elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

"Las reglas que DE MARCO nos DEMARCA"


Ir a página 1, 2  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Foro del Taller - narrativa
Autor Mensaje
Goliardo
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Nov 2000
Mensajes: 1270
Ubicación: Capital Federal (Argentina)

MensajePublicado: Sab Dic 09, 2000 18:20    Asunto: "Las reglas que DE MARCO nos DEMARCA" Responder citando

Propongo que en esta parte del taller se discuta acerca del USO de las reglas propuestas por Marcelo como GUIAS y HERRAMIENTAS para la actividad literaria.

Propongo también que nos exhimamos de hacer apologías universalistas al respecto de la obediencia o de la rebeldía hacia las reglas en general.
Resumamonos a tratar sobre las dificultades en el aprovechamiento de las mismas, tal cual CONSEJOS y que se señale en particular "el" o "los" consejos en cuestión que a cada cual le resulten conflictivos.

Volver arriba
Goliardo
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Nov 2000
Mensajes: 1270
Ubicación: Capital Federal (Argentina)

MensajePublicado: Sab Dic 09, 2000 18:35    Asunto: Vacío Responder citando

Transcribo los veinte "consejos Demarquianos"
para facilitar el trabajo en la página del taller, dado que, por supuesto, para trabajar sobre estos consejos sería necesario leerlos:


1. Tener siempre presente que el contexto será quien dicte los cortes y las correcciones que clarifiquen el estilo.

2. Detenerse a releer la página en voz alta, atendiendo al ritmo y la caída de las frases.

3. Procurar un imposible: ser otro, en una nueva lectura en voz alta, con el resaltador en la mano y el grabador funcionando.

4. Marcar el verdadero comienzo del texto y considerar la eliminación o la utilización parcial del "preámbulo".

5. Comprobar si el material se ha desarrollado en una secuencia lógica.

6. Subrayar imágenes nítidas.

7. Tachar todo elemento ornamental, privilegiando lo relevante sobre lo superficial.

8. En las descripciones, para evitar sobrecargas y meras enumeraciones, acentuar sólo aquellos elementos que tengan que ver con la vida del texto.

9. Traducir o eliminar expresiones vacías y pomposas.

10. Buscar en el texto aquellas zonas donde se pueda experimentar con la elipsis.

11. Detectar adjetivos que no aportan nada; sustituirlos o suprimirlos.

12. Reforzar significados fusionando frases, o desdoblándolas, o reinstalando bloques enteros de material.

13. Detectar incongruencias semánticas y, si no ayudan al lector a visualizar desde un lugar insospechado, corregir el error.

14. Revisar si la puntuación es adecuada, si es acorde con el tempo del texto.

15. Evaluar la coherencia de los tonos de las expresiones, y ver si acompañan armoniosamente las acciones o imágenes.

16. Revisar si la longitud de las frases cortas o largas es pertinente en el contexto.

17. "Actuar" los diálogos leyéndolos en voz alta para evaluar si suenan convincentes y naturales.

18. Reflexionar acerca de si nuestras correcciones apuntaron a que el texto logre la unidad de efecto deseada.

19. Volver en frío sobre cada frase, y seguir eliminando, sustituyendo o modificando todo lo que no contribuya a provocar ese impacto general.

20. En una última versión, procurar asignarles a las palabras su máximo sentido, de acuerdo con el contexto.

"Taller de corte & corrección" (Buenos Aires, Sudamericana, 1997).


Volver arriba
Goliardo
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Nov 2000
Mensajes: 1270
Ubicación: Capital Federal (Argentina)

MensajePublicado: Sab Dic 09, 2000 20:37    Asunto: Vacío Responder citando

Aquí va la primer pregunta para el profe De Marco, y que ni piense que se las va a llevar de arriba y quedar sin trabajar mientras los talleristas nos damos de puntadas entre nosotros, en lugar de sobre la tela:

Pido aclaraciones sobre los consejos 10 y 13

Sobre el Consejo Nº10)
Experimentar sobre la elipsis:

Esta figura retórica ,como todas ellas,está expuesta a las indefiniciones y sutilezas propias a la misma retórica.

