elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

La MUJER en la historia


Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> El Ágora de Alephville
Autor Mensaje
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Mie Ene 24, 2007 19:28    Asunto: Responder citando

Renton escribió:
Pues voy a empezar yendo al Principio... a Lilith. Very Happy


Cita:
Lilit es una figura legendaria de la mitología (o del folclore) judío: la primera esposa de Adán, anterior a Eva, y como un demonio que raptaba a los niños en sus cunas por la noche, madre de los súcubos. Se la representa con el aspecto de mujer muy hermosa, con el pelo largo y rizado, generalmente pelirroja, y a veces alada.



Pasmoso.


Cita:
Yahvéh formó entonces a Lilit, la primera mujer, del mismo modo que había formado a Adán, aunque en lugar de polvo puro utilizó excremento y sedimentos. De la unión de Adán con este demonio-hembra, y con otra parecida llamado Naamá, hermana de Túbal Caín, nacieron Asmodeo e innumerables demonios que todavía atormentan a la humanidad



No empezaron con buen pie... Razz


La susodicha...




Very Happy



¿Mitología? ¿Folclore?

Yo diría TALMUD
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Jue Ene 25, 2007 19:29    Asunto: Responder citando

Cita:
vagabundo escribió:
Cita:
Lilit es una figura legendaria de la mitología (o del folclore) judío: la primera esposa de Adán, anterior a Eva, y como un demonio que raptaba a los niños en sus cunas por la noche, madre de los súcubos. Se la representa con el aspecto de mujer muy hermosa, con el pelo largo y rizado, generalmente pelirroja, y a veces alada.



Adan creo que viene de Adon, que significa rojo, o colorado, o algo así que lei alguna vez en algún lugar, tal vez. Por eso, que no podría asegurar, muchos aseguran que Adan era pelirrojo, como Lilit, y como muchos más.


Adám, en hebreo, significa tierra. Pero es cierto que el color rojo, en hebreo, proviene de la misma raíz, por asociación con el color ocre de la tierra. Aunque rojo se dice Adóm, fem, Adumá.

Sobre el asunto de los pelirrojos en la tradición hebrea hay mucho que decir. El Rey David, por ejemplo, lo era. Y Judas.



No es mi intención desvirtuar el asunto del foro, pero olvidé decir algunas cosas.

Adám, Tierra, no sólo es una palabra cuya raíz está emparentada con el color rojo, Adóm, sino también con Dám, sangre. Incluso con Edén. El origen de la raíz es ugarítico. De esa raíz surge, en hebreo, Ben Adám, Persona, literalmente, Hijo de la Tierra.

Adón, en hebreo, significa Señor, emparentado obviamente con Persona. Adonai es El Señor.
Volver arriba
Clio
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 15 Jul 2006
Mensajes: 5735
Ubicación: Ciudad Aut. de Bs. As., Argentina

MensajePublicado: Vie Ene 26, 2007 14:26    Asunto: Responder citando

DELLWOOD escribió:


No es mi intención desvirtuar el asunto del foro, pero olvidé decir algunas cosas.

Adám, Tierra, no sólo es una palabra cuya raíz está emparentada con el color rojo, Adóm, sino también con Dám, sangre. Incluso con Edén. El origen de la raíz es ugarítico. De esa raíz surge, en hebreo, Ben Adám, Persona, literalmente, Hijo de la Tierra.

Adón, en hebreo, significa Señor, emparentado obviamente con Persona. Adonai es El Señor.


Holi.

¡No, Dell! ¡No creo que alguien sienta que se desvirtúa el sentido del foro, cuando lo que estás haciendo es, precisamente, aclarar conceptos y aportar datos sobre lo que aquí se está hablando! Yo lo percibo como las notas al pie de un libro cualquiera, sin ellas, la información nos quedaría incompleta o sin comprender.

Estoy segura de que dadas las características del tópico, esto sucederá con frecuencia, ¿y qué mejor, que quienes conocen sobre lo que aquí se ha mencionado aporten información?

