elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

Zeus, Poseidón y Hades (armas-atributos).



 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> El Ágora de Alephville
Autor Mensaje
AJGH1971
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 19 Oct 2005
Mensajes: 26

MensajePublicado: Vie Oct 05, 2007 20:12    Asunto: Zeus, Poseidón y Hades (armas-atributos). Responder citando

¡Hola a todos!. Espero que me puedan ayudar en esto...

Cuando Zeus y sus hermanos lograron derrotar a los Titanes, ellos al final (los dioses olímpicos) se repartieron entre sí todo el universo en tres Reinos básicamente.

Zeus, tomó el Reino del Cielo.
Poseidón, tomó el Reino del Mar.
y Hades, tomó el Reino Subterráneo o de Ultratumba.

En el Arte, muchas veces a éstos tres dioses se les representa llevando consigo ciertos atributos físicos o armas insignea que nos ayuda con solo verlos, saber quiénes son... Zeus, es muy común que lleve en una de sus manos un manojo de relámpagos o rayos de tormenta.... Pero otras veces, se le representa llevando una especide de bastón-lanza del cual salen los relámpagos de los que he hablado.

Poseidón, es díficil no reconocerlo pues su atributo principal es un bastón-lanza que en la parte superior termina con tres puas afiladas. Lo conocemos como Tridente.

Pero a Hadas, en ciertos dibujos tipo grabado, a él se le representa llevando un bastón el cual en la parte superior del mismo termina en dos puntas afiladas... Muy similar a una bifurcación en "Y".

Éste bastón de Hades recibe un nombre especifico... ¡¡Esto es en lo que quiero que me ayuden!!. Necesito saber el nombre de éste bastón-lanza de Hades que termina en dos puntas afiladas.

¡¡Muchas gracias!!.

Saludos,

Alexander.
( E-Mail: m3c4n0(at)cantv(dot)net ).
Volver arriba
Mariposa Azul
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 23 Jun 2007
Mensajes: 139
Ubicación: Caracas-Venezuela

MensajePublicado: Vie Oct 05, 2007 20:44    Asunto: AJGH1971 Responder citando

--------------------------------------------------------------------------------

NATURALEZA Y HECHOS DE LOS DIOSES

--------------------------------------------------------------------------------

16.

NATURALEZA Y HECHOS DE POSIDÓN


a. Cuando Zeus, Posidón y Hades, después de destronar a su
padre Crono, echaron suertes en un yelmo para ver quién se que-
daba con el señorío del cielo, el mar y el lóbrego mundo subterrá-
neo, dejando la tierra como propiedad de los tres, a Zeus le tocó el
cielo, a Hades el mundo subterráneo y a Posidón el mar. Posidón,
que es igual a su hermano Zeus en dignidad, aunque no en poder,
y que es de naturaleza hosco y pendenciero, se puso inmediata-
mente a construir su palacio submarino frente a Ege en Eubea. En
sus espaciosos establos tiene caballos de tiro blancos con cascos
de bronce y crines de oro y también un carro de oro; cuando este
carro se acerca las tormentas cesan instantáneamente y los mons-
truos marinos saltan a su alrededor60.
b. Como necesitaba una esposa que se sintiera a gusto en las
profundidades del mar, cortejó a la Nereida Tetis, pero cuando
Temis le profetizó que cualquier hijo nacido de Tetis sería más
importante que su padre, desistió y le permitió que se casara con
un mortal llamado Peleo. Anfitrite, otra Nereida, a la que se acer-
có a continuación, recibió sus requerimientos amorosos con re-
pugnancia y huyó al monte Atlas para eludirlo, pero él mandó
mensajeros tras ella; entre ellos se' hallaba Delfino, quien defen-
dió la causa de Posidón tan bien que ella cedió y le pidió que
arreglara el casamiento. Posidón, agradecido, puso la imagen del
mensajero entre las estrellas como una constelación, el Delfín61.
Anfitrite le dio tres hijos a Posidón: Tritón, Rodé y Bentesici-
me, pero él le causó casi tantos celos como Zeus a Hera con sus
amoríos con diosas, ninfas y mortales. Le disgustó, especialmen-
te, su apasionamiento por Escila, hija de Forcis, a la que trans-
formó en un monstruo ladrador con seis cabezas y doce pies arro-