La elipsis sería en algunos casos, la supresión de palabras necesarias para la expresión completa y formal de una frase, el uso de interjecciones, o colocar un indicativo en lugar de llamar las cosas por su nombre, como por ejemplo decir "eso" aludiendo a algo "terrible" que así es sugerido, de un modo "terriblemente sugestivo".

¿Que se podría aportar o "sugerir" en cuanto al uso de "esa" sugestiva figura?


Sobre el consejo Nº13)Detectar "incongruencias semánticas":

Conozco la palabra "incongruencia" y también el término "semántica", sin lograr hacerlas congruentes con aquello a lo que semánticamente te puedas referir.
Oh Gran Maestro..¿Ejemplos?


Siempre ávido de instrucción
Goliardo
(Prisionero de su amado Tercer Mundo)
Volver arriba
Caronte35
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 08 Feb 2000
Mensajes: 1574
Ubicación: La Estigia y el rio Aqueronte tambien.

MensajePublicado: Dom Dic 10, 2000 16:35    Asunto: Vacío Responder citando

Bien objetivo el DECALOGO DE VEINTE CONSEJOS de Di Marco. Bien detallado, aprovechable; revelador cada uno de estos veinte "versiculos" literarios suyos. Todo un DECALOGO SIAMES!

Pero el primer punto, el primer punto; o el punto Aleph para "memorizar" a Borges y honorar la pagina, por que no mas claro este punto? A mi, me parece oscuro... Es mas, si es lo que yo pienso, creo que este punto no deberia ser el aleph del DECALOGO DOBLE de Di Marco. Mas bien, soy partidario de un primer punto donde se exponga la esencia del cuento. O sea, que es un cuento. Que es, en fin, lo que se prepara el aspirante a cuentista a redactar! O el estudiante de sastre a "coser"...

Es decir, me hubiera gustado un primer punto mas general; no tan particular como el que nos entrega Di Marco y el que, en resumidas cuentas, trata sobre un detalle, una particularidad tecnica que bien podria haber quedado situada entre el punto 3 y 5...

Goliardo, gracias por el tema! Gracias por haber hecho que yo expresara mi parecer al respecto! De otro otro, nunca me hubiera atrevido a expresar mi punto de vista sobre ninguno de los Di- Marquianos puntos.

Gracias por haber creado el contexto!

Fuera de contexto es contraproducente,

Caronte!

[Este mensaje ha sido editado por Caronte35 (editado 10 Diciembre 2000).]
Volver arriba
Marcelo di Marco
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 16 Nov 2000
Mensajes: 12588
Ubicación: Buenos Aires, Argentina

MensajePublicado: Lun Dic 11, 2000 15:49    Asunto: Vacío Responder citando

Querido Goliardo: hacés bien en no hablar de "reglas". Tal cosa no existe en el arte. Quien piense que un poema o un cuento son reductibles a fórmulas y reglas, mejor que se dedique a la física. Tampoco hablo de "consejos". Esos veinte puntos que figuran en "Taller de corte & corrección" son, más bien, propuestas de trabajo a la hora de corregir nuestros borradores. Intenté mostrarle al lector cómo funciona la cabeza de un escritor: esos procedimientos intelectuales, a cierta altura de la carrera de uno, son empleados naturalmente, sin necesidad de que se detenga a leer ninguna listita. Pero pienso que les sirve de mucho a los primerizos, eso sí. Incluso mucha gente me dice que les sirve también a los "profesionales"
Respondiendo al tema "elipsis", en literatura puede definírsela como: eliminación de palabras que no son necesarias para la claridad del sentido. Es algo que hacemos continuamente al hablar. La vida sería insoportable sin la elipsis. Hemingway basa su famosa "Teoría del iceberg" en ella: lo más importante es lo que no se dice. Eso, lo sobreentendido, lo que falta, lo repone el lector. Por eso nos aburren los textos "largueros". Uno los está leyendo y se da cuenta de que le podrían haber dicho lo mismo con menos palabras.

