lleno de personajes y situaciones innecesarias, y muy, pero muy pretencioso. ¿Me podrían recomendar ustedes alguna otra obra de este autor para poder leerla y así tener una visión más amplia de su trabajo?

Bueno realmente me parece algo muy triste que existan personas que no les guste este tipo de libros pero aqui estamos a aceptar todos los gustos bienvenido al club de lectura querido coterráneo...
Volver arriba
Jaume de Ponts i Mateu
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 30 Ene 2005
Mensajes: 1046
Ubicación: Tortosa (Baix Ebre -Catalunya/UE-)

MensajePublicado: Mar Feb 01, 2005 22:15    Asunto: es, sí, DIFÍCIL... Responder citando

Es, sí, DIFÍCIL, damas y caballeros, adentrarse, con reales posibilidades de algún éxito, en lo que, digamos.., "quiere establecer" el maestro Goethe en s/. inmortal "Urfaust"... Lo constatamos a diario. Sin ir más lejos, ¿saben que este hilo, de los sopotocientos que hay, es el ÚNICO donde se menciona el título original del classique? Debe ser DIFÍCIL, sí.

Pero, permítanme sugerirles algo...

¿Saben?; el maestro Thomas Mann escribíó su inigualable "Lotte in Weimar" (ya saben..; "entre el ruido y el estruendo de los transoxianos, nuestro canto se ENARDECE a seguir tus huellas; nada nos inquieta, vivimos en tí; ¡que tu vida dure mucho tiempo; y, tu imperio, SIEMPRE"...) en 1940, cuando ya había quedado muy atrás el GRANDIOSO éxito de "Los Buddenbrook" (obra que, como saben, damas y caballeros, publicó apenas cumplidos los 26 años de edad; dicho sea de paso...), en un momento de REFLEXIÓN, precisamente, sobre el elán del magistral "Urfaust" goethiano. Sin duda, pues, la obra (les recomiendo, si no pueden o no desean -aunque, permítanme recomendárselo...- leer en vernacula, la muy excelente traducción al castellano del señor R. Coll Robert -Plaza&Janés, BCN, 1976-), escrita en un momento de recherche -por supuesto, EVASIVA de la durísima y violentísima realidad circundante; bien sûr...-, es donde el maestro Mann hace inmersión en su VENERACIÓN por el maestro Goethe (omnipresente, ya saben.., en TODAS las obras mannianas sin excepción) hasta llegar a la pura CATARSIS; "Urfaust" y su karma flotan continuamente, mes amis/es..; y, es conocido en masse que NADA como "Lotte in Weimar", absolutamente nada, revela más, ¡no la explicatio de un classique, por Dios bendito!, sino el quid, las ratios y el elán del maestro Johann Wolfgang von Goethe por la época en que compuso tal magna obra.

Porque, como ustedes saben, el maestro era un joven de 18 o 19 años cuando, digamos.., flipó con la representación (era la compañía de comediantes de un tal Kurz, no sé si lo sabían...) del, ya entonces, antiquísimo y popularísimo mito fáustico (si lo desean, podemos hablar de ello..; lo juzgo INTERESANTÍSIMO...) en Frankfurt y creo que aún no había cumplido los 23 cuando, también en Frankfurt, dejándole TOTALMENTE hecho polvo, presenció la ejecución de aquella infanticida llamada Susanne Margarethe Brandt que ES la Margarita del "Urfaust" (los primeros esbozos -en prosa- del classique son de pocos meses después, en 1773); pero, lo que como saben es el change absolutamente DETERMINANTE y DECISIVO en su vida fué, al año siguiente de su consagración total con s/. "Werther", que el riquísimo y cultísimo duque soberano Karl-August de Weimar le elevase a consejero áulico vitalicio con presupuesto generosísimo y toda la libertad del mundo para convertir aquella corte como quien dice de provincias en un centro cultural de primer orden.

Es ENTONCES, en la cima, cuando el maestro completa s/. "Urfaust" (se presenta en 1775, como saben...). Tenemos el privilegio de ser espectadores de tal génesis gracias a las maravillosas, iluminadoras, REVELADORAS trescientas y pico de páginas de "Lotte in Weimar".

