elaleph.com
foros de discusión literaria
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   RegistrarseRegistrarse 
 Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados  Chat Chat    LoginLogin 
 Biblioteca de libros digitalesLibros Digitales   Edicin en demandaPublicar un Libro   Foros PrivadosForos Privados   CelularesCelulares 

Olga Orozco


Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Autores
Autor Mensaje
marianacampos
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 08 Dic 2002
Mensajes: 191
Ubicación: Argentina

MensajePublicado: Lun Ago 30, 2004 10:22    Asunto: Responder citando

Solo acercarles un fragmento de un homenaje a O.O.:

Diana Bellessi no duda para definirla en utilizar la palabra “maestra”. “Es de particular significación para mujeres poetas porque levanta un yo incandescente, un lugar para la subjetividad en donde entran todos. No hay que olvidarse de que en la década del 70 escribió Museo salvaje en donde desmembraba su propio cuerpo de mujer. Se la acusa de hacer versos de larguísimo aliento, de exceso de retórica pero si uno mira fijo, no hay en su obra ningún adjetivo de más. Por otra parte era una mujer de una enorme generosidad, que nunca se quedó pegada al personaje ni dejó de tomarse el trabajo de redactar cartas de recomendación, de abrir con curiosidad a cualquiera que golpeara su puerta. Yo la recuerdo, por ejemplo, durante un congreso de poesía, en un sótano adonde podía cortarse el humo, sentadita en un cajón de manzanas, con una cerveza en la mano, escuchando a los poetas jóvenes. Por eso digo ‘La maestra se fue a toda orquesta’, sobre todo en su escritura que es lo que importa. Un gran poeta es aquel que insiste en una dirección pero que también sabe desviarse y eso es lo que ella hizo en su último libro Con esta boca en este mundo, lograr una intensidad y una desnudez que eran un desvío de sus propias vías.”
Volver arriba
Exidor
Miembro Decano
Miembro Decano


Registrado: 26 Nov 1999
Mensajes: 14777

MensajePublicado: Vie Oct 08, 2004 17:11    Asunto: Responder citando

Esa Es Tu Pena

Esa es tu pena.
Tiene la forma de un cristal de nieve que no podría existir si no existieras
y el perfume del viento que acarició el plumaje de los amaneceres que no vuelven.
Colócala a la altura de tus ojos
y mira cómo irradia con un fulgor azul de fondo de leyenda,
o rojizo, como vitral de insomnio ensangrentado por el adiós de los amantes,
o dorado, semejante a un letárgico brebaje que sorbieron los ángeles.
Si observas al trasluz verás pasar el mundo rodando en una lágrima.
Al respirar exhala la preciosa nostalgia que te envuelve,
un vaho entretejido de perdón y lamentos que te convierte en reina del reverso del cielo.
Cuando la soplas crece como si devorara la íntima sustancia de una llama
y se retrae como ciertas flores si las roza cualquier sombra extranjera.
No la dejes caer ni la sometas al hambre ni al veneno;
sólo conseguirías la multiplicación, un erial, la bastarda maleza en vez de olvido.
Porque tu pena es única, indeleble y tiñe de imposible cuanto miras.
No hallarás otra igual, aunque te internes bajo un sol cruel entre columnas rotas,
aunque te asuma el mármol a las puertas de un nuevo paraíso prometido.
No permitas entonces que a solas la disuelva la costumbre,
no la gastes con nadie.
Apriétala contra tu corazón igual que a una reliquia salvada del naufragio,
sepúltala en tu pecho hasta el final,
hasta la empuñadura.
Volver arriba
pluma-y-espada
Miembro Senior
Miembro Senior


Registrado: 06 Ago 2004
Mensajes: 1233

MensajePublicado: Vie Oct 08, 2004 18:29    Asunto: Re: Olga Orozco Responder citando

Exidor escribió:
Amigos , les dejo un poema de la gran Olga Orozco para que su presencia en el Foro nos inspire. Si alguien tiene informacion de ella para comparir bienvenido/a sea.