60 Homero: Ilíada xv.187-93; xiii.21-30; Odisea v.381; Apolonio de Rodas: iii.1240.

61 Apolodoro: iii.13.5; Higinio: Astronomía poética ii.17.


--------------------------------------------------------------------------------
jando hierbas mágicas en el estanque en que se bañaba62.
c. Posidón codicia los reinos terrenales y en una ocasión pre-
tendió la posesión del Ática clavando su tridente en la Acrópolis
de Atenas, donde inmediatamente brotó un pozo de agua marina
que todavía se puede ver; cuando sopla el Viento del Sur se puede
oír el sonido del oleaje muy abajo. Más tarde, durante el reinado
de Cécrope, Atenea fue a tomar posesión del Ática de una manera
más apacible, plantando el primer olivo junto al pozo. Posidón,
furioso, la desafió a un combate singular, y Atenea habría acepta-
do si no se hubiera interpuesto Zeus, quien les ordenó que some-
tieran la disputa a arbitraje. En consecuencia, al poco tiempo se
presentaron ante un tribunal divino compuesto por sus compañe-
ros los otros dioses celestiales, quienes apelaron a Cécrope para
que diera testimonio. El propio Zeus no expuso opinión alguna,
pero mientras todos los otros dioses apoyaron a Posidón, todas las
diosas apoyaron a Atenea. En consecuencia, por mayoría de un
voto, el tribunal decidió que Atenea tenía más derecho al país,
porque le había dado el mejor don.
d. Muy ofendido, Posidón envió olas gigantescas para que
inundara la Llanura Triasiana, donde se hallaba Arene, la ciudad
de Atenea, y en consecuencia la diosa fijó su residencia en Ate-
nas, a la que también dio su nombre. Sin embargo, para aplacar la
ira de Posidón, se prohibió a las mujeres de Atenas el voto y a los
hombre que llevaran los nombres de sus madres como había su-
cedido hasta entonces63.
e. Posidón también le disputó Trecén a Atenea, y en esta oca-
sión Zeus ordenó que la ciudad fuese compartida igualmente por
ambos, arreglo desagradable para los dos. Luego trató sin éxito de
reclamar Egina a Zeus, y Naxos a Dioniso; y cuando disputó Co-
rinto con Helio recibió solamente el Istmo, en tanto que a Helio se
le concedió la acrópolis. Furioso, trató de arrebatar Argólide a
Hera, y otra vez estaba dispuesto a pelear, negándose a compare-
cer ante los olímpicos, quienes, según él, tenían prejuicios en su
contra. Por consiguiente, Zeus remitió el asunto a los dioses flu-

62 Tzetzes: Sobre Licofrón 45 y 50.

63 Herodoto: viii.55; Apolodoro: iii.14.1; Pausanias: i.24.3; Agustín: Sobre la Ciudad de Dios xviii.9;
Higinio: Fábula 164.


--------------------------------------------------------------------------------
viales Inaco, Cefiso y Asterión, quienes sentenciaron en favor de
Hera. Como le habían prohibido que se vengara con una inunda-
ción como anteriormente, hizo exactamente lo opuesto: secó los
ríos de sus jueces de modo que ya no fluyen jamás en verano. Sin
embargo, en atención a Amimone, una de las Danaides, angustia-
da con aquella sequía, hizo que el río argivo Lerna fluyese perpe-
tuamente64.
f. Se jacta de haber creado el caballo, aunque algunos dicen
que, cuando era recién nacido, Rea dio a comer uno a Crono, y de
haber inventado la brida, aunque Atenea lo había hecho antes que
él, pero nadie discute su pretensión de haber instituido la carrera
de caballos. Ciertamente, los caballos están consagrados a él, qui-
zá a causa de su amorosa persecución de Deméter, cuando ella
buscaba llorosa a su hija Perséfone. Se dice que Deméter, cansada
y desalentada por su búsqueda y sintiéndose poco dispuesta a co-
quetear con dioses o titanes, se transformó en una yegua y co-
menzó a pacer con el ganado de un tal Onco, un hijo de Apolo
que reinaba en Onceo, Arcadia. Sin embargo, no logró engañar a
Posidón, quien se transformó en un caballo semental y la cubrió;
de esa unión escandalosa nacieron la ninfa Despeina y el caballo
salvaje Arión. La ira de Deméter fue tan grande que todavía se le
rinde culto localmente como «Deméter la Furia»65.