Por favor, damas y caballeros..; ténganlo TODO en cuenta: el maestro Goethe ¡no era de familia de cómicos de la legua, por supuesto!; pero, precocísimo, siendo poco más que un niño (ustedes ya saben que, guiado por una joven e inteligente madre, el maestro evidenció cualidades EXCEPCIONALES desde su más tierna infancia..; ¿no?), ya inició su labor literaria escribiendo para el TEATRO (el teatro de títeres, para ser más exactos...). Lo más seguro es que fuese allí, en ese ambiente {la más antigua representación conocida del mito fáustico en teatro de marionetas se produce en Hamburg en 1746}, donde conoció de la hiper-célebre légende fáustica (personaje que, dicho sea de paso.., ya había ocupado muchísimo, entre cantidades industriales de otros/as, a Marlowe -1589- inspirándose en una supuesta biografía publicada por el impresor Spiess en 1587).

En realidad, si se fijan más, verán, no sólo que es sino que NO podría JAMÁS de los jamases ser otra cosa que TEATRO.

Vertiginoso, cósmico, abracadabrante y FUNDAMENTAL, básico teatro (¡nunca más necesario en tal punto, también, el "Lotte in Weimar" manniano!).

Como ustedes saben, la versión original (la de 1775, I remember...) fué enriquecida y pulida, gracias a Dios Nuestro Señor, por el mismísimo maestro in person (que, siempre vivió ÍNTIMAMENTE unido a su magistral obra -ojo, mes amis/es..; fíjense que digo "unido" a su obra y NO a su personaje; cherchez la femme, damas y caballeros...-); por lo que, por ejemplo, las versiones de recibo de hoy día cuentan, entre otras cosas más, con la famosísima escena de la Hexenküche (o, la Cocina de las Brujas -redactada durante la segunda estancia en Italia del maestro; en el jardín de la Villa Borghese de Roma, para más señas...-), con los añadidos que realizó el maestro para la célebre edición que hizo Göschen en Leipzig de sus obras completas -está en el tomo séptimo- en 1790, las correcciones que efectuó el maestro a instancias del maestro Schiller en 1806 y los pulidos estróficos que el mismo maestro realizó para la que consideró la versión DEFINITIVA {el manuscrito se CONSERVA: felízmente, en 1887, un erudito especialista en el "Urfaust" lo descubrió entre los papeles privados de la familia Göchhausen -se trataba de una copia a mano hecha por la señorita von Göchhausen, en Desden, en una fecha sin determinar a principios del XIX-} de su obra (publicada en el tomo octavo de sus "Obras Completas" -editadas por Cotta, en Tubingen, en 1808-); aunque, siguió trabajando MUY activamente en ella hasta su muerte (en, como sabe, 1832). Su COMPROMISO con s/. "Urfast" fué total (¡hasta el punto que se peleó con el duque soberano de Weimar hasta la tesitura de presentarle la dimisión por unas diferencias de opinión en cómo representar el "Urfaust"!).

NO sé qué edición conocerán de tan magna obra..; pero, tan sólo decirles que, para su meo quidem animo NO superada traducción al castellano, el señor Pedro Gálvez (Bruguera, BCN, 1983) tuvo la inmensa suerte de contar con la primera edición de 1808 gracias a la edición facsímil de la, por demás.., prestigiosísima y conocidísima casa editora Insel Verlag -subsanando, ¡claro!, la famosa errata del verso 21 {aquello de leid -dolor- en lugar de lied -canción-}-; y, que, para el cotejo, dispuso del imprescindible tomo 14 de la edición histórico-crítica de Erich Schmidt -la llamada 'Weimar-Ausgabe' o 'Sophien-Ausgabe', 1899-, y, para el contraste, con la absolutamente FUNDAMENTAL "Kommentar zu Goethes Faust" de los profesores Theodor Friedrich y Lothar J. Scheithauer (por otra parte, los, hoy por hoy, recomendados al caso por la Goethe-Gesellschaft o Sociedad de Goethe de Weimar).

Dicho esto, damas y caballeros, decirles que NO: yo no creo para nada que sea de recibo leer un classique como quien lee cualquier chorrada de, pongo por caso.., cualquier artesano de best sellers y tal y tal... Yo creo que los classiques son classiques precisamente, mes amis/es, porque son MUCHO y por TODOS los lados.

Quizá por eso, ¡ay, la presión de las costumbres imperantes del siglo!, se ha dejado, prácticamente, de leer classiques.

Les felicito, pues, por haber sabido NO embrutecerse.

Siempre, sin duda, a su disposición, damas y caballeros.

