elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

rescatando textos de la Historia: las aberraciones sexuales


Ir a página 1, 2  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> El templo de Clío
Autor Mensaje
nazgul
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Abr 2001
Mensajes: 13831
Ubicación: Cartagena, España

MensajePublicado: Vie Ago 16, 2002 20:24    Asunto: rescatando textos de la Historia: las aberraciones sexuales Responder citando

http://www.filosofia.org/aut/001/1949relg.htm
Volver arriba
[^_^]
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 12 Nov 2003
Mensajes: 724

MensajePublicado: Mar Sep 28, 2004 12:12    Asunto: Responder citando

este va para el templo de clítoris
Volver arriba
nazgul
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Abr 2001
Mensajes: 13831
Ubicación: Cartagena, España

MensajePublicado: Mar Sep 28, 2004 16:34    Asunto: Responder citando

jejeje! ya te vale! Rolling Eyes
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Sab Oct 02, 2004 14:27    Asunto: Responder citando

A lo largo de la historia antigua es frecuente observar que son precisamente esos sucesos aberrantes los que suelen marcar el destino de todo un pueblo. Es muy curioso y nunca deja de sorprenderme esa frase que ahora mismo no sé quién la dijo, pero seguro que la dijo alguien Smile , y que es muy cierta: La historia se hace en la cama. Y es que muchas de las intrigas que han cambiado el curso de la historia han sido concebidas en tan peculiar despacho, porque nadie puede escapar al estigma de la naturaleza humana y sus bajas pasiones, tanto en el lecho, como fuera de él, y, a poco que nos fijemos, es ese estigma el que siempre prevalece en los grandes sucesos de la historia.

Uno de esos legendarios sucesos aberrantes que pudo marcar la crisis del gobierno etrusco sobre el Lacio (según los historiadores de la época republicana) fue la violación de Lucrecia y sus consecuencias posteriores que permitieron la instauración de la República (la negrita es de La metamorfosis de Ovidio)

Durante el asedio de la ciudad de Árdea algunos soldados, entre los que se encontraban Sexto Tarquinio, hijo de Tarquinio el Soberbio (rey de Roma), y Tarquinio Colatino, sobrino del mismo rey, discutían acerca de la virtud y castidad de sus mujeres. Para comprobarlo, una noche deciden visitarlas sin decirles nada en el palacio real. Cuando llegan encuentran a las nueras de rey “pasando la noche en vela con guirnaldas puestas en el cuello y vino servido”, sin embargo la bella Lucrecia no participaba en esta fiesta y apartada de ella se dedicaba a hilar mientras esperaba el regreso de su marido. Tras haberlo comprobado los soldados vuelven al campamento, pero Sexto Tarquinio, que había quedado “arrebatado de amor ciego” ante la imagen de la esposa de su primo Colatino, trama la violencia y el engaño de un lecho que no lo merecía. Esa misma noche Sexto vuelve a la ciudad y es recibido cortésmente por Lucrecia. Cuando llega la hora de dormir el hijo del rey fuerza a Lucrecia amenazándola con decir a todos, si ella hablaba, que la había sorprendido en el lecho con un esclavo para exculparse a sí mismo de la infamia y a la vez inculparla a ella. Lucrecia sucumbe ante la amenaza pero a la mañana siguiente hace llamar a su marido y a su padre, les cuenta todo lo que había ocurrido y, aunque éstos la perdonan, ella no lo hace consigo misma y se suicida Junio Bruto, otro sobrino de Tarquinio el Soberbio, jura vengarse de la ofensa y subleva al ejército en contra del rey. “Tarquinio huyó con su familia. Un cónsul tornó el mando anual: aquél fue el último día de la monarquía”.

Veamos ahora un fragmento del historiador romano Tito Livio:

La Violación de Lucrecia

Al cabo de unos días, Sexto Tarquinio, sin saberlo Colatino y con un solo acompañante fue a Colacia. Afablemente recibido allí por personas que ignoraban su plan, después de cenar fue conducido al dormitorio de los huéspedes. Ardiendo de amor, cuando parecía que reinaba la tranquilidad y estaban todos dormidos, entró con la espada desenvainada donde dormía Lucrecia y, apretando con la mano izquierda el pecho de la mujer, dijo: “Calla, Lucrecia; soy Sexto Tarquinio; tengo una espada en la mano; morirás si dejas escapar una palabra”. Espantada al despertar, no veían ninguna ayuda y una muerte casi inminente; Tarquinio confesaba su amor, suplicaba, mezclaba amenazas con los ruegos, presionaba en todos los sentidos el ánimo de la mujer. Cuando la vio obstinada y que ni siquiera la doblegaba el temor a la muerte, añade a este miedo el de la deshonra: dijo que pondría al lado de ella muerta un esclavo desnudo degollado, para que se dijera que la habían matado en un vil adulterio. Ante este terror, fue vencido su obstinado pudor por una pasión aparentemente victoriosa. Cuando partió de allí Tarquinio, lleno de arrogancia por haber arrancado el honor de la mujer, Lucrecia, abrumada de tristeza por esta desgracia, mando un mismo mensaje a Roma a su padre y a Ardea a su esposo: que vinieran con un amigo de confianza cada uno; que era preciso lo hicieran y pronto; que había ocurrido algo atroz.