Por ejemplo, si yo escribo "Sujetó las riendas con la mano", bien podría eliminar las tres últimas palabras de la oración. Ojo: todo depende del contexto (y con esto le contesto a Iván): si el cochero está maniatado, la cosa cambia; en tal caso, debemos aclarar con qué logró sujetar las riendas para impedir que la diligencia cayera en el precipicio. El contexto, siempre el contexto, caro Caronte.

Como ejercitación —y calentando los motores para cuando empecemos el verdadero taller– busquen textos literarios y agréguenles a las frases todo lo que éstas puedan soportar. Sean redundantes. Traten de "escribir" dichas frases como lo haría todo el mundo. Enrulen el rulo. Ahora busquen un texto propio y háganle un lugar al lector mediante la elipsis.

Incorporen la elipsis al arsenal de su taller. Es la herramienta principal de quienes están empeñados en escribir con frases contundentes, irrebatibles. Piensen que en la otra punta están los altisonantes y los que escriben aunque no tengan nada para decir: la debilidad de sus conceptos es inversamente proporcional a su necesidad de lucimiento retórico.


Respecto del tema incongruencia semántica, me refiero a que no escribas "Se alisó la campera" cuando diez páginas antes le habías dicho al lector que el tipo usaba sobretodo.

Un abrazo,

Marcelo di Marco (corrijo, ya que estoy de buen talante, a quienes me llaman "De" Marco)
Volver arriba
Goliardo
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Nov 2000
Mensajes: 1270
Ubicación: Capital Federal (Argentina)

MensajePublicado: Lun Dic 11, 2000 16:55    Asunto: Vacío Responder citando

Sea entonces "Las REGLAS que Di Marco nos DIMARCA"

Iván, juro que no entendí nada de lo que dijiste, me mataste con la elipsis y con el hiperbolismo.

En la página de presentación del taller hay cinco puntos interesantes que me gustaría agregar a este taller.
Uno hablaba de la "desesperación" por escribir del escritor...Tengo ciertos problemas para dominar a ese animal salvaje y me cuesta resumir, recortar el tema o eje alrededor del que va a girar una historia, se me infiltran elementos que no vienen al caso, no se lo puede decir todo, todo aquello que compele por surgir y me desvía o en caso contrario, no me satisface cuando logro resumirlo.

Otra cosa, DI MARCO, te he enviado el cuento de Ser Humano ("Elena con H") y el mio ("Terminal") al e-mail del taller ¿fueron recibidos?
¿Habrá devolución?

Bien, lo de la elipsis y la incongruencia semántica eran cosas simples que saltaban a la vista...pero a veces las palabras suenan tan lindas que uno espera ver brotar de ellas ricas sutilezas que no venían al caso.

Goliardo
(¿Cuándo es el "verdadero" taller?
Volver arriba
Caronte35
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 08 Feb 2000
Mensajes: 1574
Ubicación: La Estigia y el rio Aqueronte tambien.

MensajePublicado: Lun Dic 11, 2000 18:53    Asunto: Vacío Responder citando

Tiene razon Di Marco: No son puntos, sino puentes. Ni reglas, sino regias pautas para el alfarero de cuentos.

Es decir, son puntos; pero puntos pintos y no putos a decir del mexicano. O puentes, potentes puentes por sobre los que tiene que pasar el aspirante a alfarero de cuentos para alcanzar la otra orilla, la del cuento...

Pues a cruzar y... a no quemar nunca un puente!

Listo,

Caronte!


Volver arriba
Goliardo
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 23 Nov 2000
Mensajes: 1270
Ubicación: Capital Federal (Argentina)

MensajePublicado: Lun Dic 11, 2000 20:40    Asunto: Vacío Responder citando

Estos son los "cinco puntos de partida" a los que me refería, que están en la página de presentación del taller.

1)Para hacerle frente a estos tiempos, nada mejor que darse el lujo de crear.