*

1. Tetis, Anfitrite y Nereis eran diferentes títulos locales de la triple dio-
sa Luna como gobernante del mar, y como Posidón era el dios Padre de los
eolios dedicados al mar, pretendía ser su esposo dondequiera que ella tuvie-
se adoradores. Peleo se casó con Tetis en el monte Pelión (véase 81.1). Ne-
reis significa «la mojada» y el nombre de Anfitrite se refiere al «tercer ele-
mento», el mar, que se extiende alrededor de la tierra, el primer elemento, y
sobre la cual se eleva el segundo elemento, el aire. En los poemas homéri-
cos Anfitrite significa simplemente «el mar» y no está personificada como
la esposa de Posidón. Su renuencia a casarse con Posidón iguala a la de
Hera a casarse con Zeus y la de Perséfone a casarse con Hades; el casa-

64 Pausanias: ii.30.6; Plutarco:. Banquetes ix.6; Pausanias: ii.1.6; ii.15.5; ii.22.5.

65 Píndaro: Odas píticas vi.50; Pausanias: viii.25.3-5; Apolodoro: iii.6.8.


--------------------------------------------------------------------------------
miento implicaba la intervención de sacerdotes varones en el manejo feme-
nino de la industria pesquera. La fábula de Delfino es una alegoría senti-
mental: los delfines aparecen cuando se calma el mar. Los hijos de Anfitrite
constituían una tríada: Tritón, la nueva luna propicia: Rodé, la luna llena de
la cosecha, y Bentesicime, la luna vieja peligrosa. Pero Tritón fue poste-
riormente masculinizada. Ege se hallaba en el lado resguardado beocio de
Eubea y servía como puerto de Orcómeno; y fue por estos alrededores don-
de se concentró la expedición naval contra Troya.
2. La fábula de la venganza de Anfitrite contra Escila tiene su paralelo en
la de Pasífae contra otra Escila (véase 91.2). Escila («la que desgarra» o
«cachorro») es simplemente un aspecto desagradable de ella misma: Héca-
te, la diosa de la Muerte de cabeza de perro (véase 31.f), que se hallaba en
su elemento tanto en tierra como en las olas. La impresión de un sello de
Cnosos la muestra amenazando a un hombre en una embarcación, así como
amenazó a Odiseo en el estrecho de Mesina (véase 170.t). El relato citado
por Tzetzes parece haber sido deducido equivocadamente de la pintura de
un jarrón antiguo en el que Anfitrite aparece junto a un estanque ocupado
por un monstruo con cabeza de perro; en el otro lado del jarrón aparece un
héroe ahogado atrapado entre dos tríadas de diosas con cabeza de perro a la
entrada del Infierno (véase 31.a y 134.1).
3. Las tentativas de Posidón para apoderarse de ciertas ciudades son mi-
tos políticos. Su disputa por Atenas indica una tentativa desafortunada para
hacerse el dios tutelar de la ciudad en lugar de Atenea. Sin embargo, la vic-
toria de ésta fue menoscabada por una concesión al patriarcado: los ate-
nienses abandonaron la costumbre cretense que prevaleció en Caria hasta la
época clásica (Herodoto: i.173) cuando dejaron de adoptar los nombres de
sus madres. Varrón, quien da este detalle, explica el juicio como un plebis-
cito de todos los hombres y mujeres de Atenas.
Es evidente que los pelasgos jonios de Atenas fueron vencidos por los
eolios y que Atenea reconquistó su soberanía sólo mediante una alianza con
los aqueos de Zeus, quienes más tarde hicieron que repudiase la paternidad
de Posidón y admitiera que había renacido de la cabeza de Zeus.
4. El olivo cultivado fue importado originalmente de Libia, lo que apoya
el mito del origen libio de Atenea; pero lo que trajo sería solamente un es-
queje; el olivo cultivado no se reproduce puro, sino que siempre hay que
injertarlo en el acebuche u oleastro. El árbol de Atenea se mostraba todavía
en Atenas en el siglo n d. de C. La inundación de la llanura triasiana es
probablemente un acontecimiento histórico, pero no se puede fechar. Es
posible que a comienzos del siglo XIV a. d. C., que, según calculan los me-
teorólogos, fue un período de máximas precipitaciones pluviales, los ríos de
Arcadia nunca estuvieron secos y que su agotamiento subsiguiente fuese
atribuido a la venganza de Posidón. El culto del Sol pre-heleno en Corinto
está bien demostrado (Pausanias: ii.4.7; véase 67.2).