Si el desvío del tema principal es necesario y positivo, pues, ¡bienvenido sea!, ya se retomará en el momento oportuno el tema central.

¡Gracias, Dell y todos los que aquí están aportando! Yo no concibo impedir que se brinde información si es fidedigna.

Creo que lo verdaderamente bueno y gratificante se logra únicamente con el aporte de todo aquel que esté interesado en debatir, aclarar o brindar más contenidos sobre la temática en cuestión.

Un beso. Wink
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Dom Ene 28, 2007 10:52    Asunto: Responder citando

La mujer en la Historia aparece para ser vasija, pues las primeras representaciones de la femeneidad, en la Europa neolítica y sobre todo paleolítica, la presentan preñada. Cuando digo vasija no me refiero a ser decoración, sino receptora de simiente que es capaz de procrear. Como la tierra misma.

Venus de Willendorf, Austria.


La esteatopigia, o exageración plástica de atributos sexuales, sólo se entiende como deseo de fertilidad. Algunos la identifican con la Madre Tierra del Paleolítico Superior. El hecho que no lleve pies ha hecho pensar en dos hipótesis, o es un amuleto que pudiera ser insertado en la vagina par favorecer el embarazo, o los pies se han roto ocn el tiempo. Observen su pelo...moda del 22.000 a.e.c.
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Jue Feb 01, 2007 05:46    Asunto: Responder citando

Un dato curioso:

La palabra MUJER, en castellano, proviene del latín mulīer, que quiere decir BLANDO. Del étimo latino también surgen molusco y muelle....
Volver arriba
Clio
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 15 Jul 2006
Mensajes: 5735
Ubicación: Ciudad Aut. de Bs. As., Argentina

MensajePublicado: Lun Feb 05, 2007 14:45    Asunto: Responder citando

Holi.

Asocio, Dell, la etimología de la palabra mujer que has escrito, con esta cita de Eva Figes:

“La mujer está educada para desear, no aquello que su madre deseó para sí misma, sino lo que su padre y todos los hombres encuentran deseable para una mujer. No lo que 'es', sino lo que 'debe ser'”.

Sí comprendo que en nuestros días, con la sola lectura de la cita, es muy probable que muchas saltemos indignadas, dado que las actitudes y deseos femeninos cada día se ponen más de manifiesto y tenemos muchísimos más espacios y libertades para movernos, de la época en que fue escrita la cita. Pero, realmente, pongo en duda, si inconcientemente todavía cargamos con ese mandato; y el hecho de que nos hayan denominado con una palabra que significa “blando”, me da más pautas para pensar. ¿Por qué era conveniente considerarnos blandas?

Lo dejo en suspenso…, mientras dejo otra cita, esta vez pertenece a un griego, Pitágoras:

“Hay un principio bueno que ha creado el orden, la luz y el hombre, y un principio malo que ha creado el caos, las tinieblas y la mujer”. Shocked

(…) El mito de la mujer desempeña un papel considerable en la literatura.
Hay diversas clases de mitos. Este, al sublimar un aspecto inmutable de la condición humana que es la división de la humanidad en dos categorías de individuos, es una realidad captada en la experiencia o conceptualizada a partir de la experiencia; sintetiza el hecho, el valor, la significación, la noción, la ley empírica, por una IDEA trascendente, intemporal, inmutable, necesaria. Esa idea escapa a toda oposición porque se sitúa más allá del dato y su verdad es absoluta. Así, a la existencia dispersa, contingente y múltiple de las mujeres, el pensamiento místico opone el Eterno Femenino único y estancado; si la definición que se da de él es contradicha por las conductas de las mujeres de carne y hueso, el error es de estas; no se dice que la Femineidad es una entidad, sino que las mujeres no son femeninas. Los desmentidos contra el mito no pueden nada contra ella (…).