Historia de Roma, I,58, 1-5
Antología de la Literatura Latina, Alianza ed.
Volver arriba
nazgul
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Abr 2001
Mensajes: 13831
Ubicación: Cartagena, España

MensajePublicado: Dom Oct 03, 2004 08:48    Asunto: Responder citando

gracias DIANNA! hablando de Roma me vienen a la cabeza los pececillos o la sala de monstruos de Tiberio , los incestos de Calígula , la insaciable Mesalina ...
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Dom Oct 03, 2004 15:06    Asunto: Responder citando

Si, Nazgul, realmente todavía queda mucho por decir sobre las aberraciones en la historia ¿verdad?
Estos ejemplos que has puesto son solo la punta del Iceberg.

Voy a ver si encuentro algo más
Volver arriba
Periplo
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 May 2003
Mensajes: 3254
Ubicación: Entre ayer y mañana.

MensajePublicado: Dom Oct 03, 2004 15:36    Asunto: Responder citando

Es muy cierto lo que dice Dianna. Alejandro Dolina suele leer en su programa de radio algunas pequeñas historias que ocurrieron en las cortes europeas del medioevo; son hechos muy curiosos y puntuales que no suelen tratarse históricamente. Muchas de esas historias están estrechamente relacionadas con el adulterio, por ejemplo, utilizado por tantos reyes y cotesanas a modo de chantaje en diversass ocaciones. Y a pesar de qe estas pequeñas historias (o anécdotas, como quieran llamarlas) no influyen directamente en el desenlace de los grandes acontecimientos, si son parte de una suma.

Una de esas historias, que en sí es bastante conocida, es la de Francisco I de Francia y la mujer de un abogado llamado Jean Feron. La esposa de este caballero era una de las amantes habituales del rey, quien por otra parte tenía casi un aren en su corte. En general, los esposos de las adúlteras solían ser permisivos en cuanto a las aventuras de sus mujeres, para ganar de este modo la simpatía y el favor real. Sin embargo, Feron era muy celoso y decidió vengarse de Franciso y de su esposa. Para ello comenzó a frecuentar los burdeles de Francia con el objetivo de contagiarse la sífilis, mal muy común en la época. Luego se la contagiaría a su mujer y finalmente ésta al rey. Durante largo tiempo se creyó que Feron lo había logrado, pues en efecto Franciso era sifilítico. Pero curiosamente, se cree que el rey no murió a causa de esta enfermedad, pues quienes efectuaron la autopsia encontraron que sus entrañas estaban en muy mal estado y que tenía un abceso fatal en el estómago. Tiempo después se confirmó que Feron no había tenido éxito, ni en lograr la muerte del rey ni tampoco en contagiarle la sífilis: al encontrarse el diario intimo de Luisa de Saboya, la madre de Francisco I, se supo que el rey había contraído la sífilis en 1512, mucho antes de conocer y frecuentar a la esposa de Feron.

Salud!
Volver arriba
nazgul
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Abr 2001
Mensajes: 13831
Ubicación: Cartagena, España

MensajePublicado: Lun Oct 04, 2004 10:32    Asunto: Responder citando

En la antigua ciudad de Roma las mujeres de vida alegre eran clasificadas en distintas categorías:

Las delicatae, damas mantenidas por los ricos.
Las famosae, hijas y esposas de gente adinerada que se entregaba al sexo por puro placer.
Las dorae, prostitutas que iban siempre desnudas.
Las lupae, que ejercían el oficio bajo los arcos y puentes.
Las noctilidae, mujeres que salían sólo por la noche.
Las copae, que trabajaban en tabernas y posadas.
Y otras muchas.

Las sacerdotisas hindúes mantenían relaciones sexuales con los creyentes a cambio de dinero, para contribuir al mantenimiento del templo.

El emir Abb-el-Rahmann de Córdoba, que accedió al trono en el año 882, sólo hacía el amor con mujeres vírgenes y nunca repetía el acto sexual con la misma mujer.

En el siglo XVII, algunos médicos sostenían que a los promiscuos se les ponía la nariz roja, padecían gota crónica, alopecia y, a los más viciosos, hasta les salía chepa.

La emperatriz china Wu Hu, de la dinastía T-ang, exigía a todos los dignatarios gubernamentales, incluso a los embajadores extranjeros, que le rindieran honores practicándole el cunnilingus, esto es, el sexo oral. Pinturas antiguas la representan con las faldas levantadas, mientras que un personaje arrodillado le "rinde homenaje".

El útero de las mujeres que no practican asiduamente el acto sexual se deseca y cierra herméticamente, lo que atormenta a todo su cuerpo, según Hipócrates.

La palabra fornicar deriva del latín fornice, que significa curvatura inferior de un arco, ya que bajo las bóvedas de los puentes y callejones era donde se podían alquilar los servicios de algunas prostitutas romanas.