--------------------------------------------------------------------------------
5. El mito de Deméter y Posidón constata una invasión helena de Arca-
dia. Deméter era representada en Figalia como la patrona con cabeza de
yegua del culto del caballo pre-heleno. Los caballos eran consagrados a la
luna, porque sus cascos hacen una marca en forma de luna y a la luna se la
consideraba como la fuente de toda agua; de aquí la asociación de Pegaso
con los manantiales de agua (véase 75.b). Los helenos primitivos introduje-
ron en Grecia desde la Transcaspiana una nueva raza caballar, pues la va-
riedad nativa tenía más o menos el tamaño de un caballito de Shetland y no
servía para el tiro. Parecen haberse apoderado de los centros del culto del
caballo, donde sus reyes guerreros se casaron por la fuerza con las sacerdo-
tisas locales y conquistaron así el derecho al país, suprimiendo incidental-
mente las orgías de las yeguas salvajes (véase 72.4). Los caballos sagrados
Arión y Despoina (éste era un título de Deméter misma) fueron reivindica-
dos entonces como hijos de Posidón. Amimone puede haber sido un nom-
bre de la diosa en Lerna, el centro del culto del agua danaide (véase 60.g y
4).
6. Deméter, como Furia, lo mismo que Némesis como Furia (véase
32.3), era la diosa en su estado de ánimo asesino anual; y el relato referido
también a Posidón y Deméter en Felpusa (Pausanias: viii.42) y a Posidón y
una Furia sin nombre en la fuente de Tilfusa en Beocia (Escoliasta sobre la
Ilíada de Hornero xxiii.346) era ya vieja cuando llegaron los helenos. Apa-
rece en la literatura sagrada india primitiva, en la que Saranyu se transfor-
ma en una yegua y Vivaswat en un caballo semental que la cubre: el fruto
de esa unión son los dos heroicos Asvins. «Deméter Erinia» puede, en efec-
to, estar en lugar, no de «Deméter la Furia», sino de «Deméter Saranyu»,
en un intento de conciliar a las dos culturas guerreras, pero para los resenti-
dos pelasgos Deméter había sido, y seguía siendo, ultrajada.
ESTO ES LO QUE PUDE CONSEGUIRTE. TE MANDO UNA PAGINA COMPLETA.

Hades
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda

HadesEn la mitología griega Hades (en griego antiguo ᾍδης Hadēs, originalmente Ἅιδης Haidēs o Ἀΐδης Aïdēs, de origen incierto,[1] aunque se suele asociar con ἀ (privativa) + ἰδεῖν (‘ver’), es decir, ‘el que no ve’ o ‘el invisible’)[2] alude tanto al antiguo inframundo griego como al dios de los muertos. La palabra hacía originalmente referencia sólo al dios; ἐν o εἰς ᾍιδού (‘en [el lugar de] Hades’) era una abreviatura para su morada y finalmente el nominativo llegó también a designar la morada de los muertos.

Hades también era conocido con la perífrasis Plutón (en griego antiguo Πλούτων Ploutōn, del verbo πλουτέω, ‘enriquecerse’), y así fue conocido, además de como Dis Pater y Orcus, en la mitología romana. El dios etrusco equivalente era Aita. «Hades» es a veces usado por los cristianos para referirse al lugar en el que residen las almas que han caído en desgracia.