Jaume de Ponts i Mateu
jaumedeponts@terra.es
Tortosa (Baix Ebre)
-Catalunya/UE-
02/02/2005, 02'12 hs. a.m.

post scriptum.-a mí, si quieren que les sea franco.., me gustó MÁS la peli que hicieron La Fura dels Baus; traspasando el mito goethiano a una pseudo-Barcelona post-todo. No quiero decir que no me quedara, oigan.., totalmente traspuesto con la ÓPERA; pero, prefiero la peli.

nota bene.- he mirado la posibilidad de abrir un hilo al caso en el apartado de los foros de la Casa dedicado, al parecer, al Teatro (lugar donde, por otro lado, creo debe estar un classique como el "Urfaust")..; pero, tal cosa me ha resultado IMPOSIBLE porque me lo ha impedido el sistema ad hoc.
Volver arriba
alexandre
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 07 Mar 2005
Mensajes: 1

MensajePublicado: Jue Mar 10, 2005 21:30    Asunto: Dudas acerca de Fausto, de Goethe Responder citando

Hola, mi nombre es [b]Marcos[/b], soy mexicano de 25 años.

Estoy leyendo Fausto, y la verdad en los últimos días comencé a buscar un foro donde pudiera discutir algunas partes del libro, hasta que encontré este foro, podría decirse que es un sueño hecho realidad, bueno eso hasta que empecé a leer sus comentarios y, hay caray!, muy buenos comentarios.

De hecho me han puesto a pensar más de lo que yo hubiera imaginado. Pero bien la razón por la que escribo es para ver si pueden resolverme unas dudas que tengo.

Primero: mencionan que Fausto se quiere suicidar, la verdad no lo recuerdo tendré que leerlo de nuevo aunque será hasta que termine el libro (apenas voy a comenzar el quinto acto) pues ya tengo poco más de 3 años leyendo el libro. Yo solo lo veo como una ataque de impotencia pero bueno, ya lo leeré.

Segundo: el personaje de Homunculo, cual es su significado ya que en si no tiene contacto con Fausto, de hecho anda más con Mefistófeles que éste parece el personaje principal de esta parte del libro (pero este es solo un comentario). Entonces cuál es su significado?

Tercero: aunque este más que nada es un comentario, es interesante como presentan a Mefistófeles como un ser que al ir a otro mundo o a otra época (no se como interpretar cuando va Walpurgis, perdonen si está mal escrito) no conoce varias cosas de ese lugar.

Es decir, que Mefistófeles no es el Diablo en sí, no es el ser que atormenta a todas las almas que no logran la salvación eterna, si es el, entonces porqué no conoce, que no se supone que el diablo lo conoce toda (a casi todo, pues si hay alguien que sabe todo, es Dios, teológicamente hablando), por ello el dicho o refrán: “más sabe el Diablo por viejo, que por Diablo”. Entonces porque desconoce algunas aspectos.

Cuarto: La segunda parte del libro, cuando conocen al emperador en que época es?, que reino es?, ese reino es ficticio? creado solo para el libro o existió? (disculpen no se nada sobre esa parte de la historia humana)

Quinto: hasta ahora la parte más confusa o compleja de libro (creo yo), cuando Fausto por fin consigue con Helena, en parte del mundo están? Que época es? Porque recrean toda la época de Helena, es decir la batalla que comienza Menéalo es solo una fantasio creado por Mefistófeles?

Sexto: porque Fausto cuando pierde a Helena para siempre, no enloquece como cuando la rapta Paris? No tenía que haber enloquecido igual o peor por haber perdido algo que llego a poseer?

Septimo: esto es lo que realmente me intriga, al final del acto (creo es el tercero, lo siento no traigo el libro al momento de escribir esto) se dirige hacia alguien más, como si estuviera en un teatro, es decir, toda esto fue una obra donde el actor principal era Fausto y Helena? Si no mal recuerdo esa no es la única parte donde Mefistófeles hace alusión de dirigirse a alguien más y no a Fausto, como debería de ser?

Bien, estas son mis dudas. Ojala y alguien se anime a responderme, ya sea en el foro (ya lo revisare) para tener tema de discusión, pero especialmente a mi correo electrónico para alcanzar a comprender esta grandiosa obra y no solo leerla sin entender.

Gracias por leer mis comentarios y espero que no crean que son tontos.

Su atento servidor: Marcos Alejandro.

[b]malejamrod@hotmail.com
alexandre060479@hotmail.com[/b]
Volver arriba
Foros
Publicidad


¿Planeando un viaje de vacaciones?
Consulte las tarifas más económicas en nuestra sección de Viajes.
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Club de Lectura Todas las horas son GMT - 3 Horas
Ir a página Anterior  1, 2, 3 ... 14, 15, 16, 17  Siguiente
Página 15 de 17