elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

Un hilo une a Edmundo Rivero con el presidente de Filipinas



 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Temas Varios II
Autor Mensaje
Juan del Sur
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 29 Dic 2008
Mensajes: 341
Ubicación: Buenos Aires

MensajePublicado: Mar Jun 05, 2018 00:22    Asunto: Un hilo une a Edmundo Rivero con el presidente de Filipinas Responder citando

.

========================================
El presidente Duterte forzó a una joven a darle un beso
en la boca durante un acto público*

========================================


Si yo fuera el marido o el novio de esa chica, por supuesto que no le haría ningún reproche a ella: ¡hay que vivir en esa sociedad regida por ese autócrata asesino e inescrupuloso! Por el contrario, redoblaría mi lucha contra Duterte: digo “redoblaría” porque es seguro que ya lo vendría combatiendo desde antes de que fuera presidente.

Por cierto que el criminal no le pedía a la mujer algo espantoso, pero sí algo que violentaba su voluntad y sus convicciones. Y ella lo demuestra en el video, con una crisis nerviosa en la que por debajo se lee su temor de lo que le pasaría a ella, a su familia y a su novio o esposo —si lo tuviera— en caso de negarse rotundamente al reclamo del monstruo.

Porque hay algo muy importante que considerar: ella no está sola en esa situación. Es peor: ella está en el circo romano, donde toda la gente la quiere ver caer en la jaula de los leones.

"No me preocupa el grito de los violentos, de los corruptos, de los deshonestos, de los sin ética... Lo que más me preocupa es el silencio de los buenos", dijo Luther King. ¡Ojalá hubiera habido silencio! El tirano se sale con la suya “entre aplausos y ovaciones del público”: el público no quiere ver que su propia abyección sea puesta en evidencia por alguien que no se arrastra.

¿A qué me hizo acordar esa escena repulsiva? Pues, a otra muy nuestra y con una estructura parecida. Parecida, ¿eh?: no dije igual. Pero así es el fenómeno de la evocación, llega a su asunto por caminos misteriosos.

Me hizo acordar a las presentaciones de Edmundo Rivero en su local, “El Viejo Almacén”, cuando en su repertorio incluía tangos no ya machistas, sino misóginos, e incluso de abierta incitación al feminicidio. Estoy hablando de “Cuando me entrés a fallar”, “La toalla mojada”, “Biaba”, “Amablemente”, etcétera.

Rivero acostumbraba a presentar sus interpretaciones con glosas referentes a los autores, los personajes o las costumbres que concernían al tema que iba a cantar. Pues bien, ante tangos horribles como los mencionados, sus palabras surgían llenas de humor y de aprobación: a las letras y a sus autores y protagonistas.

Y acá viene “lo lindo”: las anécdotas intencionadas y los chistes de Rivero eran rubricados por cerrados aplausos y por las risotadas de la concurrencia, entre las que se destacaban —porque ellas procuraban que se destacaran— las de las mujeres.

Así que eso de “vox populi, vox Dei” tiene sus bemoles, sea en Filipinas o en la Argentina.

O en USA, la India, Rusia, España, Italia, Corea del Norte, Sudáfrica, México… (siguen las firmas).


* https://www.infobae.com/america/mundo/2018/06/04/el-presidente-filipino-forzo-a-una-joven-a-darle-un-beso-en-la-boca-durante-un-acto-publico/

.
Volver arriba
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Temas Varios II Todas las horas son GMT - 3 Horas
Página 1 de 1