Tabla de contenidos [ocultar]
1 Hades, la morada de los muertos
2 Hades, señor del inframundo
2.1 Culto
2.2 Representaciones artísticas
3 Hades en la mitología griega
3.1 Perséfone
3.2 Orfeo y Eurídice
3.3 Mente y Leuce
3.4 Teseo y Pirítoo
3.5 Heracles
4 Notas
5 Enlaces externos
5.1 Mapas del Hades



Hades, la morada de los muertos [editar]Había varias secciones en el Hades, incluyendo los Campos Elíseos (en contraste con el Paraíso o Cielo cristiano) y el Tártaro (similar al Infierno cristiano). Los mitógrafos griegos no son totalmente consistentes sobre la geografía de la otra vida.

Un mito sobre la otra vida completamente opuesto se refiere al Jardín de las Hespérides, con frecuencia identificado con las Islas de la Bendición.

En la mitología romana, una entrada al Inframundo estaba localizada en el Averno, un cráter cercano a Cumas que fue la ruta usada por Eneas para descender a él. Por sinécdoque, «Averno» puede usarse como referencia a todo el inframundo. Los Inferi Dii eran los dioses romanos del inframundo.

Los fallecidos entraban al inframundo cruzando el río Aqueronte, porteados por Caronte, quien cobraba por el pasaje un óbolo, pequeña moneda que ponían bajo la lengua del difunto sus piadosos familiares. Los indigentes y los que no tenían amigos ni familias se reunían para siempre en la orilla cercana. El otro lado del río era vigilado por Cerbero, el perro de tres cabezas derrotado por Heracles (Hércules para los romanos). Más allá de Cerbero, las sombras de los difuntos entraban en la tierra de los muertos para ser juzgadas.

Los cinco ríos del Hades eran Aqueronte (el río de la pena), Cocito (lamentos), Flegetonte (fuego), Lete (olvido) y Estigia (odio). El Erídano era también considerado un río del Hades por Virgilio (VI, 659). El Estigia formaba la frontera entre los mundos superior e inferior.

La primera región del Hades comprendía los Campos de Asfódelos, descritos en La Odisea XI, donde las almas de los héroes vagan abatidas entre espíritus menores, que gorjean a su alrededor como murciélagos. Sólo la ofrenda a ellos de libaciones de sangre en el mundo de los vivos pueden despertarlos durante un tiempo a las sensaciones de humanidad (compárese con los vampiros).

Más allá quedaba el Érebo, que puede usarse como un eufemismo para el Hades, cuyo nombre era temido. Había en él dos lagos: el de Lete, a donde las almas comunes acudían para borrar todos sus recuerdos, y el de Mnemósine (‘memoria’), de donde los iniciados en los Misterios preferían beber. En el antepatio del palacio de Hades y Perséfone se sentaban los tres jueces del Inframundo: Minos, Radamanto y Éaco. Allí, en el trivium consagrado a Hécate, donde los tres caminos se encontraban, las almas eran juzgadas, volviendo a los Campos de Asfódelos si no eran virtuosas ni malvadas, enviados al camino del tenebroso Tártaro si eran impías o malas, o al Elíseo con los heroicos o los benditos.


Hades, señor del inframundo [editar]En la mitología griega, Hades (el ‘invisible’), el dios del inframundo, era un hijo de los Titanes Crono y Rea. Tenía tres hermanas mayores, Hestia, Deméter y Hera, así como dos hermanos menores, Poseidón y Zeus. Juntos constituían la mitad de los dioses olímpicos.

Tras hacerse adulto, Zeus logró obligar a su padre a que regurgitase a sus hermanos. Tras ser liberados, los seis jóvenes dioses, junto con los aliados que fueron capaces de lograr, desafiaron el poder de sus padres y tíos en la Titanomaquia, una guerra divina. Zeus, Poseidón y Hades recibieron armas de los tres Cíclopes como ayuda para la guerra: Zeus una lanza de truenos, Poseidón un tridente y Hades un casco que proporcionaba invisibilidad al que lo llevase. En la noche anterior a la primera batalla Hades se puso su casco y, siendo invisible, se infiltró en el campamento de los Titanes y destruyó sus armas. La guerra duró diez años y terminó con la victoria de los jóvenes. Tras esta victoria Hades y sus dos hermanos menores, Poseidón y Zeus, echaron a suertes los reinos a gobernar. Zeus se quedó con el cielo, Poseidón con los mares y Hades recibió el inframundo, el reino invisible al que los muertos van tras dejar el mundo, así como todas las cosas bajo tierra.