(…) La sociedad patriarcal, por ejemplo, centrada sobre la conservación del patrimonio, implica necesariamente, al lado de los individuos que tienen y transmiten los bienes, la existencia de hombres y de mujeres que los arrancan de sus propietarios y hacen circular; los hombres –aventureros, estafadores, ladrones, especuladores- son generalmente autorizados por la colectividad, las mujeres usan su atractivo erótico y tienen la posibilidad de invitar a los jóvenes, y aun a los padres de familia, a disipar su patrimonio sin salir de la legalidad; ellas se apoderan de su fortuna o aceptan su herencia; como ese papel es considerado nefasto, se las llama “malas mujeres” a quienes lo desempeñan. De hecho, por el contrario, la mujer puede aparentar en otro hogar –el de su padre, sus hermanos, marido, amante- como ángel guardián; tal cortesana que desplaza a un rico financiero es un Mecenas de escritores y pintores. La ambigüedad del personaje de Madame Pompadour se confunde fácilmente en una experiencia concreta. Pero si se plantea que es la Manta Religiosa, la Mandrágora o el Demonio, el espíritu sigue siendo confundido si también descubre que ella es la Diosa Madre, la Musa y Beatriz. (…)

(…) Ningún mito ha arraigado tanto en los corazones masculinos como el del “misterio” femenino. Tiene una cantidad de ventajas. Y en primer lugar permite explicar sin gastos todo lo inexplicable. Al hombre que “no comprende” a una mujer le hace fácil sustituir una deficiencia subjetiva por una resistencia objetiva; en vez de admitir su ignorancia, reconoce fuera de sí la presencia de un misterio; esta coartada halaga al mismo tiempo su pereza y su vanidad. La mujer, Misterio para el hombre, es considerada un misterio en sí . Pero según la regla general, lo que se llama “misterio” no es la realidad subjetiva de la conciencia, ni el secreto de la vida orgánica. La palabra adquiere su verdadero sentido en el nivel de la comunicación (…). ¿Qué es una mujer? ¿Un ángel, un demonio, una inspirada, una comediante?

Estaríamos en un apuro real si debiéramos definir “quién es”, porque en ese campo, no hay verdad alguna.

El mito es una trampa de la falta de objetividad, porque reemplaza la experiencia vivida. El hombre no tendría nada que perder si renunciase a disfrazar a la mujer de símbolo. Cuando los sueños son colectivos y dirigidos, verdaderos clisés, son muy pobres y monótonos comparados con la realidad viviente, que para el verdadero soñador y para el poeta es fuente mucho más profunda que un maravilloso dejar estar, sino aquellas en los cuales los hombres veían en las mujeres a sus semejantes; basta leer, “Rojo y Negro” o “Adiós a las armas” para darse cuenta. Las heroínas de Sthendal y de Hemingway carecen de misterio, lo cual no les quita interés humano. Rechazar los mitos no es destruir toda relación dramática entre los sexos, no es negar los significados que se revelan al hombre a través de la realidad femenina, no es suprimir la poesía, el amor, la aventura, la dicha y el sueño, sino impedir tan solo que las conductas, los sentimientos y las pasiones se funden sobre la verdad.


Simone de Beauvoir, El segundo sexo. Los hechos y los mitos.

La Diosa Madre

Creencias de la antigüedad


El culto a las diosas madres ha estado presente desde épocas prehistóricas. Las cavernas decoradas revelan su existencia en el paleolítico. Las religiones del mar Egeo, Creta, el oeste de Asia y el Cercano Oriente tuvieron esta adoración como una característica fundamental.

A pesar de haber adoptado diversos y variados nombres, la adoración a la diosa-madre puede verse fácilmente en otras formas de religiosidad.

La diosa-madre puede ser la esposa del dios-padre o la esposa de su hijo. En ocasiones se resalta su condición especial de Tierra-Madre. También puede tratarse de una virgen o de una prostituta. En muchas culturas está ligada íntimamente a la tierra o puede ser presentada como madre de los dioses o Madre Divina.

Algunos nombres de esa diosa-madre son Cibeles, Afrodita, Ishtar, Deméter, Isis, etc. Era una forma trágica de religiosidad, ya que la muerte afectaba a todos de manera definitiva.