2)Sólo escribiendo se aprende a escribir.
Escribiendo y corrigiendo, hasta que lo escrito nos represente.

3)Quienes rinden culto a la espontaneidad, sin ir más allá de lo que les salga, no irán más allá de lo que les salga.

4)Jamás se deberá intentar escribir de acuerdo con recetas o moldes prefijados. Tal cosa no existe, no tiene nada que ver con la verdadera creación.

5)El acercamiento a la literatura significa un desgarrante acto de felicidad. Si un hombre necesita crear (por desesperación, no por dinero o fama) y logra dominar su estilo para dar forma a sus sueños más escondidos, será un artista singular, único, irrepetible.

Marcelo di Marco

Me importa mas que nada el último punto, dado que es el único en el cual me veo contra una fuerza bruta a la que oponerse, y que, o uno la domina, o ella se impone.

¿Que te parece Iván, ya que estamos solos aquí, en tu caso quien domina a quien?

¿Acaso el goce de la escritura a caballo de la pasión no llega a superponerse al otro placer de obtener grandes resultados compartibles?

Sería como elegir entre la masturbación y la paternidad...

Goliardo
Volver arriba
Marcelo di Marco
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 16 Nov 2000
Mensajes: 12588
Ubicación: Buenos Aires, Argentina

MensajePublicado: Lun Dic 11, 2000 21:50    Asunto: Vacío Responder citando

Querido Goliardo: leeré los cuentos de Ser Humano y tuyos, dalo por hecho. Sólo que necesito un respiro. El taller está pronto a salir (tenemos que solucionar algunos temas para dar un mejor servicio). Gracias por tu preocupación y buen humor. Me encantó lo de Iván el Pontifice (por lo de "puente", ¿vio?). Sendos abrazos virtuales para ambos,

mdm
Volver arriba
Caronte35
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 08 Feb 2000
Mensajes: 1574
Ubicación: La Estigia y el rio Aqueronte tambien.

MensajePublicado: Mar Dic 12, 2000 15:21    Asunto: Vacío Responder citando

Goliardo: Ya veo. Eres inclinado a lo teorico. Te encanta la formula, la ecuacion pura, el logaritmo perfecto!

Pero no Di Marco, quien demarca, si; y mucho. Sin embargo, miralo: Nada de cotos -ni cotas- al cuento!

Aunque hay principios, si. Llamese decalogo, llamese puntos, llamese reglas, llamese puente, es evidente que el cuento cae tambien dentro de lo enmarcable. Si no, como diferenciarlo de una novela, una poesia o un relato testimonial!

Eso si: Creo que de Di Marco lo que trata es de... desenmarcar la rigidez! O sea, digamos se trata de cierto "efecto elastico", o "resorte", o "plastilina o como lo querramos llamar. El quid? Evitar la rigidez y el formulismo es lo que me da por pensar cuando interpreto a Di Marco!

Porque en el cuento, parece como que sucede lo mismo que la Quimica, donde 3 + 3 puede ser igual uno; e incluso, a cero, la nulidad que inventaron los arabes a pesar de su inolvidable millar de noches arabes... -Oh, que bien me quedo esto: Inolvidable millar de noches arabes! Voy a ver si lo meto en cuento.

O sea, Goliardo: Nada de Alquimia con el cuento. Del plomo es imposible enriquecerse, se sabe. Aunque... harto probado esta que de un carbon se puede obtener un diamante a base de paciencia, entusiasmo y talento! -Que es, pienso, lo que nos sobra a nosotros, estos informales talleristas a los que Di Marco va a ensenar el arte de tallar carbones para que devengan diamantes!

Verdad, Di Marco?

Verdad, "tallaristas"?

Minero del carbon,

Caronte!

Volver arriba
Foros
Publicidad


¿Planeando un viaje de vacaciones?
Consulte las tarifas más económicas en nuestra sección de Viajes.
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Foro del Taller - narrativa Todas las horas son GMT - 3 Horas
Ir a página 1, 2  Siguiente
Página 1 de 2