Hades obtuvo su consorte definitiva, Perséfone, mediante artimañas, en una historia que conectaba los antiguos misterios eleusinos con el panteón olímpico. En muchos de los tratados de mitología griega no se afirma que Hades y Perséfone tuvieran descendencia. Sin embargo, en otros se dice que son los padres de las Erinias: Tisífone, Megera y Alecto.

A pesar de las connotaciones modernas de la muerte como «maldad», Hades tenía en realidad un carácter más altruista en la mitología. A menudo se le retrataba más como pasivo que como malvado: su papel era a menudo mantener un relativo equilibrio.

Hades reinaba sobre los muertos, con la ayuda de demonios sobre los que tenía completa autoridad. Prohibió estrictamente a sus súbditos abandonar sus dominios y se enfurecía bastante cuando alguien intentaba abandonarlos o si alguien intentaba robarle alguna de sus presas.

Aparte de Heracles, las únicas personas vivas que se aventuraron en el Inframundo fueron todas héroes: Odiseo, Eneas (acompañado por la Sibila), Orfeo, Teseo y Psique. Ninguno de ellos estuvo especialmente satisfecho con lo que presenciaron en el reino de los muertos. En particular, el héroe griego Aquiles, a quien Odiseo se encontró en el Hades (aunque algunos creen que Aquiles habita en las Islas de la Bendición), dijo:

No me hables con dulzura de la muerte, glorioso Odiseo. Preferiría servir como mercenario a otro antes que ser el señor de los muertos que han perecido.


Alma de Aquiles a Odiseo. Homero, La Odisea xi.488

Culto [editar]
Hades, etiquetado como Plouton, ‘el rico’, porta una cornucopia en un ánfora ática de figuras rojas, c. 470 adC.Hades, dios de los muertos, era un personaje temible para aquellos que aún vivían. Sin prisa por encontrarse con él, eran reticentes a prestar juramentos en su nombre. Para muchos, simplemente decir la palabra «Hades» ya era espantoso. De esta forma, se buscó un eufemismo que usar. Dado que los minerales preciosos venían de las profundidades de la tierra (es decir, del «inframundo» gobernado por Hades), se consideraba que tenía también el control de éstos, y se referían a él como Πλουτων Plouton (‘riqueza’ en griego), de donde procede su nombre romano: Plutón. Sófocles explicaba el hábito de referirse al Hades como «el rico» con estas palabras: «el sombrío Hades se enriquece con nuestros suspiros y lágrimas». Además, se le llamaba Clímeno (Κλυμενος, ‘célebre’), Eubuleo (Ευβουλεος, ‘buen consejero’) y Polidegmon (Ρολυδεγμων, ‘que recibe a muchos’).

Aunque era un olímpico, pasaba la mayor parte del tiempo en su oscuro reino. Temido y odiado, Hades personificaba la inexorable finalidad de la muerte: «¿Por qué odiamos a Hades más que a cualquier dios, si no es por ser tan adamantino e inflexible?», se preguntaba retóricamente Agamenón (La Ilíada ix). No era, sin embargo, un dios malvado, pues aunque era severo, cruel y despiadado, era no obstante justo. Hades gobernaba el Inframundo y por ello era con mucha frecuencia asociado con la muerte y temido por los hombres, pero no era la Muerte: la personificación real de ésta era Tánatos.

Cuando los griegos apaciguaban a Hades, golpeaban sus manos con fuerza contra el suelo para asegurarse de que pudiera oírles. Animales negros, como ovejas, le eran sacrificados, y se cree que en algún momento incluso se le ofrecieron sacrificios humanos. La sangre de los sacrificios a Hades goteaba a un pozo para que pudiera llegar a él. La persona que ofrecía el sacrificio tenía que apartar su cara. Cada cien años se celebraban festivales en su honor, llamados los Juegos Seculares.