Para Hacer Un Talismán


Se necesita sólo tu corazón
hecho a la viva imagen de tu demonio
o de tu dios.
Un corazón apenas, como un crisol
de brasas para la idolatría.
Nada más que un indefenso corazón
enamorado.
Déjalo a la intemperie,
donde la hierba aúlle sus endechas
de nodriza loca
y no pueda dormir,
donde el viento y la lluvia dejen caer
su látigo en un golpe de azul escalofrío
sin convertirlo en mármol y sin partirlo
en dos,
donde la oscuridad abra sus madrigueras
a todas las jaurías
y no logre olvidar.
Arrójalo después desde lo alto de su amor
al hervidero de la bruma.
Ponlo luego a secar en el sordo regazo
de la piedra,
y escarba, escarba en él con una aguja fría
hasta arrancar el último grano
de esperanza.
Deja que lo sofoquen las fiebres
y la ortiga,
que lo sacuda el trote ritual
de la alimaña,
que lo envuelva la injuria hecha
con los jirones de sus antiguas glorias.
Y cuando un día un año lo aprisione
con la garra de un siglo,
antes que sea tarde, antes que se convierta
en momia deslumbrante,
abre de par en par y una por una todas
sus heridas: que las exhiba al sol
de la piedad,
lo mismo que el mendigo, que plaña su
delirio en el desierto,
hasta que sólo el eco de un nombre
crezca en él con la furia del hambre;
un incesante golpe de cuchara contra
el plato vacío.
Si sobrevive aún,
si ha llegado hasta aquí hecho a la viva
imagen de tu demonio o de tu dios,
he ahí un talismán más inflexible
que la ley,
más fuerte que las armas y el mal
del enemigo.
Guárdalo en la vigilia de tu pecho
igual que a un centinela.
Pero vela con él.
Puede crecer en ti como la mordedura
de la lepra,
puede ser tu verdugo.
¡El inocente monstruo, el insaciable
comensal de tu muerte!


Olga Orozco

(de “Los Juegos Peligrosos”, 1962)


Lo he leído sin profundizarlo mucho pero me ha parecido agradable por partes en las que he captado algunos sentidos, muy simpático el poema.
Saludos.
Volver arriba
Milagros25
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 21 Sep 2002
Mensajes: 719
Ubicación: Argentina

MensajePublicado: Sab Oct 09, 2004 12:20    Asunto: Responder citando

AQUÍ ESTÁN TUS RECUERDOS...


Aquí están tus recuerdos:
este leve polvillo de violetas
cayendo inútilmente sobre las olvidadas fechas;
tu nombre,
el persistente nombre que abandonó tu mano entre las piedras;
el árbol familiar, su rumor siempre verde contra el vidrio;
mi infancia, tan cercana,
en el mismo jardín donde la hierba canta todavía
y donde tantas veces tu cabeza reposaba de pronto junto a mí,
entre los matorrales de la sombra.

Todo siempre es igual.
Cuando otra vez llamamos como ahora en el lejano muro:
todo siempre es igual.
Aquí están tus dominios, pálido adolescente:
la húmeda llanura para tus pies furtivos,
la aspereza del cardo, la recordada escarcha del amanecer,
las antiguas leyendas,
la tierra en que nacimos con idéntica niebla sobre el llanto.

-¿Recuerdas la nevada? ¡Hace ya tanto tiempo!
¡Cómo han crecido desde entonces tus cabellos!
Sin embargo, llevas aún sus efímeras flores sobre el pecho
y tu frente se inclina bajo ese mismo cielo
tan deslumbrante y claro.

¿Por qué habrás de volver acompañado, como un dios a su mundo,
por algún paisaje que he querido?
¿Recuerdas todavía la nevada?

¡Qué sola estará hoy, detrás de las inútiles paredes,
tu morada de hierros y de flores!
Abandonada, su juventud que tiene la forma de tu cuerpo,
extrañará ahora tus silencios demasiado obstinados,
tu piel, tan desolada como un país al que sólo visitaran
cenicientos pétalos
después de haber mirado pasar, ¡tanto tiempo!,
la paciencia inacabable de la hormiga entre sus solitarias ruinas.

Espera, espera, corazón mío:
no es el semblante frío de la temida nieve ni el del sueño reciente.
Otra vez, otra vez, corazón mío:
el roce inconfundible de la arena en la verja,
el grito de la abuela,
la misma soledad, la no mentida,
y este largo destino de mirarse las manos hasta envejecer.


Olga Orozco
Volver arriba
Milagros25
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 21 Sep 2002
Mensajes: 719
Ubicación: Argentina

MensajePublicado: Sab Oct 09, 2004 12:22    Asunto: Responder citando

Olga Orozco es una de mis poetas favoritas. Creo que tiene un dominio magistral del lenguaje y de las metáforas. Fue amiga íntima de la Pizarnik. Tengo un archivo con bastantes poemas de su autoría, si a alguien le interesa se lo puedo enviar por e-mail.
Volver arriba
Exidor
Miembro Decano
Miembro Decano


Registrado: 26 Nov 1999
Mensajes: 14777

MensajePublicado: Sab Oct 09, 2004 18:57    Asunto: Responder citando

Por supuesto que me interesa Milagros! Mi mail esta al pie del mensaje. Saludos!
Volver arriba
marianacampos
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 08 Dic 2002
Mensajes: 191
Ubicación: Argentina

MensajePublicado: Dom Oct 10, 2004 20:13    Asunto: Responder citando

También a mí me interesa. ¡Por favor!
Volver arriba
Milagros25
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 21 Sep 2002
Mensajes: 719
Ubicación: Argentina

MensajePublicado: Lun Oct 11, 2004 10:40    Asunto: Responder citando

Mariana, ¿cúal es tu e-mail? Así te hago llegar el archivo.
Un abrazo,
Milagros
Volver arriba
Al - Borak
Miembro Semi-Senior
Miembro Semi-Senior