Los símbolos fálicos prevalecieron a pesar del papel de la imagen materna en muchas regiones. En regiones del Asia occidental y el Mediterráneo, era común que el dios masculino estuviera subordinado a la diosa, fuente de la vida, mientras su esposo desempeñaba un papel activo en la secuencia de las estaciones del año.


Aclaración: La imagen posteada por Dellwood es una de las tantas representaciones de la Diosa Madre, lamentablemente, desde este equipo no puedo insertar otras.

Besos. Wink
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Jue Feb 15, 2007 18:12    Asunto: Responder citando

Clio escribió:
Holi.

Asocio, Dell, la etimología de la palabra mujer que has escrito, con esta cita de Eva Figes:

“La mujer está educada para desear, no aquello que su madre deseó para sí misma, sino lo que su padre y todos los hombres encuentran deseable para una mujer. No lo que 'es', sino lo que 'debe ser'”.

Sí comprendo que en nuestros días, con la sola lectura de la cita, es muy probable que muchas saltemos indignadas, dado que las actitudes y deseos femeninos cada día se ponen más de manifiesto y tenemos muchísimos más espacios y libertades para movernos, de la época en que fue escrita la cita. Pero, realmente, pongo en duda, si inconcientemente todavía cargamos con ese mandato; y el hecho de que nos hayan denominado con una palabra que significa “blando”, me da más pautas para pensar. ¿Por qué era conveniente considerarnos blandas?

Lo dejo en suspenso…,:


Porque su sexo es blando, viscoso, con suavidad de seno, mientras que el del hombre es duro, desafiante y salvaje? O quizás porque su constitución física no permite grandes desarrollos de masa muscular y le resultaba difícil cazar, con lo que una mujer sola podía morir con mayor facilidad. O porque una mujer tiene más facilidad para expresar sus propios sentimientos y se la asoció por tanto con la ternura de lo maternal y no con la arrogancia de a quien educan para traerlo todo a casa caiga quien caiga. . O porque al hombre le interesó hacer esa publicidad de la mujer, estigmatizándola para salvaguardarse de la inteligencia femenina.
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Lun Feb 19, 2007 03:12    Asunto: Responder citando

La Historia tiene playas muy distintas y la que cuenta Hesíodo en su Teogonía no deja de ser un modo de explicar el Tiempo desde un punto de vista religioso. Por eso, y por todo lo que el mundo griego ha pesado sobre el occidental, creo conveniente nombrar en este foro a Pandora.

Pandora, literalmente TODO REGALOS, pues fue diseñada a drede por Zeus, que pidió a los doce olímpicos le otorgasen virtudes y defectos....fue la primera mujer de la Tierra y nació como castigo de Prometeo, el que tuvo la osadía de robar el fuego a los dioses. Hefestos la modeló en arcilla y Hermes le ofreció un ánfora cuyo contenido....

Epimeteo, hermano de Prometeo, se casó con ella. Y un día la armonía del mundo desapareció proque Pandora no pudo más y abrió el ánfora. liberando a todas las desgracias humanas (la vejez, la enfermedad, la fatiga, la locura, el vicio, la pasión, la plaga, la tristeza, la pobreza, el crimen, etcétera) Lo único que quedó dentro fue la Esperanza. Y corrió hacia los hombres a decirles que no estaba todo perdido que aún les quedaba la esperanza. La hija de Epimeteo y Pandora, Pirra y su esposo Deucalión, hijo de Prometeo, fueron las dos únicas personas que sobrevivieron al diluvio que Zeus mandó sobre la humanidad para destruirla.

Como Eva, Pandora existe para ser responsable de la desgracia de una ofensa al poder divino. Sólo que Pandora no fue la responsable de la osadía de Prometeo como Eva lo fue de comer del fruto del árbol de la Ciencia.
Volver arriba
Clio
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 15 Jul 2006
Mensajes: 5735
Ubicación: Ciudad Aut. de Bs. As., Argentina

MensajePublicado: Mie Feb 21, 2007 23:40    Asunto: Responder citando

Holi.

Qué bueno traer a Pandora, Dell; sí, abrió su caja, pero al menos, guardó la «esperanza»..., sería terrible vivir sin ella.