El arma de Hades era un cetro de dos puntas, que usaba para destrozar todo lo que se cruzase por su camino o no fuera de su agrado, igual que Poseidón hacía con su tridente. Esta enseña de su poder era un bastón con el que conducía las almas de los muertos hasta el mundo inferior.

Sus pertenencias identificativas incluían un famoso casco, que le dieron los Cíclopes y que hacía invisible a cualquiera que lo llevase. Se sabía que a veces Hades prestaba su casco de la invisibilidad tanto a dioses como a hombres (como a Perseo). Su carro oscuro, tirado por cuatro caballos negros como el carbón, siempre resultaba impresionante y pavoroso. Sus otros atributos ordinarios eran el narciso y el ciprés, la Llave del Hades y Cerbero, el perro de múltiples cabezas. Se sentaba en un trono de ébano.


Representaciones artísticas [editar]Hades es raramente representado en el arte clásico, salvo en las representaciones del Rapto de Perséfone.

También se le menciona en La Odisea, cuando Odiseo visita el inframundo como parte de su viaje, si bien aquí se alude al lugar más que al personaje.


Hades en la mitología griega [editar]
Perséfone [editar]
Fuente de Proserpina, PoloniaLa consorte de Hades, y reina arcaica del Inframundo por derecho propio, antes de que los olímpicos helénicos se estableciesen, era Perséfone, presentada por los griegos como hija de Zeus y Deméter. Perséfone no se sometió a Hades voluntariamente, sino que fue raptada por éste mientras cogía flores con sus amigas. Hades amaba a Perséfone tan profundamente que no le permitió salir del inframundo. Su madre la echaba tanto de menos que lanzó una maldición a la tierra, produciendo una gran hambruna. Hades engañó a Perséfone para que comiese seis (o cuatro, según las versiones) semillas de granada, lo que hizo que no pudiese abandonar el inframundo ni con la ayuda de Zeus. Perséfone supo de la depresión de su madre y pidió a Hades que le dejase volver a la tierra de los vivos, con la condición de que pasaría con él un mes por cada semilla que había comido. Cada año Hades volvía con Perséfone en su carro al inframundo. La hambruna (el invierno) ocurría en los meses en los que Perséfone estaba con Hades, al retirar Deméter sus dones del mundo. En la primavera, cuando Perséfone se volvía a reunir con ella, Deméter hacía que la cosas crecieran de nuevo.


Orfeo y Eurídice [editar]Hades sólo mostró clemencia una vez. Debido a que la música de Orfeo era tan arrebatadoramente hermosa, permitió que éste se llevase a su esposa, Eurídice, de vuelta al mundo de los vivos con la condición de que ella caminase tras él y él nunca intentase mirarla a la cara hasta que estuviesen en la superficie. Orfeo accedió pero, cediendo a la tentación de mirar atrás, fracasó y volvió a perder a Eurídice, con quien sólo se reuniría tras su muerte.


Mente y Leuce [editar]Como su hermano Zeus y otros dioses antiguos, Hades no era el más fiel de los maridos. Según Ovidio, persiguió y amó intensamente a la hermosísima ninfa infernal Mente, asociada con el río Cocito. Una vez, su esposa Perséfone los encontró juntos y, presa de un ataque de celos, lanzó furiosa a la ninfa al suelo y la pisoteó. Hades transformó sus restos en la planta de la menta para que Perséfone no pudiera tomar más represalias contra ella.

De forma similar, la ninfa Leuce, a quien también había violado, fue metamorfoseada tras su muerte natural por Hades en un álamo blanco. Otra versión cuenta que fue transformada por Perséfone mientras estaba junto a la fuente de la Memoria.


Teseo y Pirítoo [editar]Hades encarceló a Teseo y Pirítoo, quienes habían prometido desposar a hijas de Zeus. Teseo eligió a Helena, la secuestró con la ayuda de Pirítoo y decidió retenerla hasta que tuviese la edad de casarse. Pirítoo eligió a Perséfone. Dejaron a Helena con la madre de Teseo, Etra, y viajaron al inframundo. Hades fingió ofrecerles hospitalidad y preparó un banquete. Tan pronto como la pareja se sentó, las serpientes se enroscaron en torno a sus pies, atrapándolos. Teseo fue finalmente rescatado por Heracles.


