elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

Aprender a escribir dialogos



 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Foro del Taller - narrativa
Autor Mensaje
alucard
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 30 Nov 2000
Mensajes: 12
Ubicación: Campana

MensajePublicado: Jue Nov 30, 2000 21:41    Asunto: Aprender a escribir dialogos Responder citando

Uno nunca sabe como escribir un buen dialogo, por lo que recurre a este foro para que sea aconsejado
Volver arriba
Ariel
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 14 Nov 2000
Mensajes: 34
Ubicación: Buenos Aires, Argentina

MensajePublicado: Vie Dic 01, 2000 00:01    Asunto: Vacío Responder citando

¿Querés que te dé una pista?
Si tu problema es la puntuación de los diálogos, mantené un ojo abierto en el Cuaderno de Apuntes del Taller...tal vez aparezca algo que te sea útil.
Un abrazo
Ariel
Volver arriba
Marcelo di Marco
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 16 Nov 2000
Mensajes: 12588
Ubicación: Buenos Aires, Argentina

MensajePublicado: Vie Dic 01, 2000 01:28    Asunto: Vacío Responder citando

Mi muy querido conde: dada su prosapia, aquí le entrego un par de fragmentos del capítulo 97 de mi libro "Taller de corte & corrección" (Sudamericana, 1997). Espero que sea de su agrado. Y, si no, al menos tenga piedad de mi yugular...

97. INGENIERÍA DE SONIDO

Un buen diálogo es un elemento casi indispensable para la escena. Despierta la atención del lector, nos da la impresión de estar escuchando tridimensionalmente las voces de los personajes, mejor que si sonaran en sistema DAT. El único inconveniente es que un diálogo creíble quizá sea uno de los logros más difíciles de alcanzar. Al menos, para muchos de nosotros. Sobre todo, para quienes no "tienen oído". Porque se trata, más bien, de un asunto de eufonía.
Si decimos que "el estilo es el hombre", nuestros personajes serán tal como dialoguen. Y sucede que muchas veces los diálogos que se escriben no se oyen, no suenan con realidad. Porque lo convincente de un diálogo no radica en si tiene o no injerencia directa en la trama (piensen en Hemingway). Más bien, el éxito del diálogo está en que nos permite oír con claridad y verosimilitud lo que los personajes están diciendo.
Un buen método para descubrir si nuestros diálogos son eficaces o no es leerlos en voz alta, en lo posible actuarlos, escuchar cómo se intercala la voz del narrador en un tono más bajo.
El principal problema de los diálogos de muchos talleristas es que los enunciados de sus personajes ponen en evidencia los perturbadores síntomas de la Acromegalia Literaria (ya descritos en la nota 50). Línea tras línea aparecen más y más chorizos de blablablá, o parlamentos que nadie interrumpe.

[...]


Siempre sin ánimo de universalizar procedimientos, les diré que es conveniente introducir la menor cantidad posible de incisos. Vean cómo Juan Rulfo se las arregla sin ellos en el arranque del cuento "¡Diles que no me maten!":


—¡Diles que no me maten, Justino! Anda, vete a decirles eso. Que por caridad. Así diles. Diles que lo hagan por caridad.
—No puedo. Hay allí un sargento que no quiere oír hablar nada de ti.
—Haz que te oiga. Date tus mañas y dile que para sustos ya ha estado bueno. Dile que lo haga por caridad de Dios.
—No se trata de sustos. Parece que te van a matar de a de veras. Y yo ya no quiero volver allá.
—Anda otra vez. Solamente otra vez, a ver qué consigues.
—No. No tengo ganas de ir. Según eso, yo soy tu hijo. Y, si voy mucho con ellos, acabarán por saber quién soy y les dará por afusilarme a mí también. Es mejor dejar las cosas de este tamaño.
—Anda, Justino. Diles que tengan tantita lástima de mí. Nomás eso diles.


En el peor de los casos, las acotaciones distraen, le recuerdan al lector que está leyendo y no viviendo. Sólo hay que apelar a ellas cuando su uso sea imprescindible: por ejemplo, para que quede claro quién está hablando, o para dar cierta intencionalidad a las palabras del personaje (cosa que, en el ejemplo anterior, Rulfo logra maravillosamente sin que intervenga la voz del narrador).
Un modo de evitar la sobrecarga paralela de los incisos es introducirlos en medio del parlamento del personaje. Y en esto, además del sentido y la sintaxis, el "oído" es buen consejero. Porque en la lengua oral, la frase tiene una cadencia propia, y uno habla hacia arriba y hacia abajo en la escala, y produce pausas en la entonación. Es ahí, en esa interrupción natural, donde podemos intercalar el inciso para que su lectura resulte eufónica, espontánea.

