elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

El abrazo



 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Foro del Taller - narrativa
Autor Mensaje
Sol
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 26 Dic 2001
Mensajes: 4190
Ubicación: Argentina

MensajePublicado: Dom Feb 05, 2012 10:38    Asunto: El abrazo Responder citando

De repente lo vi. Estaba allí frente a mí sentado en una mesa leyendo. Era él. Creo que el también me reconoció porque sostuvo mi mirada y me sonrió. Yo bajé mis ojos con una timidez ancestral e invencible. Quería mirarlo y sonreírle, sostener su mirada, acercarme a él. Me levanté despacio, caminé hacia su lugar. Me incliné y mirando sus labios, lo besé. El se quedó inmóvil, dejándose besar y sentí como por debajo de sus labios se dibujaba una sonrisa cómplice que trasladó a mi boca. Entonces riéndonos ambos nos separamos y nos quedamos muy cerca, nos miramos fijamente mientras el se ponía de pie y me abrazaba, primero lentamente luego cada vez con mayor firmeza. Yo sentí la vieja debilidad de mi sangre y mis músculos y no pude más que rendirme, sabiendo que esa claudicación era la última y definitiva y que a partir de ese momento mi historia pasada y todo el futuro cambiaban radicalmente. Fue un instante eterno, una infinitud hermosa donde supe por fin que todo dolor se había esfumado, que había encontrado un puerto. El ancla, una bahía, el oasis donde calmar la sed de tantos años. Y mientras tanto todo el tiempo yo permanecía en mi mesa, sentada, mirándolo quieta y absorta, llena de deseo.


2011
Volver arriba
skinner
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 17 May 2001
Mensajes: 4958
Ubicación: Avda Pastelito 1874, Ankh Morpork.

MensajePublicado: Dom Feb 05, 2012 11:22    Asunto: Responder citando

¡Genial!

Very Happy
Volver arriba
Sol
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 26 Dic 2001
Mensajes: 4190
Ubicación: Argentina

MensajePublicado: Mar Jul 16, 2013 15:08    Asunto: Responder citando

Ay, skinner. Usted es muy bueno conmigo, sepalo. Le agradezco la lectura y el halago. Le dejo uno más viejo todavía. Se llama:

Hasta el fin

Félix vivía en una casa rodeado de libros. Con él, Antonia. Ella cocinaba, limpiaba y ordenaba todos los días para Félix que pasaba sus días sumergido en el trabajo y en el libro de turno porque le gustaba mucho leer.
Esa tarde de junio, Antonia estaba encaramada en la biblioteca pasando el plumero a los estantes y una franela a cada libro. Libro por libro. Lo hacía con cuidado y devoción. Cuando estiró la mano para tomar un volumen que estaba en el estante más alto tropezó y cayó al piso.
Cayó boca abajo estrepitosamente. Félix la vio, la tomó en sus manos, le acarició el lomo con la yema de los dedos y pasó su nariz a centímetros de ella mientras la olía con fruición. La sorpresa los desconcertó a ambos porque ni bien reparó en las palabras… Toda vida es un pozo de soledad que va ahondándose con los años…* la dejó deslizarse nuevamente hacia el piso. Ella cayó de espaldas cerrándose de un golpe seco.
Esta vez permaneció cerrada en sí misma mientras las letras y las palabras se mezclaban en combinaciones infinitas e imposibles. Él se quedó de pie junto a ella, mirándola con desconcierto. Ella hubiera querido que la tomara de nuevo entre sus manos, con ese gesto apasionado de antes, que le acariciara el lomo, que la oliera con deleite. Tenía que persuadirlo de que no la dejara, de que leyera en ella todo lo que tenía para decirle porque en verdad valía la pena.
Tenía que llevarla con él en el tren, dejar que lo acompañara todo el día y meterla con él en su cama. Tenía que estar pendiente de ella, de sus palabras y, también, de sus silencios. Quería quedar grabada a fuego en su alma. Ser la obsesión de sus días y sus noches, el motivo de su intriga y la razón de su alegría. Quería toda su atención posible y que no la soltara hasta llegar a la palabra “Fin”.
Félix, en efecto, quedó subyugado por su historia. La siguió, la llevó de aquí para allá, no paró hasta llegar a la última sílaba.
Esa noche después de dar un largo suspiro, tomó el teléfono y llamó a Claudia.
-Clau… amor… no sabés la novela que acabo de terminar de leer: un interesante viaje por la soledad y los sucesivos nacimientos en nuestra vida. Quiero pasártela. Mañana te la alcanzo al laburo. Te amo, amor.

2008


* la frase pertenece a El entenado magnífica novela de Saer.
Volver arriba
skinner
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 17 May 2001
Mensajes: 4958
Ubicación: Avda Pastelito 1874, Ankh Morpork.

MensajePublicado: Sab Ago 03, 2013 19:01    Asunto: Responder citando

Confieso que me gustó más el primero. Lo que me gusta de tus historias Sol es que tienen capas y capas que se revelan en cada lectura.

Un abrazo.
Volver arriba
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Foro del Taller - narrativa Todas las horas son GMT - 3 Horas
Página 1 de 1