Respecto de tu respuesta sobre lo «blando» de la mujer, entre todas las opciones que escribiste, elijo la última, pero no en forma absoluta, considero que todas en mayor o en menor medida e incluso otros motivos pueden dar respuesta a esta cuestión. Pero basándome hoy en tu última causa, y para no dejar inconclusos o incompletos los mensajes con los que otros amigos han aportado, voy a ocuparme de Lilith.

Desde antiguo fue muy común invocar la ira de algún dios masculino contra las mujeres desobedientes, los hebreos, por ejemplo, anunciaban castigos divinos para las mujeres que no fuesen sumisas. O que actuaban «contra la Naturaleza».

Al estar mencionando la Antigüedad, me refiero específicamente, entonces, al aspecto sexual, a la necesidad de dominación por parte del varón hacia la mujer.

Desde el punto de vista de Eva Figes, esta es una situación similar a la del varón que está trabado en medio de una batalla y es incapaz de levantarse, porque en ese caso, su rival dominado también lo haría y podría recibir más golpes.

La victoria es incómoda y siempre exige vigilancia, a menos que se haga un arreglo entre las partes, pero Figes nos dice que el hombre (me referiré con la palabra «hombre» siempre al varón) siempre se ha negado a ceder algo de su terreno por temor a ser sojuzgado, esta sería una de las razones para considerar a la mujer como peligrosa y de donde parte la idea o la necesidad de que la mujer sea sumisa. Esta necesidad de sumisión en donde más se manifiesta es en la manera que tenemos de hacer el amor, el hombre encima y la mujer debajo. Dice Figes: «supongo que la mayoría de la gente educada de Occidente considera que es la manera “normal” de hacer el amor. Malinowski habla de unos isleños que llamaban a eso: postura del “misionero”, y la encontraban altamente insatisfactoria porque daba poco placer a las muchachas, si bien quizá diese más a los misioneros (...) Para nosotros el acto sexual va inseparablemente ligado a la idea de sumisión; y en condiciones favorables toda mujer gozará, junto al componente de sumisión, de un abandono voluptuoso y complaciente. Pero las condiciones no son siempre favorables. La sumisión que podría haber sido voluntaria deja de serlo cuando se sabe que obligatoriamente, ha de ser siempre así».

Según los hebreos de la Antigüedad, Dios hizo tres intentos hasta encontrar la ideal compañera para Adán, aunque la última Eva, parece que también trajo consecuencias desastrosas… Confused

Cita de George Sand y de Mrs. Pankhurst:

«Adán y Lilith nunca encontraron juntos la paz; cuando él quería acostarse con ella, se ofendía por la postura yacente que le exigía. “¿Por qué debo ponerme yo debajo?”, le decía; “Yo también estoy hecha de barro, de modo que soy tu igual”. Y como Adán intentase obligarla por la fuerza, Lilith, en un arrebato, profirió el mágico nombre de Dios, se elevó por los aires y lo plantó».

De esta manera fue como Lilith quedó dando vueltas en el imaginario de la civilización de aquellos días, como una arpía de la que nacieron demonios y trajo a este mundo la desgracia. El pobre y avergonzado Adán Rolling Eyes enseguida le pidió a Dios que creara una compañera más adecuada, y así lo hizo Dios, pero mientras construía a esta nueva mujer, permitió que Adán contemplara cómo lo hacía (esta sería la primera Eva), tal visión le produjo a Adán un gran displacer y malestar, por lo que Dios decidió crear a la segunda y definitiva Eva sin permitirle a Adán observar (Génesis Rabba un midrash del siglo V). Nada se sabe sobre qué fue de la primera Eva.

En la sociedad patriarcal, Lilith es una imagen a la que mucho se recurre.

Adaptación de: Actitudes patriarcales: Un mundo a la medida de los hombres; Eva Figes.