Bueno, basta por hoy. Saludos al tío Bram, y un abrazo cauteloso para usted.

mdm

PD: Conde, no deje de visitar el Cuaderno de Apuntes. Ahí encontrará una nota muy útil de Ariel Mazzeo, director de nuestra revista (de inminente aparición).
Volver arriba
Goliardo
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Nov 2000
Mensajes: 1270
Ubicación: Capital Federal (Argentina)

MensajePublicado: Lun Dic 18, 2000 00:44    Asunto: Vacío Responder citando

Es cierto eso al respecto de la innecesariedad del inciso, muchas veces me he sentido temeroso de que un diálogo no se comprenda sin la suficiente cantidad de ellos.
Sin embargo, no sé que magia tiene el lenguaje cuando uno como escritor se encarna en el personaje al expresarlo en el diálogo seco y sin voces en off ni imágenes accesorias.
Creo que esto puede surgir espontaneamente en la medida que la representación mental de la escena es nítida, intensa, y claro, luego suena bien porque en el momento de plasmarla al papel, resonaba con vigor en nuestro interior.
De todas maneras, la espontaneidad no da ninguna garantía.
Uno puede ser, espontaneamente mediocre, y plasmar la propia incoherencia con extrema veracidad.
Es penoso, pero se aprende.

Justamente, ahora que leo aquí a Di Marco hablando de Ingeniería de Sonido, venía trabajando en la importancia de la musicalidad en el desarrollo narrativo.
El tempo, el acento, el carácter, en cómo es posible que esos aspectos vitales se puedan plasmar en un texto escrito y orientar inlcuso al escritor en su tarea, como una melodía que lo lleva adelante.
Es más,siempre me sorprendió que partituras escritas hace siglos, que nunca pasaron a registro sonoro y solo nos dejaron sus pentagramas en papel , puedan ser comprendidas e interpretadas por músicos contemporaneos, según se cree, casi tal cual como sus creadores en su momento.
¡La música!

Goliardo
Buenos Aires
Goliardo
(Buenos Aires)

[Este mensaje ha sido editado por Goliardo (editado 18 Diciembre 2000).]
Volver arriba
Ariel
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 14 Nov 2000
Mensajes: 34
Ubicación: Buenos Aires, Argentina

MensajePublicado: Jue Dic 21, 2000 01:18    Asunto: Vacío Responder citando

Estimado Alucard:
La primera parte de la nota prometida sobre el uso de los guiones ya está disponible en el Cuaderno de Apuntes.
Espero que te sea de utilidad.
Volver arriba
Marcelo di Marco
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 16 Nov 2000
Mensajes: 12588
Ubicación: Buenos Aires, Argentina

MensajePublicado: Jue Dic 21, 2000 01:39    Asunto: Vacío Responder citando

—Queridos Nosferatu y Goliardo —dijo Di Marco—, no dejen de leer la excelente nota de Ariel Mazzeo, bienamado dire de nuestro Boletín. —Y agregó, moviendo pensativamente la cabeza—: Si en los claustros se enseñara así...
Volver arriba
Goliardo
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Nov 2000
Mensajes: 1270
Ubicación: Capital Federal (Argentina)

MensajePublicado: Jue Dic 21, 2000 03:04    Asunto: Vacío Responder citando

Lo leería, si supiera en donde diablos está esa nota de don Ariel.

Ah, estuve probando y realicé un par de diálogos sin inciso alguno, y me encantó el resultado.
Pucha, es ágil,limpio, y si está bien hecho le permite al lector adivinar quien es el que habla sin siquiera señalar al personaje.

Pero cuando uno quiere dar un tempo más lento
al relato, claro, los incisos ayudan, hasta se puede producir unjuego de "contrapunto" entre una linea de diálogo y una de inciso.
¿No?

Que hermoso está este taller, se habla de escribir y no hace falta pelear con nadie.

Voto por talleres sin conventilleos.

Sin negar que los otros...también son un ejercicio entretenido.

Goliardo
Volver arriba
Ariel
Miembro Principiante
Miembro Principiante


Registrado: 14 Nov 2000
Mensajes: 34
Ubicación: Buenos Aires, Argentina

MensajePublicado: Jue Dic 21, 2000 09:23    Asunto: Vacío Responder citando

Estimado Goliardo:
La nota está dentro del Taller (se puede acceder desde el banner de la home page), en la sección titulada Cuaderno de Apuntes.
Por lo que veo, no has andado por esa zona.
Si es así, te recomiendo los fragmentos de los libros de mdm, tanto como la antología de cuentos recientes "cortecorregidos" en el taller.
Un gran abrazo, y feliz Navidad!
Volver arriba
Webmaster
Administrador
Administrador


Registrado: 05 Sep 1999
Mensajes: 3016

MensajePublicado: Jue Dic 21, 2000 09:52    Asunto: Vacío Responder citando

La nota se encuentra exactamente en http://www.elaleph.com/cgi-bin/taller.cgi?a=4&b=apuntes .

Saludos.
Volver arriba
Goliardo
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Nov 2000
Mensajes: 1270
Ubicación: Capital Federal (Argentina)

MensajePublicado: Jue Dic 21, 2000 13:06    Asunto: Vacío Responder citando

Gracias
¡Webmaster existe!

Goliardo
(Un creyente)

Y gracias también a tí Ariel:¡un trabajador de la letras!

[Este mensaje ha sido editado por Goliardo (editado 21 Diciembre 2000).]
Volver arriba
Foros
Publicidad


¿Planeando un viaje de vacaciones?
Consulte las tarifas más económicas en nuestra sección de Viajes.
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Foro del Taller - narrativa Todas las horas son GMT - 3 Horas
Página 1 de 1