Por su parte, el verbo follar, que en su origen significó jugar o recrearse, para pasar después a referirse al acto sexual, viene de la palabra latina follicare (soplar) proveniente a su vez de follis (fuelle).

Follicare ha dado al español otras palabras como folgar, holgar y huelga. XDDDDD

(en http://www.zonalibre.org/blog/lua/archives/046323.html )

El puterío en la Historia
Volver arriba
nazgul
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Abr 2001
Mensajes: 13831
Ubicación: Cartagena, España

MensajePublicado: Mar Oct 05, 2004 16:44    Asunto: Responder citando

Los traseriles gustos de James Joyce

Las novelas del tan laureado escritor irlandés solían estar prohibidas por los tejemanejes sexuales que abundaban en sus páginas. Joyce, por otra parte, sufrió una fascinación de por vida por la ropa interior femenina sin lavar y, según su biógrafo Richard Ellman, por los culos blandos y carnosos. El escritor solía llevar en el bolsillo de su pantalón ropa interior de encaje para muñecas.

El odorófago Napoleón

Al prepotente corso le gustaban las fragancias de sus mujeres y sin duda la que más era la de Josefina, el amor de su vida. Siempre andaba de campaña, pero cuando iba a volver al hogar, avisaba a Josefina para que no se limpiara por las zonas bajas. Las ansias del galo viajero por llegar a los brazos de su amada aumentaban según disminuían los kilómetros de separación entre ambos. "Llegaré a casa en tres días -nos cuenta una carta que ha llegado hasta nuestros días-. No te bañes".

¿Cierto o maledicencias de sus enemigos romanos?

Famosa por pasárselo pipa tanto con Julio César como con Marco Antonio, Cleopatra fue mucho más que una simple calientapichas de la Antigüedad. De hecho, fue la feladora más eficaz del Alto y Bajo Egipto. Se convirtió en una obsesiva entusiasta del semen y hubo una noche en que le dió al tema con más de 100 nobles de su corte. Su nombre griego, Merichane, se puede traducir como "la de la boca abierta" o, mejor todavía, "la de la boca ancha". ¡Un hurra por Cleo!

La insaciable Catalina II...

Catalina II, nacida en Alemania pero Emperatriz de Rusia, fue una vieja verde hasta su muerte en 1796. El fatídico día le llegó a la edad de 66 años cuando la aplastó un caballo al que la monarca montaba o, mejor dicho, con el que se lo montaba. Esto no pareció sorprender demasiado a sus cortesanos. Y es que muchos de ellos ya habían catado repetidamente a la germano-rusa. La buena de Caty solía pasar muchos ratos en una habitación secreta que tenía en su palacio y que estaba llena de cuadros eróticos (de temas diversos como la violación, la pedofilia o la zoofilia) y, por supuesto, donde también abundaban elementos decorativos con forma de genitales.

... y el insaciable Jorge II

A principios del siglo XVIII, este rey inglés era más alemán que un Doberman comiéndose una salchicha Frankfurt, y un devoto marido de su esposa. Pero no lo suficiente como para privarse de tener numerosas amantes. Con ellas se lo montaba no con precisión alemana, sino suiza. Cada noche, a las 20:59, el monarca se preparaba en la puerta de la primera y cuando sonaban las campanadas entraba raudo y veloz para pasar la noche de flor en flor.

Un Papa depravado: Juan XII

Fue el mandamás en el Vaticano desde el año 955 hasta 963. Le iba el incesto y pasó por alto lo del voto de castidad para convertirse en uno de los mayores chuloputas de la Historia. Convirtió su palacio en un burdel. El pontífice pichabrava fue asesinado en el año 964 por un hombre que se encontró a su señora sacándole brillo a la mitra del santo varón.

Y otro: Balthasar Cossa

Cossa fue elegido Papa con el propósito de poner fin al Gran Cisma y restaurar el respeto por el pontificado. Pero parece que los cardenales no tuvieron en cuenta la escasa moralidad del sujeto. Y es que a este Papa español le iba lo de cepillarse monjas, deleitarse con el incesto y meterle su cosita a toda mujer casada que se cruzara por su camino. Doscientas sirvientas, matronas y viudas, incluyendo alguna que otra monja, fueron víctimas de su brutal lujuria, cuenta un historiador.

-Fuente: FHM nº 7, octubre 2004-


Ultima edición por nazgul el Mar Oct 05, 2004 19:52, editado 1 vez
Volver arriba
DIANNA
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 29 Oct 2002
Mensajes: 9496
Ubicación: TOMBUCTÚ

MensajePublicado: Mar Oct 05, 2004 17:36    Asunto: Responder citando

Shocked

¿De dónde sacas estas cosas?

El otro día vi un programa sobre Cleopatra en el que decían que al parecer no fue una mujer muy agraciada fisicamente, sino todo lo contrario, y que toda esa imagen de mujer fatal solo era eso, una imagen de leyenda muy lejos de la verdadera, pero al parecer tenía un carisma impresionante que la hacía muy poderosa en todos los ámbitos.
Volver arriba
Foros
Publicidad


Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> El templo de Clío Todas las horas son GMT - 3 Horas
Ir a página 1, 2  Siguiente
Página 1 de 2