Más sobre Lilith

Según el folklore judío la primera mujer de Adán no fue Eva sino Lilith, aunque ésta abandonó a su compañero antes de llegar a tener hijos con él, o, precisamente, porque de momento no quería tenerlos. La Enciclopedia Británica da la siguiente definición de Lilith:

«Demonio femenino del folklore judío, equivalente al vampiro inglés. Su personalidad y su nombre, “monstruo de la noche”, se derivan de un demonio asirio-babilónico, Lilit o Lil. Se creía que Lilith tenía un poder especial para dañar a los niños. La superstición se extendió hacia un culto sobreviviente entre algunos judíos tan tardíamente como hasta el siglo VII d.C. En la literatura rabínica, Lilith llega a ser la primera mujer de Adán, pero se escapa de él y se convierte en un demonio.

Thedoro Reik, psicoanalista judío y gran conocedor del Antiguo Testamento y sus mitos, dice:

«(…) La figura de Lilith fue quizá, originariamente, la de un demonio babilónico de la noche. Se supone que Lilith haya sido la primera mujer de Adán, creada de la tierra como él y conjuntamente. Según la leyenda, la primera esposa de Adán permaneció a su lado solo un corto tiempo y luego lo abandonó por haber insistido en gozar de completa igualdad con su marido. Escapó y desapareció convirtiéndose en aire tenue. Adán se quejó al Señor diciendo que su mujer lo había abandonado; los ángeles la encontraron después en el Mar Rojo. Lilith, sin embargo, rehusó volver junto a su esposo y quedó viviendo como un demonio que injuriaba a los recién nacidos. Esta saga, que se encontrará en el Zohar, fue conservada por algunos judíos en los ghettos de Oriente. Fuentes más antiguas hablan ya de una “primera Eva”. En algunas leyendas Lilith aparece como macho y hembra. (La creación de la mujer).

Según una cita de Eva Figes recogida del Talmud babilónico recopilado en Babilonia alrededor del 500 de nuestra era: “Lilith escapó a la maldición de la muerte que alcanzó a Adán, ya que se habían separado antes de la caída. Lilith y Noamah no sólo asfixian a los niños sino que también seducen a los hombres dormidos, y cualquiera que se encuentre durmiendo sólo puede ser su víctima”. (Actitudes patriarcales).

Voltaire, en el Diccionario Filosófico y en la voz de “Adán” hace una breve referencia a Lilith pero, seguramente por error, dice que es la segunda mujer, y además, sabemos muy pocas anécdotas de su familia.

En la edición castellana de la Biblia la palabra Lilith está escamoteada. En el capítulo 34 de Isaías, donde se describe un lugar de perdición, dice el profeta: "(…) perros y gatos salvajes se reunieron allí, y se juntaron allí los sátiros. Allí tendrá su morada el fantasma nocturno (…)”. Donde dice "fantasma nocturno" (versículo 15) en el original hebreo está escrito: “allí tendrá Lilith su mansión y encontrará su lugar de reposo”.

El esfuerzo por borrar cualquier vestigio que se refiera a los tiempos arcaicos de la mujer es una constante en todas las disciplinas...

Rascovsky ve en Lilith la representación de la mujer inmadura que rechaza la maternidad».

Bibliografía

- Alcalde, C; Cartas a Lilith
- Rascovsky, A; Conocimiento de la mujer
- Sau, Victoria; Un diccionario ideológico feminista

http://www.morfonet.cl/secciones/referentes/001.htm

Recordemos a LILITH...



Besos. Wink
Volver arriba
chasico
Miembro Junior
Miembro Junior


Registrado: 08 Feb 2007
Mensajes: 85
Ubicación: buenos aires

MensajePublicado: Jue Feb 22, 2007 00:35    Asunto: Responder citando

Perdon por el momento de distención pero es necesario

Pero si hubieran probado cucharita?????? Embarassed


She...go...
Volver arriba
Foros
Publicidad


Si le interesa adquirir un teléfono móvil, le sugerimos comparar precios en nuestra tienda de teléfonos móviles. Amena, Movistar y Vodafone presentan sus distintas alternativas para que pueda tomar la mejor decisión.
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> El Ágora de Alephville Todas las horas son GMT - 3 Horas
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente
Página 2 de 8