Registrado: 28 Oct 2003
Mensajes: 666
Ubicación: Ciudad - Real (España)

MensajePublicado: Dom Oct 24, 2004 15:31    Asunto: Responder citando

"Azar" y "destino"
Son palabras que llevo siempre conmigo como herencia de ese encuentro. Mi poesía las alude repetidamente. Orozco es el apellido de mi madre, el de mi padre es Gugliota. Mi padre había llegado de Europa y dejaba el Mediterráneo a sus espaldas. Mi madre salió a su encuentro en una volanta que venía desde San Luis. Yo tengo una piedra de cada uno de esos lugares y les siento una vibración particular. A menudo escribo alternadamente con una u otra piedra. Creo que en nuestras vidas el azar es permanente y que el destino se nos abre en forma de abanico porque vale tanto en la vida lo que uno hizo como lo que dejó de hacer

DETRÁS DE AQUELLA PUERTA

En algún lugar del gran muro inconcluso está la puerta,
aquella que no abriste
y que arroja su sombra de guardiana implacable en el revés de todo tu destino.
Es tan sólo una puerta clausurada en nombre del azar,
pero tiene el color de la inclemencia
y semeja una lápida donde se inscribe a cada paso lo imposible.
Acaso ahora cruja con una melodía incomparable contra el oído de tu ayer,
acaso resplandezca como un ídolo de oro bruñido por las cenizas del adiós,
acaso cada noche esté a punto de abrirse en la pared final del mismo sueño
y midas su poder contra tus ligaduras como un desdichado Ulises.
Es tan sólo un engaño,
una fabulación del viento entre los intersticios de una historia baldía,
refracciones falaces que surgen del olvido cuando lo roza la nostalgia.
Esa puerta no se abre hacia ningún retorno;
no guarda ningún molde intacto bajo el pálido rayo de la ausencia.
No regreses entonces como quien al final de un viaje erróneo
-cada etapa un espejo equivocado que te sustrajo el mundo-
descubriera el lugar donde perdió la llave y trocó por un nombre confuso la consigna
¿Acaso cada paso que diste no cambió, como en un ajedrez,
la relación secreta de las piezas que trazaron el mapa de toda la partida?
No te acerques entonces con tu ofrenda de tierras arrasadas,
con tu cofre de brasas convertidas en piedras de expiación;
no transformes tus otros precarios paraísos en páramos y exilios,
porque también, también serán un día el muro y la añoranza.
Esa puerta es sentencia de plomo; no es pregunta.
Si consigues pasar,
encontrarás detrás, una tras otra, las puertas que elegiste.

Volver arriba
Exidor
Miembro Decano
Miembro Decano


Registrado: 26 Nov 1999
Mensajes: 14777

MensajePublicado: Vie Nov 26, 2004 18:51    Asunto: Responder citando

Otro regalito de Dianna:



LEJOS, DE CORAZÓN A CORAZÓN...

Lejos,
de corazón en corazón,
más allá de la copa de niebla que me aspira desde el fondo del vértigo,
siento el redoble con que me convocan a la tierra de nadie.
(¿Quién se levanta en mí?
¿Quién se alza del sitial de su agonía, de su estera de zarzas,
y camina con la memoria de mi pie?)
Dejo mi cuerpo a solas igual que una armadura de
intemperie hacia adentro
y depongo mi nombre como un arma que solamente hiere.
¿(Dónde salgo a mi encuentro con el arrobamiento de la luna contra el cristal de todos los albergues?)
Abro con otras manos la entrada del sendero que no sé adónde da
y avanzo con la noche de los desconocidos.

(¿Dónde llevaba el día mi señal, pálida en su aislamiento,
la huella de una insignia que mi pobre victoria arrebataba al tiempo?)

Miro desde otros ojos esta pared de brumas
en donde cada uno ha marcado con sangre el jeroglífico de su soledad,
y suelta sus amarras y se va en un adiós de velero fantasma
hacia el naufragio.
(¿No había en otra parte, lejos, en otro tiempo, una tierra extranjera,
una raza de todos menos uno, que se llamó la raza de los otros,
un lenguaje de ciegos que ascendía en zumbidos y en
burbujas hasta la sorda noche?)
Desde adentro de todos no hay más que una morada bajo un friso de máscaras;
desde adentro de todos hay una sola efigie que fue inscripta en el revés del alma;
desde adentro de todos cada historia sucede en todas partes:
no hay muerte que no mate, no hay nacimiento ajeno ni amor deshabitado.
(¿No éramos el rehén de una caída, una lluvia de piedras
desprendida del cielo,
un reguero de insectos tratando de cruzar la hoguera del castigo?)
Cualquier hombre es la versión en sombras de un Gran Rey herido en su costado.
Despierto en cada sueño con el sueño con que Alguien sueña el mundo.
Es víspera de Dios. Está uniendo en nosotros sus pedazos.

Olga Orozco
Volver arriba
Foros
Publicidad


Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Autores Todas las horas son GMT - 3 Horas
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente
Página 4 de 9