Heracles [editar]El último de los doce trabajos de Heracles fue capturar a Cerbero. Primero viajó a Eleusis para ser iniciado en los misterios eleusinos. Hizo esto para absolverse a sí mismo de la culpa por haber matado a sus propios hijos y para aprender cómo entrar y salir vivo del inframundo. Encontró la entrada al inframundo en Tanaerum. Atenea y Hermes le ayudaron en la ida y vuelta del Hades. Heracles pidió permiso a Hades para llevarse a Cerbero. Hades accedió siempre que Heracles no le hiciese daño, aunque en algunas versiones, Heracles disparó una flecha a Hades. Cuando Heracles arrastró al perro fuera del Hades, pasaron por la cueva Aquerusia.


Notas [editar]↑ Hades. En Oxford University Press (Ed.), The Oxford English Dictionary (2ª ed.). (1989).
↑ Un concepto análogo, la palabra hebrea para la morada de los muertos, She'Ol, también significa literalmente ‘invisible’.

Enlaces externos [editar]Commons

Commons alberga contenido multimedia sobre Hades.
«Haides» en Theoi Project (inglés)
«Haides» en Greek Mythology Link (inglés)

Mapas del Hades [editar]Mapa en Greek Mythology Link
Mapa en www.thanasis.com (inglés)
Mapa en virgil.org (inglés)
Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Hades"
Categorías: Dioses olímpicos | Dioses ctónicos | Lugares de la mitología griega | Dioses de la muerte | Infierno | Mansiones de ultratumba
VistasArtículo Discusión Editar Historial Herramientas personalesRegistrarse/Entrar Navegación
Portada
Portal de la comunidad
Actualidad
Cambios recientes
Página aleatoria
Ayuda
Donativos
Buscar
Herramientas
Lo que enlaza aquí
Cambios en enlazadas
Subir archivo
Páginas especiales
Versión para imprimir
Enlace permanente
Citar este artículo
otros proyectos
Commons
Otros idiomas
العربية
Asturianu
Boarisch
Български
Brezhoneg
Català
Česky
Dansk
Deutsch
Ελληνικά
English
Esperanto
Eesti
Euskara
Suomi
Français
עברית
हिन्दी
Hrvatski
Magyar
Bahasa Indonesia
Italiano
日本語
ქართული
한국어
Lëtzebuergesch
Lietuvių
Latviešu
Plattdüütsch
Nederlands
‪Norsk (bokmål)‬
Polski
Português
Română
Русский
Srpskohrvatski / Српскохрватски
Simple English
Slovenčina
Slovenščina
Српски / Srpski
Svenska
ไทย
Türkçe
Українська
Tiếng Việt
中文

Esta página fue modificada por última vez el 01:47, 2 oct 2007. Contenido disponible bajo los términos de la Licencia de documentación libre de GNU (véase Derechos de autor).
Wikipedia® es una marca registrada de la organización sin ánimo de lucro Wikimedia Foundation, Inc.
Política de privacidad Acerca de Wikipedia Aviso legal



[img][/img]
Volver arriba
DELLWOOD
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 25 May 2001
Mensajes: 15247

MensajePublicado: Sab Oct 06, 2007 04:21    Asunto: Responder citando

Hades, palabra que significa invisible, por vivir en inframundo y porque su atributo es el casco de la invisibilidad, fuer raramente representado en el mundo clásico, a no ser en el rapto de Perséfone y poco más. Los dibujos a los que te refieres deben de ser muy posteriores, porque por desgracia no conservamos ningún dibujo de los griegos. Con esto quiero decir que deben de ser represntaciones iconográficas muy corrompidas por el cristianismo medieval y sus efectos nefastos sobre la cultura pagana. Si a alguien le dio por represntarlo con un cetro debió de ser para que quedara claro su rango y nada más. Es más importante representarlo con el can Cerbero, el ya mencionado casco y hasta con el cuerno de la abundancia.
Volver arriba
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> El Ágora de Alephville Todas las horas son GMT - 3 Horas
Página 1 de 1